Aug 312015
 

EISA

Si algo hemos aprendido este verano es que cada uno se gasta el dinero como quiere, los precios son libres y aquí quien más quien menos se intenta buscar la vida. Da igual que seas un chiringuito de Formentera o una de esas asociaciones de revistas que cada año pasan el recibo de su particular impuesto revolucionario a los fabricantes. Aquí de lo que se trata es de sacar adelante un negocio.

Es verdad que a los TIPA les tenemos especial cariño, pero los EISA también merecen un pedacito de nuestro corazón. Que para algo llevan 33 años con este tinglado y anunciándonos, verano tras verano, cuáles son los mejores productos del año en fotografía, imagen y sonido.

Mientras acabamos de reírnos, la lista de premios fotográficos de este año da para los típicos bostezos y chistes de siempre. A estas alturas da bastante pereza repetir lo de siempre, pero como alguien tiene que hacerlo ahí va por si has estado despistado la última década.

No, las marcas no compran directamente los premios. Sí, los premios son un camelo para conseguir dinero de las marcas. ¿Cómo? Muy fácil. Además de lo evidente -llevarse bien con las compañías para intentar que caigan algunas migajas publicitarias- los afortunados galardonados que tengan la genial idea de lucir el logotipo de los EISA (o los TIPA) en su producto tendrán que pasar por caja.

Sencillo, limpio y aparentemente legal. Eso sí, como decimos siempre, si ves un sello de TIPA, EISA o una estatuilla horrible de esas… desconfía, porque alguien ha pagado para que esté ahí. El único premio realmente serio y creíble en este sector son los Gatete Awards y, curiosamente, nadie parece estar deseando recibir uno.

Aclarado el rollo de siempre, hay que reconocerles el mérito a los muchachos de EISA. Más de 30 años y esta mandanga sigue funcionando pese a que, de puertas para dentro, fabricantes, medios, distribuidores y, por suerte cada vez más clientes, sabe que es poco más que un chiste.

Así que aplauso fuerte para los geniales comerciales capaces de convencer año tras años a los japoneses de turno para que sigan aflojando el bolsillo y pasando por el aro. Somos EISA, llevamos 33 años otorgando los mejores premios, somos muy buenos haciéndolo. Eso es un lema y no los de Don Draper.

¿Qué hacemos? ¡Dar premios! ¿Cuales? ¡Los mejores! ¿Y cómo lo hacemos? ¡De puta madre! Contratado Forrest. Imprímelo y a otra cosa. Esperemos que les dure muchos años el negocio y puedan seguir viviendo de repartir premios, porque ya verás el día que tengan que ganarse el sueldo haciendo periodismo.

Loading Facebook Comments ...

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>