Feb 132012
 

Mientras hacemos quinielas para ver cuánto tiempo tardará Kodak en anunciar que se acabó lo de fabricar película, no deja de ser curioso bucear en la historia de este gigante. No sólo para recordar a los jovenzuelos que la fotografía digital la inventó Kodak -y no los teléfonos móviles- sino también para toparse con inventos realmente peculiares.

Uno de ellos es el V-Mail o airgraph en su versión original inglesa: una singular fusión entre correo postal y fotografía surgida en 1930 de la mano de Kodak y la compañía aérea británica Imperial Airways. La idea era bastante sencilla: fotografiar las cartas (en realidad un texto escrito a mano dentro de un espacio limitado en una cuartilla estandarizada), enviar los rollos de negativos de esta microfilmación por avión -con el consiguiente ahorro de espacio y peso respecto a una carta convencional- y obtener un positivo para que recuperara su tamaño real.

Fue durante la II Guerra Mundial cuando este servicio se volvió más popular al ser adoptado por el ejercito estadounidense para permitir ahorrar espacio de trasporte en los aviones militares y que los muchachos que andaban en el frente pudieran escribir a casa con cierta rapidez.

Aunque no tardó demasiado en caer en desuso con el aumento del a frecuencia aerea y el fin de las limitaciones de espacio, resulta curioso comprobar que Kodak también tiene la patente del que puede ser considerado el tatarabuelo del correo electrónico.

Loading Facebook Comments ...

  One Response to “Kodak V-Mail, el tatarabuelo del correo electrónico”

  1. […] "jqmodal", embeddedHeight: "400", embeddedWidth: "425", themeCSS: "" }); . Kodak V-Mail, el tatarabuelo del correo electrónico « hasta los … . Kodak deja de […]

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>