Oct 222014
 

CamaraFuturoNikon

Llevamos tanto tiempo hablando de cómo serán las cámaras del futuro, que a menudo da la sensación de que estamos tomando el relevo de quienes en los años 50 pensaban que a estas alturas nuestros coches volarían. Hasta ahí no hemos llegado, pero pensándolo bien, nuestras cámaras ya hablan –las de los móviles, al menos-, saben dónde estamos y son capaces de reconocer nuestra cara. Y luego está el colmo de la modernidad, claro: quitar ese espejo que muchos ni siquiera sabían que existía.

El caso es que éste es un tema recurrente, abonado para muchas tonterías y alguna que otra cosa interesante. Un reciente estudio encargado por Nikon –y con aspecto de ser de esos que cuestan unos cuantos miles de euros y sirven en bandeja un post gratis a blogueros ávidos de contenidos y opinadores aburridos- parece pertenecer a esta segunda categoría.

Y es que más allá de centrarse en las cuestiones técnicas de estos futuros aparatitos, el discurso gira más en torno a la vertiente social de la imagen y su adaptación a lo que se supone que dentro de unos años querremos hacer con nuestras cámaras.

Así que nadie se emocione, que esto no va de sensores con 36 capas de colorcámaras plenópticas o de ese vídeo 4K que dejará a todos los fotógrafos en paro. Ni de espejos réflex, visores, obturadores electrónicos y todas esas cosas que nos preocupan mientras en la calle cada vez son menos los que usan una cámara y más los que recurren al smartphone de turno.

¿Una predicción gratuita e improvisada? Dentro de poco nos parecerá normal lo de usar el tablet como cámara –la escena todavía provoca ganas de abofetear un poco- y pensaremos que los que siguen usando el teléfono para eso son casi unos románticos. Al tiempo.

Pero, volviendo al mencionado estudio, la mayoría de las ideas expuestas no hacen sino desarrollar pistas que ya se vislumbran ahora con más o menos claridad. Más allá de la cámara conectada y la cámara social –dos conceptos de esos que quedan bien en la nota de prensa de turno pero que nadie acaba de entender-, se habla de algo así como una self-camera. Es decir, un dispositivo que grabe de forma continua y sencilla desde nuestro punto de vista.

Continue reading »