Jul 272016
 

camaras-viaje

Da igual que lleves la misma cámara que Steve McCurry –tener su mismo retocador sí es importante- o el mismo móvil que el mejor cazador de Pokémons del barrio. Hacer buenas fotos en un viaje o en el día a día no depende de eso, aunque es verdad que un equipo en condiciones y cómodo de llevar puede ser de gran ayuda. Así que mientras preparamos la maleta hemos elaborado una lista de modelos lo suficientemente ligeros y compactos como para hacerles un hueco en ella. Porque, después de todo, de nada sirve tener la mejor cámara del mundo si nos da pereza sacarla de paseo.

Panasonic Lumix TZ100. Apostar por una de esas cámaras con sensor de zoom largo y zoom muy potente es realmente tentador. El problema es que de compactas solo tienen el nombre, porque en algunos casos ocupan y pesan más que un modelo de óptica intercambiable. Por eso en nuestra mochila hemos preferido hacer hueco para la mucho más discreta y ligera Lumix TZ100 de Panasonic, dotada de un sensor de una pulgada y 20 megapíxeles que brinda unos resultados y excelentes y de un zoom 27-270 mm f2.8-5.9 que nos permite afrontar casi cualquier escena.

Olympus Pen-F. Desde que se presentó a principios de año se ha convertido en la niña bonita de Olympus. Su precio es algo elevado, cierto, y pensándolo fríamente cualquiera de las OM-D sería una opción más lógica que esta. Pero el diseño y la filosofía de la nueva Pen-F nos ha convencido y no le hemos podido decir que no cuando ha insistido en venirse de vacaciones. Con un 12 mm f2 y un 17 mm f1.8 nos iríamos con ella al fin del mundo.

Canon PowerShot G7 X Mark II. Acabamos de pasar unas semanas con ella y se ha convertido en una de nuestras compactas de bolsillo favoritas. Más ágil que la PowerShot G7 X, la calidad de imagen es muy similar, así que si el presupuesto es ajustado no pasa nada por quedarnos con esta última. De nuevo, la clave está en un estupendo sensor de una pulgada y 20 megapíxeles y en una óptica de 24-100 milímetros con una luminosidad de f1.8-2.8.

Ricoh GR II. ¿Quién quiere una compacta con sensor de una pulgada pudiendo tener un captor APS-C en la palma de la mano? Esa es la sugerente propuesta de la Ricoh GR II, que añade la conexión Wi-Fi a una de las compactas más interesantes por dentro y por fuera del mercado. Diseño clásico y óptica fija sin zoom (un 28 mm f2.8 imbatible en calidad de imagen) son la carta de presentación de este elegante modelo. ¿Echamos algo de menos? El visor, claro. Aunque si el presupuesto llega, hay uno opcional.

Seguir leyendo en Quesabesde

Loading Facebook Comments ...

  One Response to “Cámaras para viajar ligeros este verano”

  1. […] un clásico. Te pasas un par de semanas dando la lata sobre la importancia de no ir muy cargados con cámaras y trastos, lo interesante que puede ser viajar sólo con una óptica o sobre lo harto […]

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>