Jan 172014
 

Colodion

Fotografía química en los tiempos del píxel. Así se podría titular la novela que el festivalRevela-T comenzó el año pasado y que planea repetir este 2014, convirtiendo durante unos días la localidad barcelonesa de Vilassar de Dalt en el epicentro de quienes están convencidos de que sigue habiendo vida más allá de la fotografía digital.

La cita tendrá lugar a finales del próximo mes de mayo, pero mientras tanto el festival organizado por la asociación Espai Fotogràfic ha programado diversos talleres que mantienen vivo este espíritu químico. Nunca mejor dicho, porque hace unas semanas tuvimos la ocasión de pasar un sábado al más puro estilo “Breaking Bad” fotográfico–aunque sin cometer ningún delito, que sepamos- entre probetas, básculas, plata y algún que otro producto de esos que tienen una etiqueta con una calavera.

Y es que, tras quedar fascinados en la última edición al escuchar hablar del colodión húmedo a Quinn Jacobson (quien, por cierto, repetirá este año en Revela-T), teníamos ganas de practicar esta técnica de mediados del siglo XIX. Una técnica cuya calidad, apuntan sus defensores, aún está por superarse. Así lo ratifica Joan Porredon, encargado de dirigir el taller del que hablábamos antes y guiarnos en esta aventura química.

Para convencer a los posibles escépticos, Porredon echa mano de la historia antes de empezar con la parte práctica: un estudio reciente del centro George Eastman House revela que un daguerrotipo panorámico de la ciudad de Cincinnati realizado en 1848 ofrece una resolución similar a la de un sensor de 140.000 megapíxeles. Nada menos.

Seguir leyendo en Quesabesde

Loading Facebook Comments ...

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>