Feb 232011
 

Cualquier que se haya pasado alguna vez por el blog del compañero Eduardo Parra o que conozca a algún fotoperiodista sabrá que los de uniforme no suelen llevarse bien con los periodistas en general y con los fotógrafos en particular.

El caso es que en esta eterna lucha los de la placa y la pistola suelen ganar a la hora de imponer sus normas a los de la cámara. Ejemplos más o menos cruentos hay para dar y tomar.

Por eso resulta interesante lo ocurrido hace unas semanas en Atlanta cuando unos policias requisaron las cámaras y el material grabado a unos reporteros que estaban cubriendo una redada. En FotoActualidad han estado atentos e incluso han encontrado un vídeo de CNN en el que explican lo sucedido.

Y es que, como explican, lo extraño del caso es que un juez ha dado la razón a los periodistas y condenado al departamento de policia de Atlanta a pagar una multa de 40.000 dólares por su actuación contra los reporteros.

Aunque el suceso es mucho más complejo que un simple enfrentamiento entre policias y periodistas -de hecho se trataba de miembros de la asociación Copwath, dedicada a registrar y denunciar los abusos policiales- lo interesante es lo que se afirma en esta sentencia: “los oficiales de policia no pueden interferir con las personas que están grabando sus actividades”.

A ver si cunde el ejemplo judicial. Curiosamente, por aquí hay mucha manga ancha a la hora de hacer un sitio en el coche de policia a los reporteruchos de televisión expertos en hacer basura y crónica negra, y mucha porra suelta cuando toca manifestación y hay que poner a los fotógrafos en su sitio, quitar cámaras o borrar fotos.

Loading Facebook Comments ...

  2 Responses to “Fotógrafos:1 Policias:0”

  1. Que sociedad tan libre y buena tendríamos sin policías. Todo el mundo sabe que son los periodistas los encargados de cuidar y protegernos con sus cámaras y sus artículos imparciales en la prensa. Podríamos caminar tranquilos por las calles sin miedo a nada, por la noche si algo ocurriera llamaríamos al Tel de la prensa e ipso facto aparecería unos periodistas para cuidarnos y librarnos de los malos con sus cámaras en ristre.

  2. Hola Iker,

    Personalmente lo he vivido y padecido… inolvidables estos encuentros en la “Tercera Fase”, todo un acoso y derribo contra el fotógrafo, quienes nuestros derechos son inexistentes como fotógrafos y como ciudadanos.

    Y cuidado… nunca te pongas chulo con la “autoridad competente”, es lo peor que se puede hacer.

    Saludos,
    Juan Carlos Martín

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>