Jan 032013
 

Si el Olentzero -o quien corresponda- ha pasado de largo haciendo oídos sordos a nuestras indirectas sobre la urgente necesidad de tener una Leica o una Sony RX1, que no cunda el pánico: todavía hay una segunda oportunidad con los Reyes Magos esos. No, es que yo soy republicano… Ya, muy bien, pero ¿queremos o no queremos regalos?

Es cierto que a estas alturas ya no hay mucho margen ni para pedir ni para reglar, pero todavía estamos a tiempo de quedar como unos campeones la mañana del 6 de enero. O de darnos ese capricho antes de que en 2013 todo se vaya al carajo. Que el fin del mundo nos pille con una cámara nueva, al menos.

¿Pero qué cámara? Esa es la gran pregunta. Y aunque no tenemos la respuesta, echarle un vistazo a esta guía de compra -versión 2012- puede que sea de ayuda para descartar muchos modelos y centrar la decisión en media docena. Algo es algo.

¿Algo más original para modernazos? Ahora que las soviéticas Zenit son ya parte de la familia Lomo incluso os daremos la bendición si caéis en la tentación de acercaos a algunas de sus tiendas. En cualquier caso una cámara viejuna y bonita (ebay está lleno) es siempre una buena idea.

Casi tanto como una Polaroid. La Preciosa SX70 son palabras mayores, pero en Chandal (Barcelona y tienda on-line) tienen varios modelos revisados y a precios decentes. Aunque hablando de fotografía instantánea, no hay que olvidar que las Fujifilm Instax (en versión original o en versión Polaroid, algo más caras) son una buena opción, sobre todo por el precio de las cargas.

Regalar carretes también es barato y original. Y una indirecta para quienes se dedican a coleccionar cámaras de película y nunca las utilizan. Menos rollos y más disparar y revelar. De fotografía química saben un montón en Sales de Plata. Esta tienda, por cierto, también vende la chaqueta Polaroid, sin duda la prenda más fotográfica del momento y un regalazo ideal para hipsters de esos.

También podemos marcarnos un tanto regalando una cámara estenopeica de madera. Sí, se puede hacer con una caja de zapatos, pero no es lo mismo. Estas de Zero Image (en Nostalgic, Barcelona) son muy bonitas y sin duda un regalo fotográfico de lo más original.

¿Mucha cámara y poca idea? A veces pasa. El mejor remedio es un buen curso de fotografía. Algunos modelos de cámaras vienen con algún incluido, pero si no es el caso, a los chicos de Naturpixel se les da muy bien eso de montar cursos prácticos en plan photowalk. Si preferimos la teoría, en CasanovaFoto tienen una agenda muy completa (captura, retoque, iluminación…) y para todos los niveles. Los que anden por Barcelona también pueden echar un vistazo a los cursos de MaxStudio. Sólo por poder trabajar y aprender  en su estudio, merece la pena.

En el truculento mundo de los accesorios casi mejor ni meterse. Si regalar una cámara ya es complicado, elegir una bolsa o trípode entre las miles de opciones que hay en el mercado es casi una misión imposible. Mucho mejor un vale de esos y para hacer un bulto alguna de esas chorradillas fotográficas que tanto han proliferado últimamente. Desde la omnipresente taza-objetivo que ahora venden en todas partes (la versión Leica es como más de guays), las camisetas con motivos fotográficos, un cómic sobre el asunto o, directamente, darse una vuelta por la tienda Photojojo y descubrir de dónde sacan su inspiración la mayoría de artículos que se publican en estas fechas con ideas fotográficas para regalar. Sí, incluido éste.

Loading Facebook Comments ...

  2 Responses to “Regalos fotográficos de última hora”

  1. Otra idea el ipod touch por 319€ es aparato fotografico y no es movil.

  2. […] Blog de Iker Morán Tagged with: Incalificables • Tutoriales  […]

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>