Aug 022013
 

“No puede sacar fotos.” La frase preferida de cualquier guardia de seguridad y la más odiada por los fotógrafos o aspirantes a darle al disparador (como en este caso). Si en cualquier situación ya da mucha rabia, a 30 grados bajo el sol y tras haber montado un espectacular Nikkor 800 mm f5.6 E FL ED VR AF-S y una Nikon D4 en un trípode (eso son casi media docena de kilos de peso y muchos miles de euros) para intentar fotografiar las semifinales de salto femenino en los Campeonatos del Mundo de Natación de Barcelona, la cosa se complica.

Ésta es, en realidad, la crónica de un fracaso fotográfico. Pero con semejantes protagonistas de lujo -el teleobjetivo más potente de Nikon, nada menos-, es una de esas historias veraniegas que merecen ser contadas. Desde el principio.

Nikon es uno de los patrocinadores oficiales de este evento deportivo que durante dos semanas se está celebrando en Barcelona y que llena las pantallas de los televisores con las pruebas de sincronizada, saltos, aguas abiertas y demás. Qué mejor oportunidad para echarle el guante a ese tele de 800 milímetros anunciadoa principios de este año y con el que uno no suele cruzarse cada día.

¿No sería mejor realizar el experimento con una compacta de zoom largo como la Coolpix P520?, nos sugirieron desde la firma. Precisamente este modelo es uno de los que Nikon está prestando al público que se pasa por su estand en estos mundiales, donde también es posible hacerse una foto similar a los carteles oficiales de esta cita acuática.

Seguir leyendo en QUESABESDE 

Loading Facebook Comments ...

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>