Mar 282016
 

pana_100_400mm_3

Arriba, una cámara de ópticas intercambiables con un zoom que rinde unas focales equivalentes a 200-800 milímetros con una luminosidad máxima de f4-6.3. Debajo, una cámara de ópticas intercambiables con un teleobjetivo de 800 milímetros y apertura f5.6.

Además de la más que evidente diferencia de peso y tamaño, el equipo de Panasonic subido a la chepa del Canon rondará los 2.500 euros. Con eso puedes comprar aproximadamente una cuarta parte del objetivo grande. El precio del conjunto superaría los 15.000 euros.

Esos son los datos. A partir de ahí podemos empezar con los matices, los chistes y las comparaciones. Por ejemplo, no está de más recordar que la cámara de abajo (una Canon EOS-1D X) es una réflex con sensor de forma completo y uno de los sistema de enfoque más avanzados del mundo, entre otras cualidades. La de arriba es una Panasonic GX8 con un sensor Cuatro Tercios -la mitad de tamaño, por tanto- lo que le permite duplicar la focal real de 400 mm.

Pero en realidad no hace falta matizar mucho ni ponerse tremendos y serios porque, salvo los hooligans de turno, nadie verá en esta curiosa imagen algo más que eso, una curiosidad. ¿Son dos objetivos con un alcance de 800 milímetros y una luminosidad similar? Sí. Fin de los parecidos.

Este simpático encuentro se produjo hace unos días mientras jugábamos con el nuevo 100-400 mm de Panasonic, a día de hoy el zoom más potente para el sistema Micro Cuatro Tercios. Y como se trataba de destacar sus virtudes, nada mejor que colocar frente al enorme Canon 800 mm f5.6 para hacerse una idea.

“No estamos comparando sistemas ni enfrentando uno a otro”, insistieron desde Panasonic. Nos conocen y saben que somos de tuit rápido y chiste fácil. De todos modos, se agradece esa prudencia y realismo en un mercado en el que lo de tirar de comparaciones facilonas es una estrategia de marketing de lo más habitual.

¿Vas cargado como un tontaco cuando podrías ir ligero con esta cámara sin espejo y además hacer las mismas fotos, ser más feliz y dejar de parece un perdedor?, repiten muchas firmas y sus apóstoles. A veces tienen razón. Otras saben que es una mentira que, de repetirla, puede que alguno se crea.

Pero más allá de debates eternos sobre espejos, hablamos de herramientas de trabajo. Y, a día de hoy, para hacer fotos de un partido de fútbol y muchos otros deportes -las fotos que piden los medios, al menos- necesitas una cámara y un objetivo como el de abajo. Punto. Fin del debate.

La Panasonic GX8 es una excelente opción para muchos fotógrafos, incluidos profesionales. Y tiene ventajas evidentes, más allá del precio y el tamaño. Sin ir más lejos, además de ahorrarte miles de euros, tienes Wi-Fi incorporado y puedes grabar en 4K. Pero resulta que lo que tú necesitas para pillar al Messi de turno rematando no es todo eso, sino una cámara que pueda trabajar a 6.400 ISO y enfocar sin despeinarse.

Y eso, a día de hoy, muy pocos modelos pueden ofrecerlo y -malas noticias- resulta que son caros y grandes. Y no, que fulanito que hace deportes trabaje con tu cámara (patrocinada) no significa que esa sea una cámara para deportes. Lo siento.

Precisamente por eso alegra comprobar que hay marcas que no se dejan llevar por el entusiasmo ni alimentan a sus fanboys con promesas que luego no pueden cumplir. Hubo quienes en su momento retaron a Nikon y Canon en su feudo, salieron mal parados y tardaron años en recuperarse de aquel farol. ¿Lección aprendida? Esperemos que sí.

Loading Facebook Comments ...

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>