Oct 082011
 

Hace muy poco algunos no daban un duro por una D800 anunciada durante este año, y tenían ya la vista fijada en 2012. Ahora no sólo están convencidos de que se presentará durante este otoño -como venimos diciendo desde hace tiempo-, sino que parecen manejar ya todos los datos sobre una de las cámaras más esperadas del momento.

“El relevo de la D700 se llamará D800 y tendrá un sensor de formato completo y 36 megapíxeles de resolución”, aseguran desde NikonRumors dándole al asunto nada menos que un 99% de credibilidad.

Lo que empezó como un rumor bastante cogido con pinzas, en los últimos días se ha vuelto uno de los temas más comentados del sector.

Y no es para menos, porque si los planes de Nikon van en esa dirección supone un cambio de rumbo respecto a lo visto en el modelo anterior y, sobre todo, respecto a lo que muchos usuarios esperaban. Frente a la resolución comedida y las sensibilidades estratosféricas, Nikon trataría ahora de plantar cara a las 5D de Canon (la Mark II y la futurible Mark III) en su mismo terreno.

Aunque la cifra asusta un poco a primera vista, no deja de tener su lógica. Vistos los 24 MP que Sony ha colocado a sus últimos sensores APS-C, no parece muy complicado elevar esa suma a 36 megapíxeles y ofrecer, de paso, un recorte DX con más de 20 millones de puntos.

Eso unido a unas buenas prestaciones de vídeo, encaja bastante bien con lo que parece demandar el mercado. ¿Acaso a alguien se le ha olvidado que la EOS 5D Mark II se sigue vendiendo (¡tres años después!) como pan caliente?

Claro que una cosa es que tenga cierta lógica comercial y otra -si de verdad los tiros van por aquí- que los usuaios que esperan una D800 más parecida a la D700 que a la D3X sepan entenderlo.