May 212015
 

ElPais-Esperanza

A la lista tradicional de cosas infinitas (el Universo y la estupidez humana) habría que sumar una tercera: la capacidad de El País para dar cada día un poco más de vergüenza ajena. Y el último capítulo de este descenso a los infiernos del periodismo del que un día presumía de ser el diario de referencia en España es la portada de ayer miércoles.

Concretamente la foto. O, mejor dicho, el encuadre elegido para la imagen de portada, y que muchos han interpretado como una burda manipulación para intentar lanzar (otro) dardo envenenado a Podemos y su candidata a la alcaldía de Madrid.

La idea es muy sencilla: la foto de portada parece querer dar a entender -así al menos lo han entendido muchos- que Manuela Carmena niega el saludo a Esperanza Aguirre. En otra fotografía con un plano más abierto se ve que en realidad la lideresa que aparca como quiere está dirigiéndose a otro de los candidatos que participaba en el debate de televisión.

Pensar a estas alturas en despistes, detalles fortuitos o argumentos del tipo “es que no tenía una imagen mejor” sería de una inocencia imperdonable. La línea editorial de El País en los últimos años es bastante clara y su posición hacia el partido que lidera Pablo Iglesias es de sobra conocida. Así que, sin duda, detrás de esta portada hay la misma intencionalidad que la de El Mundo del otro día. Aunque un poco más sutil y elegante, claro, que estamos ante los editores de Icon y algo de glamour se les habrá pegado.

En todo caso aprovechemos la penúltima de los chicos de PRISA pare recordar eso de la importancia del encuadre, tanto al hacer la foto como a la hora de recortarla después. Porque vaya usted a saber si la foto firmada por Carlos Rosillo era así o fue el editor el que metió tijera para ajustarla. A la portada y a la idea que se quería vender.

Y es que, por seguir con la cansina lección de periodismo, hay que tener siempre presente que lo de la objetividad de las fotos es un cuento casi tan grande como las promesas electorales de algunos. Hacer una foto es elegir -encuadre, óptica, momento del disparo…- y como toda elección está sujeta a la subjetividad del que dispara, del que edita y del que luego decide sacarlo o no en portada.

No es que las fotos mientan. Es que las fotos cuentan una versión de lo que ocurre. En este caso, la versión de El País. Que tenga o no algo que ver con la realidad, ya tal.

Loading Facebook Comments ...

  2 Responses to “El País y la importancia del encuadre de la foto”

  1. […] El País y la importancia del encuadre de la foto […]

  2. […] El País y la importancia del encuadre de la foto […]

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>