May 022016
 

IMG_8394

Llega un momento en la vida del fotógrafo en el que, a la hora de hacer el equipaje para la próxima escapada, lo de preparar la bolsa de las cámaras da pereza. Seguro que muchos saben a qué me refiero: siempre hay dos maletas, la propia y la mochila con la cámara de turno, los objetivos, accesorios, tarjetas y demás.

Durante muchos años era parte del ritual antes de salir de viaje. Antes reservando un hueco para los carretes y un rato para discutir con los siempre simpáticos personajes de seguridad en los aeropuertos. Que si no me pases la película por el escáner, que si menos de 800 ASA no pasa nada, que si mira lo que le hicieron a las fotos de Capa, que no sabe usted con quién está hablando… En fin, esas batallitas que tanto nos gusta recordar aunque nos pillara con los pañales fotográficos y le pongamos siempre un poco de épica al asunto.

Pero volviendo al tema, para quienes somos un desastre haciendo maletas y siempre llevamos mucho más de lo necesario, la política con las cámaras suele ser parecida: tú ponlo por si acaso. El típico error del “y si…” que te hace pensar que llevarte un 300 milímetros es una buena idea aunque sepas que ni lo vas a usar ni posiblemente va a salir del hotel.

Ya hemos hecho experimentos parecidos otras veces. A Buenos Aires nos fuimos con una de esas estupendas compactas de zoom largo y sensor en condiciones (FZ1000 de Panasonic) y para una breve escapada a Israel la idea fue viajar sólo con un 35 milímetros. No salió mal o, mejor dicho, no echamos

Estos días ando por Perú en un viaje de trabajo para La Gulateca. Aunque el plan inicial era aprovechar para estrenar una cámara que no ha llegado a tiempo al mercado, la otra opción era también muy interesante: viajar muy ligero con un modelo sencillo y ajustado de precio. Vaya, tal y como lo hacen la inmensa mayoría de las personas. Las que se siguen llevando cámara y no se conforman con el móvil, claro.

Continue reading »

Apr 292016
 

LaVanguardia

Sólo hay una cosa mejor que escribir, hacerlo sobre algo que te apasiona. Si además consigues que te paguen por ello, ya es la hostia, como solemos decir los de Bilbao. Somos muy sutiles para expresar nuestros sentimientos, sí. Y los vascos -por seguir con la cosa local- nos tomamos muy en serio eso de comer. Somos capaces de estar hablando de comida mientras estamos en la mesa y estar ya pensando dónde vamos a cenar.

Fue esa curiosidad por la cocina y los fogones lo que hace unos años nos animó a comenzar La Gulateca, que después acabaría siendo el blog de gastronomía de 20 minutos, uno de los medios de mayor difusión del país.

Pero como para los periodistas tienen más de 24 horas, cuando hace tiempo llegó la propuesta de participar en el nuevo canal de gastronomía que La Vanguardia ha estrenado esta misma semana la respuesta sólo podía ser una: Pues claro, joder. 

Ayer mismo me estrenaba con un artículo sobre Bilbao La Vieja -un barrio que desde hace tiempo está en el radar foodie, por decirlo de forma resumida y un tanto abofeteable- y por allí andaré escribiendo unas cuantas veces al mes.

¿Oiga y la fotografía y las cámaras? Pues también seguimos, claro. Es verdad que no se come tan bien en ese sector y que, con los años, la paciencia con ciertas chorradas se agota y los bostezos aumentan de forma exponencial. Pero ya hemos dicho que no hay nada mejor que escribir de lo que te apasiona. O si lo hay: hacer fotos, viajar, comer y contarlo.

 Posted by at 6:00 am
Apr 272016
 

Sony-anuncio-RX100

¿Cómo presumir de cámara pequeña? Pues riéndote de los que van por ahí cargados con una cámara enorme, claro. Aunque es un recurso muy usado y bastante peligroso -sobre todo si en tu escaparate tienes cámaras y ópticas que tampoco es que sean un ejemplo de ligereza- hay que reconocer que a veces tiene su gracia.

Por ejemplo en esta publicidad de la Sony RX100 IV en Japón en la que la compañía no se cortan mucho a la hora de dar unos cuantos palos a las réflex. ¿En general? Eso parece, aunque se llega a ver con bastante claridad lo que parece una EOS 5D. Que si son muy pesadas, que si no tienen vídeo, que si eres un garrulo por comprarte un bicho de estos y usarlo en automático, que si estás dando la nota y vas a perder la foto…

Nada que no hayamos escuchado ya mil veces -¿hemos dicho ya que los sin espejo son los veganos cansinos del sector?- pero contado de una forma diferente. ¡Cómo echamos de menos publicidad de esta por aquí!

Apr 252016
 

swpa_2016_101

Fieles a su cita anual en Londres, los Sony World Photography Awards repartieron el pasado jueves los galardones del que se autoproclama como el concurso fotográfico más importante del mundo y que en esta edición ha batido récords de participación con más de 230.000 fotos enviadas desde 186 países.

Entre todas las propuestas presentadas, la del fotógrafo iraní Asghar Khamseh se ha alzado con el L’Iris d’Or, el premio que selecciona el mejor trabajo del certamen, dotado con 25.000 dólares. Un trabajo formado por impactantes retratos de mujeres -y algún hombre- en Irán que han sido atacadas con ácido y que tienen que sobrevivir con las inevitables secuelas físicas y psicológicas.

La larga enumeración de ganadores se saldó sin que ningún fotógrafo español se impusiera en ninguno de los 14 premios en los que este certamen clasifica a los participantes profesionales, con siete categorías artísticas y otras tantas documentales.

No obstante, Rubén Salgado, que en la pasada edición se hizo con el primer premio en el apartado de retrato, vuelve a figurar en la lista de este año con un tercer puesto en esa misma categoría por sus fotografías sobre hombres balineses que posan con sus gallos de pelea.

Pero volviendo a la lista de premiados, una vez más los refugiados que huyen de la guerra en Siria e intentan llegar a Europa estuvo muy presente en los temas de actualidad. Con menos carga dramática que otras imágenes sobre este mismo tema pero igualmente duras y removedores de conciencias –de eso se trata además de contar algo, al fin y al cabo-, las instantáneas del griego Angelos Tzortzinis le han valido un primer premio y uno de los aplausos más sonoros de la velada.

swpa_2016_103

Como ocurre siempre en un concurso que abarca todas las ramas de la fotografía, los temas más duros abordados por el fotoperiodismo se entremezclan con categorías más artísticas y conceptuales.

Seguir leyendo en Quesabesde

Apr 222016
 

Nikon D5

El otro día nos fuimos de paseo por Barcelona con la nueva Nikon D5. Y como se trataba de probar su sensibilidad (hasta 3 millones ISO, nada menos) nos dedicamos a recorrer iglesias para buscar rincones oscuros. Y sí, también es una metáfora.

El caso es que los resultados de la cámara son bastante espectaculares. Tanto que, al final, tuvimos que confesarnos. Mucho usar camaritas de esas sin espejo, ligeras y con diseños retro, pero luego nos ponen un bicho de estos entre las manos -cómo suena, qué poderío- y caemos en la tentación réflex.

Apr 202016
 

TIPA-2016

Con los premios TIPA ocurre algo parecido a lo que pasa en esos lugares en los que la corrupción es tan descarada y evidente que ya nadie se molesta en disimular: les acabas cogiendo cariño. Es tal su chulería y esa desgana por intentar ocultar los trapicheos que cuando les dices algo se te quedan mirando con cara de “pues claro, gilipollas”.

Por suerte esto es bastante menos serio que las Gürtel y compañía -“y los ERE qué”, se escucha de fondo- así que tampoco nos pongamos en plan terrible. Los TIPA son unos cachondos, punto. Y cada año acuden puntuales a su cita para demostrarlo.

Saben que nadie les toma en serio. Saben que muchos de los medios que forman parte de esta asociación sobreviven sólo para poder seguir trincando pasta de los TIPA. Son tan conscientes de que esta mierda sólo importa a las marcas que pagan por ello -y a mi, que cada año escribo la rajada de rigor- que ya ni se molestan en hacer una foto de grupo en condiciones. Pero, oye, ahí les tienes, reuniéndose en San Francisco para su conferencia anual, mientras tú, como mucho, te reúnes en el bar de la esquina.

Y para demostrar que la vergüenza y el rigor ni está ni se la espera en sus fiestones pagados con el impuesto revolucionario que cobran a las compañías, este año se han superado a sí mismos. Lo de poner muchas categorías (40 concretamente, así que repásala con cuidado porque igual te ha tocado un TIPA y ni te has enterado) es un clásico, pero la cosa no se queda ahí. Veamos algunos de los grandes chistes que esconde la larga lista de premiados de este año.

Sony A68, mejor DSLR. Vamos a pasar por alto que es la típica cámara que, por ser finos, tampoco mucha gente está esperando impacientemente. También que todavía no ha llegado al mercado y cabe dudar que estos muchachos la hayan probado. Lo mejor del asunto es que la mejor réflex del año es una cámara que no es réflex. Es, amigos, una SLT y se supone que es -o era- la alternativa de Sony a las SLR. Aplauso fuerte.

Nikon D5 y Canon EOS-1D X Mark II. Para llevarse bien con todo el mundo, lo mejor es que haya muchos premios, así  cada uno tiene el suyo. Sólo así se explica que la Nikon D5 sea la mejor cámara profesional de acción y la nueva 1D X la “mejor cámara profesional de vídeo y foto” .¿Es o no un malabarismo precioso?

Continue reading »

Apr 182016
 

Banco-selfie

Cuando algo se pone de moda, se convierte en el argumento perfecto para casi todo. Y si hablamos de selfies, está claro que el nivel de tontería no conoce límites. Oiga, que esta cámara es un churro. Sí, pero se mueve la pantalla y puedes hacerte selfies. Oiga, Bertín Osborne, que mucha patria pero la pasta en Panamá. Calla rojeras, y hazte un selfie conmigo. Tío, machote, crack.

Total, que cuando pensábamos que no podíamos ver más tonterías alrededor de los autorretratos, en la localidad galesa de Porthcawl han conseguido superarse con una doble pirueta con tirabuzón que los convierte en nuestros héroes particulares de esta semana.

La historia es de esas de El Mundo Today. Pese a que presumen de tener una preciosa costa y el paseo que discurre junto a ella es uno de los orgullos de la ciudad, algún genio decidió que los nuevos bancos instalados en la zona era mejor colocarlos orientados de espaldas al mar. Total, quién quiere ver un atardecer sobre el horizonte pudiendo contemplar la carretera, los edificios y los transeúntes sacando fotos.

Cuando comenzaron las críticas, a alguien en el departamento de turismo de la región (Bridgend Tourism Association) se le ocurrió una idea brillante: no era un error, sino que esos eran los primeros bancos del mundo diseñados para sacarse selfies. Vaya, que tú no ves la costa, pero sí sale cuando despliegas tu palito de selfies y disparas la foto. ¿Es o no genial?

Continue reading »

Apr 132016
 

Phodographer

¿Te crees muy guay por ser fotógrafo? ¿Consideras que hace falta un talento especial para captar la esencia de una historia en una sola imagen y todos esos rollos? ¿Has estudiado en las mejores escuelas de fotografía, te has leído todos los libros de Mellado y tienes un altar en casa con estampitas de Fontcuberta?

Enhorabuena. Ahora déjame que te presente al señor Phodographerla idea no es nueva, por cierto– que no sólo sabe apretar el botón para disparar la estupenda Hasselblad de turno -seguro que bien amaestrado también sabe hacer reviews- sino que resulta que saca mejores retratos que tú y que yo.

Así lo demuestra esta divertido experimento realizado hace un tiempo en Japón para celebrar el día de la sonrisa que, por lo visto, existe y todavía no lo ha patentado Mr. Wonderful. Según descubrimos en Lamono Magazine, la idea era conseguir unos retratos de familia de lo más naturales y simpáticos. Y para ello el truco era tan sencillo como despedir al fotógrafo y poner a un simpático perrete en su lugar.

Seguro que algún profesional de esos con la piel demasiado fina incluso se siente un poco ofendido por el vídeo. Y es que, más allá de la broma con el chucho fotógrafo, si nos ponemos quisquillosos podríamos detectar ese clásico tonillo de que cualquiera puede hacer fotos. Si me apuras, hasta un concursante de Gran Hermano si le pones la cámara el estudio y los flashes puede darle al botánico bien rojo y grande. Bueno, igual nos hemos pasado.

El caso es que, desatada la genialidad perruna, ahora el siguiente paso está claro: queremos un fotolibro del Phodographer. Una obra llamada a convertirse en el nuevo referente artístico de una generación que, harta del documentalismo de la casta, ahora apuesta por nuevos formatos y mensajes con un discurso transversal y tan vació como estas dos últimas líneas que no significan absolutamente nada.

Apr 112016
 

Huawei-Leica

Un acontecimiento histórico como el aterrizaje de Leica en el mundo de la fotografía móvil requiere uno de esos artículos en modo gurú. Ponerse intenso, soltar un par de sentencias categóricas e incluso atreverse a adivinar lo que va a ocurrir para, después, comerse con patatas todo lo dicho si no se cumplen los pronósticos.

Pero puesto que todo el mundo está hablando del Huawei P9 y de su cámara Leica va tocando poner un poco de orden entre tanta histeria colectiva. Vayamos por partes: la cámara del teléfono tiene una pinta estupenda y hay ganas de probarlo para ver cuánto hay de realidad y cuánto de marketing en un trasto que promete -ojo- reinventar la fotografía móvil.

Esta misma semana podremos jugar con él en condiciones, pero para ir abriendo boca merece la pena recordar unas cuantas cosas sobre este matrimonio que suena más a negocio que a amor verdadero. Empezando por algo que cualquiera que conozca un poco cómo funciona este mundillo sabrá de sobra: no, Leica no ha diseñado la cámara del Huawei P9, ni ha fabricado las ópticas ni le ha dado su toque mágico.

Leica ha dejado que pongan su nombre, habrá dado el visto bueno a un par de esquemas del objetivo y poco más. Y por ello habrá cobrado, cabe suponer, una cantidad suficientemente indecente como para permitir que su legendario nombre aparezca en un teléfono móvil. Así de fácil.

Pero Huawei dice que el P9 ofrece filtros de colores propios de Leica. Claro, lo mismo que Leica asegura que las Panasonic que vende bajo su marca tienen un ajuste de color propio. ¿Y lo del sensor blanco y negro? La idea ni es nueva ni es mala, pero intentar pensar que ahora todo el mundo va a hacer fotos en blanco y negro con un móvil es igual pasarnos de frenada.

Ahí radica parte del problema de este matrimonio: que estamos hablando de un smartphone. Y a estas alturas deberíamos saber ya que las mejores prestaciones o los mejores logos no se traducen en mejores fotos. La cámara del iPhone durante muchos años no ha sido técnicamente la mejor pero ha ofrecido -en cierto modo sigue haciéndolo- la mejor relación entre sencillez y calidad del mercado. Por eso sigue siendo un referente sin RAW, sin controles manuales y sin necesidad de tirar de Zeiss o Leica para engordar el curriculum.

Continue reading »

Apr 062016
 

al_sabbah_650p

Cuenta la leyenda que hubo un tiempo en el que los fotógrafos no preparaban sus fotos ni las pasaban por Photoshop para poner o quitar cosas a esa realidad que a veces se empeña en no ser perfecta. Se dice que, junto a dragones, unicornios y banqueros con moral, estos seres mitológicos habitaron un día el planeta y se dedicaban solo a sacar fotos, intentar publicarlas y –posiblemente esto es lo más difícil de creer del cuento- cobrar por ellas.

Pero ya se sabe qué pasa con este tipo de fábulas. Los unicornios y dragones está claro porque tienen su propio icono en WhatsApp, pero de los otros dos seres no hay pruebas reales de que algún día hayan llegado a existir. Y es que lo de hacer trampas con las fotos es algo posiblemente tan viejo como la fotografía y el oficio.

 Pero es verdad que el tema parece haber explotado en los últimos tiempos. No es que antes no se hiciera –igual menos al ser más difícil hacer piruetas en el cuarto oscuro-, sino que ahora es mucho más fácil que te pillen. Por muy fino que seas con las capas y el tampón de clonar, ahí fuera hay un ejército de cuñados con lupa que tarde o temprano te acabarán calando. Y después ya sabes lo que viene: escarnio público, críticas a todo el colectivo de fotoperiodistas, poner en tela de juicio la deontología de la profesión…

Precisamente por eso lo más fascinante del asunto no es que a alguien se le pase por la cabeza que puede poner o quitar cosas a una foto, sino que crea que no lo van a pillar. Pero, ¿dónde has estado los diez últimos años, muchacho? ¿Tú no lees los periódicos ni ves la que se monta en cada World Press Photo?

Pero es verdad que no hace falta tirar de Photoshop para retocar la realidad. De hecho –insistimos en ello porque somos muy pesados- cualquier foto implica un proceso de selección subjetivo por parte del autor. Pero no hablamos de eso, sino del que recoloca la realidad para que la foto le quede bonita. A veces es un lobo amaestrado que salta vallas. Otras, una niña colocando un osito de peluche tras unos atentados. Posiblemente sea igual de grave en términos fotográficos, pero lo segundo clama más al cielo.

Continue reading »

Apr 042016
 

Instagram-notificaciones

Cualquiera que ande por Instagram seguro que durante estos últimos días se ha encontrado con una petición –súplica, casi- de muchos usuarios: activa mis notificaciones. Más que una propuesta es casi una favor que te hacen porque sólo activando las dichosas notificaciones podrás ser avisado cada vez que publiquen una foto. La alternativa suena aterradora: perderse alguna de las intantáneas con outfits, tostadas de aguacates, atardeceres, selfies y ese tipo de mierdas que todos compartimos.

La histeria notificadora se ha desatado por un cambio en la política de Instagram. Se acabó lo del orden cronológico de las imágenes y echando mano del algortimo de turno la idea es ordenar las imágenes que publican tus contactos según su importancia y tus interesas. Vaya, según unos criterios definidos por lo que a Zuckerberg y amigos les salga de la mismísima punta del engagement. Ah, que no sabes qué es engagement. Largo de aquí, perdedor.

¿Tienes menos likes últimamente? Tranquilo, es por el nuevo sistema de Instagram. Algo así se podía leer por ahí hace unos días ante la locura generalizada entre los habitantes de esta red que veían como sus imágenes tenían menos repercusión de lo habitual. Y la solución que se proponía a los seguidores para luchar contra la tiranía de Instagram era, precisamente, activar las notificaciones.

En realidad casi nada de lo repetido en decenas de blogs y recomendado por otros tantos gurús parece ser cierto: lo de las notificaciones lleva años ahí sin que nadie le haga caso y tampoco sirve para mucho. Bueno sí, para que se te dispare una alerta con cada foto que alguien publique. No hace falta decir que no es una idea muy recomendable activarlo para las 532.486 personas que sigues a ver si hay suerte y te siguen otras tantas. Y lo del algoritmo parece que de momento tampoco está activo, según explicaban el otro día en Instagramers, que seguro que algo saben del tema.

Continue reading »

Mar 302016
 

yander_zamora
Siempre hay muchas fotos, pero con el tiempo suele ser una imagen la que acaba simbolizando los grandes acontecimientos históricos. Y la llegada de un presidente de Estados Unidos a Cuba más de 80 años después y tras décadas de bloqueo económico y relaciones más que tensas es uno de esos momentos llamados a pasar a los libros de historia. ¿Y qué imagen ilustrará este momento? Tal vez haya que esperar unos años para saberlo, pero si se pregunta a fotógrafos y editores gráficos, seguramente no duden demasiado: la fotografía del Air Force One acercándose al aeropuerto de La Habana.

El enorme avión cruzando frente a una modesta carretera llena de coches –carros, que dicen por allá- con muchos años de historia y los vecinos observando con curiosidad el momento. La llegada del líder del mundo a una pequeña isla que, a solo 90 millas de la gran potencia, ha sobrevivido a guerras frías, crisis de misiles, deshielos soviéticos…

Hay quienes hablan de una gran carga simbólica. De décadas de historia del siglo XX condensadas en ese avión (el iPhone Guan, según los reporteros de Televisión Española) y en esos almendrones, que es como en Cuba se conoce a los coches clásicos.

La foto entró en la línea de Reuters –nos explica Orlando Barria, fotógrafo de EFE en la República Dominicana y que también cubrió desde Cuba la llegada de Obama- primero sin firmar. Stringer, el nombre con el que se conoce a los colaboradores puntuales de una agencia o medio que cobran por pieza, era lo único que podía leerse bajo la instantánea.

Pronto medios de todo el mundo empezaron a difundir la imagen, y Reuters actualizó los datos añadiendo una firma: Alberto Reyes. ¿Quién es Reyes? El seudónimo del fotógrafo cubano Yander Zamora. Aunque ya había colaborado en otras ocasiones con la agencia Reuters usando ese nombre para evitar problemas con el periódico Granma para el que trabaja, esta vez decidió dar la cara, según nos cuenta él mismo.


Seguir leyendo en Quesabesde

Mar 282016
 

pana_100_400mm_3

Arriba, una cámara de ópticas intercambiables con un zoom que rinde unas focales equivalentes a 200-800 milímetros con una luminosidad máxima de f4-6.3. Debajo, una cámara de ópticas intercambiables con un teleobjetivo de 800 milímetros y apertura f5.6.

Además de la más que evidente diferencia de peso y tamaño, el equipo de Panasonic subido a la chepa del Canon rondará los 2.500 euros. Con eso puedes comprar aproximadamente una cuarta parte del objetivo grande. El precio del conjunto superaría los 15.000 euros.

Esos son los datos. A partir de ahí podemos empezar con los matices, los chistes y las comparaciones. Por ejemplo, no está de más recordar que la cámara de abajo (una Canon EOS-1D X) es una réflex con sensor de forma completo y uno de los sistema de enfoque más avanzados del mundo, entre otras cualidades. La de arriba es una Panasonic GX8 con un sensor Cuatro Tercios -la mitad de tamaño, por tanto- lo que le permite duplicar la focal real de 400 mm.

Pero en realidad no hace falta matizar mucho ni ponerse tremendos y serios porque, salvo los hooligans de turno, nadie verá en esta curiosa imagen algo más que eso, una curiosidad. ¿Son dos objetivos con un alcance de 800 milímetros y una luminosidad similar? Sí. Fin de los parecidos.

Este simpático encuentro se produjo hace unos días mientras jugábamos con el nuevo 100-400 mm de Panasonic, a día de hoy el zoom más potente para el sistema Micro Cuatro Tercios. Y como se trataba de destacar sus virtudes, nada mejor que colocar frente al enorme Canon 800 mm f5.6 para hacerse una idea.

“No estamos comparando sistemas ni enfrentando uno a otro”, insistieron desde Panasonic. Nos conocen y saben que somos de tuit rápido y chiste fácil. De todos modos, se agradece esa prudencia y realismo en un mercado en el que lo de tirar de comparaciones facilonas es una estrategia de marketing de lo más habitual.

Continue reading »

Mar 232016
 

Vida-Brian

Los que solo creemos en Capa tendemos a ponernos bastante pesaditos en estas fechas de crucifixiones y nazarenos. Me contaban el otro día por Málaga ante mi sorpresa por una Semana Santa que dura mucho más de una semana que en realidad todo esto va más de cultura que de fe o religión. Que ver a ateos de toda la vida ejerciendo de costaleros es de lo más normal por allí.

Así que, pensándolo bien y dejando a un lado manías religiosas, esta idea de sufrimiento y vía crucis que tanto se estila por estas fechas cuadra a la perfección con la vida del fotógrafo. Una profesión o afición que entre lo de la pasión y el calvario en que se convierte muchas veces también podría tener su propia Semana Santa.

Ellos no cargan con una cruz, cierto. Aunque seguro que más de uno ya está pensando en voz baja el chiste recurrente: algunas réflex pesan casi lo mismo. Pero lo que nunca falta alrededor del fotógrafo son los palmeros. Esos que un domingo te reciben con sus ramitas de olivo y tal pero que posiblemente al cabo de unos días estén pidiendo que te den bien fuerte con el látigo.

Y póngale también –señor romano- una corona de espinas, que esa foto de la que tanto presume seguro que está retocada, montada o algo. Aquí no hace falta ni esperar a que cante el gallo para ser negado o traicionado. Basta un poco de éxito o un premio para que el fotógrafo de turno acabe recibiendo algo más que alabanzas.

Eso nos lleva directamente a otra de las grandes figuras evangélicas que últimamente está en alza: el fotógrafo apóstol. Los hay de todos los tipos pero básicamente la idea es convencerte de que sus panes y sus peces son mucho mejores que los del vecino. Da igual que esté vendiendo un libro –perdón, un fotolibro, que es lo que se lleva ahora entre la modernez de Galilea-, su último trabajo o las bondades de la cámara con la que trabaja. El caso es que al apóstol le gusta predicar la buena nueva allí donde sea. Posiblemente sin que nadie le haya preguntado.

Continue reading »

Mar 212016
 

Cambits

Lo de las cámaras modulares es uno de esos cuentos que llevamos tantos años escuchando que posiblemente el día que sean una realidad o nadie se lo creerá o ya habrán dejado de interesar. No hablamos de sistemas modulares tradicionales en los que poder jugar con piezas como el cuerpo, el objetivo o el visor, sino una cámara que, como si se tratara de un Lego fotográfico, podemos construir a medida para cada ocasión.

Una idea que planea desde hace tiempo en el mundo de los móviles, tanto en versión -el Project Ara de Google en versión más etérea o rumores sobre módulos fotográficos para futuros Samsung en plan más terrenal- pero que Cambits pretende llevar un pocas más allá.

En este vídeo explican el concepto y su funcionamiento. Pero como está hecho por ingenieros –del laboratorio de ingeniería visual de la Universidad de Columbia, más concretamente– resulta tan comercial y apasionante como una misa en latín retransmitida en directo.

Continue reading »

Mar 182016
 

Carmen-de-Burgos

Hace una semana se celebraba el día de la mujer trabajadora. Una fecha que, más allá de las misas dedicadas a la mujer que algunos localidades organizaron para demostrar que no han entendido nada del asunto, siempre es una buena excusa para recordar grandes figuras femeninas. Así que llegamos unos días tardes a esta historia que recordaban en Clases de Periodismo rescatando el documental emitido por Televisión Española y disponible on-line dentro de su serie “Mujeres viajeras”

Hablamos de Carmen de Burgos que además de su faceta como viajera, escritora y luchadora por los derechos de la mujer, figura también como la primera reportera de guerra en España. Conocida como Colombine, en 1909 llegó a Melilla durante la guerra entre España y Marruecos como enviada especial del periódico el Heraldo de Madrid. “Fue la primera mujer española [periodista] que estuvo en una trinchera”, relata este interesante documental.

Una vida y obra increíbles que lo son todavía más si se contextualiza en su época. Carmen de Burgos, defensora de del divorcio, de la emancipación femenina, de la República… Una gran historia del periodismo. Una gran historia para refrescar la memoria sobre la defensa de los derechos de las mujeres.

Mar 162016
 

p8850090

Una compacta con controles avanzados, un zoom 10x (25-250 milímetros) y un sensor muy decente (1 pulgada y 20 megapixeles) que entre en el bolsillo. Algo así es desde hace muchos años el sueño de muchos fotógrafos y viajeros que, sencillamente, están hartos de cargar con una bolsa repleta de trastos. Ni réflex, ni sin espejo más pequeñas -pero con ópticas igual de grande- ni nada: una compacta de bolsillo y listo.

Pues bien, esa cámara existe. O algo muy parecido: la Panasonic TZ100. No es que sea perfecta y, de hecho, no es nada barata (unos 700 euros) pero después de probarla durante unas semanas se parece tanto a eso que llevamos años pidiendo que casi da cosa hasta criticarla. Aunque, como siempre, motivos hay.

Os lo contamos todo en uno de esos estupendos vídeos que graba y monta Álvaro Méndez

Mar 142016
 

Cliche

Es muy posible que esa foto que has hecho o que vas a hacer esté repetida, lo siento. Somos carne de topicazos y postales fotográficas y aunque eso no sea nada nuevo, las redes sociales lo han potenciado o al menos lo han expuesto con más claridad. Pero que nadie se eche a temblar que esto no va de postfotografía ni de aquello de que “para qué fotografiar otro atardecer, si ya hay millones de atardeceres fotografiados” Los ensayos se los dejamos a los intelectuales, que aquí hemos venido a hablar de Instagram y de tontás más ligeras.

Y para comprobar que nos repetimos más que Buenafuente haciendo programas de televisión basta con echar un vistazo al ingenioso proyecto artístico-musical de Hiérophante titulado Clichés. Más de 1800 instantáneas, unos cuantos hashtags y un tema perfecto para empezar animados el lunes componen esta pieza que viene a certificar lo que sospechamos desde hace tiempo: somos medio gilipollas y nos encaminamos a paso ligero hacia la extinción.

Como comenta el autor del proyecto, posiblemente hablar de clichés es otro cliché. Y escribir sobre fotos poco originales tampoco es nada original. De hecho, lo más aterrador de este vídeo es el temor de descubrir que alguna de las fotos que aparecen es tuya. O al menos, idéntica a alguna que has hecho y colgado. O que vas a hacer cualquier día de estos.

Mar 092016
 

lena_dunham

Desde hace ya tiempo ocurre un fenómeno curioso en el mundo de la moda. Las fotografías llegan a las agencias, portadas y archivos perfectas: pieles lisas y suaves, piernas y cuellos estirados, caderas estilizadas y ni rastro de bolsas bajo los ojos. Lo que viene a ser una fotografía de moda, vaya.

Sin embargo, desde que el fotógrafo aprieta el disparador hasta que la instantánea acaba en algún suplemento dominical o una de esas revistas de tendencias, se obra el milagro: nadie parece saber quién, cuándo o cómo se ha retocado la foto. Pero el caso es que nunca llega con arrugas a su destino final.

¿Un caso digno de Iker Jiménez y su nave del misterio o simple hipocresía de un sector que lleva muchos años haciendo lo mismo con el beneplácito de todos –modelos incluidos- y ahora de repente se siente señalado? Votamos por lo segundo.

No es que sea un tema nuevo, porque lo de Photoshop y la imagen de la mujer en los medios es una relación de amor-odio que se remonta unas cuantas décadas. Algunos países amagan con legislar sobre la materia, y de vez en cuando se pide que sea obligatorio indicarlo cuando una foto está retocada (todas los están, ¡sorpresa!), pero en general ahí están los muslos imposiblemente perfectos luciendo chicha en cada nueva portada.

La actriz Inma Cuesta ya puso el tema sobre la mesa hace unos meses. O mejor dicho, sobre su cuenta de Instagram, donde denunció públicamente que la que aparecía en la portada del suplemento de El Periódico no era ella. O no se reconocía. Cabe suponer que se acababa de graduar la vista y descubrió, tras años en el mundo del cine, que sus fotos se publicaban retocadas. En este caso, al parecer, con más retoque de lo habitual.

Continue reading »

Mar 072016
 

Leica

Cuando ya te has dado de morros contra el iceberg, acabar de hundirte con cierta dignidad es algo bastante complicado. Y eso en el sector de la fotografía lo sabemos muy bien. Y no sólo de marcas, que entre los medios también tenemos clamorosos ejemplos. ¿Hace falta señalar? Pues eso.

Kodak lleva ya demasiados años agonizando mientras se hacen todo tipo de tropelías con su nombre y su marca. Algunas -esa cámara Super 8 que prometieron en el CES- tienen su gracia. Otras, como las cámaras digitales que siguen vendiendo con su logotipo sin que nadie les haga ni puñetero caso, dan bastante pena.

Tres cuartos de los mismo pasó con Agfa. Por no hablar de Polaroid y el caos alrededor del uso de su marca. Hay tantos productos con el nombre y su logo que es posible que pronto lo veamos en unos preservativos. Sí, como Mr. Wonderful. Polaroid es chuli y tal.

Los grandes mitos tampoco escapan de una vejez complicada. Es verdad que Hasselblad y Leica no se están hundiendo, pero sus movimientos un tanto a la deriva no permiten ser muy optimistas sobre el final que les espera. O, mejor dicho, sobre cómo será ese adiós.

Continue reading »

Mar 042016
 

lg_g5_fotografia_8

Pasada la resaca del Mobile World Congress y mientras comienza el cansino debate sobre si se irá o no de Barcelona, hemos reunido en un vídeo las novedades más interesantes desde el punto de vista fotográfico. ¿Fotografía en una feria de móviles? Sí, amigos. Los teléfonos no es que sueñen con ser nuestras cámaras, es que saben que ya han ganado esa batalla.


 

Mar 022016
 

_dsf0448

¿Cómo trabajan los fotoperiodistas? Malpagados, cuestionados, sin contrato, hostiados por los uniformados de turno, y con poco reconocimiento. Excepto cuando mueren o son secuestrados, claro.

Pero si dejamos a un lado las cuestiones laborales, desde el punto vista técnico el análisis de los datos de los últimos premios World Press Photo no dan alguna pista interesantes sobre el trabajo de los reporteros, más allá de las eternas guerras de marcas. Y de esa terquedad de la realidad de llevar la contrario a las compañías y embajadores que insisten en repetir que todo el mundo ya trabaja –o debería- con sistemas sin espejo.

En el caso de la última edición de estos premios, nos fijamos también en las focales con las que trabajan los fotoperiodistas. Dejando a un lado los teleobjetivos necesarios para la fotografía deportiva, hay una focal que gana por goleada: el 35 milímetros.

Es una de esas veces en la que teoría y práctica encajan a la perfección. Y es que al 35 milímetros siempre se le ha considerado la óptica fetiche de los reporteros: un ligero angular para contextualizar la escena, suficiente para salvar un retrato de ambiente llegado el momento y, para cuando hace falta algo más, con un sofisticado mecanismo de zoom cuando hace llamado: mueve el culo y acércate a la escena.

Continue reading »

Feb 292016
 

Selfies_ACNUR-01

Que la realidad no es eso que ocurre en Instagram y demás redes sociales es algo que, más o menos, ya sabemos. Que los selfies son una de los virus más insoportables de lo que llevamos de siglo XXI, también. Pero a veces estas dos modas pueden usarse para contar precisamente aquello que no sólo es real, sino que preferimos no ver.

ACNUR -el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados- ha lanzado en una brutal campaña gráfica desarrollada por la agencia Sancho BBDO en la que los selfies son muy diferentes de los que solemos ver en nuestra día a día. Nada de paisajes increíbles, mesas repletas de comida bonita o morritos para posar junto a un famoso.

“No todos los selfies son iguales, pero no deberían ser tan diferentes” reza el lema de esta campaña que aborda la situación de decenas de miles de niños refugiados usando los códigos visuales y mensajes a los que estamos tan acostumbrados. ¿Verdad que no tiene ninguna gracia? De eso se trata.

Selfies_ACNUR-02

Feb 262016
 

Caja cerillas

“Hace muchos años, más de mil, en mi Tarifa natal, un niño quiso fotografiar el viento con una caja de cerillas…” Tanto filósofo, ensayista y vende humos llenando páginas y auditorios para intentar explicar qué es la fotografía, y resulta que no era tan complicado.

Joan Guerrero lo explica en este documental que hace ya casi dos años presentó David Airob y que desde hace unos días puede verse on-line y de forma gratuita. Un recorrido por su vida y su trabajo que, en realidad, es un excelente retrato del oficio de fotógrafo que puede verse aquí.

Así que quienes todavía no lo hayan visto o los que quieran volver a verlo, que vayan reservando 50 minutos de este fin de semana o cuando sea porque merece mucho la pena.

Feb 242016
 

WPP-Canon

El anuncio de los ganadores de los premios World Press Photo es uno de los acontecimientos fotográficos del año. Algo así como los Óscar del fotoperiodismo, si se nos permite frivolizar un poco con un tema en el que basta mirar la galería de premiados para darse cuenta de que no hay muchos motivos para el cachondeo.

La culpa -antes de que empiecen los cafres de siempre y por dejarlo claro una vez más desde el principio- no es de los que están por allí apretando el disparador y jugándose el tipo, sino de las catástrofes, las guerras, los que hacen huir a la gente de su tierra o los que prefieren mirar para otro lado mientras se levantan muros más altos.

El acontecimiento del World Press Photo tiene también su propio ritual: repasar la galería con el estómago encogido, buscar los autores españoles, intentar adivinar por dónde saltará este año la polémica –no ha hecho falta esperar mucho- y ver con qué cámaras se han hecho las fotos ganadoras para nuestro ya tradicional artículo sobre los modelos más usados.

¿No es un alarde de tecnocentrismo ponerse a hablar de réflex, espejos y formatos ante la foto de alguien que intenta salvar a su hijo a través de una alambrada? Puede ser, pero como por aquí hablamos de fotografía en esas dos vertientes, siempre se aprovecha este referente del fotoperiodismo para sacar una radiografía al sector desde el punto de vista técnico.

Además, reconozcámoslo: a todos nos da un poco de morbo saber qué cámaras son las más usadas por los mejores profesionales, cómo van las sin espejo en su lenta batalla por hacerse un hueco en el mercado o si queda todavía por ahí algún romántico que trabaje con película.

Pero este año algo ha pasado. Al parecer la organización ha decidido poner en práctica al pie de la letra eso de que la foto la hace el fotógrafo y no la cámara, y ha eliminado este dato de las descripción de las instantáneas premiadas. Están los datos EXIF de la toma (velocidad, focal, apertura, sensibilidad), pero no se menciona el modelo concreto en la descripción de cada imagen como ocurría hasta ahora.

¿Solución? Revisar una por una las imágenes para obtener esa información en los metadatos y poder elaborar el mencionado artículo con sus bonitos gráficos.

Pero volviendo a la decisión de la organización, y aunque en realidad es un detalle menor, este cambio de criterio podría dar para unas cuantas teorías conspiranoicas. Sinceramente dudo que haya algún oscuro interés detrás, más allá de esa práctica habitual entre algunos profesionales: tapar la marca de la cámara al grito de “que les haga publicidad Rita”.

Menos hablar de cámaras y más de las fotografías, de sus autores y de lo que cuentan. Visto así incluso nos parecería bien. Excepto por un pequeño detalle: de la foto ganadora sí se aporta ese dato, y figura que usó una Canon EOS 5D Mark II. Con dibujo en miniatura de la réflex en cuestión y todo.

¿Por qué en este caso sí se publica el dato de la cámara y en el resto no? ¿Tiene algún mérito especial en esta toma la EOS 5D Mark II y en las demás es solo un detalle secundario? ¿Tiene algo que ver que Canon sea el principal patrocinador desde hace años de este prestigioso certamen?

Continue reading »

Feb 222016
 

IMG_6257

Si tienes una buena pregunta, no la hagas en voz alta porque si suena la flauta y te dan una gran respuesta acabas de regalar la noticia a los demás periodistas. Y si no tienes una gran pregunta, mejor cállate. Algo así eran las lecciones sobre ruedas de prensa hace unos años. Antes de los selfies, las redes sociales, los influencer, los youtubers y toda esa mandanga.

No es que todo el mundo hiciera caso de aquellos consejos, cierto. De hecho, todos conocemos al típico pesado que siempre pregunta alguna tontería en las conferencias de prensa o en las presentaciones. Es fácil reconocerlo porque cuando levanta la manos se escucha un suspiro generalizado en la sala.

Pero aquellos tiempos de presentaciones aburridas pasaron y el Mobile World Congress -sí, esa feria de móviles de la que hablan en las noticias de la tele para contar siempre alguna chorrada- es cada año el escenario perfecto para tomar el pulso al tema.

Es verdad que el de la tecnología siempre ha sido un segmento un tanto peculiar desde el punto de vista del periodismo. No me refiero a titulaciones, supuesto intrusismo y todos esos rollos, sino que por aquí la frontera entre el fan y el periodista siempre ha sido muy delgada. Sólo así se explica ese fenómenos que, por más que lo veo, me sigue fascinando: gente que aplaude en las presentaciones de prensa.

Algunos incluso con unos cuantos “wow” y “yeah” que denotan un gran entusiasmo y amor por el trasto en cuestión. Últimamente el virus se está contagiando incluso al mundo de la fotografía, pero con un poco de suerte se extinguirá antes de que sea demasiado grave. El sector de la fotografía, me refiero.

Continue reading »

 Posted by at 6:00 am
Feb 172016
 

LostProperty

¿Cansados de megapixeles, de ráfagas de esas muy rápidas que hacen mucho ruido y de interminables listas de especificaciones que parecen todas iguales? ¿Hartos de ensayos filosóficos sobre el olor de las nubes, la metafísica de la imagen y la postfotografía como expresión artística del yo interior?

Un remedio rápido contra todos esos síntomas que seguro que alguna vez ha padecido cualquier aficionado a la fotografía o profesional que pulule por este mundillo: dedicarle 5 minutos a este maravilloso corto de animación creado por Asa Lucander y que hemos descubierto en Bokeh.

Y es que a veces la memoria nos traiciona y se nos olvida de qué va todo esto y para qué sirven todas esas fotos que hacemos

 

Feb 152016
 

Manual

Estamos en un sector en el que, casi hasta ayer, las portadas de revistas de fotografía con muchachas lamiendo con fruición un helado o sujetando una cámara en bikini no eran extrañas. Esto era un feudo de machotes donde olía a Varon Dandy, las ferias es mejor no imaginar dónde acababan –hay muchas leyendas al respecto- y en general había mucha vieja escuela dando por hecho que las mujeres estaban frente a la cámara, no detrás.

Muchos de los nuevos medios han adaptado al mundo 2.0 las peores prácticas de sus abuelos, pero es verdad que al menos en este sentido los tiempo han cambiado y parece que se respira mejor. Sigue siendo el del periodismo tecnológico y fotográfico un coto mayoritariamente masculino, pero por corrección política o por sentido común –ojalá la segunda- hay ciertas prácticas que han ido desapareciendo.

Pero que se haya superado esa caspa machista no significa que renunciemos a dar lecciones sobre usos y costumbres fotográficas a las nuevas generaciones que nos escuchan como si tuviéramos algo interesante que decir. El hombre y la cámara, con música de fondo del programa aquel de Rodríguez de la Fuente. Rituales, procesos y prácticas correctas para parecer un auténtico profesional, y ese tipo de mierdas que lucen tanto en las listas.

De hecho que levante la mano el que no haya escuchado alguna vez eso de que los profesionales disparan en manual. Yo mismo he tenido que soportar algún tirón de orejas de los puristas de turno cuando en las fotos o los vídeos se ve que la cámara está puesta en prioridad al diafragma, que –lo confieso- es como trabajo en la mayoría de las ocasiones. Sensibilidad automática, elegir diafragma –o velocidad en algunos casos- según lo que estemos probando en ese momento, y listo.

Que sí, que es verdad que saber medir a ojímetro la luz y olvidarse del asunto viene muy bien en ocasiones. Y hay veces en las que la M puede ser de gran ayuda. Pero asegurar que ese es el modo en el que trabajan los profesionales es una soberana tontería, por no decir gilipollez. Que lo diga yo no tiene mayor valor, pero cuando el otro día le escuché decir al gran Tino Soriano durante la presentación de la Olympus Pen-F que dispara en P, tuve que reprimirme para no levantarme y aplaudir como un loco.

Pero la alegría no duró mucho, porque hace nada leí a un querido y veterano compañero del sector insinuar que también el uso del visor marca clases entre los fotógrafos. No lo dijo él, pero remato yo la insinuación: los de verdad usan el visor, y los niñatos tiran de pantalla creyendo que la cámara es como un puñetero móvil.

Continue reading »

 Posted by at 6:00 am
Feb 102016
 

Rubius

Cual influencers con outfit patrocinado, nuestra capacidad para marcar la agenda informativa del país cada vez está más clara. El otro día hablábamos de Elrubius -todavía no sabíamos que se escribía todo junto, por cierto- y, zas, al cabo de nada salta a todos los titulares. ¿Casualidad? Sin duda.

Si llegado a este punto no has entendido casi nada, posiblemente tampoco sepas quién es Elrubius y de qué demonios lleva todo el mundo dos días hablando… Pero tranquilo que aquí no hay cancamusa y aceptamos también a los dinosaurios. ¿Tampoco sabes qué es la cancamusa? Pero Internet al menos sí tienes, ¿verdad?

El caso es que Elrubius, el Youtuber más famoso de España y con más de 16 millones de seguidores -del que hablamos por aquí hace unos días a cuenta de un duro experimento generacional- concedió una entrevista a la revista Papel, el nuevo dominical de El Mundo. Lo que salió publicado no gustó al protagonista (ni a sus fans, ni a muchos…) así que publicó un vídeo respondiendo y se lío el consiguiente follón internetero. Si ese era el objetivo, conseguido.

Ya se ha dicho casi todo lo que se podía decir del asunto y, en líneas generales, las dos Españas de casi siempre han optado por darle bien a Pablo Simon, autor de la entrevista, o zanjar el asunto diciendo que el Youtuber en cuestión es otro niñato analfabeto viviendo del cuento.

De entre todos los argumentos esgrimidos en esta batalla que ya se alarga 72 horas y de la que todo el mundo está intentando pillar su ración de clics hay algunos fáciles de comprar. El tonito condescendiente de la entrevista es evidente, el personaje que se crea el autor para confrontarlo a Elrubius también -¿en serio saca dinero con la cartilla en el banco?- y, sobre todo, chirría ese protagonismo del periodista en todo el texto. Un clásico en esta profesión en la que tanto nos gustan los selfies.

Pese a ello, se nos olvida que a veces pasan estas cosas: te encargan una entrevista y resulta que no hay nada que rascar. Porque igual ese es el problema. Tener 16 millones de seguidores no significa que tengas algo interesante que contarle al mundo. Algo así como cuando a las aspirantes a Miss Mundo les preguntan por la capital de Turkmenistan. Asjabad, por cierto.

Visto así, el periodista y escritor tira de sus recursos -y está claro que los tiene y los maneja muy bien- para hilar una historia que le de un poco de gracia a algo que, al parecer, no la tenía por si sola. “El chaval es sosete”, escribe él mismo en un momento.

Pero vaya, que sí. Que la elección del titular, la aparente falta de documentación previa -insisto, el periodista crea un personaje con el que el lector pueda identificarse- y demás son en cierto modo criticables. A mi, por cierto, la entrevista me ha gustado y está claro que si se trataba de no dejar indiferente a nadie, ha funcionado.

Estoy harto de la prensa, protesta Elrubius. Mientras los millones de adolescentes que siguen sus vídeos se preguntan qué juego es esa de “La prensa” y si estará para Play o Xbox, el muchacho en realidad ha picado el anzuelo de una promesa de portada. Ya lo decíamos, mucho nativo digital pero a la fama le sigue gustando el papel y la televisión.

Continue reading »

Feb 082016
 

IMG_4820La primera ley del periodismo dice que cuando una compañía está contenta con lo que has escrito es que hay algo que no estás haciendo bien. Por eso cuando ves miradas y cosas raras o directamente te caen las hostias, en el fondo sonríes con cierto orgullo. Al menos alguien lo lee y escuece.

Algunos tirones de orejas llegan con esa confianza que dan los años revoloteando por aquí. Y los aceptas con cariño, y todo. Jiji-jaja, pero eres un cabrón y tal. Otros no dicen nada, pero tú –que empiezas a ser perro viejo- lo notas. Y, en cierto modo, es hasta comprensible.

Es verdad que tendemos a tomarnos demasiado en serio, pero también que es más fácil hacer chistes con las cámaras ajenas cuando no eres tú el que tiene que venderlas y hacer que las cuentas cuadren a fin de año para que todo siga funcionando más o menos.

Toda esta apasionante introducción es algo así como la antesala a uno de esos contados momentos de humor que de vez en cuando –muy de vez en cuando- las compañías se permiten. El sarcasmo y los chistes no son el fuerte de las compañías niponas, por decirlo fínamente.

Por eso cuando durante la presentación de la Fujifilm X-Pro2 hace unas semanas la compañía expuso el argumento definitivo para dejar atrás las réflex y apostar por las cámaras sin espejo hubo más de una cara de sorpresa.

El kilo de peso que te ahorras con una de estas cámaras te deja espacio en la mochila para llevar un par de latas más de cerveza. Y de las de medio litro, rollo vicioso. Una gracieta inocente pero que provocó más de una mirada de incredulidad entre los representante occidentales de Fujifilm al ver a uno de los jefazos lanzarse al escenario en plan Chiquito. “Y llega ese fistro de cámara sin espejos…” y todo aquello.

Continue reading »