May 072013
 

ModerneoBasta un paseo por Brick Lane -una zona de lo más cool en el este de Londres- para comprender que uno jamás conseguirá el carné de hipster por mucha camisa de cuadros, gafas de pasta e intento de barba que le eche al asunto.

Así que de regreso a la cruda realidad y a este lugar con ínfulas de modernez chancletera que es Barcelona, nada mejor para superar el síndrome de la boina calada que perfeccionar algunos de los rasgos que definen a esta tribu de modernos. Que no seamos modernos no significa que no podamos intentar parecerlo, ¿no?

Y en esta misión estamos de suerte porque la fotografía está de moda. O mejor dicho, lucir cámara, porque las fotos son lo de menos. Mucho mejor así. No hace falta que seamos buenos fotógrafos: bastará con elegir el modelo correcto para poder mantener un poco mejor la pose.

Aunque hasta hace poco bastaba con llenar nuestra cuenta de Instagram con fotos de hamburguesas y  gin-tonics, hace ya tiempo que esto también se ha convertido en una vulgaridad al alcance de cualquiera. Incluso de los que tienen un teléfono con Android. Auténtico mainstream, que es como se dice en plan bien eso de que “tú antes molabas” o “ese grupo se ha vuelto muy comercial”. Y no, EyeEm tampoco funciona, por mucho que ellos se crean más especiales.

Así que nada de conformarse con el móvil. Para pasar por modernos en versión fotográfica necesitaremos una cámara. Pero… ¿hay cámaras para modernos? Por supuesto. De hecho en estos tiempos de crisis y caídas en picado no está de más descubrir que existe esta categoría y que, además, está en auge.

Continue reading »