May 252016
 

Pentax K-1 video

Hemos estado jugando con la Pentax K-1,la primera réflex de formato completo de esta casa. 36 megapixeles, una construcción sobresaliente, algunas prestaciones curiosas, 2000 euros… Pero todo eso ya lo sabíamos así que aprovechando que el día de grabación nos salió un tanto lluvioso decidimos poner en práctica nuestras mejores artes de youtubers e improvisar un Epic Rain Street Photo Video!!

¿Qué es eso? La verdad es que nada especial. Uno de nuestros estupendos vídeos de siempre callejeando con la cámara de turno, sólo que esta vez llovía y nos mojamos. Sin más ¿Pero a que sonaba a algo épico y muy loco? Es la magia de Youtube, amigos.

May 232016
 

Miguel-de-la-quadra

Los de nuestra generación siempre tendemos a identificar a Miguel de la Quadra Salcedo con la Ruta Quetzal y todo tipo de aventuras por el Amazonas. Pero su reciente muerte a los 84 años de edad ha servido para recuperar su increíble trayectoria profesional y, sobre todo, recordar que estamos ante uno de los grandes reporteros españoles del siglo XX.

Atleta, periodista, domador, viajero, divulgador… Un repaso a su vida y viajes deja esa curiosa sensación que va del entusiasmo y las ganas de mandar todo al carajo y comprar el primer billete de avión que se te cruce en el camino a deprimirte un rato por nuestras más o menos soporíferas rutinas.

Pero volviendo a su papel de reportero, merece la pena dedicarle un rato al reportaje que hace un tiempo emitieron en TVE sobre su trabajo en la casa. Tal vez porque dejó el periodismo antes de que muchos de nosotros naciéramos o porque en la facultad tuvimos otros referentes -lo de fuera siempre suena más exótico, ya se sabe- el caso es que sorprende comprobar que este hombre no se perdió ni una: Chile, Eritrea, Arafat, la muerte del Che, Sahara, el Dalai Lama, Fidel…

Continue reading »

May 182016
 

Foto-cafe-01

De todos los consejos que se pueden dar para hacer mejores fotos de comida en un restaurante hay uno básico: no des la nota. Que sí, que esa foto de la hamburguesa, el copazo o los callos de turno es lo más importante del mundo y posiblemente eres capaz de convertirlo en una cotizada obra de arte que conseguirá miles de likes.

Pero procura que el resto de comensales no tengan que sufrir un ataque de vergüenza ajena mientras tú montas el numerito con la luz, la posición de disparo, el ángulo para conseguir una toma cenital perfecta o llenas la mesa cosas oxidadas para darle un toque retro-chic-vintage a la imagen.

¿Exagero? Pues mucho más lo hace los chicos de AwesomenessTV en este divertido vídeo sobre el complejo arte de sacar una puñetera foto a una taza de café que descubrimos en Bokeh.

Que levante la mano el que no haya imaginado algo parecido al compartir mesa con algún adicto a Instagram. De hecho, pensándolo bien, los viajes gastronómicos en los que de vez en cuando andamos se parecen bastante a esto. Eso sí, nos vendría muy bien un par de focos y un buen productor, porque el tema de la luz en los restaurantes es una asignatura pendiente.

¿Cómo? ¿Que los restaurantes piensan en la gente que va allí a comer y no a sacar fotos? Tiempo al tiempo.

May 162016
 

Fotos-cactus

Las listas de consejos para hacer mejores fotos son una de las epidemias más cansinas del planeta. Pese a la conocida inutilidad de la estas enumeraciones a base de tópicos y chorradas, cada cierto tiempo resurgen este tipo de artículos en busca de clicks despistados.

Un título con cierto gancho, unos párrafos de esos que se escriben rápidos, fotos de que vas cogiendo por ahí y listo. Que con la miseria que pagan hay que publicar mucho y rápido si se quiere vivir de darle a la tecla.

Precisamente el otro día me pasaban uno de esos que, con sólo leer el título, ya sabes que daría para unas cuantas risas. Ojo que va: “Trucos de fotografía que utilizan todas las bloggers para hacer fotos geniales”. Maravilloso.

Vaya por delante que no se trata de pasarse con el autor del texto en cuestión. El artículo está publicado en una importante red de blogs española, así que puestos a pedir cuentas habría que apuntar siempre arriba. Lo más arriba posible, que es donde suelen estar los responsables auténticos de los despropósitos periodísticos que se cometen cada día. Y no sólo en blogs.

Pero volviendo con el artículo, ¿cuáles son estos geniales trucos que deberíamos saber para hacer fotos tan geniales como mis queridas blogueras de moda? El texto está repleto de grandes consejos no ya para las fotos, sin para la vida misma: mirar al infinito, posar con tu compi bloguera -a la que posiblemente odias- y practicar twining (que no es ninguna guarrada, sino vestir parecido), elegir un buen fondo en lugar de hacerte la foto en el espejo del baño…

En realidad, pese a ese delirante título que nos prometía las claves para ser los nuevos Steve McCurry de la fotografía de moda, la cosa no va por ahí. Ya ni eso, oigan. La idea es ofrecer truquis para posar mejor ante la cámara, que de lo de hacer las fotos ya se encargará algún pringado. Posiblemente el churri en cuestión, porque dice la leyenda que todos los novios de las blogueras de moda son fotógrafos y, además, representantes.

Pese a la decepción  y justo cuando íbamos a lanzar el texto a la paperela con gesto airado y maldiciendo al cielo en plan Arturo Pérez Reverte por haber malgastado 3 minutos de nuestro preciado tiempo, por fin dimos en un consejo que por sí sólo salva el artículo, el blog, la empresa que lo cobija, Internet y el sentido de vivir un día más.

Porque resulta que lo único que necesitamos para hacer mejores fotos es incluir más cactus y palmeras en la escena. A ver, no es que eso vaya a impedir que tus instantáneas sigan siendo lamentables, pero gracias a este secreto revelado conseguirás tener más likes.

Continue reading »

May 112016
 

1dxmkii_t9i6845

Una mesa repleta de cuerpos de la nueva EOS-1D X Mark II. Al lado, un surtido con algunos de los teleobjetivos más potentes de Canon. Es posiblemente el sueño de cualquier canonista, y lo tenemos ahí delante para pasar unas horas jugando en el Hipódromo de la Zarzuela, en Madrid. Es la definición perfecta de un buen plan.

Se trata, eso sí, de unidades de preproducción, nos advierten los responsables de la compañía mientras refrescan algunas de las principales especificaciones de su nuevo buque insignia: ráfagas de hasta 16 fotogramas por segundo, vídeo 4K, sensibilidad de 402.600 ISO, sistema de enfoque de 61 puntos (todos seleccionables), etcétera.

“Se trataba de afinar algunos detalles de la EOS-1D X, que ya era una gran cámara”, apunta Óscar Mateo, responsable del CPS (Canon Professional Services) en España. Un modelo cuya presencia en manos de los profesionales en los grandes eventos deportivos no dudan en cifrar desde la compañía entre un 70 y un 80%.

No hace falta citar a las cámaras de la competencia (antes la Nikon D4s, ahora la D5) para saber que para ellas es ese 30% o 20% restante. Y exactamente lo mismo ocurre cuando se apunta que las prestaciones de la renovada EOS-1D X Mark II se centran en lo que el usuario realmente necesita. Lo que hace falta, señalan, es poder disparar a 10.000 ISO en un campo de fútbol y que la foto esté perfecta.

14 fotogramas por segundo

Dejamos las pruebas de sensibilidad para cuando tengamos entre las manos modelos finales y nos centramos en otro de los puntos fuertes de la cámara: el sistema de enfoque y su ráfaga de 14 fotogramas por segundo en modo continuo. Los 16 disparos por segundo, por cierto, solo se alcanzan con el espejo levantado y con el foco y la exposición bloqueados en la primera toma.

Así que armados con el cuerpo de la cámara, un zoom 200-400 mm f4 –el 600 mm f4queda bien para la foto pero es una focal demasiado larga para la ocasión- y una tarjeta CFast de 128 GB, bajamos a las pistas de carreras donde esperan los jinetes.

Seguir leyendo en Quesabesde

May 092016
 

McCurry

Madurar es empezar a poner comillas a esos personajes que antes creíamos intocables. Suena a frase de mierda de algún libro de autoayuda, pero resulta que es bastante cierto. Que si Capa tal vez se tenía demasiado creído su personaje, que si Steve Jobs a lo mejor era un poco capullo, que si a Stalin igual se le fue la mano con aquello de Siberia… En fin, ese tipo de pequeños detalles.

El fotógrafo Steve McCurry ha sido el último en bajarse del pedestal con una doble pirueta con tirabuzón y una sonora hostia de morros contra el suelo. Sí, McCurry, el de la foto de la mujer afgana que todo el mundo conoce. Sí, el de esas fotos de colores imposibles, luz perfecta y que más de una vez nos ha hecho pensar que, maldita sea, esa instantánea tiene que estar preparada porque no es posible encontrarse tantas veces con una escena tan perfecta.

Dios y referente de la fotografía de viajes antes de que esa disciplina cayera en manos de Instagramers y blogueros con demasiados puntos en la Iberia Plus, lo cierto es que algunas pistas ya apuntaban a que McCurry cumplía a la perfección ese viejo dicho de que se puede ser un gran fotógrafo y un tipo no demasiado simpático. O al menos con el que es bastante mejor no tener que trabajar.

¿Y de dónde me saco todo eso? Digamos –por no hacer demasiada sangre con el asunto- que durante su paso por cierto festival de fotografía su comportamientos estaba más cerca del de una estrella de rock que de un respetado fotógrafo profesional. ¿El mismo McCurry que tuvo el privilegio de gastar el último rollo de Kodachrome del mundo? Me temo que sí.

La cosa empeora si descubrimos que no paga a sus ayudantes. Es verdad que entre trabajar gratis para el Huffington Post buscando fotos de gatitos mientras Cebrián se lleva la pasta a Panamá, o ser el esclavo de una leyenda de Magnum nos quedamos con lo segundo. Pero queda feo cuando ganas unos cuantos miles de euros por cada charla y tus fotos se cotizan a millón, la verdad.

Continue reading »

May 042016
 

Leica-MD

Hay marcas que provocan un divertido comportamiento bipolar que lleva del amor al odio y del cabreo a la carcajada de forma bastante loca. Leica es, sin duda, la campeona en esta categoría gracias a productos con los que uno no sabe si indignarse o quitarse el sombrero por su alta dosis de chulería.

La lista de despropósitos o genialidades es muy amplia, y va desde ediciones especiales de Hello Kitty o forradas con oro, diamante y piel de unicornio para rusos y chinos ricos, hasta alianzas estratégicas con fabricantes de móviles dispuestos a no ponerse quisquillosos con los ceros del cheque.

Y con cada uno de estos lanzamientos siempre se unen dos certezas: la de que Leica está convencida de que somos gilipollas y cierta admiración por atreverse a hacer cosas que nadie más en su sano juicio tendría valor de proponer. Y encima normalmente les sale bien, o traducido al particular lenguaje de esta firma: los coleccionistas pican, hay lista de esperas y las cámaras se agotan.

La nueva M-D desvelada hace unos días es la pirueta definitiva en esta surrealista escalada por apelar al clasicismo para vender piezas de muchos miles de euros en las que la gracia principal es, curiosamente, eliminar prestaciones que a cualquier otra marca y modelo se le exigen. En este caso el monitor trasero.

¿Alguien se imagina una Sony sin pantalla? ¿Una Canon que se venda con marcas de uso en plan pantalón vaquero desgastado? ¿Una Nikon que no tenga vídeo? Anda, espera, que eso sí existe. El caso es que lo que en cualquier otra marca sería imperdonable, aquí se convierte en virtud y símbolo de distinción.

¿Te molesta la ráfaga? Pues saca menos fotos. ¿Te molesta la pantalla? Pues no la mires o gírala si tienes esa opción. ¿El vídeo te parece una aberración? No pulses el dichoso botón rojo. ¿Los automatismos te parecen poco de hombres? Pues dispara en manual, machote. ¿El JPEG es para cobardes? Resulta que no es obligatorio disparar en ese formato. ¿Todo esto te parece demasiado sofisticado para tu espíritu libre de creador con pasta? De acuerdo: paga 6.000 euros por esta Leica, artista.

Continue reading »

May 022016
 

IMG_8394

Llega un momento en la vida del fotógrafo en el que, a la hora de hacer el equipaje para la próxima escapada, lo de preparar la bolsa de las cámaras da pereza. Seguro que muchos saben a qué me refiero: siempre hay dos maletas, la propia y la mochila con la cámara de turno, los objetivos, accesorios, tarjetas y demás.

Durante muchos años era parte del ritual antes de salir de viaje. Antes reservando un hueco para los carretes y un rato para discutir con los siempre simpáticos personajes de seguridad en los aeropuertos. Que si no me pases la película por el escáner, que si menos de 800 ASA no pasa nada, que si mira lo que le hicieron a las fotos de Capa, que no sabe usted con quién está hablando… En fin, esas batallitas que tanto nos gusta recordar aunque nos pillara con los pañales fotográficos y le pongamos siempre un poco de épica al asunto.

Pero volviendo al tema, para quienes somos un desastre haciendo maletas y siempre llevamos mucho más de lo necesario, la política con las cámaras suele ser parecida: tú ponlo por si acaso. El típico error del “y si…” que te hace pensar que llevarte un 300 milímetros es una buena idea aunque sepas que ni lo vas a usar ni posiblemente va a salir del hotel.

Ya hemos hecho experimentos parecidos otras veces. A Buenos Aires nos fuimos con una de esas estupendas compactas de zoom largo y sensor en condiciones (FZ1000 de Panasonic) y para una breve escapada a Israel la idea fue viajar sólo con un 35 milímetros. No salió mal o, mejor dicho, no echamos

Estos días ando por Perú en un viaje de trabajo para La Gulateca. Aunque el plan inicial era aprovechar para estrenar una cámara que no ha llegado a tiempo al mercado, la otra opción era también muy interesante: viajar muy ligero con un modelo sencillo y ajustado de precio. Vaya, tal y como lo hacen la inmensa mayoría de las personas. Las que se siguen llevando cámara y no se conforman con el móvil, claro.

Continue reading »

Apr 292016
 

LaVanguardia

Sólo hay una cosa mejor que escribir, hacerlo sobre algo que te apasiona. Si además consigues que te paguen por ello, ya es la hostia, como solemos decir los de Bilbao. Somos muy sutiles para expresar nuestros sentimientos, sí. Y los vascos -por seguir con la cosa local- nos tomamos muy en serio eso de comer. Somos capaces de estar hablando de comida mientras estamos en la mesa y estar ya pensando dónde vamos a cenar.

Fue esa curiosidad por la cocina y los fogones lo que hace unos años nos animó a comenzar La Gulateca, que después acabaría siendo el blog de gastronomía de 20 minutos, uno de los medios de mayor difusión del país.

Pero como para los periodistas tienen más de 24 horas, cuando hace tiempo llegó la propuesta de participar en el nuevo canal de gastronomía que La Vanguardia ha estrenado esta misma semana la respuesta sólo podía ser una: Pues claro, joder. 

Ayer mismo me estrenaba con un artículo sobre Bilbao La Vieja -un barrio que desde hace tiempo está en el radar foodie, por decirlo de forma resumida y un tanto abofeteable- y por allí andaré escribiendo unas cuantas veces al mes.

¿Oiga y la fotografía y las cámaras? Pues también seguimos, claro. Es verdad que no se come tan bien en ese sector y que, con los años, la paciencia con ciertas chorradas se agota y los bostezos aumentan de forma exponencial. Pero ya hemos dicho que no hay nada mejor que escribir de lo que te apasiona. O si lo hay: hacer fotos, viajar, comer y contarlo.

 Posted by at 6:00 am
Apr 272016
 

Sony-anuncio-RX100

¿Cómo presumir de cámara pequeña? Pues riéndote de los que van por ahí cargados con una cámara enorme, claro. Aunque es un recurso muy usado y bastante peligroso -sobre todo si en tu escaparate tienes cámaras y ópticas que tampoco es que sean un ejemplo de ligereza- hay que reconocer que a veces tiene su gracia.

Por ejemplo en esta publicidad de la Sony RX100 IV en Japón en la que la compañía no se cortan mucho a la hora de dar unos cuantos palos a las réflex. ¿En general? Eso parece, aunque se llega a ver con bastante claridad lo que parece una EOS 5D. Que si son muy pesadas, que si no tienen vídeo, que si eres un garrulo por comprarte un bicho de estos y usarlo en automático, que si estás dando la nota y vas a perder la foto…

Nada que no hayamos escuchado ya mil veces -¿hemos dicho ya que los sin espejo son los veganos cansinos del sector?- pero contado de una forma diferente. ¡Cómo echamos de menos publicidad de esta por aquí!

Apr 252016
 

swpa_2016_101

Fieles a su cita anual en Londres, los Sony World Photography Awards repartieron el pasado jueves los galardones del que se autoproclama como el concurso fotográfico más importante del mundo y que en esta edición ha batido récords de participación con más de 230.000 fotos enviadas desde 186 países.

Entre todas las propuestas presentadas, la del fotógrafo iraní Asghar Khamseh se ha alzado con el L’Iris d’Or, el premio que selecciona el mejor trabajo del certamen, dotado con 25.000 dólares. Un trabajo formado por impactantes retratos de mujeres -y algún hombre- en Irán que han sido atacadas con ácido y que tienen que sobrevivir con las inevitables secuelas físicas y psicológicas.

La larga enumeración de ganadores se saldó sin que ningún fotógrafo español se impusiera en ninguno de los 14 premios en los que este certamen clasifica a los participantes profesionales, con siete categorías artísticas y otras tantas documentales.

No obstante, Rubén Salgado, que en la pasada edición se hizo con el primer premio en el apartado de retrato, vuelve a figurar en la lista de este año con un tercer puesto en esa misma categoría por sus fotografías sobre hombres balineses que posan con sus gallos de pelea.

Pero volviendo a la lista de premiados, una vez más los refugiados que huyen de la guerra en Siria e intentan llegar a Europa estuvo muy presente en los temas de actualidad. Con menos carga dramática que otras imágenes sobre este mismo tema pero igualmente duras y removedores de conciencias –de eso se trata además de contar algo, al fin y al cabo-, las instantáneas del griego Angelos Tzortzinis le han valido un primer premio y uno de los aplausos más sonoros de la velada.

swpa_2016_103

Como ocurre siempre en un concurso que abarca todas las ramas de la fotografía, los temas más duros abordados por el fotoperiodismo se entremezclan con categorías más artísticas y conceptuales.

Seguir leyendo en Quesabesde

Apr 222016
 

Nikon D5

El otro día nos fuimos de paseo por Barcelona con la nueva Nikon D5. Y como se trataba de probar su sensibilidad (hasta 3 millones ISO, nada menos) nos dedicamos a recorrer iglesias para buscar rincones oscuros. Y sí, también es una metáfora.

El caso es que los resultados de la cámara son bastante espectaculares. Tanto que, al final, tuvimos que confesarnos. Mucho usar camaritas de esas sin espejo, ligeras y con diseños retro, pero luego nos ponen un bicho de estos entre las manos -cómo suena, qué poderío- y caemos en la tentación réflex.

Apr 202016
 

TIPA-2016

Con los premios TIPA ocurre algo parecido a lo que pasa en esos lugares en los que la corrupción es tan descarada y evidente que ya nadie se molesta en disimular: les acabas cogiendo cariño. Es tal su chulería y esa desgana por intentar ocultar los trapicheos que cuando les dices algo se te quedan mirando con cara de “pues claro, gilipollas”.

Por suerte esto es bastante menos serio que las Gürtel y compañía -“y los ERE qué”, se escucha de fondo- así que tampoco nos pongamos en plan terrible. Los TIPA son unos cachondos, punto. Y cada año acuden puntuales a su cita para demostrarlo.

Saben que nadie les toma en serio. Saben que muchos de los medios que forman parte de esta asociación sobreviven sólo para poder seguir trincando pasta de los TIPA. Son tan conscientes de que esta mierda sólo importa a las marcas que pagan por ello -y a mi, que cada año escribo la rajada de rigor- que ya ni se molestan en hacer una foto de grupo en condiciones. Pero, oye, ahí les tienes, reuniéndose en San Francisco para su conferencia anual, mientras tú, como mucho, te reúnes en el bar de la esquina.

Y para demostrar que la vergüenza y el rigor ni está ni se la espera en sus fiestones pagados con el impuesto revolucionario que cobran a las compañías, este año se han superado a sí mismos. Lo de poner muchas categorías (40 concretamente, así que repásala con cuidado porque igual te ha tocado un TIPA y ni te has enterado) es un clásico, pero la cosa no se queda ahí. Veamos algunos de los grandes chistes que esconde la larga lista de premiados de este año.

Sony A68, mejor DSLR. Vamos a pasar por alto que es la típica cámara que, por ser finos, tampoco mucha gente está esperando impacientemente. También que todavía no ha llegado al mercado y cabe dudar que estos muchachos la hayan probado. Lo mejor del asunto es que la mejor réflex del año es una cámara que no es réflex. Es, amigos, una SLT y se supone que es -o era- la alternativa de Sony a las SLR. Aplauso fuerte.

Nikon D5 y Canon EOS-1D X Mark II. Para llevarse bien con todo el mundo, lo mejor es que haya muchos premios, así  cada uno tiene el suyo. Sólo así se explica que la Nikon D5 sea la mejor cámara profesional de acción y la nueva 1D X la “mejor cámara profesional de vídeo y foto” .¿Es o no un malabarismo precioso?

Continue reading »

Apr 182016
 

Banco-selfie

Cuando algo se pone de moda, se convierte en el argumento perfecto para casi todo. Y si hablamos de selfies, está claro que el nivel de tontería no conoce límites. Oiga, que esta cámara es un churro. Sí, pero se mueve la pantalla y puedes hacerte selfies. Oiga, Bertín Osborne, que mucha patria pero la pasta en Panamá. Calla rojeras, y hazte un selfie conmigo. Tío, machote, crack.

Total, que cuando pensábamos que no podíamos ver más tonterías alrededor de los autorretratos, en la localidad galesa de Porthcawl han conseguido superarse con una doble pirueta con tirabuzón que los convierte en nuestros héroes particulares de esta semana.

La historia es de esas de El Mundo Today. Pese a que presumen de tener una preciosa costa y el paseo que discurre junto a ella es uno de los orgullos de la ciudad, algún genio decidió que los nuevos bancos instalados en la zona era mejor colocarlos orientados de espaldas al mar. Total, quién quiere ver un atardecer sobre el horizonte pudiendo contemplar la carretera, los edificios y los transeúntes sacando fotos.

Cuando comenzaron las críticas, a alguien en el departamento de turismo de la región (Bridgend Tourism Association) se le ocurrió una idea brillante: no era un error, sino que esos eran los primeros bancos del mundo diseñados para sacarse selfies. Vaya, que tú no ves la costa, pero sí sale cuando despliegas tu palito de selfies y disparas la foto. ¿Es o no genial?

Continue reading »

Apr 132016
 

Phodographer

¿Te crees muy guay por ser fotógrafo? ¿Consideras que hace falta un talento especial para captar la esencia de una historia en una sola imagen y todos esos rollos? ¿Has estudiado en las mejores escuelas de fotografía, te has leído todos los libros de Mellado y tienes un altar en casa con estampitas de Fontcuberta?

Enhorabuena. Ahora déjame que te presente al señor Phodographerla idea no es nueva, por cierto– que no sólo sabe apretar el botón para disparar la estupenda Hasselblad de turno -seguro que bien amaestrado también sabe hacer reviews- sino que resulta que saca mejores retratos que tú y que yo.

Así lo demuestra esta divertido experimento realizado hace un tiempo en Japón para celebrar el día de la sonrisa que, por lo visto, existe y todavía no lo ha patentado Mr. Wonderful. Según descubrimos en Lamono Magazine, la idea era conseguir unos retratos de familia de lo más naturales y simpáticos. Y para ello el truco era tan sencillo como despedir al fotógrafo y poner a un simpático perrete en su lugar.

Seguro que algún profesional de esos con la piel demasiado fina incluso se siente un poco ofendido por el vídeo. Y es que, más allá de la broma con el chucho fotógrafo, si nos ponemos quisquillosos podríamos detectar ese clásico tonillo de que cualquiera puede hacer fotos. Si me apuras, hasta un concursante de Gran Hermano si le pones la cámara el estudio y los flashes puede darle al botánico bien rojo y grande. Bueno, igual nos hemos pasado.

El caso es que, desatada la genialidad perruna, ahora el siguiente paso está claro: queremos un fotolibro del Phodographer. Una obra llamada a convertirse en el nuevo referente artístico de una generación que, harta del documentalismo de la casta, ahora apuesta por nuevos formatos y mensajes con un discurso transversal y tan vació como estas dos últimas líneas que no significan absolutamente nada.

Apr 112016
 

Huawei-Leica

Un acontecimiento histórico como el aterrizaje de Leica en el mundo de la fotografía móvil requiere uno de esos artículos en modo gurú. Ponerse intenso, soltar un par de sentencias categóricas e incluso atreverse a adivinar lo que va a ocurrir para, después, comerse con patatas todo lo dicho si no se cumplen los pronósticos.

Pero puesto que todo el mundo está hablando del Huawei P9 y de su cámara Leica va tocando poner un poco de orden entre tanta histeria colectiva. Vayamos por partes: la cámara del teléfono tiene una pinta estupenda y hay ganas de probarlo para ver cuánto hay de realidad y cuánto de marketing en un trasto que promete -ojo- reinventar la fotografía móvil.

Esta misma semana podremos jugar con él en condiciones, pero para ir abriendo boca merece la pena recordar unas cuantas cosas sobre este matrimonio que suena más a negocio que a amor verdadero. Empezando por algo que cualquiera que conozca un poco cómo funciona este mundillo sabrá de sobra: no, Leica no ha diseñado la cámara del Huawei P9, ni ha fabricado las ópticas ni le ha dado su toque mágico.

Leica ha dejado que pongan su nombre, habrá dado el visto bueno a un par de esquemas del objetivo y poco más. Y por ello habrá cobrado, cabe suponer, una cantidad suficientemente indecente como para permitir que su legendario nombre aparezca en un teléfono móvil. Así de fácil.

Pero Huawei dice que el P9 ofrece filtros de colores propios de Leica. Claro, lo mismo que Leica asegura que las Panasonic que vende bajo su marca tienen un ajuste de color propio. ¿Y lo del sensor blanco y negro? La idea ni es nueva ni es mala, pero intentar pensar que ahora todo el mundo va a hacer fotos en blanco y negro con un móvil es igual pasarnos de frenada.

Ahí radica parte del problema de este matrimonio: que estamos hablando de un smartphone. Y a estas alturas deberíamos saber ya que las mejores prestaciones o los mejores logos no se traducen en mejores fotos. La cámara del iPhone durante muchos años no ha sido técnicamente la mejor pero ha ofrecido -en cierto modo sigue haciéndolo- la mejor relación entre sencillez y calidad del mercado. Por eso sigue siendo un referente sin RAW, sin controles manuales y sin necesidad de tirar de Zeiss o Leica para engordar el curriculum.

Continue reading »

Apr 062016
 

al_sabbah_650p

Cuenta la leyenda que hubo un tiempo en el que los fotógrafos no preparaban sus fotos ni las pasaban por Photoshop para poner o quitar cosas a esa realidad que a veces se empeña en no ser perfecta. Se dice que, junto a dragones, unicornios y banqueros con moral, estos seres mitológicos habitaron un día el planeta y se dedicaban solo a sacar fotos, intentar publicarlas y –posiblemente esto es lo más difícil de creer del cuento- cobrar por ellas.

Pero ya se sabe qué pasa con este tipo de fábulas. Los unicornios y dragones está claro porque tienen su propio icono en WhatsApp, pero de los otros dos seres no hay pruebas reales de que algún día hayan llegado a existir. Y es que lo de hacer trampas con las fotos es algo posiblemente tan viejo como la fotografía y el oficio.

 Pero es verdad que el tema parece haber explotado en los últimos tiempos. No es que antes no se hiciera –igual menos al ser más difícil hacer piruetas en el cuarto oscuro-, sino que ahora es mucho más fácil que te pillen. Por muy fino que seas con las capas y el tampón de clonar, ahí fuera hay un ejército de cuñados con lupa que tarde o temprano te acabarán calando. Y después ya sabes lo que viene: escarnio público, críticas a todo el colectivo de fotoperiodistas, poner en tela de juicio la deontología de la profesión…

Precisamente por eso lo más fascinante del asunto no es que a alguien se le pase por la cabeza que puede poner o quitar cosas a una foto, sino que crea que no lo van a pillar. Pero, ¿dónde has estado los diez últimos años, muchacho? ¿Tú no lees los periódicos ni ves la que se monta en cada World Press Photo?

Pero es verdad que no hace falta tirar de Photoshop para retocar la realidad. De hecho –insistimos en ello porque somos muy pesados- cualquier foto implica un proceso de selección subjetivo por parte del autor. Pero no hablamos de eso, sino del que recoloca la realidad para que la foto le quede bonita. A veces es un lobo amaestrado que salta vallas. Otras, una niña colocando un osito de peluche tras unos atentados. Posiblemente sea igual de grave en términos fotográficos, pero lo segundo clama más al cielo.

Continue reading »

Apr 042016
 

Instagram-notificaciones

Cualquiera que ande por Instagram seguro que durante estos últimos días se ha encontrado con una petición –súplica, casi- de muchos usuarios: activa mis notificaciones. Más que una propuesta es casi una favor que te hacen porque sólo activando las dichosas notificaciones podrás ser avisado cada vez que publiquen una foto. La alternativa suena aterradora: perderse alguna de las intantáneas con outfits, tostadas de aguacates, atardeceres, selfies y ese tipo de mierdas que todos compartimos.

La histeria notificadora se ha desatado por un cambio en la política de Instagram. Se acabó lo del orden cronológico de las imágenes y echando mano del algortimo de turno la idea es ordenar las imágenes que publican tus contactos según su importancia y tus interesas. Vaya, según unos criterios definidos por lo que a Zuckerberg y amigos les salga de la mismísima punta del engagement. Ah, que no sabes qué es engagement. Largo de aquí, perdedor.

¿Tienes menos likes últimamente? Tranquilo, es por el nuevo sistema de Instagram. Algo así se podía leer por ahí hace unos días ante la locura generalizada entre los habitantes de esta red que veían como sus imágenes tenían menos repercusión de lo habitual. Y la solución que se proponía a los seguidores para luchar contra la tiranía de Instagram era, precisamente, activar las notificaciones.

En realidad casi nada de lo repetido en decenas de blogs y recomendado por otros tantos gurús parece ser cierto: lo de las notificaciones lleva años ahí sin que nadie le haga caso y tampoco sirve para mucho. Bueno sí, para que se te dispare una alerta con cada foto que alguien publique. No hace falta decir que no es una idea muy recomendable activarlo para las 532.486 personas que sigues a ver si hay suerte y te siguen otras tantas. Y lo del algoritmo parece que de momento tampoco está activo, según explicaban el otro día en Instagramers, que seguro que algo saben del tema.

Continue reading »

Mar 302016
 

yander_zamora
Siempre hay muchas fotos, pero con el tiempo suele ser una imagen la que acaba simbolizando los grandes acontecimientos históricos. Y la llegada de un presidente de Estados Unidos a Cuba más de 80 años después y tras décadas de bloqueo económico y relaciones más que tensas es uno de esos momentos llamados a pasar a los libros de historia. ¿Y qué imagen ilustrará este momento? Tal vez haya que esperar unos años para saberlo, pero si se pregunta a fotógrafos y editores gráficos, seguramente no duden demasiado: la fotografía del Air Force One acercándose al aeropuerto de La Habana.

El enorme avión cruzando frente a una modesta carretera llena de coches –carros, que dicen por allá- con muchos años de historia y los vecinos observando con curiosidad el momento. La llegada del líder del mundo a una pequeña isla que, a solo 90 millas de la gran potencia, ha sobrevivido a guerras frías, crisis de misiles, deshielos soviéticos…

Hay quienes hablan de una gran carga simbólica. De décadas de historia del siglo XX condensadas en ese avión (el iPhone Guan, según los reporteros de Televisión Española) y en esos almendrones, que es como en Cuba se conoce a los coches clásicos.

La foto entró en la línea de Reuters –nos explica Orlando Barria, fotógrafo de EFE en la República Dominicana y que también cubrió desde Cuba la llegada de Obama- primero sin firmar. Stringer, el nombre con el que se conoce a los colaboradores puntuales de una agencia o medio que cobran por pieza, era lo único que podía leerse bajo la instantánea.

Pronto medios de todo el mundo empezaron a difundir la imagen, y Reuters actualizó los datos añadiendo una firma: Alberto Reyes. ¿Quién es Reyes? El seudónimo del fotógrafo cubano Yander Zamora. Aunque ya había colaborado en otras ocasiones con la agencia Reuters usando ese nombre para evitar problemas con el periódico Granma para el que trabaja, esta vez decidió dar la cara, según nos cuenta él mismo.


Seguir leyendo en Quesabesde

Mar 282016
 

pana_100_400mm_3

Arriba, una cámara de ópticas intercambiables con un zoom que rinde unas focales equivalentes a 200-800 milímetros con una luminosidad máxima de f4-6.3. Debajo, una cámara de ópticas intercambiables con un teleobjetivo de 800 milímetros y apertura f5.6.

Además de la más que evidente diferencia de peso y tamaño, el equipo de Panasonic subido a la chepa del Canon rondará los 2.500 euros. Con eso puedes comprar aproximadamente una cuarta parte del objetivo grande. El precio del conjunto superaría los 15.000 euros.

Esos son los datos. A partir de ahí podemos empezar con los matices, los chistes y las comparaciones. Por ejemplo, no está de más recordar que la cámara de abajo (una Canon EOS-1D X) es una réflex con sensor de forma completo y uno de los sistema de enfoque más avanzados del mundo, entre otras cualidades. La de arriba es una Panasonic GX8 con un sensor Cuatro Tercios -la mitad de tamaño, por tanto- lo que le permite duplicar la focal real de 400 mm.

Pero en realidad no hace falta matizar mucho ni ponerse tremendos y serios porque, salvo los hooligans de turno, nadie verá en esta curiosa imagen algo más que eso, una curiosidad. ¿Son dos objetivos con un alcance de 800 milímetros y una luminosidad similar? Sí. Fin de los parecidos.

Este simpático encuentro se produjo hace unos días mientras jugábamos con el nuevo 100-400 mm de Panasonic, a día de hoy el zoom más potente para el sistema Micro Cuatro Tercios. Y como se trataba de destacar sus virtudes, nada mejor que colocar frente al enorme Canon 800 mm f5.6 para hacerse una idea.

“No estamos comparando sistemas ni enfrentando uno a otro”, insistieron desde Panasonic. Nos conocen y saben que somos de tuit rápido y chiste fácil. De todos modos, se agradece esa prudencia y realismo en un mercado en el que lo de tirar de comparaciones facilonas es una estrategia de marketing de lo más habitual.

Continue reading »

Mar 232016
 

Vida-Brian

Los que solo creemos en Capa tendemos a ponernos bastante pesaditos en estas fechas de crucifixiones y nazarenos. Me contaban el otro día por Málaga ante mi sorpresa por una Semana Santa que dura mucho más de una semana que en realidad todo esto va más de cultura que de fe o religión. Que ver a ateos de toda la vida ejerciendo de costaleros es de lo más normal por allí.

Así que, pensándolo bien y dejando a un lado manías religiosas, esta idea de sufrimiento y vía crucis que tanto se estila por estas fechas cuadra a la perfección con la vida del fotógrafo. Una profesión o afición que entre lo de la pasión y el calvario en que se convierte muchas veces también podría tener su propia Semana Santa.

Ellos no cargan con una cruz, cierto. Aunque seguro que más de uno ya está pensando en voz baja el chiste recurrente: algunas réflex pesan casi lo mismo. Pero lo que nunca falta alrededor del fotógrafo son los palmeros. Esos que un domingo te reciben con sus ramitas de olivo y tal pero que posiblemente al cabo de unos días estén pidiendo que te den bien fuerte con el látigo.

Y póngale también –señor romano- una corona de espinas, que esa foto de la que tanto presume seguro que está retocada, montada o algo. Aquí no hace falta ni esperar a que cante el gallo para ser negado o traicionado. Basta un poco de éxito o un premio para que el fotógrafo de turno acabe recibiendo algo más que alabanzas.

Eso nos lleva directamente a otra de las grandes figuras evangélicas que últimamente está en alza: el fotógrafo apóstol. Los hay de todos los tipos pero básicamente la idea es convencerte de que sus panes y sus peces son mucho mejores que los del vecino. Da igual que esté vendiendo un libro –perdón, un fotolibro, que es lo que se lleva ahora entre la modernez de Galilea-, su último trabajo o las bondades de la cámara con la que trabaja. El caso es que al apóstol le gusta predicar la buena nueva allí donde sea. Posiblemente sin que nadie le haya preguntado.

Continue reading »

Mar 212016
 

Cambits

Lo de las cámaras modulares es uno de esos cuentos que llevamos tantos años escuchando que posiblemente el día que sean una realidad o nadie se lo creerá o ya habrán dejado de interesar. No hablamos de sistemas modulares tradicionales en los que poder jugar con piezas como el cuerpo, el objetivo o el visor, sino una cámara que, como si se tratara de un Lego fotográfico, podemos construir a medida para cada ocasión.

Una idea que planea desde hace tiempo en el mundo de los móviles, tanto en versión -el Project Ara de Google en versión más etérea o rumores sobre módulos fotográficos para futuros Samsung en plan más terrenal- pero que Cambits pretende llevar un pocas más allá.

En este vídeo explican el concepto y su funcionamiento. Pero como está hecho por ingenieros –del laboratorio de ingeniería visual de la Universidad de Columbia, más concretamente– resulta tan comercial y apasionante como una misa en latín retransmitida en directo.

Continue reading »

Mar 182016
 

Carmen-de-Burgos

Hace una semana se celebraba el día de la mujer trabajadora. Una fecha que, más allá de las misas dedicadas a la mujer que algunos localidades organizaron para demostrar que no han entendido nada del asunto, siempre es una buena excusa para recordar grandes figuras femeninas. Así que llegamos unos días tardes a esta historia que recordaban en Clases de Periodismo rescatando el documental emitido por Televisión Española y disponible on-line dentro de su serie “Mujeres viajeras”

Hablamos de Carmen de Burgos que además de su faceta como viajera, escritora y luchadora por los derechos de la mujer, figura también como la primera reportera de guerra en España. Conocida como Colombine, en 1909 llegó a Melilla durante la guerra entre España y Marruecos como enviada especial del periódico el Heraldo de Madrid. “Fue la primera mujer española [periodista] que estuvo en una trinchera”, relata este interesante documental.

Una vida y obra increíbles que lo son todavía más si se contextualiza en su época. Carmen de Burgos, defensora de del divorcio, de la emancipación femenina, de la República… Una gran historia del periodismo. Una gran historia para refrescar la memoria sobre la defensa de los derechos de las mujeres.

Mar 162016
 

p8850090

Una compacta con controles avanzados, un zoom 10x (25-250 milímetros) y un sensor muy decente (1 pulgada y 20 megapixeles) que entre en el bolsillo. Algo así es desde hace muchos años el sueño de muchos fotógrafos y viajeros que, sencillamente, están hartos de cargar con una bolsa repleta de trastos. Ni réflex, ni sin espejo más pequeñas -pero con ópticas igual de grande- ni nada: una compacta de bolsillo y listo.

Pues bien, esa cámara existe. O algo muy parecido: la Panasonic TZ100. No es que sea perfecta y, de hecho, no es nada barata (unos 700 euros) pero después de probarla durante unas semanas se parece tanto a eso que llevamos años pidiendo que casi da cosa hasta criticarla. Aunque, como siempre, motivos hay.

Os lo contamos todo en uno de esos estupendos vídeos que graba y monta Álvaro Méndez

Mar 142016
 

Cliche

Es muy posible que esa foto que has hecho o que vas a hacer esté repetida, lo siento. Somos carne de topicazos y postales fotográficas y aunque eso no sea nada nuevo, las redes sociales lo han potenciado o al menos lo han expuesto con más claridad. Pero que nadie se eche a temblar que esto no va de postfotografía ni de aquello de que “para qué fotografiar otro atardecer, si ya hay millones de atardeceres fotografiados” Los ensayos se los dejamos a los intelectuales, que aquí hemos venido a hablar de Instagram y de tontás más ligeras.

Y para comprobar que nos repetimos más que Buenafuente haciendo programas de televisión basta con echar un vistazo al ingenioso proyecto artístico-musical de Hiérophante titulado Clichés. Más de 1800 instantáneas, unos cuantos hashtags y un tema perfecto para empezar animados el lunes componen esta pieza que viene a certificar lo que sospechamos desde hace tiempo: somos medio gilipollas y nos encaminamos a paso ligero hacia la extinción.

Como comenta el autor del proyecto, posiblemente hablar de clichés es otro cliché. Y escribir sobre fotos poco originales tampoco es nada original. De hecho, lo más aterrador de este vídeo es el temor de descubrir que alguna de las fotos que aparecen es tuya. O al menos, idéntica a alguna que has hecho y colgado. O que vas a hacer cualquier día de estos.

Mar 092016
 

lena_dunham

Desde hace ya tiempo ocurre un fenómeno curioso en el mundo de la moda. Las fotografías llegan a las agencias, portadas y archivos perfectas: pieles lisas y suaves, piernas y cuellos estirados, caderas estilizadas y ni rastro de bolsas bajo los ojos. Lo que viene a ser una fotografía de moda, vaya.

Sin embargo, desde que el fotógrafo aprieta el disparador hasta que la instantánea acaba en algún suplemento dominical o una de esas revistas de tendencias, se obra el milagro: nadie parece saber quién, cuándo o cómo se ha retocado la foto. Pero el caso es que nunca llega con arrugas a su destino final.

¿Un caso digno de Iker Jiménez y su nave del misterio o simple hipocresía de un sector que lleva muchos años haciendo lo mismo con el beneplácito de todos –modelos incluidos- y ahora de repente se siente señalado? Votamos por lo segundo.

No es que sea un tema nuevo, porque lo de Photoshop y la imagen de la mujer en los medios es una relación de amor-odio que se remonta unas cuantas décadas. Algunos países amagan con legislar sobre la materia, y de vez en cuando se pide que sea obligatorio indicarlo cuando una foto está retocada (todas los están, ¡sorpresa!), pero en general ahí están los muslos imposiblemente perfectos luciendo chicha en cada nueva portada.

La actriz Inma Cuesta ya puso el tema sobre la mesa hace unos meses. O mejor dicho, sobre su cuenta de Instagram, donde denunció públicamente que la que aparecía en la portada del suplemento de El Periódico no era ella. O no se reconocía. Cabe suponer que se acababa de graduar la vista y descubrió, tras años en el mundo del cine, que sus fotos se publicaban retocadas. En este caso, al parecer, con más retoque de lo habitual.

Continue reading »

Mar 072016
 

Leica

Cuando ya te has dado de morros contra el iceberg, acabar de hundirte con cierta dignidad es algo bastante complicado. Y eso en el sector de la fotografía lo sabemos muy bien. Y no sólo de marcas, que entre los medios también tenemos clamorosos ejemplos. ¿Hace falta señalar? Pues eso.

Kodak lleva ya demasiados años agonizando mientras se hacen todo tipo de tropelías con su nombre y su marca. Algunas -esa cámara Super 8 que prometieron en el CES- tienen su gracia. Otras, como las cámaras digitales que siguen vendiendo con su logotipo sin que nadie les haga ni puñetero caso, dan bastante pena.

Tres cuartos de los mismo pasó con Agfa. Por no hablar de Polaroid y el caos alrededor del uso de su marca. Hay tantos productos con el nombre y su logo que es posible que pronto lo veamos en unos preservativos. Sí, como Mr. Wonderful. Polaroid es chuli y tal.

Los grandes mitos tampoco escapan de una vejez complicada. Es verdad que Hasselblad y Leica no se están hundiendo, pero sus movimientos un tanto a la deriva no permiten ser muy optimistas sobre el final que les espera. O, mejor dicho, sobre cómo será ese adiós.

Continue reading »

Mar 042016
 

lg_g5_fotografia_8

Pasada la resaca del Mobile World Congress y mientras comienza el cansino debate sobre si se irá o no de Barcelona, hemos reunido en un vídeo las novedades más interesantes desde el punto de vista fotográfico. ¿Fotografía en una feria de móviles? Sí, amigos. Los teléfonos no es que sueñen con ser nuestras cámaras, es que saben que ya han ganado esa batalla.


 

Mar 022016
 

_dsf0448

¿Cómo trabajan los fotoperiodistas? Malpagados, cuestionados, sin contrato, hostiados por los uniformados de turno, y con poco reconocimiento. Excepto cuando mueren o son secuestrados, claro.

Pero si dejamos a un lado las cuestiones laborales, desde el punto vista técnico el análisis de los datos de los últimos premios World Press Photo no dan alguna pista interesantes sobre el trabajo de los reporteros, más allá de las eternas guerras de marcas. Y de esa terquedad de la realidad de llevar la contrario a las compañías y embajadores que insisten en repetir que todo el mundo ya trabaja –o debería- con sistemas sin espejo.

En el caso de la última edición de estos premios, nos fijamos también en las focales con las que trabajan los fotoperiodistas. Dejando a un lado los teleobjetivos necesarios para la fotografía deportiva, hay una focal que gana por goleada: el 35 milímetros.

Es una de esas veces en la que teoría y práctica encajan a la perfección. Y es que al 35 milímetros siempre se le ha considerado la óptica fetiche de los reporteros: un ligero angular para contextualizar la escena, suficiente para salvar un retrato de ambiente llegado el momento y, para cuando hace falta algo más, con un sofisticado mecanismo de zoom cuando hace llamado: mueve el culo y acércate a la escena.

Continue reading »

Feb 292016
 

Selfies_ACNUR-01

Que la realidad no es eso que ocurre en Instagram y demás redes sociales es algo que, más o menos, ya sabemos. Que los selfies son una de los virus más insoportables de lo que llevamos de siglo XXI, también. Pero a veces estas dos modas pueden usarse para contar precisamente aquello que no sólo es real, sino que preferimos no ver.

ACNUR -el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados- ha lanzado en una brutal campaña gráfica desarrollada por la agencia Sancho BBDO en la que los selfies son muy diferentes de los que solemos ver en nuestra día a día. Nada de paisajes increíbles, mesas repletas de comida bonita o morritos para posar junto a un famoso.

“No todos los selfies son iguales, pero no deberían ser tan diferentes” reza el lema de esta campaña que aborda la situación de decenas de miles de niños refugiados usando los códigos visuales y mensajes a los que estamos tan acostumbrados. ¿Verdad que no tiene ninguna gracia? De eso se trata.

Selfies_ACNUR-02