Apr 202015
 

NikonD300s

Hay un momento en el que los rumores que sobreviven años y años dejan de ser simplemente cansinos para convertirse en leyendas urbanas. Canon tiene su EOS 3D y Nikon la D400, ese supuesto relevo de la D300s que años después algunos siguen esperando.

En realidad parecía un tema bastante superado, pero la llegada de la nueva D7200 -que ya andamos probando– parece haber revivido un poco el asunto. Lejos de certificar que las diferentes D7000 ya ocupan ese puesto en el catálogo avanzado de las cámaras DX de Nikon, parece que la gente sigue con ganas de algo más.

Por lo menos eso es lo que decía hace unos días Thom Hogan, gurú nikonista que se apunta al bando de los que están convencidos  de que habrá una D400. Mientras arqueamos la ceja en señal de incredulidad y revisamos el calendario para comprobar que han pasado ya casi cinco años desde que salió a la venta la D300s -y esos son muchos años, amigos- hay que reconocer que motivos no faltan para encontrarle cierta lógica a esta apuesta.

Aunque por aquí estamos convencidos de que para Nikon el formato DX ya no tiene sentido más allá de estas D7000, por lo visto sí sigue habiendo un mercado que demanda algo más. Una cámara APS-C profesional, con cuerpo sellado, un enfoque muy potente, velocidad de disparo, visor con cobertura 100%… En la lista de deseos del bueno de Hogan se hablaba más concretamente de un sensor de no más de 18 megapíxeles, 10 fps y hasta 20 con obturador electrónico, pantalla móvil y táctil y vídeo 4K. Por soñar que no falte.

Todo eso está muy bien y también es cierto que la llegada de la Canon EOS 7D Mark II deja en cierto modo a Nikon en evidencia. Pero también es verdad que gran parte de esa lista de prestaciones ya están cubiertas por la D7200 y que desde hace años parece que la apuesta profesional de Nikon está volcada al 100% en el formato completo.

Teniendo en cuenta cómo está el mercado suena a locura por parte de Nikon dar la espalda a esos usuarios que siguen pidiendo una D400 y que cabe suponer estarían dispuestos a pagar por ella. Aunque esa es otra, claro. Que aquí todos somos muy de pedir prestaciones y modelos tal y cual pero luego los gráficos de venta certifican que lo de sacar la cartera no se nos da tan bien.

Porque en realidad todo acaba resumido en una cuestión de cifras. Una D400 o como sea que se llamara esa supuesta APS-C profesional sólo tiene sentido para Nikon en términos de rentabilidad. Así que la pregunta es si hay suficientes usuarios dispuestos a pagar un plus por tener todo eso a lo que la D7200 no llega o si es ya un segmento demasiado minoritario.

Suponiendo, claro, que haya alguien hay fuera que realmente necesitara una D400 y haya esperado 5 años en lugar de irse a la competencia. Posiblemente esa es la pregunta del millón. Y parece que en Nikon tienen la respuesta.

Loading Facebook Comments ...

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>