Jan 212013
 

Si no hay foto, se usa un fotograma del vídeo y listo. Hace ya muchos años que se hace -incluso para ilustrar portadas– y aunque la calidad no es la misma es perfectamente válido para salir del paso. Incluso en la última edición de los premios World Press Photo una imagen de este tipo recibió una mención especial por parte del jurado.

¿Pero qué pasaría si en lugar un apaño para rellenar el hueco cuando no hay foto resulta que el futuro de las instantáneas va por aquí? No es que sea una idea nueva. De hecho se trata de uno de esos temores que desde hace ya muchos años planea sobre el fotoperiodismo. Muchos pensaron que el vídeo les dejaría sin trabajo y resulta que han sido los EREs y los directivos de los medios los que se adelantaron a la tecnología.

Pero a lo que íbamos: fotografías sacadas de una secuencia de vídeo y con una calidad impecable capaz de rivalizar con cámaras de foto propiamente dichas. ¿Ciencia ficción? De eso nada. Tal y como se explica en este interesante vídeo, la Canon EOS-1D C presume de ser capaz de hacerlo.

Sí, esa hermana mayor de la 1D X pensada para el vídeo y de la que tampoco se ha oído hablar demasiado. Pues ahora resulta que tiene el potencial para reinventar en cierto modo la forma de capturar imágenes fijas. Claro que ya existen cámaras capaces de grabar vídeo 4k (4096 x 2160 píxeles) pero en este caso se juega la baza de  un modelo híbrido entre fotografía y vídeo.

Una cámara de formato completo con todo el potencial fotográfico de la 1D X, más una cámara de vídeo 4K de la que, además, podemos extraer fotogramas con una calidad comparable al de una instantánea de las de toda la vida. Nada menos.

Lo comentan en Petapixel: es cierto que la cámara es muy cara (ronda los 12.000 euros) y que grabar 4K implica usar 1GB de espacio para unos 15 segundos de metraje. Pero superado el tema de la calidad de imagen, el potencial es evidente a la hora de capturar -ahora sí- el instante decisivo. O como dicen en el vídeo, la microexpresión perfecta de quienes aparecen en la escena.

Claro que para ello alguien tendrá que ocuparse de revisar lo grabado y buscar ese momento concreto en el que la sonrisa del novio es ideal o el elefante mira a cámara mientras se baña en el barro.

Una vuelta de tuerca más a una idea casi tan vieja como la fotografía pero que ahora parece estar ahí mismo. Sólo a 12.000 euros de distancia.

Loading Facebook Comments ...

  One Response to “El futuro de la fotografía según Canon y la EOS-1D C”

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>