Jun 292015
 

doan_cong_tinh-2

En un sector de egos tan desarrollados como el fotográfico, no es ningún secreto que la figura de Jean-François Leroy, fundador y director del festival Visa pour l’Image, brilla con luz propia. Adicto a las declaraciones polémicas y últimamente a las críticas sin paliativos al certamen World Press Photo, esta vez el festival de Perpiñán se ha convertido en el centro de la actualidad fotográfica por culpa de la exposición estrella durante la última edición: “Los del norte.”

Dejando a un lado las ganas que (por lo visto) algunos tenían de pillar a Leroy en fuera de juego y pagarle con su misma moneda (él mismo se ha defendido asegurando que no entiende el origen de tanta rabia), lo cierto es que la investigación realizada por los reporteros daneses Helle Maj y Jorn Stjerneklar y publicada en el blog de su agencia Mayday Press ha puesto en jaque la credibilidad de Visa pour l’Image y en estos últimos días ha copado muchos titulares, sobre todo en la prensa gala.

Pero más allá del escándalo en torno a los retoques sufridos por estas imágenes de gran valor histórico y documental (no olvidemos que esto no es fotografía de moda), la búsqueda del autor de la manipulación llevó a estos dos reporteros a dar con otro dato: la exposición presentada por Visa pour l’Image como inédita en realidad parece estar basada en un trabajo realizado hace más de diez años.

Parece o lo está, porque la presunción de inocencia en este caso se diluye al ver una portada de National Geographic en 2002 en la que los reconocidos fotógrafos Doug Niven y Tim Page presentaban el fruto de varios años de trabajo para recopilar las fotografías de la guerra de Vietnam tomadas por el bando comunista.


Seguir leyendo en Quesabesde

Jun 242015
 

revela_t_2015_2015

Convertir el ayuntamiento en una gigantesca cámara fotográfica posiblemente no estaba en el programa electoral de ningún partido en las recientes elecciones municipales, pero eso es lo que han hecho en Vilassar de Dalt, una pequeña localidad situada a 20 kilómetros de Barcelona.

No se trata de algún tipo de extraña reivindicación, sino de parte del programa de la tercera edición de Revela-T que durante este pasado fin de semana ha convertido este privilegiado pueblo del Maresme –situado entre mar y montaña- en la capital mundial de la fotografía química. Puede sonar exagerado, pero es que este encuentro pasa por ser –así lo reivindican sus organizadores año tras año- el único de este tipo en todo el mundo.

Una exclusividad que pronto dejará de serlo cuando arranquen, este mismo año, dos propuestas similares en Edimburgo y Berlín. Actualmente ya se celebran festivales que dedican parte de su programa a la fotografía química en Londres y Timisoara (su fundador corría este año por el Revela-T tomando nota), pero en ambos casos la música es una parte fundamental de su eje de propuestas.

revela_t_2015_20

“Esto va a ser mejor que el Sónar”, nos promete Xavier Bassols (con quien hace tiempo hablamos de sus cámaras estenopeicas hechas con cajas de cerillas) por correo electrónico para animarnos a ir a la curiosa sesión musical y fotográfica que han organizado el sábado por la noche. Alguien pincha mientras ellos revelan, y el sonido agita las cubetas con los químicos en una sala prácticamente a oscuras.

Seguir leyendo en Quesabesde

Jun 172015
 

EvolucionFotografica

Aporreo el teclado en pleno ataque de envidia mientras mi compañero Eduardo Parra fotografía a la nueva alcaldesa de Madrid y tuitea que algún día, dentro de unos años, podrá decir que él estuvo allí. Escribo mientras en la tele suena de fondo el discurso emocionado de la nueva alcaldesa de Barcelona y se suceden imágenes de sonrisas nerviosas de quienes, acostumbrados a perder, esta vez ganaron, y gestos torcidos de los que, abonados al poder, descubren ahora lo que es la derrota.

Los que estuvieron allí seguro que guardaran unas cuantas fotos del momento. Instantáneas capturadas con el móvil levantado sobre decenas de cabezas o tal vez un selfie que deje constancia de su presencia en tal o cual momento histórico. Fotografías hechas con la intención de perdurar para toda la vida, pero que -no nos engañemos- es posible que dentro de un año, cuando entonemos el “yo estuve allí”, igual seremos incapaces de encontrar en la interminable galería del teléfono.

Y es que disparar una sola foto es ya algo inconcebible. Luego las borro, pensamos mintiéndonos a nosotros mismos mientras escuchamos el martilleo del obturador y en la tarjeta se acumulan diez fotos idénticas. Un tic que, por cierto, ya existía antes de que llegaran los smartphones a nuestro mundo fotográfico, aunque es verdad que eso de echar la mano al bolsillo y tener siempre una cámara ha contribuido a esa adicción.

“Con lo digital no necesitas pensar, simplemente disparas como con una metralleta en las manos”, critica Elliott Erwitt en “From Darkroom to Daylight” (“Del cuarto oscuro a la luz del día”), el ensayo y documental de Harvey Wang que aborda la desaparición de la fotografía química (o la producción industrial de película, mejor dicho) a través de más de dos decenas de entrevistas a fotógrafos veteranos que, de un modo u otro, han vivido esta transición.

Así que, metralleta en mano, disparamos centenares de fotos para descubrir que, en realidad, todas son igual de malas. Si con un rollo de 36 sacábamos seis decentes –benditos los que alcanzaban esa proporción- es posible que con una tarjeta de 32 GB repleta ahora mismo consigamos el mismo número de instantáneas potables. Siendo optimistas.

Continue reading »

Jun 122015
 

Trabajadores-fastfood-01

Jornadas interminables, sueldos miserables, condiciones precarias, sin derechos médicos o sindicales… Así trabajan y tienen que sobrevivir miles de empleados de las grandes cadenas de comida rápida en Estados Unidos. Trabajadores de empresas con beneficios multimillonarios que han iniciado una nueva campaña de lucha, huelgas y manifestaciones para pedir la mejora de sus condiciones y un salario mínimo de 15 dólares la hora.

I, too, am America. Yo también soy América. No sólo es una declaración de intenciones y un grito de protesta para dar visibilidad al tema, sino también el título de una exposición fotográfica en la que, como parte de esta campaña de protesta, los propios trabajadores, armados con sus teléfonos móviles, retratan el día a día de sus vidas y sus trabajos.

Seguir leyendo en LaGulateca

 

 Posted by at 7:00 am
Jun 102015
 

solarigrafias_7

Que fotografiar es pintar con luz es una de esas frases un tanto cursis a las que todos hemos recurrido alguna vez. Pero posiblemente pocas veces es más cierta que cuando hablamos de la solarigrafía, una especialidad dentro del apasionante mundo de la fotografía estenopeica en la que el Sol –como su propio nombre permite adivinar- juega un papel aún más fundamental.

Si la fotografía pinhole supone ya reducir la cámara a su mínima esencia –hay cámara, pero no óptica-, la solarigrafía simplifica aún más la ecuación al eliminar el revelado del proceso. ¿Cómo? Para descubrirlo nos reunimos con Jesús Joglar en su despacho en el Instituto de Química Avanzada de Cataluña. Aficionado desde hace años a la fotografía estenopeica y a las solarigrafías, este año expondrá en Revela-T, el festival de fotografía química que se celebra en Vilassar de Dalt (Barcelona) del 19 al 21 de junio.

La solarigrafía es una variante de la fotografía estenopeica con tiempos de exposición muy largos, desde días hasta meses o años, nos explica. Durante estas exposiciones tan largas el papel fotosensible colocado en el interior de la cámara va registrando cambios en la tonalidad de la emulsión a medida que recibe la luz, tanto de forma directa como por reflexión de otros elementos. Inicialmente blanca o amarillenta en función del papel utilizado, aparece entonces una imagen con diferentes tonos ocres o de otros colores.

solarigrafias_20

Entre batas blancas, pasillos con estanterías con probetas y laboratorios tras las puertas, sobre la mesa de este científico titular del CSIC atisbamos un paquete de papel Ildford y un libro de “Fotoquímica molecular moderna” que asusta solo con mirarlo. Pero nos llama más la atención una caja con un montón de latas vacías.

“Estas son mis cámaras”, nos explica Joglar mostrando su interior pintado de negro y el estenopo -un pequeño agujero- justo antes de recoger la que lleva más de un año en el alfeizar de la ventana. Apenas sin color y oxidada, en su interior un papel fotográfico habrá registrado el movimiento del Sol y las líneas que este dibuja a lo largo de todos esos meses.

Seguir leyendo en Quesabesde

Jun 052015
 

cartelbilbaoweb-725x1024

Si sois gente tan afortunada de vivir en Bilbao o este fin de semana andáis por la capital del mundo hay una nueva cita en el calendario fotográfico que os interesa: Bilbao Photo Experience. Se trata de la primera edición de un certamen que aspira a convertirse en un nuevo referente dentro de la cada vez más amplia agenda de eventos fotográficos por todo el país.

Y para estrenarse hay que reconocer que cuentan con un cartel de lujo, encabezado por nombres tan ilustres como Chema Madoz y Ouka Leele. Pedro Armestre también figuraba en el programa de charlas, pero finalmente no podrá asistir y su ponencia será ocupada por Arturo Rodríguez, ganador de un segundo premio World Press Photo en la categoría Gente en 2007.

La variada lista de charlas y talleres (Israel Luri, Josu Izarra, Nuria López, Marina Gondra…) deja clara la amplitud temática con la que se afronta esta primera edición, en la que hay espacio tanto para la fotografía más artística, como para los trabajos de naturaleza, el fotoperiodismo, la foto gastronómica o la post-producción de la imagen.

El precio para los tres días es de 60 euros aunque también existe la posibilidad de comprar un pase de día por 22 euros. De todos modos, tanto el espacio comercial (con presencia de las principales marcas y tiendas del sector para toquetear los últimos productos) como la exposición Estropadak, liturgia de un deporte del fotógrafo Humberto Bilbao Ogando estarán abiertas al público.

 

Anotado queda en la agenda y aunque este año nos pilla un poco lejos, la próxima edición no nos la perderemos.

Jun 032015
 

banner-Photowalk-born-gourmet-620

¿Hay algo mejor que unir dos vicios tan sanos como la fotografía y la gastronomía? Eso es precisamente lo que hemos hecho desde LaGulateca con los amigos de Naturpixel, auténticos expertos en organizar cursos de fotografía por Barcelona.

Así que para el próximo 20 de junio hemos preparado un Photowalk muy especial en el que vamos a acompañar las lecciones tradicionales par aprender a manejar y sacar todo el partido de tu cámara con un poco de gastronomía en uno de los barrios más emblemáticos de Barcelona: el Born.

Además de dar un paseo fotográfico por allí cámara al hombro, el plan es empezar con un desayuno de cuchillo y tenedor cerca del mercado de Santa Caterina. Para reponer fuerzas a media mañana pararemos para picar algo en otro de los locales más históricos del barrio -que sea nuevo no significa que no tenga mucha historia detrás- y el fin de fiesta lo celebraremos en Street Food Born, un festival de comida callejera que ese fin de semana se organiza an Pla de Palau.

Aprenderemos trucos para disparar y encuadrar, las nociones básicas para no perderse en el terreno de la fotografía, algunas sencillas pautas para que -ya que estamos- nuestras fotos de comida den mucha más envidia y, además, probaremos cosas ricas. ¿Qué más se puede pedir?

Todo ello Joan Vendrell y Guillem Calatrava encargados de la parte fotográfica, la colaboración de Barcelona Born Gourmet y Estrella Damm y el apoyo gastronómico de LaGulateca. Las plazas son limitadas así que quienes anden por Barcelona esos días y quieran venirse con nosotros de curso gastro-fotográfico -el precio, todo incluido, es de 45 euros- deberían darse prisa y reservar aquí su sitio.

¡Nos vemos el día 20!

 Posted by at 7:00 am
May 292015
 

oliver_vegas_111

La última vez que hablamos con él tenía 353.000 seguidores en Instagram. Han pasado un par de semanas, y ya supera los 357.000, lo que significa que en este tiempo ha conseguido más followers que los menos de 900 que luce mi famélica cuenta. Y eso que últimamente me he dedicado a –como recomiendan los que saben- usar muchos hashtags y publicar paisajes, que es lo que más vende. Pero ni así.

Que Oliver Vegas es mucho mejor fotógrafo es evidente. Solo hay que darse una vuelta por su cuenta en Instagram para comprobarlo más allá de lo que digan los miles de likes que acumula cualquiera de sus fotos. Por suerte no estamos ante uno de esos casos en los que simplemente se sigue al famoso de turno o los outfits de una bloguera, sino que esta es la cuenta de Instagram de un fotógrafo que ya lo era antes de asomarse a Instagram.

Un fotógrafo que hace unos años trabajó para la industria de zapatería de Levante pero que tuvo que dejarlo y dedicarse a los seguros para que las cuentas salieran a fin de mes. Un fotógrafo que ha conseguido volver a ganarse la vida con su cámara gracias a Instagram. Y eso es lo que hace de él un caso casi único en España.

Le convencemos para posar en uno de los mercados del barrio de Gràcia, en Barcelona. “Como suba una de estas fotos mis followers se me echan encima”, bromea. Parece una tontería, pero es un asunto muy serio porque fueron sus espectaculares cifras las que en su momento le empezaron a abrir puertas. Desde enero de este mismo año se dedica en exclusiva a la fotografía.

Seguir leyendo en Quesabesde

May 252015
 
14322255164800

Fotografía de David S. Bustamente

Se llama Usue y la furiosa mirada que le dedicó hace unos días a la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría y que retrató David S. Bustamante para El Mundo se ha convertido en la imagen de esta pasada campaña electoral para las elecciones municipales. La instantánea no tardó en arrasar en las redes sociales y protagonizar decenas de memes en los que la mirada justiciera de la pequeña ponía un poco de orden. No es para menos teniendo en cuenta que esta niña se ha convertido en la heroína de todos aquellos que también nos gustaría tener a Soraya y compañía delante para comentarles un par de cosas.

“Vino una señora y me quitó la lupa”, explicaba Usue a su madre. “Me quitó la lupa, mamá, sin pedirme permiso ni nada…”, insistía –según cuenta El Mundo– sin saber que en esa frase se resume perfectamente el sentimiento de muchas personas hacia el gobierno y sus políticas.

Foto Niña SorayaAunque Usue y su familia viven en El Astillero -un pueblo a unos 10 kilómetros de Santander- además del nombre en euskera de la pequeña, en otra crónica se explica que sus padres son de izquierdas y que además la niña se sabe la canción del Olentzero. Por suerte, tiene sólo 3 años y de momento los de La Razón se están cortando un poco antes de sacar una portada en la que aseguren que Usue es de la ETA, Podemos y Venezuela o algo así.

Tal vez lo hagan si los resultados de las elecciones -escribo esto en domingo, con el morbo de no saber todavía lo que han dicho las urnas- no cuadran con lo que ellos esperan y sí con lo que muchos deseamos. Igual la mala hostia de Usue ha servido para que más de uno se lo piense mejor antes de elegir a los que mandarán en su ayuntamiento durante los próximos cuatro años. Mucha responsabilidad para una niña, es cierto.

El caso es que el jefe de fotografía de El Mundo en su edición de Cantabria estaba por allí. Es una cuestión de suerte, dirán algunos. Y algo de suerte siempre hay en una gran foto. Pero además de suerte, hay que estar allí, tener la cámara lista -una Canon EOS-1D, por lo visto- ver la foto, enfocar bien a las protagonistas, y disparar.

Y seguir disparando en ráfaga porque ves que de ahí puede salir algo. Y una vez la tienes saber que es “la foto”, y reservarla como hizo para darle el protagonismo que se merece en lugar de sacarla junto a la galería general del evento. Hacer, a fin de cuentas, lo que hacen los fotógrafos y que tiene poco que ver con sacar una foto y que suene la flauta.

Es verdad que en estos tiempos la caducidad de las fotos y las noticias es muy alta y posiblemente dentro de un par de días ya estemos con otros temas y apenas nos acordemos de esta imagen. Pero seguro que Usue -a la que por lo visto no le gusta que le hagan fotos- se acordará siempre, aunque no sé si le hará mucha gracia que la conozcamos como “la niña de Soraya”.

En cualquier caso, puede que volvemos a verla -ojalá- cuando haya que repasar las mejores instantáneas de este año. Sin duda lo merece, porque si una buena foto es aquella capaz de contar y explicar muchas cosas ésta lo es. Y es que en esa mirada está concentrada la rabia de, por lo menos, medio país.

May 212015
 

ElPais-Esperanza

A la lista tradicional de cosas infinitas (el Universo y la estupidez humana) habría que sumar una tercera: la capacidad de El País para dar cada día un poco más de vergüenza ajena. Y el último capítulo de este descenso a los infiernos del periodismo del que un día presumía de ser el diario de referencia en España es la portada de ayer miércoles.

Concretamente la foto. O, mejor dicho, el encuadre elegido para la imagen de portada, y que muchos han interpretado como una burda manipulación para intentar lanzar (otro) dardo envenenado a Podemos y su candidata a la alcaldía de Madrid.

La idea es muy sencilla: la foto de portada parece querer dar a entender -así al menos lo han entendido muchos- que Manuela Carmena niega el saludo a Esperanza Aguirre. En otra fotografía con un plano más abierto se ve que en realidad la lideresa que aparca como quiere está dirigiéndose a otro de los candidatos que participaba en el debate de televisión.

Pensar a estas alturas en despistes, detalles fortuitos o argumentos del tipo “es que no tenía una imagen mejor” sería de una inocencia imperdonable. La línea editorial de El País en los últimos años es bastante clara y su posición hacia el partido que lidera Pablo Iglesias es de sobra conocida. Así que, sin duda, detrás de esta portada hay la misma intencionalidad que la de El Mundo del otro día. Aunque un poco más sutil y elegante, claro, que estamos ante los editores de Icon y algo de glamour se les habrá pegado.

En todo caso aprovechemos la penúltima de los chicos de PRISA pare recordar eso de la importancia del encuadre, tanto al hacer la foto como a la hora de recortarla después. Porque vaya usted a saber si la foto firmada por Carlos Rosillo era así o fue el editor el que metió tijera para ajustarla. A la portada y a la idea que se quería vender.

Y es que, por seguir con la cansina lección de periodismo, hay que tener siempre presente que lo de la objetividad de las fotos es un cuento casi tan grande como las promesas electorales de algunos. Hacer una foto es elegir -encuadre, óptica, momento del disparo…- y como toda elección está sujeta a la subjetividad del que dispara, del que edita y del que luego decide sacarlo o no en portada.

No es que las fotos mientan. Es que las fotos cuentan una versión de lo que ocurre. En este caso, la versión de El País. Que tenga o no algo que ver con la realidad, ya tal.

May 132015
 

Como los más perspicaces habrán notado, ya estamos en campaña electoral. Casi dos semanas por delante con pistas tan sutiles como las ciudades inundadas de carteles con rostros sonrientes y una buena dosis de Photoshop, espacios electorales milimétricamente medidos en televisión, paseos de candidatos por mercados en busca de retoños a los que besar ante la cámara, discursos de “yo a ese Gürtel no le conocía de nada”, banderas de aquí y de allá bien grandes para tapar la mugre, marquesas que en lugar de cambiar de acera o llamar a la policía ahora les da por abrazar a simpáticas señoras negras, simulacros de enfrentamiento ideológico entre los que responden a ese popular dicho de “la misma mierda con distinto nombre”, promesas de revolución que se moderan según se acerca la fecha…

El circo de siempre, vaya. Mientras algunos ya estarán gruñendo porque aquí se viene a hablar de fotografía y no de política, el inevitable espasmo electoral y los picores que produce ver ciertos carteles suele venir acompañado de unas irrefrenables ganas de buscar comparaciones entre ese espectáculo político y nuestro particular mundillo de cámaras, marcas, modas y demás.

Seguro que se puede jugar a los paralelismos en casi cualquier otro campo, y ahora mismo, por ejemplo, posiblemente habrá decenas de blogueras de moda analizando programas políticos para ver si esos zapatos de la candidata de turno o la camisa con logo pijo de dos por dos metros de ese político liberal esconde algún tipo de mensaje ideológico.

Pero esta vez, en lugar de jugar a los retratos retocados de los carteles o a esa manía de colocar tras el candidato una cuidada selección de personas de todas las edades y razas –que una cosa es querer cargarse la sanidad pública y otra que no podamos estar diez minutos cerca de los pobres-, podría ser divertido ligar marcas y partidos.

No en plan ideológico o a ver quién dona a quien –dudo que queden fondos ni para eso entre las principales compañías de este malogrado sector-, sino según su papel y discurso. Vaya, que si aquí tuviéramos una campaña electoral para ver quién maneja el cotarro los cuatro próximos años, todos tenemos muy claro que Canon y Nikon ejercerían el papel de los grandes partidos en este sistema bipartidista que –insisten algunos con bastante fe- se desmorona.

Continue reading »

 Posted by at 7:00 am
May 102015
 

10

Hoy 10 de mayo es el Día Mundial del Lupus, una enfermedad autoinmune y crónica que más allá de su cierta popularidad televisiva gracias a la serie “House” pertenece a ese enorme grupo de dolencias minoritarias, bastante desconocidas y, lo peor de todo, por ahora sin cura conocida.

Coincidiendo con esta fecha, la fotógrafa Elisa Bernal ha presentado su trabajo dedicado a esta enfermedad. O, mejor dicho, a ponerle rostro siguiendo la historia y la lucha diaria de Paqui, una mujer de 44 años que en 2006 fue diagnosticada de Lupus. En la web de esta fotoperiodista puede encontrarse el reportaje completo.

Continue reading »

May 062015
 

devin_allen_5Se llama Devin Allen y es el autor de la fotografía que ilustra una de las portadas más comentadas de la revista Time en los últimos tiempos. Una imagen llamada a ser posiblemente el icono de lo que durante estos días está ocurriendo en Baltimore a raíz de la muerte de un joven afroamericano a manos -supuestamente- de la policía, con las posteriores protestas y disturbios raciales.

Con 26 años y aficionado a la fotografía desde que en 2013 tuvo su primera cámara, según explica él mismo en una entrevista en Time Lightbox, le gustaría dedicarse de forma profesional a ello. Apasionado de la fotografía callejera y a compartir sus fotos en Instagram, Allen ha retratado a pie de calle las protestas de estos últimos días.

Vive en el oeste de Baltimore –la zona más conflictiva-, es negro y conoce y entiende perfectamente la frustración y la rabia de la gente, explica. Como suelen decir los buenos profesores, nada como conocer lo que se fotografía para ser capaz de retratarlo bien. Pese a ello, el joven reportero tenía claro –aclara a Time- que quería retratar lo bueno, pero también lo malo y lo feo de las protestas. “Voy a contar exactamente lo que ocurre”, apuntaba.

Sus fotos eran ya virales antes de llegar a la última portada de Time. Cadenas de televisión como la BBC y la CNN las habían publicado, pero posiblemente la cantante Rihanna también tuvo mucho que ver con la popularidad de sus imágenes al incluir una de ellas en su cuenta de Instagram, con casi 18 millones de seguidores. Así son ahora las nuevas audiencias y ritmos de la información. Curiosamente un vistazo a la cuenta de la cantante revela que la imagen de un policía negro con los ojos llorosos tiene muchos menos likes que cualquiera en las que aparece ella posando.

Seguir leyendo en Quesabesde

May 042015
 

google-logo

Saben aquello de que Google es el nuevo adalid de la libertad frente a la tiranía de los medios que defienden el absurdo canon AEDE. Pues ya no. Resulta que Google, la que hasta hace dos días era una empresa valiente y liberal capaz de hacerle un corte de mangas a todos esos dinosaurios y dejar en evidencia al gobierno de España -para eso tampoco hace falta mucho, la verdad- ahora se ha convertido en uno de los malos. Vaya, que Google es ya oficialmente un hijoputa traidor, por usar la terminología precisa.

Semejante revelación y cambio de criterio entre la opinión crítica del mundo dospuntoceril no se debe por supuesto a que esta multinacional pague impuestos fuera de España o que sea en gran parte responsable de esos titulares de mierda que pueblan nuestra preciosa red… y después pasó algo increíble. La traición ha sido mucho peor: se ha hecho amigo de todos esos periódicos que se supone estaban al otro lado de la trinchera.

Una amistad de las buenas, además. De esas que se miden en cifras: un fondo 150 millones de euros durante los próximos 3 años destinados a “dar soporte a un ecosistema de noticias sostenible y promover la innovación”. Los beneficiarios de esta generosa aportación serán los principales rotativos de Europa, incluidos muchos favorables al dichoso canon AEDE.

Así que la gran noticia, la terrible novedad que ha echado por tierra esa alianza contra el imperio del mal ha sido que Google se ha comportado como lo que es: una empresa. Concretamente una a la que se le avecinan unos cuantos problemas legales con Europa por abuso de posición dominante de su buscador y que, por lo visto, prefiere no tener a la prensa encabronada para cuando llegue el momento.

Esos medios dinosaurios que según algunos ya no pintan nada ni marcan la agenda, parece que siguen siendo importantes para Google. Al menos lo suficientemente como para donarles todo ese dinero y dejar en la estacada a los que se consideraban sus amigos.

Según explica Julio Alonso -fundador de WebblogsSL- en su blog : “Al final Google le está dando recursos y dinero a los medios tradicionales que tanto le han combatido para que dejen de hacerlo y para que puedan competir mejor contra los medios digitales que sí hemos defendido a Google, en particular en la Coalición Pro Internet. Entenderéis lo de la cara de idiota que se me ha quedado”

Continue reading »

Apr 302015
 

DSC_0274

La tendencia de los fotógrafos a -por decirlo de forma suave- tener demasiada pasión por lo suyo es algo bastante conocido. Son –somos- una raza con cierta inclinación a resultar cansinos. Aquí he venido a hablar de mi libro y todas esas cosas. Que si mi cámara, mis fotos, la hora azul, el mensaje. Que si has visto qué composición, que si mira cuántos likes tengo, que si mejor usar ópticas fijas, que si fulanito no tiene ni puta idea, que si no te pierdas tal expo que es lo más.

Son –somos- tan brasas con lo nuestro que cuesta entender que todavía haya alguien dispuesto a aguantarnos en lugar de mandarnos a pasear con la cámara. Bien lejos. Y no hace falta que volvamos pronto.

La versión profesional de esa actitud que al parecer viene de serie con la cámara y en ración doble si no tiene espejo –pesaditos que son estos también con su rollo, oiga- son los fotógrafos intensos. Esos que se ponen muy serios y trascendentales cuando hablan de su foto y su trabajo. En ocasiones esas que dispararon hace muchos años y de cuyos réditos y charlas llevan viviendo desde entonces.

Así que ha llegado el momento de clamar contra los fotógrafos cansinos con el consiguiente peligro de autocrítica que ello conlleva. La urgente necesidad de esta proclama llegó hace unos días, justo antes del postre en la gala de entrega de premios de los Sony World Photography Awards.

Elliott Erwitt tenía que estar por allí, pero no pudo ser. A cambio, mandó un vídeo en el que, pese a sus años, dejó claro que mantiene intacta la retranca. Intento no tomarme demasiado en serio ni a mis fotos, dijo como si fuera lo más normal del mundo mientras se iban sucediendo algunas de sus instantáneas más conocidas.

Esas tan divertidas con perros, la bonita del espejo retrovisor que todos hemos visto alguna vez, pero también algunas con Robert Frank como protagonista, con Jackie Kennedy llorando a su recién asesinado marido, con un soldado negro sacando la lengua en Vietnam o con Nixon señalando a Khrushchev con cara de pocos amigos. Poca broma con Erwitt.

Continue reading »

Apr 282015
 
Preservation_03

© Blake Little

Annie Leibovitz nos ha enseñado que cualquier foto puede mejorar si hay un elefante en medio. Ahora, gracias al fotógrafo Blake Little también hemos aprendido que con unos cuantos kilos de miel también es posible obtener resultados bastante espectaculares. Sobre todo si no eres tú el que tiene que limpiar luego el estropicio.

Los caminos del arte son inescrutables, y muchas obras dejan al público con esa sensación entre la admiración ante una idea brillante y la sospecha de que se están riendo de ellos. Si, como en este caso, en la receta artística de turno se incluyen nada menos que 4.500 kilos de miel, la cosa se complica un poco más.

Como decíamos, la ocurrencia es obra del renombrado fotógrafo Blake Little que para su último libro, Preservation, tuvo la idea de cubrir a sus modelos con kilos y kilos de miel. ¿Para qué? Según él mismo explica, la idea era buscar un aspecto similar al de los insectos conservados en ámbar. De ahí el título del proyecto (conservación) aunque, como siempre, nada como un poco de discurso para darle al asunto cierto empaque.

Seguir leyendo en LaGulateca

 

Apr 272015
 

Ayer se celebró el Día Mundial de la Fotografía Estenopeica. Para celebrarlo hace unos días nos fuimos al rincón de Barcelona donde en 1839 se realizó la primera foto de la que se tiene constancia en España.

Con la ayuda de Jesús Joglar -auténtico experto en la materia- intentamos reproducir aquella imagen. Ahora, claro, con más edificios, coches y en nuestro caso con una cámara estenopeica en lugar del daguerrotipo que se usó originalmente.

Apr 242015
 

unnamedEl último domingo de abril se celebra, como cada año, el Día Mundial de la Fotografía Estenopeica o, dicho en plan más internacional, el Pinhole Day. ¿Qué es eso de una cámara estenopeica? Pues algo así como la cámara reducida a su mínima esencia, de tal forma que sólo necesitaremos un pequeño orificio (el estenopo) y material sensible para hacer fotos. Incluso con una caja de cerillas nos podemos apañar. Ni óptica ni nada así que de pantallas, megapíxeles y demás ni hablamos.

Hacer una es relativamente sencillo si estamos dispuestos a invertir una hora de nuestra vida en esta bonita tarea. Si no siempre podemos hacernos con alguna de las que hay en el mercado o en plan vago comprar -o fabricar- una tapa con estonopo para nuestra cámara digital. Es un poco trampa pero no se lo diremos a nadie.

Total, que una vez listo el material, el caso es celebrar este día tan curioso como correponde. En Barcelona y alrededores ya se han organizado un montón de actividades y en Madrid seguro que los amigos de Sales de Plata o NOPO saben si se organiza algo por allí. De todos modos en la página de Pinhole Day se pueden buscar los eventos en todas las ciudades del mundo.

¿Y si dejamos por un fin de semana la cámara en casa y probamos con este invento? Además, luego sólo tendremos que escanear las fotos para subirlas a Instagram. Porque eso sí que no lo perdonamos.

 

Apr 222015
 

Canon_11-24_globo

¿Cómo sería fotografiar con uno de los angulares más extremos del mundo desde un globo? Nosotros teníamos la misma duda así que hace unas semanas nos fuimos con el Canon 11-24 mm f4 de viaje por la Costa Brava con los amigos de Minube para descubrirlo.

Canon_11-24_globo_07

Canon_11-24_globo_06

Tras el clásico madrugón que requiere casi siempre subirse a un globo, pudimos recorrer el Ampurdán gracias a Globus Empordà y verlo desde la singular perspectiva de un 11 milímetros para formato completo. Como suele decirse, las imágenes hablan por sí solas para hacerse una idea del potencial de este carísimo zoom -anda sobre los 3.500 euros- y de los bonitos paisajes de la zona.

Canon_11-24_globo_03

Canon_11-24_globo_04

 

Canon_11-24_globo_05

Canon_11-24_globo_02

Canon_11-24_globo_01

Apr 152015
 

pulpo_sony

Desde hace ya tiempo son numerosas las pistas que sugieren que nos falta un hervor. O mejor dicho, que estamos rodeados por expertos en marketing convencidos de que, para vendernos lo que sea, solo tienen que tratarnos como si fuéramos un poco idiotas. Un papel que, eso sí, somos capaces de interpretar a la perfección.

Determinar cuál fue el pistoletazo de salida de esta absurda carrera es complicado. Tal vez hay que remontarse demasiado, y eso, la verdad, resulta un tanto deprimente porque significaría que no nos hemos vuelto así, sino que siempre lo hemos sido. Y que somos ya demasiado viejos, además.

Así que pasaremos por alto que en su momento ya nos la colaron con los megapíxeles, los zooms digitales y todos esos cuentos. Avancemos mejor hasta ese momento en que alguien decidió que era más interesante salir uno mismo en la foto que apuntar hacia el otro lado para ver que salía.

Los dichosos selfies son posiblemente la penúltima etapa de ese camino que nos lleva a todos a ser aspirantes a tronistas en Telecinco. Porque autorretratos siempre ha habido, cierto, pero es al llamarlos selfies cuando uno se percata de la tontería.

Pero como en toda penúltima cosa, lo mejor está siempre por llegar. Y cuando todavía no nos habíamos recuperado de eso de que ahora la gente ya no va a sacar unas fotos sino que es street photographer o que no tiene una sesión sino que está en un shooting, llegaron los palos para selfies.

Si hasta Obama se presta a posar con uno y Nikon ha sido la primera gran marca en bajarse los pantalones ante la moda –no habléis alto el resto de istas, que los vuestros estarán al caer-, tal vez sea que los tontos somos los que seguimos en nuestro rincón enfadados con ese mundo empeñado en sacarse fotos poniendo morritos mientras sujeta su móvil con un palo.

El móvil o el tablet, ojo, que ahora también existe un palo para el iPad y compañía. Y pensar que hubo un tiempo, hace no mucho, en que abogábamos por desterrar a Salou o a cualquier otro purgatorio a los que usaban el tablet para hacer fotos. Qué ingenuos éramos al no darnos cuenta de que siempre puede ser peor.

Y si puede ser peor, normalmente lo será. Porque no hay semana en la que la ocurrencia de algún genio no nos recuerde esa espiral en la que el sector fotográfico –por ceñirnos a un espacio conocido- anda sumido. ¿El último ejemplo? Sony ha enseñado al pulpo de un acuario a sacar fotos, según leíamos hace unos días.

El pulpo fotógrafo, señores. Rambo el Octographer –en serio- es capaz de accionar una Cyber-shot DSC-TX30 colocada dentro de su acuario en Auckland y sacar una foto al público que admira su proeza desde el otro lado del cristal. Y como la cámara en cuestión es maravillosa y automática, resulta que las fotos salen bien con solo pulsar el botón con uno de sus ocho tentáculos.

Todo por una buena causa -eso hay que reconocerlo-, porque lo recaudado con las fotos facturadas a 2 dólares el disparo –ni los pulpos pueden ya ganarse honradamente la vida con la fotografía- va destinado a programas de conservación del medioambiente.

Total, que si el pulpo aquel sabía adivinar los resultados de los partidos de fútbol, ¿cómo no va a saber este pequeño Cartier-Bresson á feira sacar una foto en condiciones? Mientras la gente ya se pregunta qué pasará con los derechos de autor de estas fotografías pulperas y si el asunto acabará en manos de abogados como los famosos selfies del mono aquel, lo que no acaba de quedar claro es el mensaje que Sony quiere transmitirnos.

Continue reading »

 Posted by at 7:00 am
Apr 082015
 

Esta semana andamos de viaje por la Costa Brava con los amigos de Minube. Una ocasión estupenda para conocer nuevos lugares -aunque estén cerca de casa siempre se encuentran buenos rincones que no conocíamos- probar cámaras y objetivos y, sobre todo, disfrutar viajando en buena compañía.

De fotografía y viaje estuvimos hablando el pasado mes de febrero en la feria Fitur. Si te perdiste el taller o no te dio tiempo a coger apuntes para el examen final, ahora puedes volver a disfrutar de la apasionante charla en vídeo. La buena noticia, es que también están disponibles las de otros ponentes que también estuvieron por allí como Susana Girón, Rodrigo Rivas y Phil González.

Apr 062015
 

nikon_atenas_11

¿Qué objetivo escogerías si tuvieras delante algunas de las mejores ópticas del catálogo de Nikon? Una pregunta que de entrada haría salivar a cualquier aficionado pero que, llegado el momento, supone un dilema casi existencial. ¿Focal fija o mejor un zoom para asegurar? ¿Angular o focales medias con las que poder resolver algún retrato? ¿Renunciamos al tele?

Ante este dilema se encontraron hace unos días cuatro fotógrafos a los que Nikon retó a improvisar un pequeño proyecto en Atenas con dos premisas: solo tenían dos días para ello y solo podían usar dos objetivos.

Más allá del elegante ejercicio de marketing echando mano del manido recurso de los embajadores de la marca (el evento estaba organizado por Nikon e iba dirigido a la prensa y los fotógrafos de toda Europa, no lo olvidemos), la verdad es que esa elección resultó de lo más interesante porque nos sitúa ante otra pregunta: ¿cada uno escoge la óptica según su estilo propio o el estilo de este breve trabajo vendrá determinado por el objetivo elegido?

Tal vez un pregunta sin respuesta, aunque para otra sí la tenemos: independientemente del objetivo elegido, todos ellos han sido capaces de hacer en apenas 48 horas mejores fotos de las que nosotros haríamos en un mes con un camión lleno de ópticas. Ojalá fuera falsa modestia.

Seguir leyendo en Quesabesde

Apr 012015
 

IMG_6021Los consejeros son una de las grandes plagas de la humanidad. No solo los consejeros de bancos y empresas elegidos a dedo para trincar una buena pasta por señalar lo obvio, sino los aconsejadores profesionales. Esos a los que les pones un teclado delante y cuando te quieres dar cuenta y llamar a la policía –dónde está la ley mordaza cuando hace falta- ya te han clavado un artículo con diez consejos para mejorar tus fotografías.

Hasta hace poco lo de dar consejos que en realidad nadie ha pedido era una materia reservada a la carrera de cuñadísimo –por usar el tópico- y enterados en general. Pero desde hace unos años por lo visto se imparte en primero de Blogger como asignatura obligatoria.

De ahí que ahora mismo, con las vacaciones de Semana Santa a la vuelta de la esquina, posiblemente se estén publicando más tutoriales con diez consejos de estos que gente dispuesta a llevarse la cámara encima estos días. ¡No pasa nada! ¡También tenemos uno de fotografía móvil!, te gritan con entusiasmo desde la pantalla.

Librarse de esta plaga es prácticamente imposible, porque cuando se acercan vacaciones o puentes de guardar se reproducen cual tomates de invernadero: aparentes, abundantes pero sin gracia ni fundamento. Consejos para ser mejor fotógrafo. Todo lo que necesitas saber para mejorar tus fotos. Guía para hacer buenas fotos de vacaciones.

Lo gracioso del asunto es que, en realidad, la mayoría llevan años –décadas- repitiendo los mismos consejos que aburrirían a un koala con una lomo. Porque, no nos engañemos, de existir tales consejos para ser unos Leibovitz domingueros, tampoco es que sea algo que vaya actualizándose año tras año.

¿Y cómo sobrevivir a esta nueva enfermedad de nuestro tiempo? La norma básica es levantar la ceja, entrenar nuestra mirada escéptica y preguntarse en alto qué demonios me estás contando. No solo porque nadie haya pedido esos consejos, sino porque todo el mundo se los sabe de memoria, no aportan nada y sobre todo no te ayudarán a hacer mejores fotos.

Es verdad que siempre puede resultar interesante ver a un fotógrafo en acción, observar sus rutinas y tomar buena nota de la forma de trabajar. Pero en realidad lo más interesante sería descubrir cómo se consigue vivir de esto, suponiendo que a estas alturas alguien pueda conseguirlo. Pero de eso, claro, no se suele hablar. Sería un poco de risa dar lecciones de cómo cobrar por tus fotos mientras a ti te pagan una miseria por esos párrafos.

Casi tan de risa como esa práctica tan recurrente de muchos de estos consejeros de usar fotos que encuentran por ahí para ilustrar los artículos. Es decir, me estás dando consejos para convertirme en un Capa de andar por casa y para demostrar que a ti te han funcionado y arrasas en tus exposiciones, y resulta que tiras de fotos ajenas. Estupendo.

¿Podría ser peor? Claro. Los de los “diez consejos” son solo aprendices, porque los que se lo montan bien de verdad son los que organizan cursos de esos de pasar por caja para aprender a entrenar la mirada y petarlo en redes sociales. Después de todo -no nos engañemos- de eso se trata. Da igual que tus fotos sean buenas o malas si consigues muchos likes.

Así que, entre unos y otros, tenemos el patio con más consejos de los que nuestra paciencia y amor propio están dispuestos a tolerar. Que si aprende a sacar todo el partido a tu cámara, que si descubre los secretos de tu smartphone, que si aprende a manejar el palo de selfies como un auténtico campeón…

Y en realidad todo para nada. Porque, ahora ya en serio, ¿de verdad quieres sacar mejores fotos aprovechando estos días de vacaciones o en general? Pues mira más fotos. Muchas más. Todavía más. Y viaja más, aunque sea por el barrio. Y lee más. Y saca más fotos, claro. Eso es todo. Circulen.

Artículo publicado en Quesabesde

Mar 302015
 
Caitlin Dewey

La polémica foto. ©Caitlin Dewey

En realidad ya hace tiempo que sospechábamos que los niñatos de Silicon Valley tienen cierto problema con las mujeres. No porque seamos muy listos -que también- sino por lo que contaba aquella película sobre la vida y obra de Zuckerberg, el absurdo puritanismo Apple con el porno y, en general, la obsesión de Facecook e Instagram con los pezones.

Tras decenas de polémicas con fotos en las que aparecían madres amamantando a sus hijos o relacionadas con el cáncer de mama -en teoría Facebook e Instagram ya han cambiado su política al respecto y permiten este tipo de fotos- el último capítulo de esta truculenta historia lo han protagonizado Instagram -propiedad de Facebook- y Rupi Kaur, una usuaria cuya foto fue retirada con el consabido argumento de incumplir las nombras de publicación de esta red social.

¿Y qué es lo que había publicado esta artista? ¿Una foto desnuda de esas que hace pensar en el pecado a los puritanos que por lo visto pululan siempre por ahí a la búsqueda de fotos indecorosas? Pues no exactamente. Como se puede ver arriba, en la polémica foto aparece ella totalmente vestida pero con manchas de sangre menstrual. Sí, eso que tienen las mujeres cada 28 días y que por lo visto no sólo incomoda a dioses y beatos, sino también a las modernísimas redes sociales.

Tras retirar la imagen e informar a la usuaria, ella volvió a publicarla por si se trataba de un error. Al parecer no, porque Instagram volvió a eliminarla ante lo que la protagonista de la toma publicó una carta abierta que, como suele decirse, incendió lnternet y trascendió a los medios. Sólo entonces los chicos de Instagram decidieron rectificar, pedir disculpas (“un miembro de nuestro equipo ha retirado la foto por error y blablablá”) y recuperar la instantánea.

Según explicaba Kaur en esa carta abierta, la foto es parte de un ensayo que habla precisamente sobre los tabúes y estigmas en torno al cuerpo de la mujer. Así que vista la reacción de Instagram el experimento ha salido redonda. Más teniendo que, como recuerda esta artista, esta red fotográfica no tiene problemas a la hora de permitir fotos de contenido violento y sexual pero se la coge con papel de fumar -en realidad no usa estos términos, pero es la idea- con cuestiones como ésta.

Más allá de que la foto en realidad no incumple las normas de publicación de Instagram, es verdad que posiblemente incomode a alguien. Pero evidentemente ese es un argumento muy débil y, sobre todo, peligroso. Porque seguro que al Estado Islámico o al Opus Dei le ofenderán muchas cosas que al resto de los mortales con dos dedos de frente nos parecen normales y sanas, por usar un ejemplo un poco pasado de rosca. Dicho de otro modo, que a ti de ofenda es en el 99% de los casos tu problema.

Una foto publicada por Dan Bilzerian (@danbilzerian) el

Peor que esa moralina californiana es la doble moral que se estila por aquí. Y basta darse una vuelta por algunas de las cuentas más populares para descubrir que Instagram, efectivamente, no tiene problemas ni con las armas ni con las tetas. Siempre que no haya pezón, claro.

De hecho no parece que Dan Bilzerian -cuyo estilo fotográfico se mueve entre esas dos escuelas filosóficas- tenga demasiados problemas de censura. Y ojo, que nos parece estupendo. En realidad más lo del sexo que lo de las armas.

Pero incluso más lamentable que todo esto es pensar en la figura del chivato. Ese tipo -o tipa, que aquí no está de más matizar- que al ver la foto de Rupi Kaur le dio al botón de “denunciar contenido inapropiado”. Y luego siguió con su mierda de vida.

Mar 252015
 

p1140623

En un país como Francia, ¿qué empresa puede ser la mayor empleadora de modelos? Pese a que el primer impulso puede llevar a pensar en alguna firma de moda, la respuesta correcta es bastante más sorprendente: vente-privee, una web dedicada desde 2001 a las llamadas ventas flash en Internet y que aterrizó en España en 2006.

Y no solo modelos, porque con un plantel de 70 fotógrafos entre los colaboradores y los que trabajan de forma interna, cuesta imaginar alguna empresa que mueva semejantes cifras en torno a la fotografía. De ahí que no hayamos dudado en coger un avión y plantarnos en las oficinas de esta compañía en París para intentar descubrir cómo es un flujo de trabajo con 15.000 fotos diarias.

Pese a que en España no es el nombre más conocido dentro de este sector tan en alza de venta de stocks sobrantes –dicho así, de hecho, suena bastante menos glamuroso-, se trata de una de las marcas más potentes al otro lado de los Pirineos.

Su creador y máximo responsable, Jacques-Antoine Granjon, es allí una auténtica celebridad, y las pullas con Jeff Bezos –máximo responsable de Amazon- son todo un clásico. Sin ir más lejos, cuando Amazon anunció sus planes de envío mediante drones, Granjon respondió con un divertido spot sobre envío por teletransporte. La curiosa mascota de la compañía, por cierto, ayuda mucho a darle un toque informal al conjunto.

dsc00088-3

La colección de arte que uno se encuentra nada más entrar en su sede –con un impresionante gorila hecho con perchas y firmado por David Mach- ya parece querer dejar claro que estamos ante una de esas compañías de éxito en las que da igual que se esté vendiendo moda o latas de conservas. La estética y la imagen son muy importantes. Y las fotos también, claro.

Ventas flash, producciones efímeras

“Cada producto tiene el tratamiento de una campaña de alta costura; es la marca de la casa”, nos explican los responsables de comunicación de la firma. Por eso cada venta implica una producción fotográfica mayor o menor dependiendo del volumen y del presupuesto.

Algunas veces se trata solo de las fotos de producto; en otras hay sesión en exteriores con modelos, y a veces incluso se crea un vídeo y una música para lanzar esa campaña de venta. Y algo que sorprende –al menos a los no habituales del sector- en estos tiempos en los queexternalizar es la palabra de moda: todo se hace en la propia casa.

Seguir leyendo en Quesabesde

Mar 182015
 

La gente en Internet no lee, mira las fotos. No es una apreciación del Capitán Obvio ni el típico comentario pedante para dejar claro que solo yo me leo las entrevistas de Jot Down hasta el final y dos veces mientras el resto veis “¿Quién quiere casarse con mi hijo?” en Cuatro.

Por lo visto es algo que se da por hecho entre los expertos en la cosa esa de las audiencias en la red: los SEO, los SEM y todas esas seudociencias que acabaron con los titulares que no consideren al lector un pobre incauto dispuesto a tragarse cualquier mierda si después “ocurrió algo increíble”.

WPP

Las fotos ganadoras en las cuatro últimas ediciones de los premios World Press Photo. El cambio de las dos últimas ediciones respecto a las anteriores parece evidente. Fotografías de Samuel Aranda, Paul Hansen, John Stanmeyer y Mads Nissen.

 

En la ONU parecen compartir esta teoría y la manida idea de que una imagen vale más que mil palabras. O que mil noticias o mil informes sobre tal o cual guerra. Por eso han decidido colocar una exposición de fotografías en su sede central en Nueva York que recoge imágenes de miles de torturados y asesinados en Siria durante los últimos años.

Una colección de imágenes extremadamente duras y rodeadas de todo tipo de advertencias sobre su crudeza que, no obstante, están allí para que sean vistas por los trabajadores de este organismo internacional. El objetivo de esta descarnada exposición de 30 fotografías es claro: “Recordar a los trabajadores de la ONU que no pueden mirar hacia otro lado”, explican sus organizadores a The Guardian.

La historia de las imágenes daría para una película de espías si no fuera porque es la triste realidad. Un desertor sirio –ahora testigo protegido y conocido como Caesar- salió del país con decenas de miles de imágenes que recogen los crímenes del régimen. Desde 2011 hasta 2013 su trabajo fue uno de los más horribles que cabe imaginar: fotografiar los cadáveres en las prisiones sirias.

Continue reading »

Mar 162015
 

CampañaNikon

Con la fotografía pasa algo bastante curioso: visto desde fuera es bastante cool pero en realidad por dentro es uno de los sectores más casposos de la industria tecnológica y de la imagen. Todo ese aparente glamour que se desborda en una sesión de moda o cuando alguien te explica sus trucos para ser un street photographer del copón, en realidad poco tienen que ver con el olor a rancio que desprende al acercarse al día a día de este mundillo.

Ojo que en esta obviedad también hay algo de autocrítica a los medios y a los que vamos de guays y luego nos pasamos el día hablando de megapíxeles o bayonetas, cuando lo que la chavalada quiere es una cámara bonita al cuello y subir sus fotos a Instagram para tener muchos likes. Es que somos clásicos y de la vieja escuela, nos tratamos de convencer a nosotros mismos antes el espejo. Claro.

La buena noticia es que comparados con la mayoría de compañías que pululan por aquí somos el no va más de la modernidad. Nada como las arrugas ajenas para que nos veamos un poco más jóvenes y ágiles. Y tal vez por esa imagen eminentemente casposa de la compañías -por mucho embajador, community manager y demás que le pongan al asunto- sorprende cuando en otros países se desmarcan con publicidad que aquí resultan impensables aplicadas en este segmento.

Nikon lanzó a principios de año una campaña en el Reino Unido que si allí ha creado algo de polémica cabe suponer lo que habría pasado aquí con las fuerzas vivas de turno, siempre pendientes por si alguien se aleja demasiado del altar.

Kordale y Kaleb son una pareja gay con tres niñas adoptadas. ¡Y todos negros, además! Mientras los defensores de la familia tradicional y la cosa racial se limpian la espuma de la boca, continuamos: a finales de 2014 una fotografía de los dos peinando a sus hijas por la mañana arrasó en Instagram.

Continue reading »

Mar 132015
 

Flyer-PicSharing-06Agendas preparadas los que anden por Barcelona que vuelve la gente de PicSharing. La sexta edición de este original encuentro se celebrará el próximo 27 de marzo en el bar Tarambana (Comte Borrell, 148) y, como siempre, la idea es hablar de fotografía y compartir copias impresas.

Da igual si son fotos hechas para la ocasión, alguna que hemos rescatado del baúl de los recuerdos o nuestra mejor foto numerada y firmada. Hace ya tiempo estuvimos en plan reporteros en una edición y la verdad es que merece la pena pasarse un rato por allí.

La dinámica es muy sencilla:  por cada imagen que uno lleva puede escoger escoger otra de las que estén expuestas en el tablero principal. Como máximo, eso sí, cinco fotos por persona, que tampoco se trata de salir de allí con una exposición entera.

En esta edición al programa se suman los fotógrafos Oscar Dhooge y Sandro Gordo que presentarán su proyecto fotodocumental “Raramente únicas

Así que tomad nota: viernes 27 nos vemos por allí intercambiando fotos.

Mar 042015
 

“Las dos llamas corriendo por la calle y lo del vestido ese de colores raros. Lo mezclas y preparas un artículo para dentro de 10 minutos. Y que ponga ‘A fondo’ en el titular”, bramaban posiblemente el pasado viernes editores y emprendedores a su ejército de blogueros becarios. Había nuevo viral en el barrio y todos querían apuntarse.

tumblr_nkcjuq8Tdr1tnacy1o1_1280

¿De qué color ves el puñetero vestido? (Foto de de “swiked” enTumblr)

“Ya estáis pensando en un móvil que haga que las fotos de los vestidos salgan con colores irreales”, seguro que andaban gritando en las oficinas de Samsung a esa misma hora. “Si lo petamos con el selfie de los Oscar el año pasado, ahora tenemos que liderar el movimiento dressfie”, les acababa de sugerir un vendehúmos experto en redes sociales y con contrato a tiempo parcial. “¡Posfotografía! ¡Posfotografía!”, repetía Fontcuberta mientras sus caracoles se iban zampando las fotos de la próxima exposición.

Reconozco que, al ver la famosa foto del vestido por primera vez, entendí qué era eso de la posfotografía: carecer del criterio suficiente para, en lugar de borrar una foto terrible, compartirla con la humanidad.

Por si alguien anda despistado, vive en otro planeta o simplemente tiene una vida lo suficientemente interesante como para no estar pendiente de estas tonterías, resulta que la semana pasada una chica sacó una foto -bastante chusca, por cierto- con su móvil a un vestido, y en su entorno más cercano se generó un debate sobre el color real de la prenda.

Algunos de sus amigos lo veían blanco y dorado. Otros, azul y negro. Así que la autora decidió subirla a su Tumblr, y en lugar de ocurrir lo lógico –ignorarlo, bostezar, mandar a la preguntona a paseo-, se acabó generando uno de los debates más largos, virales y absurdos de la historia de Internet.

En cuestión de horas, medio mundo andaba discutiendo sobre el dichoso vestido y buscando explicaciones a ese curioso efecto cromático. Y los que no lo hacían estaban ocupados pensando insultos y chistes ingeniosos para informar al planeta sobre su desprecio por el tema.

Así que mientras los expertos en fenómenos virales analizaban la última bobada de la red y los medios –todos, no solo los que viven a golpe de gatitos y virales- hacían malabarismos para apuntarse al tema de cualquier forma, miles de fotógrafos ponían su mejor media sonrisa y asentían con la cabeza mientras repetían: “Es el balance de blanco, idiotas.”

Se rumorea que incluso los expertos en gestión de color –gente de cuyas explicaciones normalmente es mejor huir- tuvieron su momento de gloria gracias al ya famoso vestido y pudieron explayarse sobre calibraciones, espacios de color y todas esas cosas tan aburridas.

Continue reading »

Feb 252015
 

Los mejores trabajos de fotoperiodismo del último año y la inevitable polémica sobre la edición y manipulación de las imágenes. Ese es el menú que cada año llega con la publicación de lalista de ganadores del World Press Photo, uno de los certámenes más reconocidos y prestigiosos dentro de esta especialidad.

La buena noticia es que este debate en torno a los límites de la edición ha desplazado a un segundo plano aquel otro tan cansino sobre la legitimidad moral de la fotografía de guerra o las instantáneas más crudas. La mala noticia es que hemos llegado a un punto en que parece preocuparnos más si al autor se le ha ido la mano con el Lightroom que la historia que cuenta esa fotografía.

ltyrzdqphzpbgqlutlum

Messi comprobando si el trofeo ha sido editado con Photoshop. Foto de Bao Tailiang ganadora del primer puesto en la categoría de deporte.

No es nada nuevo, pero este año los organizadores del World Press Photo han dado la voz de alarma: un 20% de las fotos que aspiraban a llevarse algún premio fueron descalificadas por este asunto. En algunos casos –explicaba el máximo responsable de la fundación que organiza los premios-, por eliminar elementos de la escena. En otros, por exceso de retoque hasta el punto de alterar el contexto original.

Las normas son claras, repiten desde hace años. Pero lo cierto es que no por repetir lo mismo muchas veces se consigue que la idea cale o que el concepto sea más claro. Y es que eso de “las normas y usos habituales de la profesión” que se suele citar para delimitar los límites del retoque es algo suficientemente indefinido como para que cada año toque hablar de lo mismo.

Es verdad que algo ha cambiado en las últimas ediciones. Ahora hablamos de descalificaciones de candidatos, pero hace no mucho los problemas con fotos que figuraban entre los premiados eran parte del ritual de cada año cuando se anunciaban los ganadores. Algo que nos lleva a preguntarnos si desde World Press Photo no se habrán endurecido las normas y los criterios para evitar este tipo de polémicas. Ante la duda, fuera.

Continue reading »