Mar 102014
 

“¿Pero las fotos no eran ya gratis?” Dicen las malas lenguas que eso fue lo que se escuchó en un montón de blogs, medios, agencias y demás el jueves pasado cuando Getty Images anunció su decisión de liberar 35 millones de imágenes. Lo que ocurre es que apenas pudo oírse porque los insultos de muchos fotógrafos sonaban a mayor volumen.

Seguro que alguno incluso estará pensando que esta ha sido la particular venganza de Getty al ver como muchos profesionales festejaban la sentencia que les condena a pagar un montón de dinero -junto a AFP- por distribuir una foto de Daniel Morel sin su permiso. A ver quién se ríe ahora, listillos, pensarán los malvados directivos de Getty mientras lanzan desde sus ventanas decenas de miles de fotografías gratis.

Aunque la escennita tendría su punto, como siempre la realidad es bastante más aburrida. Y es que tras el primer sofocón al leer eso de las 35 millones de fotos gratis y revisar la letra pequeña -no usos comerciales, con su propio sistema de inserción…- la pregunta ha cambiado. ¿Y qué otra cosa pueden hacer las agencias?

Tal vez suene a derrota o a tirar la toalla ante el uso de fotos en Internet -y fuera de ella, ojo- sin pasar por caja, pero la medida tiene su lógica. Incluso algunos lo han comparado con la legalización del cannabis. Si vas a tomarlo, al menos que sea de forma regulada. Si me vas a robar fotos, por lo menos que se vea la autoría y que sea según mis normas.

Dicho así no suena del todo mal, aunque tampoco hubiera estado de más que la agencia no usará con sus colaboradores esa bonita fórmula de “estas son las nuevas normas, si no te gustan ahí está la puerta”. Pero al margen de eso, incluso la idea de rentabilizar -aquí cualquier gurú en condiciones habría dicho monetizar, cierto- el asunto con inserciones publicitarias en plan Youtube abre la puerta a que agencia y fotógrafos puedan llegar a sacar algo de dinero con el nuevo sistema. Ojalá.

Pero el problema de fondo sigue siendo el mismo. Uno que no se corrige con un código para insertar imágenes de forma legal ni con una marca de agua: el valor que ahí fuera se le da a las fotografías. Robar textos se da por hecho que está feo… ¿pero de verdad que no puedo usar una foto sin más? Puede que en nuestro mundillo fotocéntrico nos suena a aberración, pero es lo que creen muchos. Por pura ignorancia o porque tienen mucho morro -los que pagan con prestigio– pero al final ni dios pasa por caja.

¿Alguien cree que esos ahora sí pasarán por el aro de Getty? ¿En serio que el listo que veía una foto y la copiaba sin más va ahora a molestarse en entrar en el archivo de la agencia y seguir sus normas? ¡Pero si Flickr está lleno de fotos gratis cuyos autores están encantados de que se usen con sólo citarles (en el mejor de los casos)!

Además, la medida es sólo aplicable a medios y páginas sin intereses comerciales (sólo se acepta Google Ads) En este blog, por ejemplo, ya podemos usar las fotos de Getty de forma legal… Pero todos sabemos que lo que roben o dejen de robar pequeños blogs personales como este -más allá del respeto a los autores y tal- no afecta al futuro de la profesión.

El paso de Getty Images que presumiblemente no tardarán en secundar otras agencias es lógico, inevitable pero, mucho nos tememos, también inútil. Quienes roban fotos no lo hacen por no disponer de alternativas legales gratuitas, sino por falta de respeto a los que aprietan el disparador. Y eso no lo va a cambiar un código HTML.

Tampoco la obtusa genialidad de los que dirigen los medios y creen que no hacen falta fotógrafos. Ni periodistas. Ellos son el problema. Los que un día decidieron que podían prescindir de, por ejemplo, todos los fotógrafos del Chicago Sun-Times, aunque ahora hayan readmitido a 4 de los más de 20 que tenían. Que yo pueda usar o no de forma legal la foto de esos fotógrafos despedidos -incluido el ganador de un Pulitzer- es sólo un anécdota.

 

Loading Facebook Comments ...

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>