Feb 232015
 

IMG_5066

Los periodistas dinosaurios -como dicen los guruses- somos más de barra de bar que de nota de prensa. Los datos de mercado o el último estudio encargado por la empresa de turno (los estudios siempre dicen lo que quiere oír quien lo paga) pueden decir misa, pero si en la calle no se ve reflejado, yo no me lo creo. Es lo que tiene el ateísmo practicante.

Vaya, que por mucho que GFK -la empresa que mide el mercado fotográfico y que se solía usar de referencia- me jurase que las Canon M y las Nikon 1 arrasan, teniendo en cuenta que las que he visto por la calle en estos últimos años se cuentan con los dedos de las manos algo chirriaría. Y cosas de esas ocurren.

Esta batallita es la excusa perfecta para improvisar un estudio de calle a partir de una foto tomada hace unos días en Praga. Pero no en cualquier lugar, sino frente al reloj astronómico de la capital checa justo cuando daban las 6 de la tarde, la muerte tocaba la campana y todos los guiris estábamos allí mirando hacia arriba. Si en Barcelona el mercado de la Boquería o la Sagrada Familia son mis particulares termómetros para ver que cámaras o trastos usa la gente, este era el lugar idóneo para tomar el pulso al mercado europeo.

¿Y cómo pinta la situación vista desde el este? Pues no tan mal como cabría imaginar, la verdad. Sí, hay muchos móviles e incluso algún tablet por allí al fondo. Pero en un rápido vistazo salta a la vista que hay unas cuantas cámaras réflex, alguna compacta y, lo que es más importante, ningún palo de selfies. Igual después de todo todavía hay esperanza para la raza fotográfica.

Loading Facebook Comments ...

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>