Sep 012014
 

Turisme-01
Hace años que digo que llevo 10 años viviendo en Barcelona, así que está claro que ya son algunos más. Tiempo suficiente para haber desarrollado con esta ciudad la típica relación de amor-odio que mucha gente tiene con el lugar donde vive. A veces el napalm parece el único remedio para sus males, pero de vez en cuando algún rincón o un bar te reconcilian con ella. De vez en cuando.

Es además una relación muy fotográfica. Después de tanto tiempo usando la ciudad como plató para probar centenares de cámaras, es fácil tener la sensación  de ser el único habitante que pisa ciertos lugares. ¿Cuándo fue la última vez que pasásteis por Las Ramblas, la Boquería o la Sagrada Familia? Pues eso, que alguien tenía que cubrir el cupo.

Las aventuras fotográficas por  esas zonas que Barcelona ha vendido a los guiris dan para muchas postales a lo Martin Parr en Benidorm. Claro que cuando las avalanchas de turistas te molestan a ti la cosa tiene menos gracia.

Algunas de aquellas instantáneas las fui guardando en una galería que hace meses dormita abandonada. BarcelonaWorld, se llama en homenaje a ese parque temático que los genios de la Generalitat quieren construir en Tarragona como alternativa a aquello de EuroVegas. Como si Barcelona no fuera ya suficiente parque temático.

De todos modos,  si hablamos de galerías fotográficas sobre la peste turística no dejen de echarle un vistazo a Dont be a tourist. Y, por supuesto, al Twitter de BCNTurisme. Nadie tiene más estilo para sugerir a los turistas que no vengan a Barcelona. Bueno sí, aquel vídeo promocional que todavía hoy sigue causando descojono y vergüenza ajena a partes iguales.

Aunque el tema es ya bastante viejo -imprescindible el documental Bye Bye Barcelona para ponerse en situación-  en las últimas semanas ha saltado a los titulares. El detonante fueron unos italianos paseando en bolas por la Barceloneta. A partir de ahí, el escándalo. “Insoportable presión turística en Barcelona”, se escucha por todas partes. Como si fuera algo nuevo, fortuito o fruto de alguna maldición, en lugar de una estrategia y un modelo por el que se lleva años apostando.

Continue reading »

Aug 292014
 

GetxoPhoto2014

Desde ayer y durante todo un mes (hasta el 28 de septiemre) , Getxo -en la provincia de Bizkaia, cerca de Bilbao, para que os situéis en el mapamundi- se convierte en una cita fotográfica de esas que no hay que saltarse. Borrokak-luchas es el tema elegido para GetxoPhoto 2014 y el hilo conductor de las más de dos decenas de exposiciones que se podrán ver durante este tiempo.

El tema da mucho juego y un rápido repaso a la lista permite encontrar trabajos ya conocidos y premiados como el de Maika Elan, las instantáneas tomadas en Abu Ghraib y convertidas ya en iconos, los retratos de mineros de Gleb Kosorukov o series que pintan muy bien como ésta de Mikel Bastida.

Pero más allá de las exposiciones y de todas las actividades programadas para esta semana, nuestra tendencia a fijarnos siempre en lo más exótico del plan nos ha llevado directamente a la “Ruta Posavasos” organizada por GetxoPhoto. Sí, nuestra querencia por darle al pimple seguramente también ha tenido mucho que ver.

La idea es muy sencilla. Diversos bares de la localidad de Algorta repartirán unos posavasos especiales creados con fotografías de Mak Remissa. Una colección de edición limitada compuesta por ocho posavasos, así que para conseguirlos habrá que ir pasándose por todos estos bares.

Si se trata de difundir la fotografía y pensar en una forma diferente de ver una exposición, sin duda nos apuntamos a esta propuesta de GetxoPhoto 2014. En cuanto podamos nos escapamos para allí.

Aug 272014
 

Si agosto es siempre un mes propicio para los rumores, las especulaciones y todo tipo de tonterías disfrazadas de noticia, cuando se acerca Photokina la cosa se anima aún más Y es que por mucho que el sector no esté para fiestas ni las ferias para marcar calendarios, la cita bienal de Colonia sigue siendo todo un referente de la industria fotográfica. Habrá que esperar unas semanas todavía, pero para aliviar o empeorar los calores nada mejor que empezar a hablar de futuras Canon EOS 7D Mark II, Sony RX2, Fujifilm X-Pro 2… e incluso con un par de sangrías encima de una Nikon de formato medio.

Sony RX1S, que vienen curvas. Conocida hasta hace poco como RX2, parece ser que la siguiente bomba de Sony se llamará RX1S. Como carta de presentación ese nombre no resulta muy atractivo, pero ya se sabe que los rumores son cambiantes e inciertos. No obstante, más allá de la denominación hay muchas esperanzas puestas en esta compacta de formato completo que -se supone- estrenará el primersensor curvado del mercado. Acompañada de un 35 mm f2, las promesas sobre su rendimiento ya están poniendo los dientes largos a muchos. Eso sí, habrá que preparar el bolsillo.

Fujifilm X-Pro2, nada de formato completo. Algunos respirarán tranquilos y otros pondrán cara de decepción al saber que la futurible Fujifilm X-Pro2 dará la espalda a todos esos rumores sobre el salto al formato completo y se mantendrá fiel al APS-C. Concretamente se habla de un sensor X-Trans de 24 megapíxeles, aunque las especulaciones sobre una nueva tecnología orgánica también se han esfumado. El diseño clásico (frente al de la X-T1, que posee unas líneas más propias de una réflex) y el visor híbrido se supone que serán sus rasgos distintivos.

Samsung NX1, la cosa se pone seria. Eterna aspirante a ser algo más que una alternativa secundaria en el escaparate fotográfico, Samsung sigue poniendo sobre la mesa excelentes cámaras y ópticas muy competitivas que quedan un tanto relegadas al olvido entre tanto móvil y televisión. Ahora la idea es subir un escalón y lanzar una NX1 –la propia firma ya lo ha dado por hecho-, una cámara sin espejo con una orientación decididamente profesional, dotada de un sensor APS-C de 28 megapíxeles y con vídeo 4K. Confiemos en que Samsung sepa que hace falta algo más que prestaciones para llegar a los fotógrafos profesionales.

Seguir leyendo en Quesabesde

Aug 252014
 

Sony-selfie

A estas alturas ya sabemos que el entusiasmo con el que una compañía se apunta a una nueva moda es inversamente proporcional al interés de la misma. Es decir, para convencer a estos señores que fabrican cámaras de que las ópticas angulares, el estabilizador de imagen o los sensores de un tamaño considerable eran prestaciones necesarias ha hecho falta casi una década. Sin exagerar.

Sin embargo, con los autorretratos han bastado unos meses para que no sólo ocupen un par de párrafos de la nota de presentación de cada nueva cámara, sino para que incluso haya productos específicamente orientados a los adictos a esto de los selfies.

Así que mientras en la prensa nos enteramos de que una familia se ha matado por asomarse demasiado a un precipicio para hacerse una foto -si quitamos lo de selfie del titular resulta que tampoco eso es algo tan nuevo o raro- y hacemos chistes de Samsung por lanzar un nuevo sistema (NX mini) orientado a los amantes de ver su careto en la pantalla de la cámara todo el rato, resulta que Sony también ha decidido subirse al tren. Mucho reírse de la falta de estilo de los de Corea y luego…

Y es que la nueva KW1 tiene todos los puntos para recibir el TIPA-EISA a la cosa más horripilante del año. No le falta de nada, oye. Además de tener un diseño especialmente pensado para hacerse selfies -lo cual ya es motivo de bofetada con la mano abierta- resulta que sus formas imitan a las de un perfume y por si fuera poco -atención- llega también con cristales Swarowski. Y es que, como todo el mundo sabe, unos buenos cristales de estos le dan mucho estilo a cualquier cosa, desde una cámara a un Kalashnikov.

Continue reading »

Aug 222014
 

Aprovechando los calores estivales, recuperamos artículos un tanto viejunos que, seguro, resultan una lectura estupenda a la hora de la siesta

FotosNoHicimosAhora hay un centro comercial y un palacio de congresos, pero hace décadas allí estaban los astilleros Euskalduna. En plena reconversión naval y con la amenaza de
cierre y miles de despidos sobre la mesa, las batallas entre los trabajadores y la policía eran el paisaje tradicional del Puente de Deusto, en Bilbao.

En 1984 uno era todavía demasiado joven como para entender de qué iban las barricadas ardiendo en medio de la carretera de camino al centro de la ciudad. Pero todavía recuerdo a mi padre viendo las noticias y maldiciendo a los que, en aquella época, iban uniformados de marrón.

Lo que sí recuerdo es que, cuando se apagaron los cócteles molotov y la empresa cerró definitivamente, durante mucho tiempo al pasar por aquel mismo puente se podían ver todavía los restos de la batalla. Y en el tejado de uno de los almacenes abandonados, una cabeza de cerdo con un lema que se coreaba mucho por aquella época: “Obrero despedido, patrón colgado.”

Es curioso, pero estos últimos días, y sin saber muy bien por qué, me ha venido a la cabeza aquella imagen cada vez que ojeaba el periódico. Tal vez sea cosa de la edad. De descubrir que ahora en la facultad en la que estudié han cerrado los laboratorios de fotografía y junto a la cafetería de diseño han colocado la sucursal de un banco. O de la crisis económica y la reforma laboral.

Seguir leyendo artículo original

 

Aug 202014
 
Kollar-ArmyCooks

© Martin Kollar

La fotografía documental del eslovaco Martin Kollar siempre tiene un punto inquietante. Proyectos a largo plazo  que se resuelven con series normalmente cortas, temas diferentes o tratados de una perspectiva muy personal, y unos colores también muy característicos.

Por eso no es de extrañar que su trabajo Army Cooks, dedicado al peculiar mundo de los cocineros y la gastronomía en el ejercito, concentre todas esas características en poco más de media docena de fotografías que, la verdad, mucho apetito no despiertan. En su minimalista página web no hay mucha información, pero en Lens Culture cuentan algo más sobre cada instantánea. Todo muy inquietante, insistimos.