Apr 202011
 
Artículo de opinión publicado originalmente en QUESABESDE.COM

Es uno de los mejores momentos de “Mad Men”, una serie de culto que le reconcilia a uno con la televisión. A Don Draper -director creativo de una agencia de publicidad en el Nueva York de los años 60- le encargan una campaña para un proyector circular de Kodak. Los directivos de Rochester quieren bautizarlo como “la rueda”, pero finalmente se convierte en “el carrusel”.

“Se llama el carrusel. Nos permite viajar del mismo modo que lo hace un niño, dando vueltas para volver de nuevo a casa, a un lugar donde nos sabemos queridos”, explica Draper en una sala repleta de humo de cigarrillos e iluminada sólo por las diapositivas proyectadas.

Poco queda de aquello. Los proyectores de diapositivas son poco más que un objeto de colección, el humo del tabaco perdió hace años su “glamour” y Kodak es apenas una sombra de lo que fue.

Dirigida por Antonio Pérez desde 2003 y tras un traumático proceso de reconversión (miles de despidos, desplome de ventas, las míticas instalaciones de Rochester derruidas), dicen los analistas que desde hace años el único rumbo que en realidad sigue Kodak es preparar el terreno para su compra.

“Kodak no está en venta”, asegurabaNancy Carr, directora de comunicación de la firma en una entrevista concedida a QUESABESDE.COM en 2008. Sin embargo, en los últimos meses ha sido uno de los rumores más recurrentes del sector y la única pregunta parece ser quién será finalmente el que pase por caja para quedarse con una de las marcas más reconocidas del planeta.

Continue reading »

Apr 072010
 

¿Qué es lo mejor que se puede hacer cuando el sector arrastra una profunda crisis desde hace años, tu compañía está en números rojos y los despidos se cuentan por miles?

Efectivamente, aumentar el sueldo de los directivos hasta alcanzar unas cifras astronómicas. Esa es -según apuntaban el otro día en Imaging Insider citando los datos publicados por Democratandchronicle.com– la fórmula que Kodak ha aplicado con Antonio Pérez y Philip J. Faraci, CEO y presidente de la compañía, respectivamente.

Pese a que las pérdidas durante 2009 superaron los 200 millones de dólares, Pérez se ha embolsado unas retribuciones totales de más de 12 millones de dólares durante ese año, un 61% más que en 2008. Faraci se ha tenido que conformar con sólo 4,6 millones, aunque  esa cifra representa una subida del 77%.

Pero no sean malpensados y guarden sus pancartas de rojillos con ganas de echar siempre la culpa a la clase empresarial o a los ejecutivos de turno. Resulta que la mayoría de ese sueldazo son acciones y stock options y que en realidad Pérez apenas llegó al millón de dólares en 2009 y el pobre Faraci sólo ha visto 652.000 miserables dólares en efectivo.

¡Y eso -camaradas- supone una considerable reducción salarial respeto a 2008! Así que todo el mundo ahora mismo a comprar impresoras de Kodak para que suban las acciones y estos chicos puedan al menos pagarse la hipoteca.