May 252015
 
14322255164800

Fotografía de David S. Bustamente

Se llama Usue y la furiosa mirada que le dedicó hace unos días a la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría y que retrató David S. Bustamante para El Mundo se ha convertido en la imagen de esta pasada campaña electoral para las elecciones municipales. La instantánea no tardó en arrasar en las redes sociales y protagonizar decenas de memes en los que la mirada justiciera de la pequeña ponía un poco de orden. No es para menos teniendo en cuenta que esta niña se ha convertido en la heroína de todos aquellos que también nos gustaría tener a Soraya y compañía delante para comentarles un par de cosas.

“Vino una señora y me quitó la lupa”, explicaba Usue a su madre. “Me quitó la lupa, mamá, sin pedirme permiso ni nada…”, insistía –según cuenta El Mundo– sin saber que en esa frase se resume perfectamente el sentimiento de muchas personas hacia el gobierno y sus políticas.

Foto Niña SorayaAunque Usue y su familia viven en El Astillero -un pueblo a unos 10 kilómetros de Santander- además del nombre en euskera de la pequeña, en otra crónica se explica que sus padres son de izquierdas y que además la niña se sabe la canción del Olentzero. Por suerte, tiene sólo 3 años y de momento los de La Razón se están cortando un poco antes de sacar una portada en la que aseguren que Usue es de la ETA, Podemos y Venezuela o algo así.

Tal vez lo hagan si los resultados de las elecciones -escribo esto en domingo, con el morbo de no saber todavía lo que han dicho las urnas- no cuadran con lo que ellos esperan y sí con lo que muchos deseamos. Igual la mala hostia de Usue ha servido para que más de uno se lo piense mejor antes de elegir a los que mandarán en su ayuntamiento durante los próximos cuatro años. Mucha responsabilidad para una niña, es cierto.

El caso es que el jefe de fotografía de El Mundo en su edición de Cantabria estaba por allí. Es una cuestión de suerte, dirán algunos. Y algo de suerte siempre hay en una gran foto. Pero además de suerte, hay que estar allí, tener la cámara lista -una Canon EOS-1D, por lo visto- ver la foto, enfocar bien a las protagonistas, y disparar.

Y seguir disparando en ráfaga porque ves que de ahí puede salir algo. Y una vez la tienes saber que es “la foto”, y reservarla como hizo para darle el protagonismo que se merece en lugar de sacarla junto a la galería general del evento. Hacer, a fin de cuentas, lo que hacen los fotógrafos y que tiene poco que ver con sacar una foto y que suene la flauta.

Es verdad que en estos tiempos la caducidad de las fotos y las noticias es muy alta y posiblemente dentro de un par de días ya estemos con otros temas y apenas nos acordemos de esta imagen. Pero seguro que Usue -a la que por lo visto no le gusta que le hagan fotos- se acordará siempre, aunque no sé si le hará mucha gracia que la conozcamos como “la niña de Soraya”.

En cualquier caso, puede que volvemos a verla -ojalá- cuando haya que repasar las mejores instantáneas de este año. Sin duda lo merece, porque si una buena foto es aquella capaz de contar y explicar muchas cosas ésta lo es. Y es que en esa mirada está concentrada la rabia de, por lo menos, medio país.

Loading Facebook Comments ...

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>