Jun 172013
 

El jueves pasado el diario Deia –uno de los más conocidos y veteranos de Euskadi- celebró en Bilbao un encuentro dedicado a los medios e iniciativas digitales. Una cita para hablar de periodismo en la red, de nuevas ideas y de viejos problemas, y que nace con la sana intención de convertirse en un foro de debate sobre este cambiante mundo.

Deia_

La cita también sirvió para premiar a diversos medios, blogs, empresas y tuiteros vascos presentes en la red. Una lista en la que el jurado cometió la locura de incluir a este blog y a quien lo perpetra, que durante los próximos meses y hasta que se pase la euforia podrá ir por ahí presumiendo de ser el mejor blogger vasco, según Deia.

Empezar a hablar en tercera persona es el primer síntoma para creérselo aunque para bajar los humos basta con pensar  en unos cuantos bloggeros vascos que sin duda merecen más semejante distinción. Empezando por el resto de nominados: Amaya AscunceGananzia.com, y Kepa Acero.

Pero aunque hablar de uno mismo resulte de la más placentero para alguien del centro de Bilbao, lo realmente interesante de este tipo de encuentros está en las ideas que se ponen encima de la mesa. Aunque sean las habituales –o parecidas- escucharlas en un contexto diferente ayuda.

El encuentro contó con la intervención estelar de Enrique Dans. Su charla no defraudó: dijo lo mismo de siempre. Dinosaurios en papel, niños que saben manejar un iPad pero no una revista, noticias que caducan rápido, el error de quienes pretenden cobrar por la información…

No hubo tiempo para mucho debate. Una pena, porque hubiera sido genial poner algunos puntos a las íes. Desde el máximo respeto a quien sabe mucho de lo suyo y se mueve como nadie en este terreno. Al menos mucho mejor que alguien tan poco ágil como para no limitarse a probar cámaras y hablar de megapíxeles en lugar de cuestionar públicamente a reputados gurús a los que -vaya usted a saber- igual un día hay que pedir una entrevista, trabajo o algunos de sus cientos de miles de followers.

Comentaba el bueno de Dans –entre apuntes más que acertados y alguna que otra obviedad- que los muros de pago de los medios son un error. Y para ilustrarlo recordaba a la pizpireta Arianna Huffington cachondeándose de los redactores de The New York Times cuando accedían a su web y les aparecía un aviso para recordarles que su medio sí es gratuito.

Graciosa anécdota. Pero se le olvidó comentar a Enrique Dans que Arianna es de las que prefiere pagar con prestigio a sus bloggers en lugar de con dinero. Una genial idea que el Grupo PRISA no ha dudado en adoptar para la versión española de ese engendro llamado Huffington Post, capaz de convertir las noticias de Antena 3 en algo serio.

Los organizadores me confirmaron después que aquella charla de Enrique Dans no había sido gratuita. Ni posiblemente barata, me atrevo a suponer. ¿Entonces? ¿Gratis pero sólo lo de los demás? ¿De pago sólo lo que tenga un valor que, mira tú por donde, es lo que yo vendo y me compran?

Hace unos días desde la revista Mongolia daban una respuesta genial al típico lerdo que les criticaba por vender su publicación en lugar de regalarla: “la cultura gratis siempre ha existido y se llama biblioteca”.

Apuntaba también que una de las tendencias actuales es el llamado periodismo de empresa: grandes multinacionales que crean medios con una apariencia bastante aséptica y en la que se va mucho más allá de la mera información corporativa.

¿De verdad Coca Cola o Repsol pueden hacer periodismo? A ratos cuesta creer que las grandes empresas de comunicación puedan dedicarse a esto sin sucumbir a las presiones de las compañías, así que hablar de periodismo de empresa –que suena tal lógico como aquello de inteligencia militar- debería producir cierta urticaria al personal. No parece ser el caso.

Defendía después Dans la calidad de los contenidos como uno de los pilares para sobrevivir. Muy de acuerdo con eso. Pero obviaba que para crear contenidos de calidad hay que pagar a los creadores. Omitía cualquier referencia a todos esas redes de blogs comerciales -y medios de los de toda la vida también- que pagan auténticas miserias a sus redactores y que fomentan el copiar-pegar, el contenido de fácil digestión e incluso la remuneración en función de la audiencia y la publicidad. No parecen detalles menores como para ser olvidados al hablar de los contenidos y su calidad.

¿Saben ese reportaje de The Verge del que todo el mundo ha hablado en las últimas semanas sobre un tipo que vivió desconectado de la red durante un año? ¡Adivinen! El medio le siguió pagando durante ese tiempo para que realizara el susodicho reportaje y otros trabajos. Igualito que en los blogs y medios españoles, ¿verdad? Sí, esos que pagan cuatro miserables euros por una crónica desde Siria, que despiden a fotógrafos, que abonan los sueldos a sus bloggers por PayPal, que no saben lo que es un contrato –algún día alguien debería hacer una inspección- o que ofrecen 0,75 euros por post.

Tal vez lo que ocurre es que Dans sabe mucho de lo suyo. Pero lo suyo son las tendencias en el consumo de los medios y el negocio alrededor de ellos, no el periodismo. Quizás por eso en su ecuación siempre falta un pequeño detalle: el periodista.

Lo apuntaba Josetxu Rodriguez  -veterano periodista de Deia y uno de los delincuentes autores de Caduca Hoy- con bastante gracia en el debate posterior : “los periodistas necesitan comer, porque si no se debilitan y les cuesta trabajar”. Se ve  que él es uno de esos dinosaurios que no sabe que está camino de la extinción.

No se trata de hacer bandos, sino de sumar y buscar nuevos caminos, cierto. Pero puestos a elegir me quedo con Josetxu y los que se manchan los dedos de tinta. Con los que, más allá de cansinos debates sobre soportes, futuros, crisis y reinvenciones de la profesión desde una escuela de negocios y no desde una redacción, recuerdan que sin periodistas –y no hablo de titulados, hablo de quienes le dan a la tecla o al disparador de una cámara- no puede haber periodismo.

Loading Facebook Comments ...

  13 Responses to “Dans y Josetxu”

  1. […] Vaya con los periodistas de Libération. Los típicos dinosaurios que no saben evolucionar y están condenados a desaparecer y blablablá… Que sí, que ya nos lo sabemos. La mierda de siempre. […]

  2. Los medios de comunicación son ya propiedad de grandes compañías, por obra y “gracia” del cambio de la ley de medios del 2000 (me sorprende que no lo sepas). El Pais o Le Monde (periódicos de pago en su versión impresa) pertenecen a Lagardere un holding de empresas que incluye algunas dedicadas a la logística y al armamento. Es decir que coca cola y demás ya están haciendo periodismo, y nosotros sin enterarnos. Por otra parte el 80% del precio de las revistas femeninas viene de las multinacionales cosméticas (ya desde los años 90). No hace falta ser un lince para darse cuenta que la prensa está vendidísima a las empresas y prácticamente redactada por ellas, a la imagen y semejanza de los dividendos que quieren producir, o de los productos que quieren lanzar. De hecho muchos artículos de algunos periódicos de pago son publirreportajes de compañías o productos (Apple, Microsoft, Google,…).

    Hoy en día existen formas para rentabilizar blogs y sitios de noticias. La publicidad indirecta (Adsense,…) o el crowfounding han demostrado ser en algunos casos una forma bastante viable de financiación. Creer que porque pagas a tocateja te llevas algo más imparcial, menos adulterado de publicidad y por qué no decirlo, mejor es de una candidez sin bornes. Internet está lleno de blogs con artículos veinte mil veces más interesantes, mejor redactados y con reflexiones y conclusiones más sesudas que la mayoría de los artículos que se encuentran en los periódicos de este país. Para encontrar listados de estos artículos basta consultar sitios como Menéame (el Huffington en castellano), Divúlgame, entre otros.

    De todos modos llama la atención que los periodistas hayan empezado ahora a quejarse de la situación cuando esto lleva ya más de una década. No creo yo que los lectores se hayan lanzado en masa a copypastear todos los artículos que ven en los diarios para fastidiar a los periodistas. Lo que sí que creo es que hay una mayor conciencia sobre la cantidad de falsedades que se nos venden desde los medios y la gente hartísima ha decidido no contribuir más a la mentira.

    Otra cosa la gente no paga por un contenido de calidad, sino por un contenido diferencial. Si tu ofreces algo de buenísima calidad pero que se puede encontrar en otro sitio con más facilidad la gente se irá de tu sitio. Sin embargo si ofreces algo diferente y sabes comunicarlo la gente acudirá en masa a tu sitio. Es curioso pero en esta nueva era lo diferente va a ser lo realmente relevante, ya que la copia es un hecho y una acción imposible de frenar, y todo aquello realmente relevante (lo diferente) será lo que se transmita de manera viral por la red.

    Por cierto me llama la atención tu desprecio por la “escuela de negocios” de las empresas de comunicación. Conocer el negocio en el que uno está (como funciona, como se financia, de donde salen los fondos y quien los maneja) me parece un deber esencial de todo trabajador, sobre todo si uno no quiere encontrarse con desagradables sorpresas (EREs, auditorías personales, cartas de despido, etc.) por no informarse convenientemente sobre lo que se “guisaba” en la empresa.

    Antes del año 2000 los media eran medios independientes (la ley no dejaba a ninguna empresa no mediática adquirir más del 10% de una empresa de medios) que se autofinanciaban con la compra de ejemplares y la publicidad indirecta (no la corporativa, sino la indirecta). Hoy en día la compra de ejemplares no es rentable, porque no es una distribución efectiva, debido a su coste y lentitud. Y aunque haya más competencia que nunca también es verdad que el mercado de las noticias es global y por tanto mucho más amplio que en otras épocas. Hoy en día puedes hacer que tu blog por ejemplo obtenga beneficios indirectos y puedes escribir lo que quieras. El problema es que muchos periodistas no se preocupan por llegar al lector de otra manera, y no saben o no quieren saber que en la nueva era del periodismo la interacción y el intercambio con los lectores es casi tan importante como el contenido que ofrezcas.

    • Muchas gracias por tu interesante comentario que firmaría casi en su totalidad. Sobre todo teniendo en cuenta que la inmensa mayoría de lo que dices es perfectamente compatible con lo expuesto en el texto.

      Aquí nadie -al menos no yo- está jugando a bloggers contra periodistas. Sería bastante absurdo teniendo en cuenta que yo soy periodista -con eso pago la hipoteca- y esto que lees es un blog.

      Conocer el negocio, llegar al lector… por supuesto que es básico para un profesional. Pero aquí de lo que estaba hablando es de ese discurso desde una perspectiva meramente económica -la cosa va de monetizar, que dicen- y que obvia la figura del autor de ese contenido de calidad (y diferencia) que se dice defender.

      Un saludo y gracias de nuevo por tu comentario

      • Hola y muchas gracias a ti por responder. 🙂

        No se si me he explicado bien, pero lo que he querido decir es que una parte del problema está también en la falta de conocimiento del negocio que tienen los periodistas. No es un caso único. Algo parecido sucede con los cantantes, músicos, guionistas, directores de cine, escritores, pintores, dibujantes, etc., que en su inmensa mayoría no tienen ni idea de como funciona su negocio (como se gana dinero, como se distribuye,…) de ahí que haya un montón de malentendidos, como el archimanido “todo gratis”.
        Sin embargo lo más curioso del “todo gratis” en el periodismo es existen modelos de financiación tan antiguos y tan eficientes como la radio que demuestran que se puede ganar dinero sin utilizar el pago directo. Hay mucha gente que no escuchaba tal o cual emisora sino a fulanito o zutanita independientemente donde éstos trabajaran y siempre y cuando se respetara una franja horaria: un ejemplo de que la calidad y diferencia pueden ser rentables, sin tener que cobrar al oyente/usuario por emisión, y conste que hablo de la era preinternet. Hoy en día se puede hacer radio por Internet sin tener que depender de ningún canal. Crea contenidos de calidad, pon entrevistas interesantes, promociónate a través del la red y podrás tener tu propio programa. Cada vez más personas escuchan la radio por Internet y se bajan programas. Lo mismo podríamos decir de la televisión o la prensa escrita… cualquiera puede tener su canal televisivo o su periódico. Hace solo 20 años el solo hecho de abrir una modesta redacción suponía una enorme inversión y un posible endeudamiento para toda la vida, sobre todo si alguien no nacía en una familia adinerada, una apuesta muy arriesgada de cualquier modo.

        Lo que quería decirte con ello es que la responsabilidad económica y financiera de un negocio tiene que caer en los profesionales de ese negocio, los periodistas en este caso, no en los consumidores o usuarios. No se puede acusar a la gente de “copiar” o de querer todo gratis, cuando lo “gratis” (que no es gratis porque se paga tecnología, servicio de Internet, publicidad indirecta, etc) es de mejor calidad que lo de pago por ejemplar/emisión/abono/etc. La responsabilidad no es de los usuarios sino de los creadores. Igual que un panadero no puede quejarse de que la gente vaya a la panadería de al lado porque es más barata, o porque regala una ensaimada con cada hogaza de pan.

        Te voy a poner otro ejemplo para explicarlo mejor: los programadores dependen mucho más que cualquier otro profesional que trabaje con tecnología e Internet de la venta por unidad de sus productos, un periodista puede vivir de la prensa escrita, la radio, la televisión, colaboraciones, etc. o en la redacción en una agencia de publicidad y tiene un enorme abanico de posibilidades dentro del mundo laboral, un programador a parte de programar para una empresa propia o ajena, o dar clases de informática y programación no tiene muchas más salidas, sus posibilidades de empleo son mucho más limitadas (tiene quizás más trabajo porque su profesión es más especializada y por tanto hay menos competencia), además un programador tiene que vender sus productos en la mayor cantidad posible si quiere vivir de ello. Por otra parte sus productos también están expuestos a la copia y a la distribución “gratuita” por Internet por parte de terceros y sin remuneración. Los programadores, sin embargo han sabido utilizar la red para aumentar su negocio y mejorar sus productos bajando significativamente su costo, con shareware, freeware – con publicidad-, apps, asistencia online, reporte de errores (bugs) por parte de los usuarios, actualizaciones, software y material complementario (manuales, explicaciones, programas, código,…) a veces creado por los propios usuarios,…
        Y no veo a ningún programador rasgándose las vestiduras porque exista freeware, ni programas gratuitos, ni Internet, ni software de código abierto, ni nada parecido. Al único que escuché de ese mundillo que se rasgaba las vestiduras con ello era Steve Jobs y Jobs no era un programador.

        Créeme el gran problema de la prensa ahora es la calidad. Se publica sin contrastar, se crean noticias en redacciones, se redacta muy mal, hay mucho titular tendencioso (cuando lees una noticia y te das cuenta de que el titular solo trata de meter cizaña y no de informar) y mucha noticia sensacionalista que trata solo de lo que se habla y no de lo que sucede, creando un periodismo de opinión con apariencia de periodismo de información, lo cual es de por sí de una vileza sin bornes (los típicos artículos “zutanita dijo” “menganito cree” que tanto abundan en los diarios).

        Nadie va a pagar por propaganda mal escrita, mal redactada, emitida de una manera tendenciosa,… nadie, haya o no haya Internet. Y créeme no es un ataque personal, te agradezco muchísimo tu respuesta y creo que tu blog es interesante y está bastante bien redactado, pero es que me parece increíble que no os deis cuenta de lo malo que es el periodismo que hay en este país. Y eso que no he entrado en el sectarismo, un tema que da para una serie de tesis doctorales.

        Muchas gracias de nuevo por tu respuesta, a pesar de las diferencias que tenemos de enfoque de un problema que existe.
        🙂

  3. Por favor, que alguien le devuelva a “hugo solo” las teclas del punto y la coma que le ha robado de su teclado…

  4. Habría que preguntarse si se puede vivir sin noticias creo que se puede y si necesariamente mis fotos serán malas si no estoy al tanto de las noticias y del trabajo de calidad que proporcionan periodistas y fotoperiodistas si compro un coche y el que.me lo vende no sabe donde esta españolea o no le interesa salvo lo que pasa en su entorno sera una mala compra? etc etc

  5. […] diciendo eso de “los periodistas necesitan comer, porque sino se debilitan”, o incluso quien me criticó por cobrar por mi conferencia. No voy a decir nada sobre qué tipo de proceso mental permite a alguien pasar del “no […]

  6. […] diciendo eso de “los periodistas necesitan comer, porque sino se debilitan”, o incluso quien me critica por cobrar por mi conferencia. No voy a decir nada sobre qué tipo de proceso mental permite a alguien pasar del “no […]

  7. Es lo de siempre, “La calidad es importantísima, pero bueno, aunque sea importantísima, pagar por ella no entra dentro de los planes.”

    Un profesor que tuve de Recursos Humanos, nos dio una clave muy clara: “La empresa funciona, se comunica, se expresa, en términos de dinero. ¿Te dicen que te aprecian, pero no te pagan bien? Mienten. ” Con lo de la calidad de la información pasa exactamente lo mismo. Si para tu medio la calidad de la información es un valor importante, pagas por ello.

  8. Leo en quesabesde una entrevista a silvia omedes de photographic social vision hasta hace un tiempo tenia entre sus esponsors a caja de madrid hoy parece que solo a los laboratorios egm y algunos socios pero cuentan con el apoyo de la fundacion del banc de sabadell si nos vamos a la penultima foto de martin gallego aparece un tiburon y los nombres de algunos bancos investigacion bloguera de chicha y nabo pero da para pensar silvia omedes quiere dar voz a los que sufren la crisis bajo la tutela del banco de sabadell y de alguna entidad que tal vez no aparezca en los creditos LOL LOL !

  9. Es curioso que al parecer el periodismo es casi lo unico importante de este mundo todo un bloque ideologico vivio durante muchas decadas sin mucho periodismo y hoy dia un sitio al cual se viaja mucho para hacer turismo bajo un regimen dictatorial no se si practicaran el periodismo y existiran muchos otros paises y viven y si el periodismo al menos el de aqui se hubiese puesto las pilas habrian detectado y denunciado todo lo que esta pasando hace ya muchos años es posible que lo hicieran pero no trascendio hasta que los periodistas sintieron en sus bolsillos el zarpazo tambien los fotografos y una campaña a nivel mundial que sin periodismo y fotografia de calidad es algo que el mundo no puede permitirse y va abocado a su destruccion quizas internet y demasiados periodistas no lian bien como masa ya que mucha informacion la encuentras tal vez de gente que no es periodista pero cosa extraña sabe leer escribir y pensar un poquito y mas interesante aun saben fotografiar cuantos fotografos famosos no andan pegados a los grandes bancos para financiar sus exposiciones no daba ponencias un paco elvira para hablar sobre el fotografo irving penn bajo el logo de caja madrid en plena epoca de escandalos y despues defendiamos a los indignados y si comentabas te censuraba teneis lo que os mereceis ni mas ni menos solo espectaculo y pinganillo en la oreja para comentar a ese publico de calidad que os va a visitar en fotogenios y similares lo unico que estais defendiendo en este momento es el bolsillo y por mucha foto de calidad ni hay menos muertos ni menos gente que pase hambre desde la primera foto de un niño biafrano en los huesos han pasado bastantes decadas como para que el problema se hubiese solucionado siguen habiendo niños en los huesos y por mucha foto de calidad o fotos de gentes sin piernas de calidad todo sigue igual y el detonante es el bolsillo ahi se orquesta una campaña de miedo mirar el facebook de gervasio sanchez que nivel tienen sus seguidores no muy diferente al de una pagina de fotografia como la del extinto paco elvira solo muestras de apoyo que grande eres si estoy de acuerdo gracias por compartir y eso es lo que se espera de la red los incondicionales que viven bajo el marchamo de la calidad y no son capaces de expresar una opinion por miles de temores y ya que se cacarea tanto la profesion de cada cual universidad diseñador periodista comunicador para verguenza del respetable en busca de la maxima calidad en la informacion y en la fotografia la opinion de un segurata el mismo que cuando estaba en el periodico de catalunya tenia que separar a un marido despechado que le agarraba de los pelos a un periodista aterrado por ser el causante de los cuernos y que los derechos del trabajador de la seguridad se lo pasaban por los forros un sitio lleno de soplones comandados por el chofer del gerente periodistas si periodismo de calidad lo que sucede hoy es quizas de tanta calidad y durante muchos años de leer sobre injusticias y fotos de desmembrados de turno la foto siguiente era un diamante que es para siempre de beers o un rolex y el portador al timon de un lujoso velero habeis cosechado lo que estais recogiendo grano a grano si los followers fueron los que auparon a vutheara kham junto a los grandes de españa y del mundo entero de la fotografia sin chistar ojo callarsus que los followers son posibles compradores aguantarsus.

    • Por favor, si tienes algo que transmitir hazlo bien. Se te nota el despecho por todas partes, toma aire, pon alguna coma (o mejor algún punto) reflexiona y después escribe, que la mala baba te quita la razón (si la tuvieras… que no la tienes).

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>