May 262011
 


Tal vez fue cuando empezó a sonar cansino el discurso sobre la importancia de las redes sociales, o al dar por hecho que los malos de la película temblarían con aquellos durísimos hashtags.

O cuando los gurús de siempre se calaron el palestino para explicar el origen de todo aquello y recordarnos que el FMI es malo, pero la Sinde peor.

Igual fue justo en el momento en el que se creó la octava subcomisión para gestionar el debate sobre la comunicación externa de los 26 comites de la Asamblea. O al incluir en la agenda del día una clase de biodanza. O quizás todo fue por culpa de ese exceso de corrección política (y político) que acaba por convertir los discursos en un chiste farragoso.

Puede que el problema fuera el miedo a la definición ideológica y a llamar a las cosas por su nombre. O el escepticismo de muchos ante lo que parecía un espejismo.

Quizás fue cuando algunos empresarios no se dieron por aludidos y se unieron a la fiesta  sin entender que los miserables salarios que firman son parte del problema de este país. O cuando algunos diarios se calaron más la boina y empezaron a preguntar por qué #spanishrevolution y no #catalanrevolution.

O cuando desenfundamos nuestro iPhone para llevarnos un souvenir y tuitear, una vez más, lo increible que era todo aquello. Igual es que sobraban lemas y papeletas nulas ingeniosas y faltaba un plan para canalizar toda esa mala hostia que, al fin y al cabo, ha demostrado ser lo que mejor nos une.

O a lo mejor el globo simplemente se pinchó al estrellarse contra la realidad electoral en la que el miedo, el racismo y la corrupción ganan mientras nos enseñan el pulgar y su sonrisa de triunfadores en perfecta sincronía.

No sé en que momento todo se empezó a ir a la mierda. Puede que  incluso todavía haya esperanza y esto haya sido sólo el calentamiento. Ojalá.

El caso es que aquel viernes por la noche yo también me lo creí.

 Posted by at 2:00 pm
Loading Facebook Comments ...

  2 Responses to “Los jueves… foto”

  1. Es quizás el problema que hay… No todas las personas tienen derecho a manifestarse. Las personas que directamente intervienen en esta “monstruosa” maquina que es la crisis no deberían estar allí (parece un cachondeo lo de los empresarios). Los políticos tampoco deberían estar ni hacerles guiños. Las cosas, si se hacen han de tener una ideología propia y suficientemente “independiente” y fuerte como para que las cosas se mantengan. Aquí la solución mas coherente y viable es la creación de un partido único y con suficiente fuerza que acoja las ideas generales que estas movilizaciones pretenden aportar y no “amalgamar” tantas ideologias y maneras de ver el mismo problema. En resumen que cualquier union “no hace la fuerza”.

    Un saludo Iker y enhorabuena por el blog. Te leo a diario.

  2. comparto fb

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>