Nov 052013
 

Nikon_Df

Pesa casi un kilo, se acerca peligrosamente a los 3.000 euros y bebe de la herencia de cámaras de las que ni siquiera has oído hablar. Así que aparta tu mirada gafapastil de ella y vuelve a jugar con tus Lomo de plástico, niñato hipster. Esta es una cámara para hombres de verdad.

La Nikon Df es la cámara con la que sueña Don Draper si es que tiene tiempo para soñar con cámaras. La réflex que llevan en la mano –porque al cuello sólo llevan la cámara los perdedores- quienes saben hacerse el nudo de la corbata, una hoguera en medio de la noche y conseguir que una gabardina le siente como a   Humphrey Bogart en un aeropuerto con niebla. Si Rick hubiera tenido esa cámara, maldita sea, Ilsa no se habría largado con aquel listillo.

Es una réflex para tipos que dicen tipo. Que saben poner media sonrisa y mirar al horizonte con los ojos entornados y el gesto grave. De esos que beben solos en la barra del bar. Whisky sin hielo, por supuesto, mientras dedican su mejor mirada de desprecio a ese tipo que se pide un puñetero gin tonic con pétalos de rosa y lleva una camiseta con más escote que su novia.

La Nikon Df es para hombres que tienen siempre barba de dos días. Incluso nada más afeitarse con cuchilla y jabón -poco- aplicado con brocha. Hombres que chasquean los dedos para seguir el ritmo cuando suena Frank Sinatra. Hombres que cantan en la ducha I´m your man de Leonard Cohen mientras ella espera impaciente junto al teléfono su llamada. Porque hablamos de hombres que usan el teléfono para llamar a mujeres, no para sacar absurda fotos de ridículas magdalenas de colores.

La Df es la cámara de esos tipos duros que saben ser sensibles cuando toca. Hombres que se estremecen con el olor a tinta y el sonido de una pluma rasgando el papel. Que teclean en una vieja Underwood rodeados de papeles estrujados con historias que nunca fueron. Hombres que no necesitan los consejos de estilo de Esquire porque eso lo llevan en la sangre.

Hombres capaces de llorar viendo Los Puentes de Madison cuando nadie les ve. Porque, después de todo, la Nikon Df es la cámara que usaría hoy Robert Kincaid en lugar de aquella Nikon F con Kodachrome.

La Nikon Df es –eso parece querer decir la firma- una cámara para hombres muy hombres. Pero el caso es que yo conozco a unas cuantas mujeres convencidas de que esta también podría ser su cámara.

Loading Facebook Comments ...

  2 Responses to “Nikon Df, es cosa de hombres”

  1. ¡Genial redacción la de este artículo! Sin duda se trata de una réflex de formas contundentes como una Pin-Up de los cincuenta. En total contraposición con la tendencia de miniaturización que se había impuesto en los últimos años.Incluso los sonidos que produce parecen contundentes. Sí que parece que, como comentabas recientemente, seguiremos escuchando el sonido de un espejo subiendo y bajando durante una buena temporada. Aunque esperemos que con más avanzados pero más asequible también.

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>