Jan 262009
 

Acostumbrados a ediciones dominicales y suplementos repletos de marcas de lujo y publicidad de alto standing -salpicada por algún que otro reportaje comprometido, pero tampoco demasiado… para no despistar la atención de lo realmente importante- echar un vistazo a El País estas dos últimas semanas (supongo que a cualquier otro diario) es bastante desolador.

Más de media docena de páginas dedicadas a publicidad propia o del grupo Prisa intentan rellenar los huecos otrora llenos de coches, colonias, inmobiliarias marcando paquete y demás. Curioso también ver asomarse a anunciantes que antes ni hubieran soñado con que en sus cuentas cupiera una página completa a todo color. ¡Y el domingo!

¿Cómo afectará la crisis publicitaria a los medios de Internet? Si realiza esta pregunta en ciertos ambientes guru-mesiánicos, tardará unos 12 segundos en saltar alguien -con los Nielsen de turno y los estudios de mercado entre los dientes- para decir que el declive del papel supondrá, a la larga, una transferencia de capital publicitario a los blogs y a este mundillo 2.0. ¿También en el mercado español? Habrá que verlo.

 Posted by at 10:03 pm
Loading Facebook Comments ...

  One Response to “Desolador”

  1. Mira, me hace ilusión ser el primero, jejejej. Mi opinión al respecto es que en Spain somos muy cutres y las empresas se lo piensan mucho antes de poner dinero en la red. Es como si los dirigentes, o la mayoría de ellos, fueran de la generación Precom y todo lo virtual les sonara a timo. Por cierto, un ejemplo de cambio generacional en ese sentido sería el de Bush y Obama. Será curioso ver como afecta a la red la llegada de un fanático de la misma al país mas poderoso del mundo, con permiso de China.
    Saludetes!

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>