Nov 262012
 

La semana pasada tocaba dar una de las sesiones que cada año imparto en el Postgrado de Fotoperiodismo de la Universitat Autònoma de Barcelona. La idea es hablar de tecnología y cacharros varios, pero siempre hay un hueco para la futurología fotográfica y para recuperar este vídeo que Kodak lanzó en 2006 y que es ya un auténtico clásico del sector.

La compañía de Rochester jugaba hace seis años a adivinar como serían las siguientes generaciones de cámaras. O mejor dicho, a adelantar algunas de las cosas que ya seguramente ya se estarían cocinando en el sector por aquel entonces. Un ejercicio de futurología casi impecable, excepto por un pequeño detalle que pasaron por alto: ellos no estaban en ese futuro.

Visto ahora y teniendo en cuenta la situación de Kodak resulta un ejercicio casi tan interesante como macabro. Cámaras que reconocen caras. Cámaras que saben donde están porque integran un GPS. Cámaras que permiten compartir fotos gracias a la conexión Wi-Fi (que ya estaba inventada pero muy poco extendida entre las cámaras). Cámaras que no necesitan flash porque disponen de sensores de gran sensibilidad…

Todo aquello que hace seis años nos hacía abrir mucho los ojos y que sonaba casi a ciencia ficción se puede encontrar ya en modelos no demasiado caros. Queda pendiente aquello de “cámaras que fotografían la hierba de color verde no porque sea verde, sino porque saben que es hierba”… pero seguramente sea sólo cuestión de esperar un poco más.

Cumplidos los pronósticos de entonces, ahora tocaría que alguna otra firma se animase a adelantarnos como serán las cámaras dentro de otros seis años. Una cosa es casi segura: Kodak ya no estará por allí para contarlo.

Loading Facebook Comments ...

  4 Responses to “Kodak tenía razón”

  1. […] Blog de Iker Tagged with: Kodak • Pronósticos  […]

  2. los estudiantes y profesores de las escuelas de negocios se ponen cachondos con este video/caso

  3. “Una cosa es casi segura: Kodak ya no estará por allí para contarlo.”

    Kodak es una compañía, y un nombre, americanos; e históricamente no es un país muy dado a dejar caer a sus grandes nombres. Cuando alguien habla catastróficamente de Kodak -con razón, debido a su nefasta gestión-, viene bien recordar a Harley-Davidson, que también pasó por momentos muy largos y aciagos debido a la competencia con modelos japoneses, muy superiores en aquellas épocas. El paralelismo es bastante claro. Al final, se reestructuró, encontraron su nicho de mercado, el gobierno Reagan también metió mano y al final, ahí está Harley-Davidson, que sigue haciendo motocicletas que no són comparables a sus homónimos japoneses, pero son para otro tipo de usuarios.
    A éste respecto, Kodak bien podria “caerse” de la fotografía digital y explotar uno de los pocos nichos de mercado que le quedan y aún reportaban beneficios, la película de color. Más inconveniente que sus homónimos digitales, pero para otro tipo de usuarios.

  4. Kodak cumplio muy bien y hoy le ha pasado el testigo a unos fabricantes de peliculas virtuales que no son ni quimicos ni cientificos .

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>