Sep 162009
 

El interés que despiertan las cámaras de Leica y, sobre todo, el mito que rodea a este nombe -a medio camino entre la fotografía y el mercado de lujo- es incuestionable. ¿Pero realmente hay alguien que pague más de 5000 euros por una cámara como la Leica M9? Pues sí, así es.

leica

Aunque después de darse un paseo por las hoja de economía de cualquier diario o ver como las marcas de toda la vida patalean para que las llamadas marcas blancas no se queden con su trozo del pastel podría parecer que el apocalipsis monetario está a la vuelta de la esquina, se ve que ahí fuera hay otros mundos, ajenos a nuestros lloriqueos al hacer las cuentas.

Lo contaba el otro día Amateur Photographer: la demanda de la nueva Leica M9 ha superado toda las expectativas y ahora mismo no queda otro remedio que apuntarse a una lista de espera para conseguir una. Algunas tiendas británicas hablan de 8 unidades vendidas en apenas 40 minutos, otras de 50 cámaras despechadas en los primeros días…

¿Pero es sólo un capricho de los señoritos ingleses? Ni mucho menos. En España la situación no llega a estos extremos, pero el mismo día de su lanzamiento oficial diversas tiendas del país ya acabaron con la primera y pequeña remesa inicial para poder tener la M9 ese mismo día en el escaparate y servir las primeras reservas.

De hecho circula por ahí un mito que dice que la firma germana sabe que, presente lo que presente, tiene vendidas de antemano unos cuantos miles de unidades en todo el mundo. Sea lo que sea y cueste lo que cueste se ve que hay un montón de coleccionistas que no quieren dejar ni una sola casilla vacía.

Cierto o no, en una reciente charla con fuentes cercanas a la marca nos aseguraron que pese a ese elevadísimo precio que a muchos nos hace poner los ojos en blanco, bastante  más de un cententar de unidades de la M9 se pueden dar ya casi por vendidas en España. Eso de entrada.

Mientras asumimos que, efectivamente, también en esto de las aficiones hay clases, los simples mortales siempre podemos fijar ahora nuestras miradas en la Leica X1 -que también está bastante lejos, pero no tanto- o recurrir a eso tan elegante de se decía hace unos años: ” las Leica son sólo para presumir en una estantería, para trabajar, una Hassel”.

Loading Facebook Comments ...

  8 Responses to “El mundo de Leica”

  1. Enhorabuena por el blog,

    la leica m9 se va a vender por muchos motivos, el primero de ellos es que cuando has usado y trabajado con una leica y te has adaptado a ello, la prefieres por encima de las DSRL. Es intuitiva, rapida (hiperfocal), discreta, y lo que es mejor, puedes llevar una camara de gran calidad a todas partes, desde el parque con tus hijos, hasta un evento, boda, reportaje encargado por national geographic, etc,..conozco mas de un fotógrafo que usan las DSRL para trabajos y para el resto una compacta, el hecho de llevar la camara encima es una gran ventaja.
    Además con una leica aunque sea digital, haces menos fotos y piensas más, lo que es una gran ventaja a la hora de la edición.
    saludos

  2. Pues estaría bien eso de limitar las fotos por día… al principio sería una pu**da, pero seguro que a la larga todos haríamos mejores fotos.

    En mi caso, cuando hago una sesión de fotos con una modelo, hay veces en las que he llegado a sacar unas 1.000 fotos en tan solo 4 horas y luego solo hay unas 150 aprovechables y unas pocas que realmente valgan la pena.

    Sigo queriendo tener la pu** Leica de los coj****…

  3. A veces comentamos en broma que algún fabricante debería plantearse incluir un modo de escena “clásico” en que estuviera limitado el número de fotos diaria.

    Respecto a la Nikon esa que se rumorea por ahí compartiendo sensor con la X1 de Leica… por lo poco que sé, de momento nada de nada.

    Saludos!

  4. La M9 vale un pastón, pero es más barata que la D3X…
    Ojalá esta cámara tenga una gran aceptación, a ver si Nikon se anima a sacar algo así como una DE, versión digital de la FE: metal, un cuerpo pequeño, mandos analógicos para los controles fotográficos, enfoque manual. Estoy cansado de que para llevar un equipo poco voluminoso tengas que recurrir a una compacta o a un kit de iniciación de DSLR, estoy cansado de navegar por menús para decidir aspectos tan básicos como el tipo de enfoque, el contraste….
    No añoro los carretes ni el revelado, pero sí la sencillez de uso de las cámaras clásicas y la libertad de salir a hacer fotos sólo con un 20 y un 50. Creo que podría incluso prescindir de la pantalla trasera, bastaría con un conector para ver las imágenes en un ordenador, en un i-pod…

    Tal vez estoy delirando.
    Tal vez simplemente estoy hastiado de ver 500 imágenes tomadas en sólo 3 horas.
    Tal vez deba de seguir la senda sugerida por Fernando Puche y concentrarme en hacer menos fotos pero mejores.
    Tal vez deba asumir que la fotografía digital lleva un camino que no es el más idóneo para mí, agradecer lo que me ha permitido aprender y retomar mis viejas herramientas

  5. Cada día que pasa tengo más ganas de echarle el guante a la M9… El sensor FF con ese cuerpo del pecado que trae…mmmm… Dios, si es que como decía el señor Wylde, yo puedo resistir cualquier cosa menos la tentación. Y la Leica M9 es una tentación demasiado grande, como su precio…

    A seguir soñando y haciendo Euromillones cada viernes. 🙂

  6. Para mí que Leica hizo algún pacto con el diablo al mejor estilo alemán de Fausto, así que estas nuevas M9 traen brujería. Yo también he caído en el hechizo y quiero una ya… pero también deberé pactar para conseguir el dinero… y campo en la lista de espera!

    Y para qué querer tanta resolución como una S2? (a menos que se sea fotógrafo publicitario y que se quieran hacer “gigantografías”). En mi opinión los 18MP de la M9 son más que suficientes para fotoreportajes o para hacer fotografía artística convencional. Además, así como Leica ha evitado el escollo de ponerle lentes intercambiables a su x1 para no ponerla a competir de algún modo con la M9, tampoco va a poner a competir esta con la S2 en cuanto a resolución.

    La piensan bien estos alemanes.

  7. Creo que a Leica le sucede en términos fotográficos lo que a Mercedes en términos automovilísticos (si se me permite la comparación). Es obvia la calidad constructiva, la calidad optica, pero es que además el marketing y la reputación que han conseguido con el paso de los años hacen que alcancen la categoría de “mito”. Eso las hace deseables por cualquiera y si encima le ponen un precio desorbitado (que no digo que no lo valgan) eso contribuye a mitificar aun mas la cámara, convirtiéndola en “presa” muchas veces de coleccionistas más que de fotógrafos. La prueba está en que hay modelos que lejos de devaluarse, se revalorizan con el tiempo.

    Desde mi humilde punto de vista y hablando concretamente de la M9 creo que ha sido todo un acierto incorporarle un sensor FF. El cuerpo me parece precioso en forma y tamaño, y la verdad es que tiene que ser todo un placer para los sentidos manipular todos esos controles manuales tan “mecánicos”. Creo que la calidad de las pantallas LCD merece una revisión de resolución ya pero con todo y con eso se que seguiré suspirando por una M9 (quizá para cuando incorpore un sensor derivado de la S2 -¿la posible M10?- y no de un sensor fabricado para ella y a medio camino entre la M8.2 y la S2).

    Dream on…

  8. Yo no sé por qué, pero también quiero una Leica M9… aunque me voy a quedar con las ganas creo… Pero desde que la vi la quiero. La X1 no está mal tampoco…

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>