Sep 282016
 

dscf1144-1

Una réflex de última generación, sensor de formato completo, uno de los sistemas de enfoque más potentes del momento y, sobre todo, un precio de venta por encima de los 4.000 euros. ¿De verdad a estas alturas vamos a jugar a preguntarnos si es o no una buena cámara? Por supuesto que lo es, no perdamos el tiempo.

Así que en lugar de dedicar unos cuantos párrafos repasando prestaciones ya conocidas y repitiendo evidencias, mejor plantearse en voz alta la pregunta que realmente interesa a muchos. ¿Me compro la Mark IV o me ahorro unos cuantos cientos de euros apostando por la generación anterior?

Tras pasar una semana con la nueva EOS entre manos y probar su rendimiento fotográfico y de vídeo eso es lo que hemos intentado averiguar. Y, la verdad, no es fácil porque estamos ante la herramienta más versátil ahora mismo en el mercado. Hay cámaras de mayor resolución, más rápidas o que producen un vídeo de mayor calidad, pero analizada en su conjunto la Mark IV es esa cámara que cualquier reportero quiere tener a mano. Así de simple y de duro hasta que la competencia mueva ficha en este terreno.

¿Hay opciones sin espejo más compactas y de mayor resolución? Sí, pero están a años luz de esta en lo que respecta a enfoque, por decirlo de forma rápida y concisa. ¿Y la Nikon D810? Una gran cámara y posiblemente la única que nos haría dudar, sobre todo teniendo en cuenta su comedido precio ahora mismo. Pero sin duda se trata de una generación anterior que pide el relevo y que cuando se ponga al día dará mucho que hablar y, entonces sí, será una competencia dura y directa para esta Canon.

Pero volviendo al tema central, la decisión es complicada. Si el presupuesto es justo, claro, porque quienes dispongan de esos 4000 euros para este cuerpo tienen poco que pensarse. La buena noticia, por cierto, es que las 5D son algo así como los iPhone de las réflex: envejecen sin perder mucho valor y en el mercado de segunda mano se cotizan bien.

Pero si el dinero es -como suele ocurrir- un problema, el sentido común invita a ahorrarse esos 1000 euros y apostar por la 5D Mark III y una buena óptica, por ejemplo. Hay un salto generacional y las mejoras son evidentes, pero si se trata de dar una respuesta rápida, ni el vídeo 4K, ni el enfoque ni la calidad de imagen justificarán para la inmensa mayoría de profesionales ese mayor desembolso.

De todos modos, nada como echar un vistazo a las muestras y vídeos que hemos publicado en Quesabesde para sacar conclusiones y, con la mano cerca de la VISA, decidir si le damos un susto o no.

Loading Facebook Comments ...

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>