Sep 062013
 

Videocámaras para grabar en primera persona -si alguien se le ocurre una buena traducción de POV que avise- hay muchas, pero este invento bautizado como Mecam resulta bastante curioso y gracioso. Y una sana dosis de LoFi (osea) entre tanto trasto de última generación que estamos viendo estos días en IFA.

Se trata de una cámara en miniatura capaz de grabar vídeo 720p o hacer fotos de 5 megapíxeles y cuyo principal aliciente es que puede llevarse enganchado a la ropa como si fuera una chapa minimal y posmoderna disponible además en cinco colores. ¿Es de algún diseñador o grupo de música?, te preguntarán. No, es una cámara de vídeo. ¡Zasca! Has vuelto a conseguir ser el más guay de la fiesta.

Precisamente pensando en esos fiestones y ambientes nocturnos que frecuentas, la cámara también permite grabación infrarroja, gracias a media docena de luces LED que incluye a ambos lados de su minúsculo objetivo.

¿Cuánto cuesta esta maravilloso invento? Sin contar los gastos de envío, 49 dólares la versión más económica (con 4GB de memoria interna) y 69 el modelo con 16 GB de almacenamiento.

Dec 222010
 

Si a estas alturas la lista de regalos navideños aún no está finiquitada, mal vamos. En QUESABESDE.COM hemos publicado hace poco unas cuantas ideas para enfermos de la fotografía, pero si nada de eso nos convence, las cámaras en miniatura siempre pueden ser un último recurso.

Cuando el presupuesto no es muy ajustado, la cosa está clara al hablar de miniaturas. Minox tiene piezas realmente preciosas. Su utilidad es bastante relativa pero, no nos engañemos, estas cámaras no están especialmente pensadas para presentarse al próximo World Press Photo.

Si la VISA ya no está para estos trotes (la Minox Leica M3 de la foto suele rondar los 200 euros) siempre es posible buscar algo menos clásico pero con un innegable atractivo para los más freaks de la fotografía.

Por ejemplo esa de ahí arriba que, según cuentan en el blog lafotografia.com,  presume de ser la cámara digital más pequeña del mundo.

Además de ser realmente diminuta, tiene un diseño tipo réflex muy gracioso y una impresionante resolución de 1600 x 1200 píxeles. Y vídeo en color, oiga.

Cuesta unos 40 dólares -sin incluir la tarjeta MicroSD que utiliza- y, por si alguien se lo estaba preguntando, no tiene ni controles manuales ni formato RAW.

Bromas al margen, hace no mucho en OjoDigital comentaban precisamente las posibilidades de estas cámaras de juguete, y ponían como ejemplo algún vídeo grabado con una cámara-llavero de 10 euros que, echándole un poco de imaginación al asunto, tenía su aquel.