Jan 092013
 

Que puedas hacer algo no significa ni que tengas que hacerlo ni que sea una buena idea. Es de sentido común y cualquier crío de cinco años sería capaz de entenderlo. Pese a ello parece ser un concepto escurridizo para muchas compañías de tecnología empeñadas en salir en los titulares a costa de lo que sea.

Que puedas ponerle una pantalla de 500 pulgadas a un teléfono y llenarlo de animaciones de colorines no significa que eso sea guay. Que se pueda meter Twitter en una aspiradora, tampoco. Es verdad que a veces los experimentos salen bien y para demostrar que eres más chulo que nadie acabas construyendo una compacta con sensor de formato completo que no está nada mal. Pero no nos engañemos, normalmente estas demostraciones de fuerza o innovación basadas simplemente en querer ser el primero conducen al horror.

La Polaroid iM1836 es un buen ejemplo. Cuando todavía nos estamos preguntando si tiene sentido ponerle Android a una cámara sencilla como la Samsung Galaxy Camera o la Nikon Coolpix S800c van estos chicos y se sacan de la manga un sistema sin espejo con el sistema operativo de Google.

En realidad es una de esas noticias que hay que coger con pinzas por si acaba siendo simple vaporware de ese. Hay prototipos por la feria CES, pero también los había el año pasado de su primera cámara con Android y nunca más se supo de ella.

Por si fuera poco, la información técnica brilla por su ausencia. Sabemos que las ha fabricado Sakar International, la compañía que también produce las Vivitar y que hace un año compró la licencia para vender cámaras y videocámaras con el nombre de Polaroid. Tiene 18 megapíxeles, Wi-Fi, incorpora la versión 4.1 de Android… y poco más.

¿Montura? No consta. Claro, un detalle sin importancia para una cámara de ópticas intercambiables. ¿Tamaño del sensor? Desconocido, aunque los parecidos con las Nikon 1 (tanto del cuerpo como las focales de los objetivos) podrían llevarnos a deducir que se trata de un CMOS (graba Full HD) de 1 pulgada.

¡Pero no! Aseguran en Digital Camera Info después de ver algunas imágenes de la cámara que el sensor es notablemente más pequeño y que el zoom 10-30 mm se convierte en un 35-105 milímetros. Calculadora en mano eso es un factor de multiplicación de 3,5x lo que significa que el sensor de esta Polaroid podría ser de tamaño similar al que usar Fujifil, en la X20, por ejemplo.

Pero sin duda lo más surrealista de la historia es lo que aseguran en The Verge y SlashGear después de -suponemos- hablar con los representantes de la compañía: el sensor va en la óptica, no en el cuerpo de la cámara. Sólo encontramos una explicación: el alcohol de garrafón de Las Vegas es peor de lo que recordábamos y está haciendo estragos.

¿De verdad el sensor va en el objetivo como en las Ricoh GXR? Cuesta creerlo, pero las fotos publicadas desde la feria eso parecen indicat. En todo caso tenemos otra pregunta: ¿qué pasará cuando usemos un objetivo Micro Cuatro Tercios mediante el adaptador que Polaroid ha asegurado que podrá usar esta cámara? ¿El adaptador incorporará el sensor o estaremos ante la primera cámara de objetivos intercambiables basada en Android y sin captor de imagen? Eso sí que sería un auténtico notición.

Pero más allá de todas las dudas que generan sus misteriosas especificaciones, según cuentan quienes ya la han tocado la cámara es un auténtico despropósito. Algo más parecido -aseguran en The Verge- a un experimento para la asignatura de ciencias del cole que un producto que va a salir a la venta dentro de pocos meses.

Es posible que todo esto quede en nada pero de llegar a materializarse en los escaparates tendríamos que hacernos esa pregunta que por lo visto nadie se ha hecho en Polaroid. ¿Por qué? ¿Para qué? ¿Aporta algo más allá de ser el tema de conversación y risas durante un par de días?

Con la Nikon 1 J1 vendiéndose a precio de saldo cuesta imaginar algún motivo para aventurarse a comprar un aparato como el que propone Polaroid. Bueno sí, para jugar al Apalabrados entre foto y foto. Suponiendo que la cámara llegue a existir, claro.

 

Loading Facebook Comments ...

  4 Responses to “¿Por qué?”

  1. Lo comenté el otro día: Polaroid se está dedicando a todo excepto a lo único que han sabido hacer bien en las últimas décadas. Creo que en los tiempos de Instagram y las Fujifilm Instax, están perdiendo la oportunidad de su vida.

  2. […] Blog de Iker Morán Tagged with: CSC-Compact System Camera • Polaroid • Pronósticos  […]

  3. Te preguntas:

    ¿El adaptador incorporará el sensor o estaremos ante la primera cámara de objetivos intercambiables basada en Android y sin captor de imagen?

    Y digo yo: ¿por qué no? Es toda ventajas: nada de ruido en las fotos, nadie puede entrar contigo en una guerra de megapixels, no te preocupas de la pérdida de nitidez por el filtro de paso bajo, te olvidas de las manchas del sensor… Y es que no todas las cámaras se llevan (iba a escribir usan, pero no sé si sería correcto) para sacar fotos, así que ésta ¡puede ser perfecta!

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>