Feb 192009
 

paella3g

Pasar unos días zambullido en sectores que uno no transita con tanta asiduidad siempre sirve para descubrir cosas interesantes. Con el Mobile World Congress recién acabado y más allá de la pobre presencia de Android o el divertido caso del móvil con Windos Mobile 6.5 robado -no vean la cancha que los medios le están dando al tema- hay algunas historias que si hacemos el sano ejercicio de alejarnos un poco resultan curiosas.

Me sorprende, por ejemplo, la promiscuidad de las marcas en este sector de la telefonía móvil si lo comparamos con ese punto sectario que se estila en el segmento fotográfico. HTC, por ejemplo, es capaz de ir de la mano de Windows Mobile, Android, Telefónica y Vodafone sin que ninguno de ellos sienta que le crecen los cuernos. Al menos lo disimulan con bastante educación.

Ya sé que no es comparable pero, ¿se imaginan a Nikon tonteando con objetivos de Olympus o a Canon guiñándole el ojo a las tecnologías de Sony a plena luz del día?

Curioso también ese empeño de tropezar en la misma piedra que sus compañeras fotográficas. ¿De verdad a estas alturas queda alguien que no sepa que ponerle 12 megapíxeles a un teléfono móvil es una soberana estupidez? Más aún cuando se da prioridad únicamente a ese criterio y nadie apuesta por implementar un zoom óptico. Tal vez sea un acuerdo tácito de no agresión, pero hasta que no empecemos a ver ópticas semidecentes en los terminales móviles -el 28 milímetros del Nokia N86 8MP es un rayo de luz- las compactas no corren ningún peligro.

Pero si hay algo que sorprende de este sector es lo alejados que están de eso que se llama mundo real. Supongo que hay sofisticados estudios de mercado que analizan cada detalle pero a muchos de los directivos de estas compañías les hubiera venido de perlas pasar un día del taxi y bajarse al metro.

No por aquello de la crisis, sino para darse cuenta de una puñetera vez de que hasta que no haya unas operadoras en condiciones y unas tarifas normales todo el rollo del 3G y la navegación en el móvil a la inmensa mayoría de los usuarios les da absolutamente igual.

¿Acaso se olvidan que por aquí todavía estamos en esa fase de desarrollo en la que tener un ADSL bueno, bonito y barato es imposible? Ya les avisaremos cuando aprovemos esa asignatura y hablamos entonces de lo de trasladar la jugada al teléfono móvil.

Be Sociable, Share!
Loading Facebook Comments ...

  3 Responses to “Historias 3G”

  1. Arrrggggg! Me castañetean los dientes de pura envidia cochina!
    Saludetes!

  2. Uy, no sé yo si esa “paella to go” sería demasiado comestible…
    Por cierto, hoy me acorde de tu arte con los macros mientras juagaba con la D3X y el Nikon 105 mm Macro. Hasta un pésimo fotografo como un servidor es capaz de sacar cosas aparantes con esa óptica. Lástima que no haya habido tiempo para más 🙁

  3. Pues con lo que le pagamos cada mes a Telefónica por la tarifa plana nos podían invitar cada jueves a paella, como mínimo……

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>