Nov 072012
 

Es posible que muchos no se hayan enterado, pues ha sido una de esas noticias que han pasado prácticamente desapercibidas, casi tanto como lo del primogénito de Messi: un huracán ha azotado la costa este de Estados Unidos, Nueva York incluido. Los telediarios y periódicos le han dedicado algo de atención, pero todo con mucha mesura. Por supuesto.

En realidad también Cuba, Haití y otros países del Caribe han sufrido el paso de Sandy, pero donde esté una Quinta Avenida sin luz y una buena ola sacudiendo la Estatua de la Libertad, que se quiten esos pobres y sus cansinos desastres naturales.

El caso es que, como era de esperar, este suceso ha vuelto a ser fotografiado desde todos los ángulos posibles. Cualquiera desde casa ha podido seguir minuto a minuto a través de las diferentes redes sociales lo que estaba ocurriendo, qué barrio se había inundado, dónde no había electricidad o cuántos tiburones y de qué especie nadaban por las calles de Nueva Jersey convertidas en un lago.

Es lo que tiene el exceso de información, que alguien se tiene que tomar la molestia de cribar entre las imágenes que son ciertas y los montajes de turno. Seleccionar entre anécdotas y noticias también estaría bien, pero tampoco está la profesión periodística como para andar pidiendo milagros. Por ahora nos conformamos con el trabajo realizado por The Atlantic para señalar cuáles de las fotos que durante estos días han corrido como la pólvora por la red no son un mero trabajo de Photoshop en busca del minuto de gloria.

Y es que Instagram ha sido el protagonista de este nuevo capítulo de “Storm and the City”. Hasta tal punto que la revista Time decidió dejar en manos de cinco usuarios de esta aplicación su propia cuenta oficial en esta popular red social. “Era la forma más rápida de cubrir una noticia así”, explicaba a Forbes el director de fotografía de Time, que definió esta decisión como un experimento.

Un experimento que, por lo visto, salió bien: la galería resultante del trabajo de estos cinco “instagrameros” fue una de las más vistas en la web de Time y un recorte de una de sus instantáneas acabó en la portada de una de las ediciones del prestigioso semanario.

¿Era realmente necesario para poder ofrecer una cobertura inmediata? ¿Un simple ejercicio estético por aquello de la modernez? ¿Fotos gratis? Aquí el argumento usado siempre que toca echar mano del móvil (mejor una mala foto que ninguna foto) ya no sirve. Se trata de una decisión premeditada y que se plantea como complemento o quien sabe si como alternativa al trabajo de los profesionales y sus aburridas cámaras.

La decisión de Time y otros medios y el papel de Instagram durante estos días ha generado todo tipo de reacciones. Pero posiblemente una de las más airadas y que más repercusión ha tenido ha sido la del fotógrafo Kenneth Jarecke. “Cada vez que un fotoperiodista usa Instagram el diablo sonríe”, asegura.

Su artículo no tiene desperdicio, y más allá de cuestionar la utilidad periodística de una aplicación empleada mayoritariamente para dar la lata a la humanidad sobre lo que estamos comiendo -no se pierdan el estupendo pan que hice este fin de semana, por cierto- traslada el debate al contenido y a la parte técnica.

No necesitamos decenas de fotos de coches flotando ni retratar cada escena desde todas las perspectivas como si se tratara de una investigación policial, critica con mucha razón este veterano fotógrafo. Sobran fotos anecdóticas y clónicas -viene a decir- y faltan imágenes de personas que cuenten sus historias durante esos días.

¿Y qué pasará dentro de 20 años -se pregunta- cuando veamos esas fotos con sus marcos y sus filtros? Que la decisión de optar por esta aplicación y todos sus efectos en lugar de una cámara habrá destruido la credibilidad de las imágenes. Y la del fotógrafo.

Tendrás una triste colección de archivos llenos de ruido -remata- que habrán sido olvidados casi al instante por todos esos “followers” que te han dicho que les gusta.

Tal vez por eso el diablo sonríe.

 Artículo publicado en QUESABESDE.COM

 

Loading Facebook Comments ...

  3 Responses to “Instagram y el diablo”

  1. Hugo, me quedé sin aliento leyendo lo que escribiste. No soy un purista del lenguaje, pero redactar mal lleva a entender e interpretar erróneamente lo que alguien quiere decir. No sos Vargas Llosa o Saramago escribiendo, así que asumo que la falta de signos de puntuación no fue en forma artística.

  2. Obviamente, en este caso había mucho de propaganda ¿Habría aparecido Time en la mitad de periódicos, revistas y medio de Internet si no hubiesen usado Instagram? En todo caso, volvemos al problema del contenido y el continente ¿Es una foto mejor o peor por haber sido tomada con una cámara o con un móvil? A nivel técnico probablemente sí, a nivel artístico no lo creo.

  3. Pero el diablo resulta ser mas interesante o atractivo que los angeles y de aqui a 20 años que pasara nada si sigue internet ahi seguiran las fotos con mas o menor ruido o grano sintetico si vemos otro post de Jarecke es un enamorado del revelado tradicional de pelicula al menos la idea que me da sin haber leido el post solo viendo el video y despues el problema de los profesionales es lo de serio serious photographer y todo sencillamente radica en lo dificil que resulta adaptarse al medio y a mas el miedo ya que lo que esta en juego es un trabajo y las fotos andan hoy en dia gratis si no se necesita andar fotografiando coches flotando pero tampoco los periodicos se habran volcado a publicar todas las instagram que se han tomado en esos dias unos las puede buscar en flickr si interesa por otro lado lo de serio suponemos que nada tiene que ver con que utilizamos para fotografiar ya que por esa regla de tres helmut newton que fotografiaba con leica y hasselblad en sus ultimos años utilizaba una eos100 toda de plastico dejaba de ser serio el problema que el laboratorio y me referire al de la hipstamatic objetivos peliculas y la posibilidad de utilizar un amplio abanico de estilos colores lo hace muy atractivo ya que para los que utilizaron durante años el laboratorio de la luz roja y dejando de lado ciertas limitaciones tecnicas lo que ofrece instagram o hipstamatic es una autentica maravilla y si un fotografoprofesionalserious vuelve de la guerra con fotos hipstamatic sencillamente tiene algo que otras no tienen y si son malas se supone que para el entendido sabra apreciar son mas serias las fotos de comida del japan photo project por utilizar una leica y una reflex no se si habran utilizado alguna compacta o el movil de ser al reves si el morimoto y la bagues hubiesen fotografiado japon a golpe de hipstamatic al parecer no serian diferentes y tampoco es imprescindible subirlas a las redes sociales pero tambien en the japan project mantenian el blog bastante al dia repito es un asunto de adaptacion ya que para los amantes de las ruedecillas palancas disparadores y toda la parafernalia fotografica es toda una abstraccion tener como aparato fotografico a un iphone y no hacen falta castro prietos para que las fotos resulten mas interesantes todo en unas aplicaciones la mayoria de 0,79€ y se me olvidaban las actualizaciones y sus constantes pequeñas mejoras digamos que las peliculas y objetivos y laboratorios sinteticos consiguen es un gran homenaje a toda la fotografia a esos colores de los años 30 a los blancos y negros de todas las epocas no olvidemos que detras de un gran fotografo de unos cuantos al menos habia un equipo para trabajar las fotografias pasando por la impresion etc etc esto es malo quizas se ha vuelto un poco mas entretenida y que el cerebro tampoco esta adaptado a tanto cambio de colores simplemente ayuda a que unas fotos sosas se vuelvan mas importantes pero no siempre es asi al menos se necesita una base mas solida pero lo cierto es que mientras escribo las instagram que aparecen son mucho mejores que las fotos de los duelos fotograficos y otras tantas que se utilizan como acompañamiento de los posts.

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>