Feb 082016
 

IMG_4820La primera ley del periodismo dice que cuando una compañía está contenta con lo que has escrito es que hay algo que no estás haciendo bien. Por eso cuando ves miradas y cosas raras o directamente te caen las hostias, en el fondo sonríes con cierto orgullo. Al menos alguien lo lee y escuece.

Algunos tirones de orejas llegan con esa confianza que dan los años revoloteando por aquí. Y los aceptas con cariño, y todo. Jiji-jaja, pero eres un cabrón y tal. Otros no dicen nada, pero tú –que empiezas a ser perro viejo- lo notas. Y, en cierto modo, es hasta comprensible.

Es verdad que tendemos a tomarnos demasiado en serio, pero también que es más fácil hacer chistes con las cámaras ajenas cuando no eres tú el que tiene que venderlas y hacer que las cuentas cuadren a fin de año para que todo siga funcionando más o menos.

Toda esta apasionante introducción es algo así como la antesala a uno de esos contados momentos de humor que de vez en cuando –muy de vez en cuando- las compañías se permiten. El sarcasmo y los chistes no son el fuerte de las compañías niponas, por decirlo fínamente.

Por eso cuando durante la presentación de la Fujifilm X-Pro2 hace unas semanas la compañía expuso el argumento definitivo para dejar atrás las réflex y apostar por las cámaras sin espejo hubo más de una cara de sorpresa.

El kilo de peso que te ahorras con una de estas cámaras te deja espacio en la mochila para llevar un par de latas más de cerveza. Y de las de medio litro, rollo vicioso. Una gracieta inocente pero que provocó más de una mirada de incredulidad entre los representante occidentales de Fujifilm al ver a uno de los jefazos lanzarse al escenario en plan Chiquito. “Y llega ese fistro de cámara sin espejos…” y todo aquello.

Continue reading »

Feb 052016
 

Igual definir la Olympus Pen-F como la cámara de la que todo el mundo habla es pasarse. Pensándolo bien, desde hace una semana hay demasiada gente haciendo la pelota a un modelo que es realmente bonito y tiene unas prestaciones interesantes, pero que no lo va a tener nada fácil en el mercado.

Lo que hay que reconocer es que Olympus supo presentarla de una forma diferente, y eso siempre se agradece. Por allí estuvimos, claro, y como no se trataba sólo de comer canapés y saludar a los amigos, también grabamos un vídeo.

Feb 032016
 

Nikon-Photoshop

Que levante la mano al que nunca le hayan colado una foto con una buena dosis de Photoshop. “Pasa hasta en los World Press Photo”, es la mejor excusa para estos casos y, la verdad, funciona casi siempre. El problema es cuando eres Nikon y tu pequeño despiste a la hora de premiar una foto trucada acaba convirtiéndose en el tema de de moda de la semana.

¿Pero los medios no tienen cosas más interesantes de las que escribir? Buena pregunta, pero la respuesta parece evidente. Incluso alguno se ha venido arriba y ha descrito la instantánea de ahí arriba como “la foto que ha dejado en evidencia a Nikon”. Nada menos. Un escándalo, oigan.

Es verdad que el pegote del avión canta bastante, pero tampoco estaría de más practicar eso que se presupone en el periodismo pero que cada vez aplicamos menos: contextualizar. ¡Una foto trucada gana un concurso! Correcto, pero era un certamen muy de andar por casa y el premio una maleta para transportar las cámaras. Vaya, que no era el Pulitzer.

Por suerte todo ha acabado bien. El autor se ha disculpado tras asegurar que no pretendía engañar a nadie: el avión estaba colocado en plan chapucero y con una aplicación del móvil, ni siquiera Photoshop. Si hubiera querido que pasara desapercibido no lo habría hecho así, ha apuntado. Y suena bastante creíble, aunque a última hora alguien ha descubierto que su foto no sólo estaba montada, sino que tampoco era muy original.

Nikon, por su parte, también ha entonado el mea culpa y el no-volverá-a-pasar tras explicar que en realidad el concurso iba de premiar la creatividad y la imaginación, y que de eso había bastante en la foto trucada.

En todo caso y más allá del cabreo de algunos -siempre hay gente muy dada a indignarse con los concursos y las fotos ajenas- lo mejor del asunto ha sido sin duda el cachondeo desatado alrededor de la foto. Hay decenas de versiones circulando por ahí pero nos quedamos con esta versión a lo Star Wars. Sin duda el autor se merece al menos otra de esas maletas de Nikon.

Feb 012016
 

Rubius-Maruja

¿Quién quiere ser periodista? Sólo un par de tímidas manos se levantan, y no parecen muy animados cuando les aseguramos que para dedicarse a esto sólo hay que asumir que siempre serás pobre y hay que leer y escribir mucho.

Estamos en la biblioteca de un colegio público de Sant Cugat (Barcelona) delante de unos 40 chavales de 14 y 15 años que como proyecto final de curso tienen que elaborar una revista digital. Así que confiados y enredados por las fuerzas del mal, Laura Conde –periodista gastronómica- y un servidor se plantan allí para animar a la muchachada y contarles cómo es eso de vivir a base de darle al teclado.

Los dos hemos dado clases y charlas antes, y además somos gente maja y enrollada con aventuritas varias para contar. ¿Qué puede salir mal? Básicamente que los muchachos en cuestión ahora quieren ser Youtubers o Instagramers. Nosotros somos un par de dinosaurios contándoles allí cosas raras de señores mayores. Fin.

Dejando a un lado lo difícil que resulta que con esa edad te hagan caso más de 10 segundos seguidos –abrazo fuerte a esos listos que suelen menospreciar la tarea de los profesores- seguimos con nuestra encuesta rápida a pie de aula. ¿Quién quiere ser Youtuber? Se levantan muchas más manos que cuando preguntamos por el futuro. ¿Cuántos tenéis Twitter o Facebook? Algunos. ¿Instagram? Muchos más.

Subimos la apuesta, sin ver venir la tragedia. ¿Cuántos conocéis a El Rubius? Murmullo generalizado y risas… El 95% aproximadamente. ¿Y a Maruja Torres?, pregunto yo. Miradas del tipo “pero qué me estás contando”. Laura prueba suerte. ¿Manuel Vázquez Montalbán? Mas miradas de esas que nos hacen sentir como neandertales en Silicon Valley.

Continue reading »

Jan 272016
 

“Tenemos la obligación como seres humanos de acoger a esta gente. Si no lo hacemos, morimos como sociedad y como personas”, apuntaba el fotógrafo Sergi Cámara a propósito de su trabajo sobre los refugiados que cada día llegan a la isla griega de Lesbos.

con_texto_camara_600

© Sergi Cámara

Hay quienes recelan de los fotógrafos dispuestos a cambiar el mundo y tal vez prefieran los retratos millonarios de patatas o los discursos posfotográficos. Pero para los que creemos que la fotografía solo tiene sentido cuando cuenta una historia, proyectos cómo este y el discurso que hay detrás son los que dan sentido a todo este mundillo.

Pero ocurre a veces que estamos tan ocupados con los JPEG, los megapíxeles, el ruido y los rumores sobre la próxima cámara que no podremos comprarnos, que parece que se nos olvida que todos esos carísimos trastos sirven para –oh, sorpresa- hacer fotos.

Igual por eso nos sorprende tanto que un reportero que está a pie de actualidad se vaya con una sencilla compacta a trabajar. Y que tenga el valor de usar uno de esos filtros que llevan todas las cámaras y que los profesionales de verdad –ya saben, los que trabajan siempre en manual, miden la luz a ojo y desayunan café con Kodachrome- jamás utilizarían.

Continue reading »

Jan 252016
 

IMG_4850

Que Japón es algo así como un universo paralelo repleto de cosas que a nosotros nos parecen entre exóticas y extrañas no es ninguna noticia. Así que encontrarse con una cámara instantánea con forma de Hello Kitty es posiblemente lo menos raro que te puede pasar en un día normal paseando por Tokio.

De hecho es un modelo que Fujifilm también comercializa por aquí y que puede encontrarse en muchos escaparates del país, así que no vale escandalizarse al ver esta versión rosa y con orejas entre auténticas joyas históricas en las oficinas centrales de  la compañía en Tokio.

Por allí estuvimos de visita la semana pasada, probando la nueva X-Pro2. Una cámara que hasta ahora ha cosechado bastantes buenas críticas y alguna que otra bofetada por su precio de unos 1800 euros. ¿Cara? La verdad es que después de ver cómo se fabrica yo no me atrevería a decir tal cosa, por mucho que piquen esos casi 2000 euros por el cuerpo.

En todo caso, las quejas sobre el precio no son una exclusiva de este modelo. Pesados o exigentes, la verdad es que nos gusta protestar. Que si es cara, que si el JPEG es un churro, que si a 100.000 ISO me molesta el ruido cromático en las sombras, que si se me cae el espejo…

Vale que algunas veces las compañías pecan de chapuceras y que hay precios que escandalizarían incluso a los de la Gürtel, pero hay que reconocer que, en líneas generales, el aficionado a la fotografía es un cliente bastante poco recomendable. No hablo de esa enfermiza relación amor-odio que algunos establecen con la marca, sino del vil metal. Somos, por así decirlo,  poco rentables y bastante cansinos.

Continue reading »

Jan 202016
 

fuji_x_fabrica_980
Visitar un centro de producción de cámaras fotográficas es toda una ceremonia con sus propios ritos. Que suelen quedar muy lejos de casa –habíamos estado antes ya por Japón y Shanghái- se da por hecho. Que todo está perfectamente ordenado y programado al milímetro, también, teniendo en cuenta que hablamos de compañías japonesas en las que la improvisación es un concepto con no muy buena fama.

Y hasta ahora el “fotos no” era también parte del ritual. Prensa visitando una fábrica de cámaras… y nada de fotos. Sí, suena extraño, pero es de sobra conocido el secretismo que suele envolver este mundo, por mucho que las filtraciones y los rumores estén a la orden del día. El caso es que Fujifilm parece haberse soltado la melena por su quinto cumpleaños, y en la reciente visita organizada a su factoría de Taiwa –esta vez ha vuelto a tocar Japón- sí pudimos hacer fotos de cada una de las partes del proceso de montaje de algunas cámaras y ópticas de este sistema.

Seguir leyendo en Quesabesde

Jan 182016
 

DSCF0371

Igual es cosa de la ciudad o de estrenar cámara, pero el caso es que el primer paseo con la nueva Fujifim X-Pro2 por Tokio ha sido de esos en los que vuelves al hotel con un par de fotos decentes en la tarjeta de memoria. Algo que no, no pasa todos los días. La compañía había prometido una cámara pensada para del reportaje y parece que por ahí apuntan los tiros. Acompañada con algunas de las ópticas fijas Fujinon, el conjunto es de esos que sientan bien entre las manos, que todo donde los dedos esperan encontrarlo y con los que salir a pasear y descubrir una ciudad nueva es una maravilla

En realidad nada nuevo respecto a la X-Pro1, pero sí una actualización que ya tocaba para mantener viva esta línea más clásica dentro del sistema X. Un clasicismo que queda claro sobre todo con ese visor híbrido que finalmente ha aguantado en su sitio.

DSCF0029

DSCF0332

¿Útil? Seguro que sí para muchos usuarios, pero mentiríamos si, por aquello del postureo fotográfico, dijéramos que lo hemos usado continuamente. No es que el visor electrónico haya mejorado y esté realmente bien -sigue sin ser el mejor, eso es verdad- es que con el 16 mm con el que hemos trabajado gran parte del tiempo, el visor directo tiene una utilidad cuestionable porque gran parte de la escena queda tapada.

Continue reading »

Jan 132016
 

Air Canada Rouge
Aunque en redes sociales siempre da la sensación de que todos nos pasamos el día viajando y que en el aeropuerto nos conocen por nuestro nombre, en realidad no es para tanto. Se viaja lo que se puede o lo que toca por trabajo. A veces es un viaje de prensa o blogtrip de esos que dicen ahora en el que los reporterillos vamos invitados a un evento o un destino. Otras la cuenta corre por cuenta propia.

En ambos casos y aunque la leyenda asegura que hay prensa (o la hubo) que viajaba a todo tren y en business, aquellos tiempos pasaron. Al menos para nosotros, se entiende. Se vuela en lo más barato posible y para llegar a donde haya que ir, punto. Lo de disfrutar la experiencia del viaje lo dejamos para los titulares de las revistas life style, que por lo visto vive bastante mejor. Pero no hemos venido aquí a llorar. Bueno sí, que para eso están los blogs.

El caso es que en estos años me ha tocado coger unos cuantos vuelos y padecer desde la infame comida general a los asientos para gnomos de Vueling en los que conseguir trabajar con un portátil requiere un master de contorsionismo de el Cirque du Soleil.

Nada nuevo en esa práctica tan extendida de -salvo benditas excepciones- maltratar al viajero recordándole que si viaje en turista no merece más. Por cierto, la de cosas buenas que había oído de Qatar Airways y lo normalita que es la clase turista.

Nada nuevo, decíamos, hasta que toca subirse a un vuelo de Air Canada Rouge, algo así como la marca B de Air Canada y pensada para volar a destinos turísticos. Entre ellos, Barcelona. ¿Dónde demonios está la pantalla?, preguntas al enfrentarte al peor terror de un vuelo de 9 horas seguido de otro de 5: frente a ti no hay ni monitor táctil, ni monitor viejuno ni nada. Cero. Un respaldo gris, acolchado y con pinta de llevar demasiados años ahí.

Empiezas a respirar cuando localizas en el asiento un conector de carga USB -sólo en los asientos de turista plus o algo así- y un enchufe escondido por allí abajo, y te explican que disponen de una red Wi-Fi interna (no Internet, amigos) a la que puedes conectarte para ver películas y demás contenidos desde tu iPad.

No es mala idea, la verdad. Rentable para ellos, sin duda, pero teniendo en cuenta que la pantalla de cualquier iPad es más grande y mejor que la de la mayoría de aviones… Pero, un momento, ¿y si no tienes iPad o tablet? ¿Es obligatorio en Canadá?

Continue reading »

Jan 112016
 

ces_2016_3

Carteles de Polaroid en la entrada, bolsas de Nikon en manos de todos los asistentes y una Kodak convertida en uno de los productos más comentados. Si cerramos plano y no miramos el calendario, podría dar la sensación de que hemos vuelto a 2006 y esto es la PMA. ¿Alguien se acuerda de aquella feria fotográfica de cuando usábamos cámaras y no el móvil?

Pero da igual, porque es 2016. Y si abrimos un poco más el angular descubriremos que esto está lleno de drones, de coches conectados que sueñan con no necesitar conductor y de la constatación de que empezamos a ser los abuelos cebolleta de la sala de prensa. Yo estuve en el hotel Sahara antes de que lo cerrarán, y tal. Claro, claro, me responden los youtubers. Tómate la pastillita, anda.

No hace falta ninguna excusa para volver a Las Vegas, pero sin duda este ha sido un buen año para pasarse por el CES. La fotografía ya no es lo que era, pero la imagen ha sido una de las protagonistas de esta edición. Y no solo porque Nikon ha venido dispuesta a dar mucha guerra con sus nuevas D5 y D500 y a demostrar a todos esos jovenzuelos que todavía saben moverse en una feria como esta y que, si se ponen tontos, no hay móvil que resista un buen golpe con la D5.

¿Acaso los drones no son una nueva generación de cámaras a las que les han salido hélices?, reflexionamos mientras pasamos por el estand de DJI y no podemos evitar el escalofrío al pensar que el 10% de Hasselblad ya es de ellos. Los hay para todos los gustos y presupuestos, incluso uno de forma redondeada y acolchada que promete ser el más seguro del mundo y –suponemos- no dar sustos a esquiadores. Pero sin duda nuestro favorito es ese que parece concebido en el mismísimo centro de Bilbao. Nada de llevar una cámara o paquetes de Amazon: el drone Ehang 184 lleva directamente a una persona.

Seguir leyendo en Quesabesde

Jan 072016
 

DSC_0053

Los de Bilbao somos difíciles de impresionar. Así que nuestra reacción es la misma ante ese Phase One de 100 megapíxeles que ante la nueva Nikon D5 y sus estratosféricos 3.280.000 ISO: ¿sólo? Todo nos sabe a poco porque, como es de sobra sabido, en la capital del mundo las cámaras tienen resolución y sensibilidad infinita. Cual ego de una bloguera de moda, aproximadamente.

El caso es que ayer tuvimos la oportunidad de jugar con una de las primeras Nikon D5 que andan por Las Vegas, donde acaba de ser anunciada esta réflex. Sus datos son realmente espectaculares y hemos vivido en directo las dudas y sudores fríos de alguien que se paso de las réflex a las sin espejo y ayer ponía caritas al escuchar el elegante sonido del espejo en cada disparo y ver cómo enfocaba la cámara: clac-clac-clac-clac.

Evidentemente la D5 no es esa cámara que uno pida para su cumpleaños o que incluya en la lista de caprichos con los que soñar. Es una cámara para trabajar o, como aseguraban desde Nikon, desarrollada hasta el último detalle para aquellos que no pueden perder una foto ni –esto ya es traducción libre de su discurso- hacer experimentos con gaseosa con nuevas cámaras, sistemas o tecnologías. Tienes que enviar la foto y necesitas esa foto, punto. El resto son detalles más o menos importantes, pero en cualquier caso secundarios.

Continue reading »

Jan 042016
 

pronosticos_2014_980_4

¿Alguien se acuerda de cuando la primera semana de enero las compañías presentaban más de un centenar de nuevas compactas? Nosotros sí (entre la nostalgia de aquellos tiempos que no volverán y los escalofríos por el bostezo infinito que provocaban aquellos modelos clónicos y sin demasiado interés). El mercado ha cambiado, la lista de novedades se ha moderado y lo mejor del asunto es que hay menos morralla y más producto interesante. Así que nuestra tradicional bola de cristal de adivinos de pacotilla esta vez viene cargada de nombres de esos que se escriben en negrita. Estas serán las cámaras que veremos los próximos doce meses. O no, que esto es solo una quiniela.

Nikon D5. Lo mejor es empezar siempre por las apuestas seguras y dejar los faroles para el final. Que habrá Nikon D5 no lo decimos: lo ha dicho la propia firma. Así que el único margen de esta quiniela es ponerle fecha y cifras. Aunque tampoco hay que adivinar demasiado, porque gran parte de lo filtrado tiene pinta de ser bastante real. Así que, si todo sale según los rumores, es posible que este mes de enero veamos la nueva D5 de 20 megapíxeles, con ráfagas espectaculares y un sistema de enfoque de nada menos que 153 puntos.

Fujifilm X-Pro2. En este caso no hay una promesa oficial, pero sí filtraciones suficientemente creíbles como para hablar de una inminente X-Pro2 de Fujifilm. Si lo ha dicho la agencia Magnum, no les llevaremos nosotros la contraria. Llamada a ser el nuevo buque insignia de la compañía y superados aquellos cansinos rumores sobre el salto a formato completo –que por ahora no se producirá-, parece que el diseño tradicional con visor híbrido será la apuesta ganadora. ¿La veremos en enero o habrá que esperar más? Sea cuando sea, está claro que Fujifilm no lo tiene fácil para superar su X-T1.

Pentax K-1. Llevamos tantos años hablando de ella que justo cuando estaba a punto de entrar en el cajón de los rumores imposibles Pentax dio un puñetazo sobre la mesa y prometió una SLR de formato completo. Eso fue hace tiempo, y tras retrasos varios está claro que será en 2016 o nunca. Ya se ha dejado ver en forma de infografía y de prototipo bajo alguna vitrina, así que nos hemos atrevido a bautizarla como K-1. Si sigue la estela de la K-3 II será una gran cámara, aunque ahora solo le queda la parte más difícil: convencer a su público de que no es demasiado tarde.

Canon EOS 5D Mark IV. Si 2015 fue el año de los 50 megapíxeles de Canon, 2016 será el del vídeo 4K. Una de las prestaciones más demandadas por algunos usuarios podría estrenarse al fin en la EOS 5D Mark IV, que según el calendario habitual de renovaciones toca ya para este año. Resolución moderada, velocidad, vídeo… ¿Alguien se enfada si la comparamos con una A7S II pero en formato réflex?

Seguir leyendo en Quesabesde

Dec 312015
 

2015_01

Empezar el año en Jerusalén es una forma bastante exótica, la verdad. Pese al aviso del simpático policía israelí de la frontera (“solo van locos religiosos”, dijo) 2015 comenzó allí, entre el Muro de las Lamentaciones, la explanada de las mezquitas y el Santo Sepulcro. Planazo para un ateo practicante. Menos mal que las fotos y la comida compensan.

Sí, ha sido un año de esos es los que la frontera entre lo que te gusta y en lo que trabajas se borra del todo. Ahora sería el momento de incluir alguna frase de emprendedor entusiasmado con lo suyo y toda esa mierda, pero tampoco es plan. Vivir de escribir, viajar, las cámaras… todo muy bonito para tuitear, pero poco rentable. Y al banco, la verdad, tu apasionante vida en redes sociales y el Klout ese le importan un huevo.

Jerusalen

Pero sí, 2015 ha sido viajero. Tanto que en enero pasado en enero ya andábamos buceando por El Hierro y probando el Xperia Z3. Porque sí, por si alguien no se había dado cuenta, ahora la mayoría de las fotos se hacen con un móvil, Además los amigos de Minube me hicieron un hueco en sus excursiones por la Costa Brava y Almeria. Qué noche la de aquel bingo, oigan.

Y también anduvimos descubriendo el cerrato Palentino. Huesca y su Somontano que ya es como parte de la familia, Madrid a donde siempre hay que volver, las Bardenas, asignatuta fotográfica pendiente por fin puesta al día. Lo que criticamos Instagram y lo bien que nos viene para recordar lo que hemos hecho, ¿verdad?

2015_3

2015_4

Ha sido éste un año muy foodie, que dirían los cursis. No solo hemos probado las mejores cámaras del año y nos los hemos pasado muy bien por el camino, sino que también ha sido el momento de tachar líneas en esa lista de cosas que hay que hacer al menos una vez en la vida. Comer de una vez angulas (las de verdad), beber una copa de Pingus, y amanecer en el Londres de Donosti frente a la Concha, por ejemplo.

Continue reading »

Dec 302015
 

canon_eos_5ds_3-1

No son necesariamente las mejores del año, pero sí las que más han dado que hablar y las que más interés han despertado. Esas cámaras que cuando dentro de un tiempo toque repasar la hemeroteca tendrán un lugar destacado al recordar este 2015 que se acaba. Un año sin grandes revoluciones pero en el que las tendencias ya conocidas siguen su curso: crecimiento de los sistemas sin espejo, desaparición de las compactas más sencillas, afianzamiento los smartphones se afianzan como la cámara del día a día (incluso para los que renegaron de ellos) y las cámaras de acción e instantáneas reivindican su rentabilidad y buena salud pese a representar una menor parte del pastel.

1. Canon EOS 5DS y 5DS R. Un sensor de 50 megapíxeles es un argumento suficientemente potente como para encabezar esta lista con lo más destacado de 2015. Y es que las EOS 5DS y 5DS R se convirtieron en las primeras cámaras con un captor equivalente a 35 milímetros en alcanzar semejante resolución. Más allá del consabido debate sobre su utilidad real y elevado precio, los dos modelos parecen haber animado a Canon a retomar la carrera de la resolución, pues la compañía ya ha prometido una nueva réflex de 120 megapíxeles.

2. Sony A7R II. Sería injusto hablar de las EOS 5DS de Canon sin mencionar rápidamente la que sin duda es su gran competidora y otro de los lanzamientos estelares de este año: la Sony A7R II. Aunque se trata de la segunda generación de la A7R y por tanto no hay mucho margen para las sorpresas, su sensor de 42 megapíxeles unido a prestaciones como el estabilizador integrado, el excelente visor electrónico, un cuerpo compacto, el vídeo 4K y los buenos resultados hacen de ella una cámara de referencia de este 2015.

3. Leica SL. Con el permiso de la Leica Q, si hay una cámara de la firma alemana que merece pasar a la historia este año esa es sin duda la más reciente SL. Y es que el nuevo sistema sin espejo de Leica parece catapultar a la compañía no hacia una modernidad en la que ya estaba presente con otras propuestas, sino a un escaparate profesional con unas prestaciones y unos resultados realmente competitivos. ¿El precio? Estamos hablando de Leica y eso no ha cambiado, pero la R del siglo XXI -como ya nos hemos atrevido a bautizarla– dará mucho que hablar y suspirar en los próximos meses.

4. Fujifilm X-T10. Tras el éxito de la X-T1 estaba cantado que Fujifilm apostaría por acercar ese mismo concepto y diseño a un público más amplio. De eso se ha encargado la X-T10, que con sus líneas clásicas, un precio más ajustado y un enfoque automático mejorado ha conseguido seducir a muchos usuarios interesados en el sistema X de la marca. ¿Cuál será el próximo movimiento? Todos los rumores apuntan a que pronto lo sabremos.

Seguir leyendo en Quesabesde

Dec 282015
 

Gatete2015

Hay dos acontecimientos que marcan el final del año: el apasionante mensaje real y los Gatete Awards. Es verdad que estos prestigiosos galardones -que llegan ahora a su tercera edición- no son los únicos del mercado tecnológico, pero a diferencia de los otros 25 premios que se dedican a hacer la pelota a las compañías, de estos sí te puedes fiar.

Fieles a su lema “si no quieres uno, páganos”, los Gatete Awards 2016 acuden puntuales a su cita, dispuestos a señalar y avergonzar públicamente los peores trastos fotográficos del año y, de paso, seguir haciendo amigos en el sector. “Total para lo que le queda…” señaló –mojito en mano- uno de los responsables de los premios que ha preferido mantener en secreto su identidad y la receta del mojito en cuestión.

Con los inimitables y apuestos Juan Castromil e Iker Morán ejerciendo de jurados secretos -y hablando en tercera persona para creerse más importantes de lo que realmente son- repasemos la lista de premiados en esta edición 2015. Las quejas, sobornos y amenazas a la dirección de siempre.

GATETE 2015: Canon EOS M10

Canon_M10

Lo nuestro con las EOS M es una de esas historias que sólo puede acabar en drama. Lo hemos intentado todo, hemos ido a terapia con la EOS M3 y cuando parecía que todo se arreglaba llega la M10 con sus colorines y su filosofía de siempre a recordarnos que esto es un amor imposible.

¿Cuál es el problema? Muy sencillo: la M10 se presenta con años de retraso y sin aportar nada nuevo a un mercado en el que hay cámaras sin espejo más rápidas, pequeñas, bonitas y baratas que ella. Duro pero real Así que igual ha llegado el momento de sentarse un rato y meditar qué queréis hacer con esas M. Que igual no es por ellas, que igual en por nosotros.

Finalistas al GATETE 2015

Mientas la Canon EOS M10 vestida en plan Chicote recoge su más que merecido galardón, no nos olvidaremos del resto de finalistas que han estado muy cerca de ganarse el GATETE de este año, por precio, por feas o por no haber entendido absolutamente nada. Estas han sido las finalistas en esta edición 2015

Fujifilm XQ2. El mundo de las compactas ha cambiado, aunque parece que algunos todavía no lo han entendido.

Ricoh WG-5 GPS. Que sea resistente no significa que tenga que ser fea. Segundo aviso

Sony RX10 II. De nada sirve una cámara excelente si su precio frente a la competencia es absurdo.

Pero que nadie se vaya todavía porque, como en los premios esos en los que hay estatuillas para todos, aquí tampoco queremos ser menos y nos hemos inventado unas cuantas categorías para que las bofetadas estén muy repartidas.

Continue reading »

Dec 232015
 

p8810360-1

Pasa con cada versión S del iPhone: todo parece idéntico por fuera, pero Apple promete suficientes novedades por dentro como para justificar la actualización. Una promesa encaminada a convencernos –en esta ocasión- de que no hay que saltarse el peldaño entre el iPhone 6 y el futurible iPhone 7.

La buena noticia es que, con el permiso de la pantalla 3D Touch y el procesador, la cámara es la gran protagonista de este iPhone 6s. 12 megapíxeles y vídeo 4K configuran la carta de presentación de un teléfono que vuelve a aspirar a ser nuestra cámara diaria. Y lo que es más difícil: imponerse ante una competencia que en los últimos años ha hecho sus deberes fotográficos.

Lo que ha cambiado

Usando el propio lema de Apple para publicitar esta última generación del iPhone, repasemos qué ha cambiado en su cámara y en sus prestaciones fotográficas.

Normalmente conservadora en cuanto a la cifra de resolución, el salto de 8 a 12 megapíxeles es considerable dentro de la evolución de las cámaras de la compañía. Es verdad que sigue siendo un número modesto frente a la competencia, pero supone un incremento del 50% respecto a la generación anterior.

Si a eso le sumamos que las dimensiones del CMOS se mantienen en 1/3 pulgadas y que por tanto el tamaño de cada fotodiodo habrá tenido que reducirse, 12 millones de puntos nos parece una cifra más que suficiente.

Seguir leyendo en Quesabesde

Dec 212015
 

Kendall Jenner

Mientras tú estás ahí calculadora en mano para ver si la aritmética electoral permite que los malos vuelvan a ganar, echando cuentas por si salen los números y puedes permitirte una cámara nueva estas Navidades o repasando el dinero que te deben por esos posts y esas fotos no cobrados, es posible que Kendall Jenner ya haya ganado con un clic más que tú -y que yo- en toda nuestra puñetera vida.

Igual su nombre no te suena así en frío, pero debería. Porque no sólo es una de las modelos más cotizadas del momento sino que, según un reciente estudio, una de las que más dinero maneja en las redes sociales. Tanto que una foto suya en Instagram o un tuit de esos patrocinados por alguna marca puede llegar a costar nada menos que 300.000 euros.

No es que alguien los esté pagando ya (que igual sí) es una estimación realizada por un tal  Frank Spadafora –que por lo visto pilota muy bien este tema- en un artículo en el que asegura que las tres modelos más activas en las redes sociales (Kendall Jenner, Cara Delevigne, y Gigi Hamid) estarían valoradas en una cifra entre los 125.000 y los 300.000 dólares por foto, tuit o lo que se tercie. La pose de lánguida cabe suponer que va incluida en la tarifa.

En la revista ELLE han sacado la hoz y el martillo y en un ejercicio de marxismo 2.0 han calculado lo que suponen esos 300.000 de las muchachas. Calculado en plan aburrido y salarial resulta que es casi 10 veces el salario medio anual de una chica de su misma edad. Traducido a cosas más terrenales, el precio por foto de estas modelos es algo así como 160 bolsos de Givenchy 400 iPhone 6S. ¿Y para qué quiero yo 160 bolsos y 400 teléfonos? Bien visto, camarada.

Continue reading »

Dec 182015
 

Paris-6x7

Es verdad, llevamos una temporada de un viejunismo fotográfico bastante intenso. El otro día fue el sonido de las cámaras de carrete y hoy nos hemos encontrado con este maravilloso vídeo de París visto a través de una Pentax 67. Será la edad, el año que se acaba o la sobredosis de megapixeles, pero lo cierto es que resulta complicarlo verlo y no soltar aquello de “ya no se hacen cámaras como antes”.

Ni que hubiéramos crecido con una 6×7 de estas bajo el brazo, cierto. El caso es que, casualmente, esta semana hemos estado jugando con una Leica SL. Una cámara carísima que, entre otras virtudes -hablaremos pronto de ella- cuenta con el mejor visor electrónico que hemos visto hasta el momento.

Aun así, con su espectacular resolución, su ocular, su magnificación, su refresco y su todo, está a años luz de la sensación de un visor de cintura como el del vídeo. Pentax todavía está liada con su réflex de formato completo, así que a ojo podemos calcular que faltan unos 10 años para que se plantee una especie de 67 en digital

La buena noticia es que si te acabas de encaprichar de ella, en eBay se venden y no cuestan tanto como igual crees. O, al menos, son mucho más baratas que la Leica SL.

Dec 162015
 

AnselAdams_InstagramMe llama una amiga fotógrafa muy cabreada. Fotógrafa de verdad, me refiero. De las que tiene sus focos, su equipo profesional y sobre todo paga sus impuestos, factura y esas cosas de pobres. Cabreada y mucho: un cliente le acababa de llamar para suspender una sesión apalabrada porque había decidido que las fotos mejor se las hacía un instagramer, que, oye, cámara, focos e impuestos no sé, pero por lo visto tiene decenas de miles de followers. Si hay gente que lo hace muy bien, me explica, pero es que cada vez da más igual las fotos: solo quieren números.

Yo soy periodista, qué te voy a contar, le digo por aquello de consolarla un poco a base de una ración de penas compartidas. Mal remedio, porque al final acabamos deprimidos los dos con el panorama laboral. Pues haber estudiado para bloguera de moda, le digo.

Menos mal que el otro día los chicos de Obama decidieron darnos un respiro y no solo publicaron una oferta de trabajo para ocupar el puesto de Ansel Adams, sino que además la idea es fichar a un fotógrafo y –atención- pagarle un sueldo.

Un fotógrafo con nómina es ahora mismo algo tan habitual como un político -ni de izquierdas ni de derechas, por supuesto- que no salga haciendo el pino puente en “El Hormiguero” intentando cazar el voto de algún despistado. Porque por lo visto hay gente que decide su voto viendo la tele y los debates.

Pero no nos desviemos otra vez con temas deprimentes, que esto va de buenas noticias aunque sean lejanas. Porque en realidad solo los estadounidenses podrán optar a ese puesto que es algo así como el sueño húmedo de cualquier fotógrafo: ser el nuevo Ansel Adams, nada menos. La verdad es que yo siempre he sido más de Capa –por Gerda Taro, la fama de vividor y por aquello de que sus cámaras pesaban menos- pero tampoco le hacía ascos a un Adams.

Sí, el Departamento de Parques Nacionales está dispuesto a pagar a un fotógrafo, pero no a uno cualquiera. La oferta deja claro que se busca un profesional experimentado en gran formato, aunque sin matizar si estamos hablando de placas o de respaldo digital.

Continue reading »

Dec 142015
 

Carteles-20D

¿Esa es Soraya? Por lo visto lo pensé en voz alta porque el taxista empezó a reírse y confirmó que, en efecto, aquella de los carteles bajando por Alcalá hacia Cibeles era Soraya Saenz de Santamaría. Y sí, más que ella parecía Adelle, la cantante, remató. El descojono duró hasta Atocha donde los carteles de dos tipos de camisa blanca con el primer botón desabrochado y dándose de hostias por el centro -o el extremo centro- político presidían los andenes del AVE.

Las señales no podían ser más claras: urgía un análisis fotográfico de los carteles electorales de cara al próximo 20 de diciembre. Porque, además de hacer el tonto en la televisión para demostrar lo campechanos y simpáticos que son todos, ¿qué tal han llevado esta vez el tema del Photoshop los candidatos a obedecer a Merkel durante los próximos años?

Empezando por el actual presidente y compañero de futbolín de Bertín Osborne, está claro que alguien en el PP no ha querido jugársela y ha optado por un plano de Rajoy suficientemente lejano como para que no dé demasiada cosa. Además así los retoques cantan menos y el viejo truqui de aclarar todo para que el personaje parezca menos ajado resulta más natural. Vamos a lo seguro que bastante tenemos con lo demás, parece haber sido el lema del diseñador.

Todo bien excepto por un pequeño detalle. O no tan pequeño. ¿Soy yo o la cabeza de Mariano en esta imagen es desproporcionadamente gigante? Que igual es un guiño intencionado para dejar claro que es un hombre con mucha sesera, pero entre eso y el “en serio” cuesta mirarlo más de dos segundos sin echarse a reír. O a llorar.

PP-20D

Continue reading »

Dec 092015
 

Sound-of-film

La fotografía de verdad tiene olor, suelen decir los nostálgicos de la película. En realidad todos los que alguna vez hemos estado revelando en un cuarto oscuro y se nos ha quedado grabado en la memoria ese aroma ácido de los químicos.

Tiene olor y sonido. Su propia banda sonora compuesta de todos esos gestos en peligro de extinguirse. La caja de cartón del carrete, la tapa de la cámara, el sonido del obturador, el clic del diafragma, el rodillo para enroscar la película antes de echar los líquidos…

The Sound Of Film from Robert Marshall on Vimeo.

Un proceso lleno de ruidos y sonidos que conforman este The Sound of Film, un bonito vídeo que descubrimos el otro día en Lamono Magazine. ¿Verdad que vamos a echar mucho de menos todo esto?

Pero menos lloriqueos nostálgicos que, a la espera de que la película vuelva a arrasar en las tiendas como el vinilo –spoiler: eso posiblemente no va a pasar nunca- siempre nos quedará la opción de rescatar esa cámara guardada en algún rincón de casa, cargar un carrete y salir a la calle a ver si nos acordamos de algo.

Que quede claro que los del 70 y bastante somos quizás de las últimas generaciones que crecimos y aprendimos escuchando esta banda sonora.

Dec 072015
 

p1010010-1

Aunque a veces cueste creerlo, todavía hay gente interesada en aparcar de vez en cuando el móvil y usar una cámara de fotos de las de toda la vida. Si la calidad de imagen, la velocidad o las posibilidades que ofrecen las ópticas de las cámaras convencionales son criterios que nos interesan más que la comodidad de llevar siempre encima nuestro smartphone, ahora solo falta aclararse un poco entre la oferta disponible en el mercado.

Hay estupendas compactas que, posiblemente debido a la presión ejercida por los móviles, han mejorado mucho sus prestaciones y han avanzado en calidad. Pero si estamos decididos a apostar por un modelo de óptica intercambiable y su correspondiente sistema de objetivos, hay algunos puntos que merece la pena tener claros.

Empezando por esa lucha que desde hace unos años mantienen las cámaras réflex con las sin espejo. Pese a su innegable empuje y crecimiento en los últimos años, también es cierto que en muchos países de Europa y América siguen siendo minoritarias respecto a las SLR.

No es que eso sea bueno o malo. Son simplemente los datos de un mercado que a veces evoluciona de forma más lenta de lo que a algunos les gustaría. Es posible que en un futuro no muy lejano todas las cámaras sean sin espejo, pero al menos por ahora tendremos que elegir si nos interesa o no una réflex.

¿Qué ventajas plantean uno y otro bando?

De entrada no estaría de más aclarar que la calidad de imagen no es un argumento a favor de ninguna de ellas. Ese punto depende del sensor y de la óptica, independientemente de si hay o no un espejo réflex en medio.

Si la calidad de imagen, el rango dinámico –la capacidad de resolver tanto las zonas más claras como las más oscuras de la imagen- o la capacidad de trabajar con poca luz es lo que nos importa, posiblemente la respuesta más rápida –que no la única- sea que nos conviene una cámara con sensor de formato completo. Es decir, con el mismo tamaño que tenía la película química.

Seguir leyendo en Hipertextual

 

Dec 042015
 

10_gangas_2014_3

Pasada la locura del Black Friday resulta que no hace falta que sea viernes ni que sea negro para encontrar en el escaparate cámaras que han envejecido estupendamente y que lucen un precio realmente tentador. Compactas de gama alta, réflex y modelos sin espejo que, aunque no sean lo último del mercado, ofrecen mucho por muy poco. Nos hemos ido de tiendas y hemos vuelto con una lista de una decena de gangas de esas con las que ni siquiera hace falta preguntar si es una buena idea comprárselas. A ese precio, sin duda.

· Nikon D3300. La réflex más sencilla de Nikon es siempre un modelo fácil de recomendar. Completa en prestaciones y con una calidad más que notable, pocas pegas se le puede poner por su precio. Y más si echamos la vista atrás y vemos a cuánto se cotizan las D3100 y D3200. La buena noticia es que incluso la más reciente D3300, aunque ya va a cumplir dos años, puede encontrarse por menos de 400 euros con el zoom 18-55 mm f3-5.5.6 VR incluido (recordad, siempre mejor VR). ¿Recomendable? Sin duda.

· Samsung NX3000. Todos los rumores apuntan a la despedida de Samsung del mercado fotográfico. Una mala noticia que tiene su parte buena: sus cámaras pueden encontrarse a un precio muy interesante. Un buen ejemplo es esta NX3000, con un diseño cuidado y compacto, un CMOS de 20 megapíxeles y Wi-Fi. Y todo ello –incluido el zoom estándar- por poco más de 350 euros. Por cierto, los amantes de los selfies estarán encantados con su pantalla abatible en 180 grados.

· Pentax K-5 II. Han pasado más de tres años desde que se estrenara, pero la K-5 II sigue siendo una de esas réflex a tener muy en cuenta. Su robusta construcción con cuerpo sellado, el visor con una cobertura del 100%, las ráfagas de hasta 7 fotogramas por segundo y el CMOS de 16 megapíxeles son la carta de presentación de una SLR de esas que siempre gustan a quienes buscan algo consistente en su bolsa fotográfica. Aunque su precio suele ser más alto, en Ofertology –la tienda de Quesabesde- hay unas pocas unidades por menos de 670 euros junto con el zoom de 18-55 milímetros. Un precio especial solo para hoy, por cierto.

· Sony RX100. Quienes busquen una compacta de calidad y prestaciones avanzadas seguro que han pensado en las RX100 de Sony. Es verdad que cada vez hay más competencia y que los últimos modelos se van de precio, pero la primera de la saga –presentada en verano de 2012- sigue gozando de buena salud y puede comprarse por unos 350 euros. Una bolsillera de calidad que nunca nos cansamos de recomendar.

· Nikon 1 J4. Guste o no, las Nikon 1 siguen siendo algo así como el patito feo de la compañía, pese hay que reconocer que son rápidas –muy rápidas- bastante resultonas, pequeñas y muy fáciles de usar. Además, su sensor de una pulgada y 18 megapíxeles ofrece resultados más que decentes. Si a todo eso le sumamos que la diminuta J4 (presentada en abril de 2014) con el zoom estándar anda alrededor de los 300 euros, no hace falta argumentar mucho más.

Seguir leyendo en Quesabesde

 Posted by at 6:00 am
Dec 022015
 

WorldPressPhoto-eticaDespués de 60 años dejando todo en manos de la fe, en la fundación World Press Photo han decidido que lo mejor será apuntar a los fotógrafos a clases de ética. O como se diría ahora: educación para la ciudadanía fotográfica.

Cerrar los ojos, mirar al cielo y rezar para que esta vez no haya polémica porque a alguien se le va la mano con Photoshop ha demostrado ser insuficiente, así que, siguiendo con la metáfora divina, los organizadores del certamen de fotoperiodismo más prestigioso del mundo han optado por poner sobre la mesa sus nuevas tablas de la ley.

Y entra todo para examen, parecía querer decir Lars Boering, presidente de la fundación, como ese profesor al que llevan tiempo tomándole el pelo y decide dar un golpe en la pizarra y ponerse serio. Y es fácil de entender, porque no es que muchos se la hayan intentado colar en las últimas ediciones, es que hasta en Visa pour l’Image se han puesto chulitos. Justo antes de quedar ellos en evidencia, por cierto.

Un auténtico culebrón al que los seis mandamientos del World Press Photo pretenden poner fin. No retocarás por encima de tus posibilidades, no descontextualizarás, no desearás cambiar el color de las cosas, honrarás la realidad de los píxeles. Lo cierto es que, tras leer la normativa y repasar las reglas con todos sus matices y ejemplos, solo se puede llegar a una conclusión: pues claro.

Y es que todo eso ya lo sabíamos. Es verdad que ahora queda algo –solo algo- más claro y que quienes se salten las normas que por otro lado imponen la lógica y el sentido común de la profesión tendrán menos excusas. Pero más allá de eso, cuesta imaginar a un reportero leyendo esta normativa y echándose las manos a la cabeza al descubrir que hasta ahora todo lo había hecho mal. Y sin querer.

Pero dejando a un lado saturaciones, viñeteos y retoques artísticos, siempre se echa de menos en este tipo de discursos sobre la integridad de la profesión un recordatorio sobre esa falacia de la objetividad. Una instantánea no deja de ser objetiva porque se reencuadre más o menos por un pequeño detalle: la fotografía nunca es objetiva.

Se les puede y debe pedir a quienes empuñan la cámara o el teclado veracidad, honestidad y contexto, pero nunca objetividad. Elegir un determinado objetivo, un encuadre que deja fuera cosas e incluye otras o un diafragma que decide si el fondo merece ser visto o que sea solo algo difuminado son decisiones que conforman una imagen final de las muchas imágenes posibles.

Continue reading »

Nov 302015
 

Danbi Shin and Seok Li 01

Internet y el móvil acabaron con las cartas y con las llamadas desde una cabina para que no te escucharan hablar con voz de tonto en el fijo de casa. Con eso de asomarse al buzón nervioso para ver si había llegado la foto y la cinta que ella prometió grabar. Con la espera y la paciencia. La tecnología mató el romanticismo como el vídeo a la estrella de la radio, que decía la canción aquella.

Las redes sociales se nos han llenado de aspirantes a estrellas, de petardas con sus outfits, de expertos en todo y de palos de selfie. Facebook es un centro comercial, Twitter el patio de vecinos e Instagram un álbum de fotos patrocinado.

Pero luego llegan Danbi Shin y Seok Li con su historia y su proyecto fotográfico y te fastidian todo este discurso apocalíptico de lunes por la mañana antes del primer café. Son artistas, son pareja y les separan más de 11.000 kilómetros, los que hay entre Nueva York y Seul.

Danbi Shin and Seok Li 05

¿Y cómo se lleva eso del amor a distancia en los tiempos del WhatsApp y el Snapchat? Ellos han optado por afrontarlo y contarlo a través de una ingeniosa serie de fotografías divididas entre sus dos vidas en cada punta del planeta.

Pero no es sólo una bonita historia de amor en clave fotográfica, sino que detrás hay todo un proyecto artístico titulado “Half&half” y en el que los autores buscan las similitudes entre dos ciudades tan lejanas y diferentes y se pregunta en alto si es posible crear algo estando lejos el uno del otro.

Continue reading »

 Posted by at 6:00 am
Nov 272015
 

paredes_2

La hazaña parece digna del mismo centro de Bilbao, pero en realidad Joaquín Paredes es de Cáceres. Fotógrafo autodidacta, hace años decidió vender su equipo digital y construir su propia cámara de gran formato. Y nunca mejor dicho, porque esta cámara de madera capaz de trabajar con placas de hasta 71 x 71 centímetros pasa por ser la más grande de Europa.

Mide 1,60 metros de largo aproximadamente, y su altura -junto con el trípode- puede variar desde 1,70 hasta 2,26 metros. Es mucho más versátil de lo que en principio pueda parecer –explica su creador- y cuenta con casi todos los desplazamientos y movimientos de una cámara técnica. ¿El objetivo? Un 500 mm f5.6, que equivaldría a un 25 milímetros en paso universal.

Una cámara realmente inmensa que hemos podido ver en acción varias veces en el festival Revela-T, dedicado a la fotografía química. Pese a su versatilidad, transportarla no parece fácil. Más concretamente es “una locura”, según Paredes. Además, al trabajar con un proceso como el colodión húmedo, que requiere revelar las placas al momento, hay que sumar el transporte de todo el equipo de laboratorio y un cuarto oscuro portátil, aunque en el caso de esta cámara él usa el propio furgón.

De formación autodidacta a base de leer e investigar sobre autores, historia o procesos fotográficos que le atraen y algún curso con Eduardo MomeñeJosé Manuel Navia o Rafael Doctor, Paredes recuerda que el gusanillo de la fotografía le entró con solo siete años. De todos modos, igual que para la inmensa mayoría, por aquel entonces y durante mucho tiempo para él “una cámara de fuelle era un trasto obsoleto, pesado e inútil, que solo aparecía en los libros de historia”.

Pero poco queda de aquel tópico. “Ahora creo que es el instrumento más increíble, mágico y versátil con en que puede trabajar un fotógrafo”, nos cuenta. El origen de su transformación está en un trabajo sobre la Guerra Civil y la certeza de que debía hacerlo con colodión húmedo. A partir de ahí decidió construir la ya famosa cámara, dedicándole muchas horas y trabajo diario. “Quise quemarla en alguna ocasión –confiesa-, pero al final las piezas encajaron, y funciona perfectamente.”

¿Quería que fuera la más grande de Europa? “La verdad es que no lo supe hasta algún tiempo después”, reconoce. Aunque no era su objetivo, reconoce que, de no ser por el tamaño, no hubiese conseguido la repercusión que desde entonces ha tenido este artilugio.

Seguir leyendo en Quesabesde

Nov 252015
 

NoPro

Be a hero, insisten los muchachos aventureros de GoPro cada vez que lanzan uno de esos vídeos que dan ganas de dejarlo todo, comprarse una bici con una tabla de surf y un paracaídas incorporado y buscar el primer barranco a mano. Pero, no nos engañemos, ser un héroe todo el rato resulta bastante agotador. Y más si tienes que andar grabándote, editando luego el vídeo y poniéndole música épica.

Así que, hartos de esas vidas de película con la adrenalina por las nubes las 24 horas del día, alguien se ha animado a hacer eso que todos pensamos: pensar en una GoPro para las personas normales y las pequeñas aventuras de cada día: cerrar la puerta con el pie, hacer el tontaco sin razón aparente, tirarse en plan bomba a la piscina o girar el boli como un auténtico profesional.

NoPro, be average es el lema de esta divertida parodia que reivindica a los normales. Los del montón. Los nosotros, vaya.

Bromas al margen, lo cierto es que últimamente hay muchas ojos puestos en esta compañía que más allá de ser un aparente éxito y la creadora de una de las cámaras y segmentos de moda lleva una mala racha en la bolsa. Sí, amigos, GoPro cotiza en bolsa aunque parezca la típica empresa creada por un par de amigotes a la que ahora todas las malvadas multinacionales y compañías chinas quieren copiar.

Las malas críticas a su último modelo, aseguran los analistas, han provocado este declive en sus acciones, aunque tras el pelotazo inicial -alguien ganó mucho dinero con aquello- la tendencia ha sido a la baja durante todo este 2015. ¿Se le está acabando la magia a una compañía que hasta ahora ha sido sinónimo de molar o es que simplemente el mercado está ya saturado?

Algo de los dos ingredientes habrá, pero hay quienes se ponen más filosóficos y señalan precisamente lo que apuntaba el vídeo de antes: si creas unas expectativas de aventuras que luego -evidentemente- no se cumplen, la gente puede acabar decepcionada con el producto, por mucho que la cámara en cuestión no tenga la culpa de que tu día a día sea un aburrimiento.

Después de todo resulta que nuestras vidas son bastante normales. Y lo seguirán siendo aunque usemos una GoPro.

 Posted by at 6:00 am  Tagged with:
Nov 232015
 

RAW_retoque

Reuters no quiere imágenes en RAW. Ha sido una de las noticias más comentadas de la pasada semana y más de uno todavía está (estamos) intentando comprender las explicaciones dadas por esta agencia de noticias que ahora pide a sus fotógrafos que dejen de jugar con Lightroom y envíen las imágenes JPEG directas de la cámara.

La parte de la agilidad y tamaño de los archivos está clara. Muchas fotos, muchos RAW y demasiados megas para gestionar sobre todo en noticias de actualidad que tienen que salir ya mismo en las líneas de los clientes de la agencia y en cuestión de minutos en las webs de medio mundo.

Lo que ya no está tan claro es la relación que Reuters hace entre el tipo de archivo y la edición de las imágenes. La historia no es nueva, y casos como el de aquella instantánea ganadora del World Press Photo en 2013 pusieron de manifiesto que los límites a la hora de editar una foto no están nada claro en el ámbito del fotoperiodismo. Vaya, que echarle la culpa al RAW se ha convertido en un clásico en estos últimos años.

Pero salvo que haya algo que no sepamos o se nos escape, cuesta entender por qué un JPEG directo de la cámara es mejor para proteger la integridad de las imágenes y los excesos con el contraste, la saturación o eso de oscurecer las esquinas, que siempre queda muy dramático y bonito. Porque la agencia habla de un “procesamiento mínimo”, con lo cual da por hecho que las fotos seguirán pasando por el ordenador antes de llegar a sus servidores.

Cabe suponer que en una agencia de este nivel hay gente que sabrá mucho de la parte técnica del asunto, pero da la sensación de que a alguien se le ha olvidado que también los JPEG se pueden pasar por el Lightroom de turno y, con más o menos margen y calidad, conseguir resultados parecidos a los de un RAW.

Por no hablar de algo que, por lo visto, suele obviarse cada vez que este debate -un poco cansino, cierto- se pone sobre la mesa: la edición de las imágenes no es invento nuevo de la era digital. Y no hablamos de manipulación con Trotsky desapareciendo de los selfies con Lenin (Stalin no tenía Photoshop y mira) sino del señor Ansel Adams haciendo auténticas proezas en el laboratorio a la hora de conseguir esas copias espectaculares.

O esa archiconocida foto de ahí arriba: James Dean retratado por Dennis Stock. Parece que no hizo falta RAW para conseguir una copia en la que hay un laborioso trabajo de edición. ¿Si es en el cuarto oscuro y haciendo reservas con un cartoncillo vale pero si hay un ratón y una pantalla es trampa?

Continue reading »

Nov 202015
 

leica_s1_650El próximo 9 de diciembre se cumplirán 19 años desde que Leica lanzara su primera cámara digital. Tal vez llamarlo cámara es mucho decir y quizás lo suyo hubiera sido esperar al 20 aniversario, pero ya se sabe que nunca hay que dejar que un calendario o un detalle estropeen un buen titular.

Y es que la historia de Leica, siempre plagada de jugosas anécdotas y de modelos que ya nacieron pensados para ser únicos, también tiene su miga en la era digital. Un terreno en el que es cierto que a la mítica firma germana le ha costado muchos años llegar a sentirse cómoda pero en el que ya acumula cierta veteranía con sus grandes éxitos y sonados tropezones. Incluida esa versión especial con Hello Kitty, claro.

Pero, ¿no fue la M8 la primera cámara digital de Leica? Pese a que ese modelo es posiblemente el primero que nos viene a la cabeza, su llegada en 2006 se produjo una década después de que la compañía se estrenara en el mundo de los píxeles.

Esta fue, en efecto, la primera M digital con todo el simbolismo que ello representa. Pero ni siquiera fue la primera telemétrica digital ni la primera con montura M. Años antes Epson, en colaboración con Voigtländer, había dado la campanada con la R-D1, y cuenta la leyenda que su lanzamiento había puesto en apuros a los ingenieros de Leica, que llevaban años repitiendo que era imposible convertir una Leica M a digital por la corta distancia entre la óptica y la película.

De todos modos para aquel entonces –estamos en 2004- Leica ya había iniciado su conocida colaboración con Panasonic para vender compactas de esta compañía bajo su propia marca, lógicamente adaptando el precio a su cotizado logotipo rojo. Una relación que, por cierto, se mantiene a día de hoy y parece gozar de bastante buena salud.

En 2002 la Digilux 1 fue el primer fruto de este matrimonio, pero cuatro años antes, en 1998, la Digilux se convertía en la primera compacta de Leica. O mejor dicho, firmada por Leica, porque en este caso la construcción de la cámara fue cosa de Fujifilm.

Y retrocediendo en el tiempo llegamos a 1996, año cero en la historia digital de Leica. Con la tecnología todavía en pañales (el DVD acababa de nacer y las réflex digitales eran terreno de Kodak, que adaptaba cuerpos de Nikon y Canon), Leica lanzó la S1.


Seguir leyendo en Quesabesde

Nov 182015
 

Nutscapes

Ahora que criticar los selfies es casi más cansino que los propios autorretratos y que ya no nos asusta ni aquello del palo para fotografiarse el culo –no es broma- o que el dichoso invento haya causado más muertos que los ataques por tiburón. Ahora que ya nos habíamos acostumbrado a ver a la gente poniendo morritos delante del monumento de turno para dejar constancia de que han estado ahí y hasta nos creemos inmunes a cualquier gilipollez relacionada con el noble arte de sacarse una foto a uno mismo. Ahora es cuando voy y traigo malas noticas: nutscaping.

Puede que a alguien le suene ese nombre, que se haya cruzado con esta penúltima moda fotográfica en la revista de tendencias de turno o quizás se lo hayan comentado en el club de instagramers del barrio.

Incluso tal vez os ha llegado alguna muestra de este nuevo arte a ese grupo de WhatsApp del que siempre estáis tentados de salir –no mandan más que chorradas- pero os da cosa por aquello de quedar mal. En cualquier caso, para los que anden despistados aún a estas alturas, una búsqueda de imágenes en Internet les desvelará el gran misterio.

Nutscaping. ¿Una nueva comunidad de fotógrafos de paisaje centrada en los eclipses? Algo así, salvo por un pequeño detalle: eso que cuelga en primer plano no es ningún satélite sino lo que viene a ser un par de testículos peludos enfrentándose a la ley de la gravedad.

Tras el impacto inicial, la primera pregunta es de cajón (que no lo otro): ¿qué hay que tomarse para que ante un paisaje aparentemente espectacular decidas compartir con el mundo no la típica postal sino, como en el chiste aquel del abogado (¿qué abogado?), lo que tienes ahí colgado?

Continue reading »