Jun 102013
 

Leica_X_VarioMañana Leica desvelará la que ellos mismos han calificado como “M Mini”. Más allá de la urticaria que semejante denominación puede causar a los más puristas usuarios de la firma -M sólo hay una y a ti te encontré en la calle- lo cierto es que a estas alturas poco queda por desvelar.

En realidad no es ninguna novedad. De hecho la noticia sería que a 24 horas de lanzarse un modelo no conociéramos todos sus detalles. Más aún cuando las compañías se empeñan a jugar a los misterios y las adivinanzas, con anuncios de esos que van mostrando poco a poco nuevos detalles, en plan insinuante striptease.

Como era de esperar, antes que esta nueva Leica tuviera tiempo de quitarse la chaqueta ya circulaban por la red datos con pinta de ser bastante fiables: se llamará Leica X Vario y será una compacta son sensor de tamaño APS-C y un zoom 18-46 milímetros f3.5-6.4. Ni más ni menos.

De ser así -que parece que será- en realidad estamos ante  un modelo único: la primera compacta con ese tamaño de captor y un zoom integrado. Lo más parecido sería esa Canon PowerShot G1X a la que, todo sea dicho, nadie ha hecho demasiado caso.

¿Lanzamos ya el confeti para celebrar semejante hito como si esto fuera un cumpleaños en casa de Ana Mato? Ni mucho menos. De hecho decepción es la palabra más repetida desde que salieron a la luz estos detalles. Dejando a un lado las recurrentes  críticas de quienes nunca nos compraremos una Leica -pero siempre tenemos algo que decir-, en este caso la idea tampoco parece haber gustado entre los devotos de la firma germana.

El problema es el de siempre: la realidad no se acerca a las expectativas creadas por campañas misteriosa de turno. ¿Y cuáles eran esas expectativas en torno a la Leica M Mini? Según se comentaba en ambientes de esos con Leicas al cuello había dos opciones: una versión germana de la Sony RX1 -compacta con sensor de formato completo- o una Leica M más compacta y asequible al estilo de la CL, pero en digital.

Ni una cosa ni la otra. En su lugar una Leica X con un zoom muy poco luminoso y un precio que se supone estará sobre los 2.500 euros. Un chasco, vamos. Tanto que durante unos días algunos barajaron una tercera vía: las filtraciones eran parte de la campaña de Leica para despistar al personal y acabar finalmente sorprendiendo con un producto mucho más interesante.

¿Una locura? En realidad no tendría por qué y tal vez sólo sea cuestión de tiempo de que alguna firma, harta del juego de las filtraciones, se decida a aprovecharlos y a intentar manejarlos. Claro que, de ocurrir, no parece una compañía como Leica la más indicada para probar estas nuevas fórmulas de marketing.

Tal vez porque no lo necesitan y saben que van a vender la Leica X Varios sin demasiados problemas. O quizá sea que ya pasaron aquellos tiempos en los que tenían a la agencia del mismísimo Don Draper (Temporada 6, ojo spoiler) a su servicio.

“Entonces, qué modelo de Leica cambiará mi vida” -le preguntaba a Don su vecino en el ascensor- “Como todo el mundo sólo las conozco por el precio”, respondía él. Eso sí, al final se lleva una M2 de regalo. Una auténtica M, nada de “mini”

Loading Facebook Comments ...

  One Response to “Leica X Vario, expectativas, marketing y decepciones”

  1. Puede ser a nivel de marketing una buena publicidad como la camara que sustituya a la que le regalaron a Joan Colom.

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>