Aug 222016
 

IMG_1930

¡Pues vete a Cuba! Tanto escuchar esa frase cuando hablo de política al final he decidido hacerles caso y hoy mismo me voy pa’ La Habana, compañeros. No es sólo que los vuelos para Venezuela o Corea del Corte estuvieran más caros, es que había mucha ganas de volver a la isla, seis años después de mi primer viaje por allí.

La Habana con unos fotógrafos que viven en esta ciudad  y prometen ser unos excelentes guías para salirse de las rutas turísticas, y unos días por Viñales para conocer el pueblo de mis abuelos. Sí amigos, ese natural atractivo y ritmo caribeño al bailar no era casualidad.

El caso es que, como cada año por estas fechas, llega la pregunta del millón, ¿qué cámara elegir para un viaje así? O cámaras, en plural. ¿Algo ligero y discreto para viajar cómodo? Ya vimos hace poco que un cuerpo tipo Olympus Pen-F puede ser un compañero perfecto o que para irse a Perú a trabajar una semana una Panasonic  GX80 es una opción perfectamente válida.

Esa era inicialmente la idea hasta que la cosa se empezó a animar. Y, como suele decirse, me vine arriba. Posiblemente demasiado. ¿Pero quién le dice que no a una Sony RX1 R II? Un formato completo de bolsillo con una calidad sencillamente espectacular, así que para la mochila. Pero, claro, hace falta algo más polivalente y un poco de zoom. Tenía ganas de probar con más calma la joven A6300 de Sony, así que también se viene junto al 18-105 mm f4.

IMG_1928

Pero, sin duda, la estrella de la fiesta es la Sigma SD Quattro. Sí, ese bicho raro con sensor Foveon, ópticas intercambiables, un diseño perfecto para dar la nota en cualquier lugar pero una calidad de imagen que -con paciencia- promete mucho. De una cosa puedo estar seguro: va a ser la única SD Quattro en todo Cuba.

Continue reading »

Aug 162016
 

P1010166

Hay gente que en verano se dedica a ver los Juegos Olímpicos. O ir a la playa. O discutir con la familia aprovechando que hay tiempo libre. O escandalizarse con la mierda de informativos de la televisión. O viajar. O dar la lata en las redes sociales y contar por Instagram Stories lo mismo que contaba antes por Snapchat y que sigue sin interesarnos demasiado.

Luego están los que se dedican a dar consejos sobre cómo no ser el pesado de la cámara y acaban siendo precisamente eso: el puto pesado de la cámara. Así que aprovechando una larga excursión por el norte, además de aprender a tomar sidra -un arte, no creáis- también ha habido tiempo para ir todo el día con la Olympus Pen-F y el 17 mm colgado al cuello.

P1010199

Continue reading »

Aug 112016
 

Smartphone-swatter

Son una de las grandes plagas del siglo XXI: los que ven los conciertos a través de la pantalla del móvil. Efectivamente cada uno invierte el dinero de la entrada como le da la gana y si prefiere pasarse el concierto grabando y sacando fotos, pues bien por ellos.

El problema es cuando estos cansinos -todos lo hemos hecho alguna vez, cierto- molestan al resto del público y desatan sus peores instintos. Que si métete el móvil donde te queda, que si vete a cazar Pokémons a la puta calle, que si tal, que si cual…

Pero se acabaron los problemas porque el mismísimo Marky Ramone ha lanzado el producto definitivo para acabar con esta plaga. Una mejor dicho porque su smartphone swatter es precisamente eso,  una especie de matamoscas para arrearle bien fuerte al pesadito de turno.

 

Aug 082016
 

Canon-CPS

Para la mayoría la llegada de los Juegos Olímpicos significa que durante un par de semanas la prensa –la deportiva y la de gente que ha estudiado- dedica algo de atención a deportes a los que normalmente no hace ni puñetero caso. Medalla de bronce para el equipo español de lanzamiento de palo de selfies, y tal.

Pero además de ese clásico hay otro lugar común que se repite de forma puntual cada cuatro años: la imagen de centenares de fotógrafos cargando con sus mejores ópticas y cubriendo las diferentes especialidades deportivas. Posiblemente si hiciéramos un repaso de esa postal en las dos últimas décadas veríamos algunas variaciones pero básicamente sería una estampa a base de objetivos negros y blancos y mayoritariamente cámaras de Canon y Nikon.

Curiosamente eso es lo que seguimos viendo este año. Se comenta por ahí que la cosa ya no está tan igualada como en los últimos tiempos y que Nikon ha retrocedido ante el avance de Canon, pero de lo que podemos estar casi seguros es que veremos muy pocas cámara sin espejo -¿habrá alguna?- entre los profesionales que cubren la cita olímpica.

De hecho Canon se marcó un buen punto mediático antes incluso de que los juegos empezaran con esas impresionantes imágenes del almacén de su servicio CPS que han aparecido en todas partes. 1500
objetivos y casi 1000 cuerpos para prestar a los fotógrafos acreditados en las olimpiadas. Es algo habitual en este tipo de citas, pero hay que reconocer que esta vez Canon le ha metido un buen gol por la escuadra –ya que estamos con los símiles deportivos- no sólo a las sin espejo, sino a su eterno competidor.

Pero volviendo al asunto mirrorless, ¿por qué los profesionales de esta especialidad no usan cámaras sin espejo? ¿Acaso son idiotas que prefieren ir cargados en lugar de trabajar ligeros y glamourosos con sus flamantes Sony, Fujifilm, Panasonic y Olympus? Así nunca os sacarán en Vogue, muchachos.

Continue reading »

Aug 032016
 

Camara-verano

A estas alturas del calendario es posible que se te hayan colado en casa unos cuantos instagramers, youtubers y embajadores para explicarte cómo hacer mejores fotos este verano. Así que para no caer en la tentación de dar la lata con más de lo mismo, se nos ha ocurrido una terapia en tres fases: primero, releer este imprescindible artículo de Harry Fisch sobre fotografía de viajes (puestos a dar consejos, al menos que sean de alguien que sepa); después, elegir un buen equipo para el verano, y por último, no tomarte demasiado en serio a ti y a tu cámara. Un punto que normalmente olvidamos y que, combinado con estos calores, nos acaba convirtiendo en “el pesado de la cámara” un verano más. Si quieres evitarlo y que la gente normal no acabe huyendo de ti, solo tienes que seguir paso a paso este manual.

1. No seas pesado. Posiblemente es la clave. Que sí, que eres fotógrafo o quieres serlo y las fotos son lo más importante para ti, pero del mismo modo que se puede ser vegano sin tener que comentarlo a los 10 segundos de haber conocido a alguien, seguro que eres capaz de hablar de otras cosas que no sean tu cámara, los idiotas que usan modelos de la competencia o lo que le harías a Steve McCurry por mentiroso.

2. Nuestros debates no interesan a la gente normal. Directamente relacionado con el punto anterior, es importante darse cuenta de que el mundo real no es ni ese foro de fotografía en el que escribes ni Twitter. Porque por mucho que a ti y a mí el debate entre las réflex y las sin espejo nos parezca de lo más interesante, es posible que a tu familia, compañeros de viaje y mascotas les dé absolutamente igual. ¿Te vas solo de vacaciones? Ahora ya sabes por qué.

3. La maleta de la cámara. Otra de esas cosas que en nuestro pequeño mundo puede parecer de lo más normal pero que no todos tienen por qué entender. El coche a rebosar o la maleta del equipaje de mano –a ver quién es el valiente de facturar con Vueling- a punto de pasar de los 10 kilos y tú empeñado en que sin el 600 milímetros el viaje no tiene ningún sentido. Tal vez deberías leer nuestras recomendaciones para viajar fotográficamente más ligeros este año y olvidarte de que, además de tu maleta, necesitas otra para el equipo.

4. Horarios. Es verdad que si lo tuyo son los viajes fotográficos, ajustar los horarios con la luz tiene mucho sentido. Pero si se trata de unas vacaciones en las que la fotografía es solo parte de la gracia, igual tampoco hace falta que madrugues y despiertes a toda la familia cada día a las cinco de la mañana para ver amanecer en Marina D’Or. ¿Perderte las cañas después de la piscina para pillar la hora azul en todo su esplendor? Tampoco parece una gran idea como filosofía de vida.

5. Reconcíliate con la cámara del móvil. Ahora que no nos oye nadie, puedes reconocerlo: tú también usas la cámara del móvil. Da igual que vayas de purista del 6 x 6 o que lleves tatuado Leica en el brazo –o Huawei, ya me entiendes-, porque resulta que los teléfonos no solo dan una calidad muy decente sino que además es la cámara que llevas siempre encima. Aprovecha el verano para descubrir todo su potencial. ¿Y si resulta que a la vuelta has sacado mejores fotos con el smartphone que con la cámara? Tranquilo, no se lo diremos a nadie.

Continue reading »

Aug 012016
 

IMG_1347

Es un clásico. Te pasas un par de semanas dando la lata sobre la importancia de no ir muy cargados con cámaras y trastos, lo interesante que puede ser viajar sólo con una óptica o sobre lo harto que estás de cargar con una mochila repleta de cámaras y objetivos que no usas. Y al final acabas cayendo en la tentación de ir con todo el arsenal, la cámara de tropocientos megapixeles, los consiguientes objetivos para formato completo, el zoom por si tal, la cámara para el vídeo, la pequeña para cuando de pereza sacar la otra.

Pero este año no. Con la maleta lista para una excursión por el cantábrico en busca de la lluvia o al menos un poco de fresco, las cámaras elegidas para el viaje entran casi en dos bolsillos: la monísima Olympus Pen-F y la Sony RX100 III que desde hace tiempo es la compacta que llevo casi siempre encima.

La segunda es, por tanto, una vieja conocida. Así que en realidad tengo ganas de pasar unas semanas con calma con esa Pen-F que tantos piropos ha recibido últimamente. En su momento ya la probamos y, como suele ocurrir, hubo cosas que nos gustaron mucho (diseño, tamaño, visor…) y otras no tanto. Empezando por el precio.

Pero no es lo mismo probar una cámara con la lupa en la mano y los colmillos afilados que, una vez hechos los deberes y repartidas las bofetadas y palmaditas en la espalda, convivir y viajar con ella sin tener que estar atento a si tal botón está en su sitio, el menú de turno es un horror o a 12.800 ISO hay ruido cromático si la luna está en cuarto menguante. Por ejemplo.

Para rematar esta idea de ir con muy poca cosa encima el estupendo M.Zuiko 17 mm f1. 8 -uno de nuestros objetivos favoritos del sistema- se viene también de paseo. Cámara pequeña, un 35 milímetros equivalente y esperemos que 20 grados menos de temperatura que en Barcelona. ¿Qué puede salir mal?

Continue reading »

Jul 272016
 

camaras-viaje

Da igual que lleves la misma cámara que Steve McCurry –tener su mismo retocador sí es importante- o el mismo móvil que el mejor cazador de Pokémons del barrio. Hacer buenas fotos en un viaje o en el día a día no depende de eso, aunque es verdad que un equipo en condiciones y cómodo de llevar puede ser de gran ayuda. Así que mientras preparamos la maleta hemos elaborado una lista de modelos lo suficientemente ligeros y compactos como para hacerles un hueco en ella. Porque, después de todo, de nada sirve tener la mejor cámara del mundo si nos da pereza sacarla de paseo.

Panasonic Lumix TZ100. Apostar por una de esas cámaras con sensor de zoom largo y zoom muy potente es realmente tentador. El problema es que de compactas solo tienen el nombre, porque en algunos casos ocupan y pesan más que un modelo de óptica intercambiable. Por eso en nuestra mochila hemos preferido hacer hueco para la mucho más discreta y ligera Lumix TZ100 de Panasonic, dotada de un sensor de una pulgada y 20 megapíxeles que brinda unos resultados y excelentes y de un zoom 27-270 mm f2.8-5.9 que nos permite afrontar casi cualquier escena.

Olympus Pen-F. Desde que se presentó a principios de año se ha convertido en la niña bonita de Olympus. Su precio es algo elevado, cierto, y pensándolo fríamente cualquiera de las OM-D sería una opción más lógica que esta. Pero el diseño y la filosofía de la nueva Pen-F nos ha convencido y no le hemos podido decir que no cuando ha insistido en venirse de vacaciones. Con un 12 mm f2 y un 17 mm f1.8 nos iríamos con ella al fin del mundo.

Canon PowerShot G7 X Mark II. Acabamos de pasar unas semanas con ella y se ha convertido en una de nuestras compactas de bolsillo favoritas. Más ágil que la PowerShot G7 X, la calidad de imagen es muy similar, así que si el presupuesto es ajustado no pasa nada por quedarnos con esta última. De nuevo, la clave está en un estupendo sensor de una pulgada y 20 megapíxeles y en una óptica de 24-100 milímetros con una luminosidad de f1.8-2.8.

Ricoh GR II. ¿Quién quiere una compacta con sensor de una pulgada pudiendo tener un captor APS-C en la palma de la mano? Esa es la sugerente propuesta de la Ricoh GR II, que añade la conexión Wi-Fi a una de las compactas más interesantes por dentro y por fuera del mercado. Diseño clásico y óptica fija sin zoom (un 28 mm f2.8 imbatible en calidad de imagen) son la carta de presentación de este elegante modelo. ¿Echamos algo de menos? El visor, claro. Aunque si el presupuesto llega, hay uno opcional.

Seguir leyendo en Quesabesde

Jul 252016
 

Kodachrome

Tropezarse con una gran historia en la calle es el sueño de cualquier periodista. Y desde lo de Vivian Maier, si esa historia tiene forma de fotos abandonadas y ocurre en Nueva York, mucho mejor. Por eso cuando una reportera de The New York Times se encontró una bolsa llena de diapositivas seguro que muchos pensamos lo mismo: ¡Qué cabrona! Sí, somos muy envidiosos en este oficio.

Y es que encima no hablamos de una fotos cualquiera que alguien ha tirado a la basura, sino que resulta que esta periodista estaba ante una colección de Kodachromes con lo que parecía la intensa vida de una mujer. Concretamente de la reportera Mariana Gosnell, que había muerto en 2012.

¿Qué hacían esas fotos allí? ¿Cómo acabaron cientos de diapositivas de toda una vida repleta de viajes en una bolsa de basura junto a una papelera de Nueva York? Vale, no estamos ante la segunda parte de la niñera fotógrafa, pero está claro que hay unas cuantas preguntas en el aire.

Eso es precisamente lo que resuelve este vídeo, que recoge las investigaciones de la periodista grabadas y compartidas con los lectores -que iban aportando pistas y datos sobre la marcha- en Facebook Live. Una pieza de los más interesante no sólo por la historia, sino por el formato periodístico.

No haremos ningún spoiler sobre el desenlace, aunque en realidad tampoco hay ningún gran misterio. Simplemente la vida, los recuerdos, las fotos, el tiempo…  Una preciosa historia, así que quienes están ya de vacaciones que le roben 10 minutos a la playa para ver esto. Y los que todavía anden -andemos- trabajando, ya tenéis algo que ver mientras tomáis el café.

Una cosa es segura: igual te entran ganas de disparar unas cuantas diapositivas estas vacaciones o imprimir todas esas fotos que guardaste en algún lugar. Si algún día van a acabar en la basura, al menos que no sea en forma de un frío disco duro.

Jul 202016
 

Canon-promocion

Igual ya has visto la publicidad. Incluso, teniendo en cuenta cómo está el patio, es posible que te lo hayan colado sin decir que era publicidad. De hecho, ¿cómo sabes que esto no es un post patrocinado de esos? En Barcelona hace demasiado calor como para quedarse en casa en verano y aquí cada uno se financia las vacaciones y los viajes como puede…

Pero no, efectivamente, esto no es publicidad. Bueno, el vídeo sí, pero aquí hemos venido para reírnos un rato de él no para hablar de lo estupendas que son las Canon o de la promoción de verano que han montado. ¡Mierda, al final está sonando como un artículo pagado!

El caso es para convencer al personal de que lo suyo es llevarse de vacaciones una cámara en condiciones y no un móvil como un vulgar instagramer o un caza pokémons de esos, los creativos de Canon han tirado por la vía del humor. Nadie sabe muy bien por qué pero lo de combinar risas e industria fotográfica nunca ha funcionado demasiado bien.

Igual es que somos todos demasiado sosos o que, simplemente, los chistes son de esos que acaban con un incómodo silencio en el que nadie se ríe y hay miradas cruzadas entre el creativo y el cliente. ¿Cuánto dices que nos ha costado esto? En fin, lo típico.

Pero pese a los evidentes peligros Canon ha tirado por la vía del humor y en una ingeniosa trama cinematográfica viene a contarnos que el móvil es eso, un teléfono. Y que igual te suena en medio de la foto de tu vida y te arruina la toma. O te come un tigre y encima les jodes las vacaciones a tus compañeros de viaje. Egoísta de mierda.

Continue reading »

Jul 182016
 

Huawei_P9

Posiblemente si en 1913 le hubieran preguntado al bueno de Oskar Barnack sobre el futuro de las cámaras que estaba creando jamás habría imaginado que llegarían tan lejos. ¿En manos algunos de los mejores reporteros de la historia? ¿Convertidas en todo un símbolo de calidad? Sí, todo eso está muy bien pero en realidad el futuro era esto: poder cazar Pokémons con una cámara Leica.

Por si alguien ha estado desconectado del mundo las últimas semanas, resulta que el juego Pokémon Go lanzado por Nintendo para móviles se ha convertido en todo un fenómenos de masas. Y además en la mejor arma del planeta para aplicar aquello de la selección natural, porque por lo visto no pasa un día sin que alguien acabe cayendo por algún precipicio o poniendo en riesgo su vida para cazar uno de estos bichos.

Los medios de comunicación están entusiasmados con el asunto porque, con un poco de suerte, la tontería se alargará durante el verano y no tendrán que esforzarse demasiado este año para llenar los informativos y los periódicos. ¿Turquía, Niza, Siria,Irak…? Calla amargado y demos paso a nuestro reportero becario que está con unos muchachos cazando Pokémons de esos.

¿Y qué demonios tiene que ver la mítica Leica con este juego? Muy sencillo: gracias a la colaboración de la firma con Huawei en su reciente P9, ahora ya es posible salir a la caza los Pikachus de turno con una auténtica cámara Leica. En realidad dos, porque los más clásicos también pueden usar la monocromo y demostrar que en esto también puede haber clases.

Continue reading »

Jul 132016
 

dscf0348-1

¿2016 y el titular es que una cámara puede enfocar -o no, veremos- igual de bien que otras que ya existen? Puede sonar un poco simplista e incluso cruel pero a ratos esa era la sensación que hace unos días algunos teníamos mientras probábamos la nueva Fujifilm X-T2. Sí, además de hablar de formato medio también comentábamos cosas de la cámara que teníamos entre manos.

Los primeros resultados confirman que la cámara, efectivamente, enfoca muy bien. En modo continúo marca un antes y un después en la gama de Fujifilm y nos atreveríamos a afirmar que es la mejor sin espejo del momento en este terreno. Que puede igualar a cámaras réflex similares o incluso más económicas (la Nikon D7200 tiene un enfoque bastante espectacular, por ejemplo) ya es mucho decir y todavía no pondríamos la mano en el fuego por ella.

El caso es que los modelos sin espejo cumplen al pie de la letra ese viejo axioma que invita a buscar soluciones a problemas que nadie ha señalado. Un ejemplo: durante años el objetivo ha sido conseguir un visor electrónico tan bueno como el óptico, cuando en realidad tampoco es que el óptico supusiera un problema para la inmensa mayoría de usuarios.

Oiga, pero es que al eliminar el espejo hay que cargarse el visor óptico. Cierto, pero es que tampoco hemos visto manifestaciones de usuarios pidiendo que se elimine el dichoso espejo. ¿Para conseguir ráfagas más rápidas? Creo que la mayoría iba bien servida en ese terreno. ¿Para sustituir mecánica por electrónica? Al usuario medio le importa bastante poco cómo funciona su cámara mientras funcione y, en todo caso, los problemas derivados de un espejo que sube y baja -o se cae- son del fabricante, no del fotógrafo.

Continue reading »

Jul 112016
 

Fuji-Mamiya-7

Que si la visita de Obama, que si la pereza de la formación del gobierno… Temas corrientes de los que estos días habla el populacho mientras la gente importante nos ocupamos de los asuntos que realmente marcan el futuro de la humanidad: efectivamente, las cámaras digitales de formato medio.

Por si alguien anda despistado, un rápido recordatorio. Desde hace ya tiempo suenan rumores sobre el salto al mercado de formato medio de marcas como Fujifilm -en este caso sería más una vuelta- o Sony, aunque esta teoría se ha deshinchado en los últimos tiempos.

Mientras tanto Hasselblad se ha adelantado y ha presentado l a X1D que pasa por ser la primera sin espejo de este tipo: cuerpo muy compacto, ópticas intercambiables con una nueva montura y un sensor de formato medio con 50 megapixeles. Entre cuerpo y óptica, unos 11.000 euros para empezar a hablar.

Un movimiento que ha caldeado más el ambiente entre los fans más desatados de Fujifilm. De hecho hemos estado estrenando estos días la flamante X-T2 por el circuito de Le Mans y casi se hablaba más del dichoso formato medio que del nuevo modelo.

Y es que a estas alturas pocos dudan ya de que la firma prepara algo así para Photokina. Dicho de otro modo, Fujifilm, como no presentes esa dichosa X de formato medio en septiembre te van a caer palos por todos lados. ¿Nos conformaremos con el anuncio de un desarrollo y la cámara para 2017? Qué remedio.

Mientras los ingenieros de la firma escuchan atentamente nuestros comentarios y opiniones -porque todo el mundo sabe que los ingenieros japoneses siempre escuchan y nunca hacen lo que les sale del sushi- se ha ido creando una idea más o menos aproximada de cómo será o debería ser esta cámara.

Lo lógica lleva a pensar en una versión digital basada en la amplia experiencia de Fujifilm con cámaras de formato medio de película. Pero la lógica es demasiado aburrida así que en realidad todo el mundo tiene la mirada puesta en la Mamiya 7. Incluso hay quienes sueñan en una especie de Rollei digital de doble óptica, aunque sólo después de unas cuantas cervezas.

¿No sabes qué es la Mamiya 7? Largo de aquí. En el manual del listillo fotográfico una de las frases obligatorios es decir que se trata de una de las mejores cámaras de todos los tiempos. Últimamente se suele añadir la coletilla: “ojalá alguien se atreve a hacer la versión digital”.

Continue reading »

Jul 062016
 

RX10-Marea Alta

Dentro de unas semanas el edificio Torre Colón de Barcelona -uno de los primeros rascacielos de la ciudad- acogerá el nuevo restaurante Marea alta. Todavía está en obras pero como promete tener una de las mejores vistas de la ciudad hasta allí nos subimos para probar el zoom de la nueva Sony RX10 III.

Todo sea por probar como se merece una compacta de nada menos que 1.600 euros. Sobre lo del casco ya hablamos otro día.

Jul 042016
 

23941895810_345d52057e_b

Dicen por ahí que Rajoy ha ganado las elecciones gracias a una brillante estrategia en Facebook. Algunos tenemos otra teoría que incluye numerosos insultos, pero por no entrar en temas polémicos y volviendo a Facebook, quienes anden mucho por esa red social y sean aficionados a la fotografía es posible que, entre mil conspiraciones y basura magufa, también crean que las réflex se han extinguido hace un par de años.

Sería lo lógico porque una legión de embajadores y hooligans hace tiempo que se dedican a cantar -con una intensidad entre alta e insoportable- las bondades de los sistemas sin espejo de turno. Y nosotros que pensábamos que no podía haber nada más cansino que los nikonistas y canonistas.

Y es verdad que las cámaras sin espejo avanzan a paso firme y van ganando terreno a las réflex clásicas. Sin embargo, de vez en cuando alguna noticia nos recuerda que ahí fuera la realidad de muchos profesionales dista todavía mucho de parecerse a ese paraíso mirrorless que pintan algunos.

Sin ir más lejos, aprovechando que Obama apura sus últimos meses en la presidencia, la revista Popular Science ha hablado con el fotógrafo oficial de la Casa Blanca para descubrir con qué equipo trabaja. En realidad no es ningún secreto porque, además de ser uno de los fotógrafos más envidiados del mundo, son numerosas las imágenes de Pete Souza con sus cámaras encima.

¿Y qué usa este muchacho? Pues según resumen en Petapixel, un par de Canon EOS 5D Mark III y -aquí empieza lo interesante- un zoom 24-70 mm f2.8 con el que realiza la mayoría de tomas pese a tener también por ahí un estupendo 135 mm f2, un 50 mm f1.2 y un 35 mm f1.4. ¿La segunda óptica más usada? El 70-200 mm f2.8.

Continue reading »

Jun 292016
 

milla_de_la_paz_650

Suele circular por el sector una anécdota cada vez que alguien menciona la idea de trabajar gratis. En la presentación de la edición española de El Huffington Post su directora soltó como si tal cosa que algunos colaboradores del medio cobrarían con prestigio. Alguien preguntó entonces en voz alta si ella iba a cobrar igual o con dinero normal.

Cierta o no, esta historia revela que lo de saltarse ese feo trámite de pagar –el vil metal lo ensucia todo- es una práctica muy vieja en el periodismo. Casi tanto como en la otra profesión que más sabe de eso de trabajar gratis: los fotógrafos. Si hace unos años los fotoperiodistas con contrato eran una especie en peligro de extinción –se dice que queda algún ejemplar en cautividad-, a día de hoy la situación ha empeorado, y encontrar reporteros que cobren por su trabajo sin tener que discutirlo empieza a ser poco común.

Cada semana salta a los titulares un escándalo relacionado con este asunto, lo cual demuestra que se producirán muchísimos más sin que nadie se entere o sin que a los afectados les queden tiempo y fuerzas para denunciarlo. Hace poco fue el caso del concurso de la Agencia Catalana de Turismo, y la penúltima historia nos lleva hasta San Sebastían y su capitalidad cultural europea.

Tal y como han denunciado durante los últimos días diversos reporteros, más de una quincena han recibido un correo en el que se les pedía colaboración para el proyecto “La milla de la paz”, una exposición de más de un kilómetro en Donostia que recogería instantáneas de conflictos cubiertos por algunos de los fotoperiodistas españoles más reconocidos.

“En principio no contamos con presupuesto para las imágenes. Ya que, como imaginaréis, la exposición no tiene ningún fin lucrativo”, explicaban en el correo electrónico enviado por la empresa K6 Gestión Cultural y que fue el detonante del escándalo.

Seguir leyendo en Quesabesde

 Posted by at 6:00 am
Jun 272016
 

Bill Cunningham-01

Se suele hablar de Bill Cunningham como uno de los referentes de la fotografía de moda y de calle. Otros se refieren a él como un auténtico icono de Nueva York. Tanto que resultará extraño no verle con su cámara al cuello y su bicicleta cazando tendencias en cualquier  rincón de Manhattan o en el sarao más elegante de la ciudad.

El pasado sábado Cunningham moría a los 87 años de edad, tras más de cuatro décadas trabajando para The New York Times. Desde 1978 sus columnas sobre moda se convirtieron en un referente, dejando claro que por mucho Sartorialist y bloguera de moda que le echemos al asunto, en realidad todo aquello ya estaba inventado hace mucho.

Claro referente de la llamada street photography, posiblemente durante estos días tocará soportar a mucho intensito reivindicando la grandeza de esta especialidad y alabando la figura de Cunningham -al que igual acaban de descubrir- como el maestro al que seguir. Un clásico.

¿Pero qué decía él sobre la dichosa street photography? “No hay nada nuevo en esa idea. La gente ha estado fotografiando la calle desde que se inventó la cámara”. Así que no seáis tan pesados, carajo, me permito añadir.

Pese a ser uno de los fotógrafos en activo más respetados y queridos, quienes le trataban destacaban su modestia y discreción. Cero estrellitis y cero filosofía conceptual. Una Nikon, una bici y a patearse la ciudad a ver lo que encontraba.

Es posible que sus instantáneas a medio camino entre la moda y lo documental, y con mucho retrato cazado al vuelo no entusiasmen a todos, pero es innegable que son parte de la historia de la fotografía y de Nueva York.

Continue reading »

Jun 222016
 

dsc09535

Hace ya años que el Sónar, el festival de música electrónica y avanzada que cada año se da cita en Barcelona, trasciende más allá del ámbito musical y artístico para asomarse al mundo de la tecnología. Y es que más allá de los conciertos y los recurrentes chistes sobre los modernos más modernos, la innovación también tiene su dosis de protagonismo en este evento.

Sonar+D es el espacio reservado para que empresas y startups muestren sus propuestas en este festival paralelo que se ha convertido ya en un clásico del Sónar de Día que se celebra en Montjuïc. Según los datos de la organización, esta cuarta edición se ha saldado con la presencia de 2.600 empresas de 60 países y más de 4.500 profesionales de lo que por aquí se denomina “comunidades creativas digitales”.

Un concepto de lo más variado que engloba desde firmas tan potentes como Spotify hasta pequeños proyectos patrios que aspiran a hacerse un hueco en sectores como la impresión 3D o la realidad virtual, auténticos protagonistas de esta cita.

Time Keeper es posiblemente la propuesta más espectacular de esta edición. Se trata de un proyecto desarrollado por Domestic Data Streamers para Spotify ante el que resulta difícil saber si uno siente más fascinación o miedo. Atención a la idea: ¿y si se pudiera establecer una conexión entre un momento futuro y una canción que todavía desconocemos?

dsc09454

DSC09429

Mediante los datos del perfil personal almacenados en la aplicación y un test realizado allí mismo, esta máquina asegura ser capaz de saber qué canción querremos escuchar dentro de unos días o semanas en un determinado momento. Asusta, ¿verdad?

Si le sumamos una máquina con bolas transparentes que van cayendo –los parecidos con “Inside Out” de Pixar posiblemente no son casuales- y generando sonidos vinculados con los tonos de nuestras canciones más escuchadas así como complejas explicaciones sobre sintetizadores y sonido mecánico, la sensación al salir de allí va de un wow a un “saben demasiado de nosotros”.

Seguir leyendo en Quesabesde

Jun 202016
 

Master-Of-Photography

“Si se trata de egos inflamados, personajes surrealistas y maestros de bofetada con la mano abierta –los tres pilares de este tipo de talent shows– de todo eso vamos sobrados en la comunidad fotográfica”. Algo así decíamos allá por 2013 cuando se empezó a hablar lo que por lo visto ya es una realidad: el canal británico Sky tiene listo esa especie de MasterChef fotográfico que en un alarde de originalidad han llamado Master of Photohraphy.

Fotografía y televisión suena a receta un poco extraña. Pero no hay que olvidar que en este tipo de programa no se buscan cantantes, cocineros, fotógrafos ni nada. Lo que interesa son personajes que den juego y que en lugar de ir al psicólogo, tomarse un café con un amigo o quedarse en su casa leyendo sin dar la plasta a nadie con su atormentada vida prefieran exponer miserias y sueños ante millones de espectadores.

Hablábamos el otro día con Jordi Cruz –flamante jurado de MasterChef- y nos prometía que la dosis de espectáculo en ese programa era la justa para que la gente no se aburriera y se fuera a otro canal. Y a cambio de tener que soportar algún que otro lloro ante las cámaras se conseguía que la gente viera cocina en prime time en televisión.

¿Ocurrirá lo mismo con la fotografía? Así en frío cuesta imaginarlo y más desde la perspectiva española en la que pagar o contratar a un fotógrafo ya forma parte de un guión de ciencia ficción. ¿Permitir que estos muertos de hambre se cuelen en la televisión? Venga hombre, y qué más.

Por eso el único consuelo es que podemos estar casi seguros de que el formato no llegará por aquí. Ni el productor de televisión más osado -o puesto hasta arriba, cual líder de Ciudadanos- apostaría su carrera y su dinero en un programa en el que, más allá del espectáculo y del drama personal que seguro arrastra cada aspirante a fotógrafo, se hable de composición, iluminación e incluso fotoperiodismo.

Aunque, un momento, igual es cuestión de potenciar esa primera parte y convertir lo de la fotografía en sólo una excusa más. Vaya, como cualquier otro reality. Un Gran Hermano de fotógrafos. O, mejor aún, un “Hombre, Mujeres y Viceversa” con intrépidos reporteros que aspiran a ser cronistas. Esto empieza a tomar forma.

¿Y si juntamos a Instagramers de éxito y los llevamos a una isla desierta donde tengan que luchar por cargar el móvil y recoger frutas para sus bodegones cenitales? Algo así sería un éxito seguro. Sólo habría que alimentar un poco -tampoco hace falta mucho, la verdad- las envidias y malos rollos existentes en ese mundillo.

Continue reading »

Jun 152016
 

Canon Pocketronic CalculatorNada como un poco de contexto, memoria y distancia para dar a las cosas la importancia que realmente tienen. Suena a una de esas frase de Paulo Coelho que se comparten en Facebook, pero en realidad es un buen antídoto contra los intensitos. Y un buen consejo a la hora de sentarse a escribir y contar algo sin dejarse llevar por el entusiasmo más de la cuenta.

Todo esto viene a cuento de una reciente lista publicada por la revista Time y en la que seleccionaba los 50 cacharros más influyentes de la historia. Esos que no sólo han cambiado el mundo de la tecnología sino que han afectado a nuestras vidas diarias. Una lista -como todas- repleta de subjetividades y totalmente discutible, pero que sirve como un guión perfecto para esta historia.

Primera bofetada de realidad: ¿Cuántas cámaras hay en ese ranking? Dos. ¿Y cuántas digitales? Cero. Ni una. ¿Y las sin espejo?, preguntará algún embajador despistado al que su marca de confianza le ha jurado que esa cámara que tiene entre las manos es, junto al fuego y la rueda, uno de los grandes logros de la humanidad.

Es verdad que suena un poco extraño que la fotografía digital no aparezca entre los cambios más relevantes del último siglo al hablar de tecnología. Después de todo es por culpa de los píxeles que ahora todos llevamos una cámara en el bolsillo, damos la lata con Instagram, odiamos los palos de selfie… Efectivamente, no aparece la cámara digital como tal, pero sí el iPhone -número 1 de la lista, por cierto- detonante en cierto modo de todos esos cambios de los que hablábamos y de muchos otros ya más ajenos a la imagen y la fotografía.

Continue reading »

Jun 132016
 

Makaroff

Los pobres, además de vestir fatal y usar teléfonos Android, son unos desagradecidos. Viven tan ricamente con sus sueldos de seiscientoseuristas sin tener que preocuparse por desayunar cada día una tostada de aguacate sobre una mesa de madera vintage o saber cuál es su perfil bueno para el selfie mañanero recién levantados. Y encima ,cuando alguien se toma la molestia de señalarles el camino del glamour y el buen gusto, se lo toman a mal.

Y es que, según denuncia Miranda Makaroff, esta peña con el armario lleno de ropa de Primark le tiene manía. No sólo a ella, sino a todos los que en su momento fueron bloggers y ahora se ganan la vida como influencers.

“Hola, me llamo Miranda Makaroff y soy… ¿blogger? Al principio, cuando esta palabra acababa de aparecer me parecía interesante porque era algo nuevo que describía a un grupo muy reducido de gente que se dedicaba a la moda e inspiraba a la juventud por su manera única y original de entender este arte”, relata esta muchacha en un desgarrador artículo recientemente publicado en Vogue.

Ahora que ya sabemos que los bloggers son los que escribían de moda -y a ti te encontré en la calle- urge hacerse otra pregunta. ¿Quién demonios es la tal Makaroff? Porque posiblemente tú que viajas en Ryanair y no en first class de Etihad y lees los catálogos de Alcampo en lugar de L’Oficciel no conoces a esta joven promesa de la moda y la literatura.

Pues un respeto porque mientras tú estabas ahí vagueando en la cola del paro, esta chica se labraba un futuro ella solita, sin necesidad de tener que recordar a nadie que es hija de la diseñadora Lydia Delgado y el músico Sergio Makaroff. Lo ha conseguido todo ella sola. Trabajando mucho. Pico y pala.

Pero continuemos con los lloros de la Makaroff porque si esto no os emociona es que además de ser pobres no tenéis corazón. Y eso no hay outfit que lo arregle. “Hace unos días escribía en mi perfil de Facebook una opinión que llevo mucho tiempo ‘cocinando’ en mi cabeza sobre esta situación que me parece no solamente injusta, sino vergonzosa. Sí, es oficial: todo el mundo odia a los bloggers, influencers o instagramers” Cocinando en su cabeza. Con comillas. Aprended, malditos holgazanes.

Continue reading »

Jun 082016
 

Captura-de-pantalla-2016-06-07-a-las-23.02.00

Estamos llegando a ese punto en el que casi todos los móviles -al menos de gama alta- hacen fotos buenas. Suficientemente buenas para lo que la gente quiere las fotos del móvil, se entiende. Algo parecido pasó en su momento con las cámaras con la consiguiente histeria de los fabricantes para intentar destacar con algo diferente.

Los últimos terminales del mercado parece que apuntan en esa misma dirección. LG y su G5 son un estupendo ejemplo, porque la pirueta es doble: su sistema modular permite ponerle una empuñadura que le da un agarre y consistencia más cercano a una cámara y, sobre todo, su angular con una cobertura de 135 grados es una prestación única en el escaparate.

Pero mucho mejor que volver a repetir sus prestaciones es irnos de paseo con él por Barcelona para probarlo. Y grabarlo en vídeo, claro.

Jun 062016
 

Cuñadanos

Además de servir en bandeja el tema de cachondeo durante unas cuantas semanas y provocar algún que otro ataque de vergüenza ajena, el delirante vídeo electoral de Ciudadanos ha servido para volver a traer a los titulares uno de los personajes más carismáticos de la fauna española: el cuñado.

Todos conocemos alguno o hemos oído hablar de ellos. Son los enterados, los tolosa (to-lo-sabe), los que repiten tópicos y lugares comunes sin tregua. Los putos listos de toda la vida, vaya.

Son los de “yo no soy racista, pero…” Los del hemos vivido por encima de nuestras posibilidades. Los que a tu edad ya se habían comida el mundo –aunque tengan tu misma edad-, y los liberales emprendedores que no necesitan a papá Estado.

Son esos que presumen de ayudar a su mujer en casa, los del algo habrá hecho si la policía le ha dado, los de “trabajo hay, pero hay que querer…”. Los de ni izquierdas ni derechas porque ya se sabe que todos son iguales y es mejor el centro. El extremo centro.

Expertos en todo, están convencidos de que como en España en ninguna parte, porque un día fueron a Punta Cana y no tenían ni puta idea de hacer paella. Son los del tinto –a temperatura ambiente, coño- para la carne y el blanco para el pescado y las mujeres. Y ponme otra, guapa, chata, cariño.

Opinan de todo con esa soltura que da escuchar El Larguero, leer El Mundo Deportivo, y hablar con su amigo abogado o ese otro que trabaja en La Caixa y que de eso sabe un montón. Cómo no va a saber, hombre, si fue el que más preferentes coló de su sucursal. En efecto, la única fuente de información fidedigna para un cuñado es otro cuñado.

Nada les es ajeno. Por eso, cuando ven tu cámara puede que tengas suerte y despachen el tema con un “esa sí que es buena” –si es grande y negra, porque las cámaras grandes y negras son siempre buenas- o un condescendiente “con eso cualquier hace buenas fotos”. Porque para un buen cuñadano los funcionarios son una privilegiados y las fotos las hacen las cámaras, no los fotógrafos.

Continue reading »

Jun 012016
 

Sony-sensor

Prepárate para ver retrasos y falta de stock en muchos modelos durante los próximos meses, nos avisan quienes conocen muy bien el sector desde dentro. No parece un farol ni el viejo truco para crear más ganas de comprar ya mismo a quienes andan pensando en cambiar de cámara, sino la consecuencia del terremoto que hace un mes afectó a la región de Kumamoto, en Japón.

Pero, un momento… ¿acaso están justo en esta zona todas las fábricas de las principales firmas? ¿No producen la mayoría de ellas muchos de sus modelos en factorías fuera de Japón por aquello de reducir costes? Correcto. Los retrasos que se avecinan no son solo un efecto colateral del citado terremoto, sino más bien la consecuencia directa de la dependencia que ahora mismo tiene gran parte del sector de los sensores de Sony. ¿Y dónde está uno de los principales centros de producción de captores de Sony? Efectivamente, en Kumamoto.

En realidad, aunque pretendamos hacernos los interesantes y presumir de información de primera mano, eso no es ningún secreto. Sony emitió en su momento un comunicado sobre las consecuencias del terremoto para la compañía, y desde entonces el goteo de avisos sobre retrasos no se ha hecho esperar.

Nikon, por ejemplo, ya ha comunicado de forma oficial que habrá que esperar para la llegada de sus nuevas compactas DL en los escaparates. Modelos que incorporan ese ya famoso sensor de una pulgada y 20 megapíxeles que –ahora está claro- sale de las factorías de Sony. En el otro extremo del escaparate, desde Hasselblad nos confirmaban hace unos días que su nueva H6D 100c de 100 megapíxeles también se retrasa hasta septiembre, por lo menos. Su enorme CMOS de formato medio también es obra de Sony, claro.

Pero más allá de los comunicados oficiales en los que se cita o se insinúa el origen del problema de abastecimiento de componentes que se avecina, en realidad prácticamente todas las compañías se van a ver afectadas de uno u otro modo. Incluso firmas que trabajan con sus propios sensores (Canon, Panasonic, etcétera) también tienen en su catálogo modelos compactos que recurren a los de Sony.

¿Las Micro Cuatro Tercios de Olympus? ¿Los respaldos de Phase One? ¿Las réflex de Pentax y Nikon? ¿Las PowerShot G de Canon? ¿Las compactas de Panasonic? ¿La cámara de los smartphones de gama alta? En mayor o menor medida, los sensores de Sony andan por ahí.

Y en las Sony A7 y RX, claro. Cabe suponer, eso sí, que ante la escasez de material de los próximos meses la compañía dará prioridad a sus propios productos y a sus principales clientes, creando una curiosa lista de espera que nos ayudará a tener más claro quién pinta algo y quién no en el segmento.

Continue reading »

May 302016
 

McCurry

Pocos días después de que salieran a la luz nuevas fotos que dejan al descubierto los excesos del fotógrafo Steve McCurry a la hora de editar algunas de sus imágenes, un nuevo escándalo amenaza la prestigiosa trayectoria del fotógrafo.

Y es que, según ha podido saber en exclusiva mundial este blog, ni siquiera su foto más conocida se queda al margen de la polémica. Conocida como “la chica afgana”, nuevos detalles sobre la toma de aquella mítica instantánea cuestionan la versión oficial y permiten intuir cierto nivel de retoque en la toma.

Así, en la imagen remitida a este medio por una fuente anónima que sólo ha querido identificarse como “el becario despedido” pueden apreciarse sutiles cambios entre el supuesto original y la famosa copia que McCurry llevo a la portada de National Geographic en 1985.

“Hay que fijarse en el tono de la piel y el color de los ojos”, recomienda el remitente de la imagen para detectar los cambios. Aunque no se menciona nada al respecto, si se observa con detenimiento también se adivinan algunos retoques en el fondo de la escena.

A la espera de que McCurry de alguna explicación sobre esta nueva polémica –o despida a algún otro trabajador, si le queda alguno- y mientras miles de personas pasan el rato rebuscando en el archivo del fotógrafo para pillarle en otro fuera de juego, este puede ser un estupendo momento para repasar la historia de este famoso retrato. Posiblemente uno de los más conocidos de la historia.

Una foto hecha, por cierto, con una Nikon FM2, un 105 mm f2.5 y diapositiva Kodachrome 64. Todo era mucho más sencillo en aquella época, ¿verdad Steve?

May 252016
 

Pentax K-1 video

Hemos estado jugando con la Pentax K-1,la primera réflex de formato completo de esta casa. 36 megapixeles, una construcción sobresaliente, algunas prestaciones curiosas, 2000 euros… Pero todo eso ya lo sabíamos así que aprovechando que el día de grabación nos salió un tanto lluvioso decidimos poner en práctica nuestras mejores artes de youtubers e improvisar un Epic Rain Street Photo Video!!

¿Qué es eso? La verdad es que nada especial. Uno de nuestros estupendos vídeos de siempre callejeando con la cámara de turno, sólo que esta vez llovía y nos mojamos. Sin más ¿Pero a que sonaba a algo épico y muy loco? Es la magia de Youtube, amigos.

May 232016
 

Miguel-de-la-quadra

Los de nuestra generación siempre tendemos a identificar a Miguel de la Quadra Salcedo con la Ruta Quetzal y todo tipo de aventuras por el Amazonas. Pero su reciente muerte a los 84 años de edad ha servido para recuperar su increíble trayectoria profesional y, sobre todo, recordar que estamos ante uno de los grandes reporteros españoles del siglo XX.

Atleta, periodista, domador, viajero, divulgador… Un repaso a su vida y viajes deja esa curiosa sensación que va del entusiasmo y las ganas de mandar todo al carajo y comprar el primer billete de avión que se te cruce en el camino a deprimirte un rato por nuestras más o menos soporíferas rutinas.

Pero volviendo a su papel de reportero, merece la pena dedicarle un rato al reportaje que hace un tiempo emitieron en TVE sobre su trabajo en la casa. Tal vez porque dejó el periodismo antes de que muchos de nosotros naciéramos o porque en la facultad tuvimos otros referentes -lo de fuera siempre suena más exótico, ya se sabe- el caso es que sorprende comprobar que este hombre no se perdió ni una: Chile, Eritrea, Arafat, la muerte del Che, Sahara, el Dalai Lama, Fidel…

Continue reading »

May 182016
 

Foto-cafe-01

De todos los consejos que se pueden dar para hacer mejores fotos de comida en un restaurante hay uno básico: no des la nota. Que sí, que esa foto de la hamburguesa, el copazo o los callos de turno es lo más importante del mundo y posiblemente eres capaz de convertirlo en una cotizada obra de arte que conseguirá miles de likes.

Pero procura que el resto de comensales no tengan que sufrir un ataque de vergüenza ajena mientras tú montas el numerito con la luz, la posición de disparo, el ángulo para conseguir una toma cenital perfecta o llenas la mesa cosas oxidadas para darle un toque retro-chic-vintage a la imagen.

¿Exagero? Pues mucho más lo hace los chicos de AwesomenessTV en este divertido vídeo sobre el complejo arte de sacar una puñetera foto a una taza de café que descubrimos en Bokeh.

Que levante la mano el que no haya imaginado algo parecido al compartir mesa con algún adicto a Instagram. De hecho, pensándolo bien, los viajes gastronómicos en los que de vez en cuando andamos se parecen bastante a esto. Eso sí, nos vendría muy bien un par de focos y un buen productor, porque el tema de la luz en los restaurantes es una asignatura pendiente.

¿Cómo? ¿Que los restaurantes piensan en la gente que va allí a comer y no a sacar fotos? Tiempo al tiempo.

May 162016
 

Fotos-cactus

Las listas de consejos para hacer mejores fotos son una de las epidemias más cansinas del planeta. Pese a la conocida inutilidad de la estas enumeraciones a base de tópicos y chorradas, cada cierto tiempo resurgen este tipo de artículos en busca de clicks despistados.

Un título con cierto gancho, unos párrafos de esos que se escriben rápidos, fotos de que vas cogiendo por ahí y listo. Que con la miseria que pagan hay que publicar mucho y rápido si se quiere vivir de darle a la tecla.

Precisamente el otro día me pasaban uno de esos que, con sólo leer el título, ya sabes que daría para unas cuantas risas. Ojo que va: “Trucos de fotografía que utilizan todas las bloggers para hacer fotos geniales”. Maravilloso.

Vaya por delante que no se trata de pasarse con el autor del texto en cuestión. El artículo está publicado en una importante red de blogs española, así que puestos a pedir cuentas habría que apuntar siempre arriba. Lo más arriba posible, que es donde suelen estar los responsables auténticos de los despropósitos periodísticos que se cometen cada día. Y no sólo en blogs.

Pero volviendo con el artículo, ¿cuáles son estos geniales trucos que deberíamos saber para hacer fotos tan geniales como mis queridas blogueras de moda? El texto está repleto de grandes consejos no ya para las fotos, sin para la vida misma: mirar al infinito, posar con tu compi bloguera -a la que posiblemente odias- y practicar twining (que no es ninguna guarrada, sino vestir parecido), elegir un buen fondo en lugar de hacerte la foto en el espejo del baño…

En realidad, pese a ese delirante título que nos prometía las claves para ser los nuevos Steve McCurry de la fotografía de moda, la cosa no va por ahí. Ya ni eso, oigan. La idea es ofrecer truquis para posar mejor ante la cámara, que de lo de hacer las fotos ya se encargará algún pringado. Posiblemente el churri en cuestión, porque dice la leyenda que todos los novios de las blogueras de moda son fotógrafos y, además, representantes.

Pese a la decepción  y justo cuando íbamos a lanzar el texto a la paperela con gesto airado y maldiciendo al cielo en plan Arturo Pérez Reverte por haber malgastado 3 minutos de nuestro preciado tiempo, por fin dimos en un consejo que por sí sólo salva el artículo, el blog, la empresa que lo cobija, Internet y el sentido de vivir un día más.

Porque resulta que lo único que necesitamos para hacer mejores fotos es incluir más cactus y palmeras en la escena. A ver, no es que eso vaya a impedir que tus instantáneas sigan siendo lamentables, pero gracias a este secreto revelado conseguirás tener más likes.

Continue reading »

May 112016
 

1dxmkii_t9i6845

Una mesa repleta de cuerpos de la nueva EOS-1D X Mark II. Al lado, un surtido con algunos de los teleobjetivos más potentes de Canon. Es posiblemente el sueño de cualquier canonista, y lo tenemos ahí delante para pasar unas horas jugando en el Hipódromo de la Zarzuela, en Madrid. Es la definición perfecta de un buen plan.

Se trata, eso sí, de unidades de preproducción, nos advierten los responsables de la compañía mientras refrescan algunas de las principales especificaciones de su nuevo buque insignia: ráfagas de hasta 16 fotogramas por segundo, vídeo 4K, sensibilidad de 402.600 ISO, sistema de enfoque de 61 puntos (todos seleccionables), etcétera.

“Se trataba de afinar algunos detalles de la EOS-1D X, que ya era una gran cámara”, apunta Óscar Mateo, responsable del CPS (Canon Professional Services) en España. Un modelo cuya presencia en manos de los profesionales en los grandes eventos deportivos no dudan en cifrar desde la compañía entre un 70 y un 80%.

No hace falta citar a las cámaras de la competencia (antes la Nikon D4s, ahora la D5) para saber que para ellas es ese 30% o 20% restante. Y exactamente lo mismo ocurre cuando se apunta que las prestaciones de la renovada EOS-1D X Mark II se centran en lo que el usuario realmente necesita. Lo que hace falta, señalan, es poder disparar a 10.000 ISO en un campo de fútbol y que la foto esté perfecta.

14 fotogramas por segundo

Dejamos las pruebas de sensibilidad para cuando tengamos entre las manos modelos finales y nos centramos en otro de los puntos fuertes de la cámara: el sistema de enfoque y su ráfaga de 14 fotogramas por segundo en modo continuo. Los 16 disparos por segundo, por cierto, solo se alcanzan con el espejo levantado y con el foco y la exposición bloqueados en la primera toma.

Así que armados con el cuerpo de la cámara, un zoom 200-400 mm f4 –el 600 mm f4queda bien para la foto pero es una focal demasiado larga para la ocasión- y una tarjeta CFast de 128 GB, bajamos a las pistas de carreras donde esperan los jinetes.

Seguir leyendo en Quesabesde

May 092016
 

McCurry

Madurar es empezar a poner comillas a esos personajes que antes creíamos intocables. Suena a frase de mierda de algún libro de autoayuda, pero resulta que es bastante cierto. Que si Capa tal vez se tenía demasiado creído su personaje, que si Steve Jobs a lo mejor era un poco capullo, que si a Stalin igual se le fue la mano con aquello de Siberia… En fin, ese tipo de pequeños detalles.

El fotógrafo Steve McCurry ha sido el último en bajarse del pedestal con una doble pirueta con tirabuzón y una sonora hostia de morros contra el suelo. Sí, McCurry, el de la foto de la mujer afgana que todo el mundo conoce. Sí, el de esas fotos de colores imposibles, luz perfecta y que más de una vez nos ha hecho pensar que, maldita sea, esa instantánea tiene que estar preparada porque no es posible encontrarse tantas veces con una escena tan perfecta.

Dios y referente de la fotografía de viajes antes de que esa disciplina cayera en manos de Instagramers y blogueros con demasiados puntos en la Iberia Plus, lo cierto es que algunas pistas ya apuntaban a que McCurry cumplía a la perfección ese viejo dicho de que se puede ser un gran fotógrafo y un tipo no demasiado simpático. O al menos con el que es bastante mejor no tener que trabajar.

¿Y de dónde me saco todo eso? Digamos –por no hacer demasiada sangre con el asunto- que durante su paso por cierto festival de fotografía su comportamientos estaba más cerca del de una estrella de rock que de un respetado fotógrafo profesional. ¿El mismo McCurry que tuvo el privilegio de gastar el último rollo de Kodachrome del mundo? Me temo que sí.

La cosa empeora si descubrimos que no paga a sus ayudantes. Es verdad que entre trabajar gratis para el Huffington Post buscando fotos de gatitos mientras Cebrián se lleva la pasta a Panamá, o ser el esclavo de una leyenda de Magnum nos quedamos con lo segundo. Pero queda feo cuando ganas unos cuantos miles de euros por cada charla y tus fotos se cotizan a millón, la verdad.

Continue reading »