Jan 152011
 

Han pasado sólo dos semanas de este 2011 y ya tenemos sobre la mesa decenas de nuevos modelos y, lo que es más divertido, unos cuantos rumores de lo que podría llegar en los próximos meses.

No obstante, la historia sobre la que más se ha hablado durante estos últimos días no es ni siquiera un rumor. Como se puede ver en el vídeo -a poco que pongamos el modo escéptico en ON- es simplemente una ingeniosa treta de un estudio de diseño para llamar la atención.

Y parece que lo han conseguido. No es para menos teniendo en cuenta que su propuesta es algo así como una cámara diminuta, con un sensor de formato completo, una pantalla inmensa y, lo que es mejor, un sistema que permite separar la óptica y el captor del cuerpo y trabajar de forma remota. ¡Y además es también un teléfono!

Aunque a estas alturas parece que ya ha quedado bastante claro, por si acaso no está de más recordar que esa WVIL de la que tanto se ha hablado no es real.

¿Una propuesta sobre como podrían ser las cámaras dentro de unos cuantos años? La verdad es que ahora mismo suena suficientemente descabellado como para que no nos lo tomemos en serio. Pero, ¿alguien se atreve a poner por escrito que jamás existirá una cámara así?

Jan 052011
 

© Engadget

Guías de compra, comparativas, decálogos repletos de consejos útiles… toda ayuda es poca a la hora de responder a la eterna pregunta de estas fechas: ¿qué camara le pido a los Reyes Magos? Pues bien, esta noche tendremos la respuesta.

El problema es que a nuestros amigos nipones la cosa de la magia monárquica que se estila por estas tierras no les importa demasiado. Casi tan poco  como a quienes ya han montado el chiringuito en Las Vegas, donde durante estos días se celebra la feria CES.

El resultado es bastante sencillo y un tanto desalentador. Llevamos varios días sepultados bajo una lista de inminentes novedades que seguramente sumarán más de medio centenar a lo largo de esta semana. Es decir, una gran parte del escaparate de modelos tal y como lo conocíamos hasta hoy está a punto de ser renovado.

Así que, a no ser que Baltasar & Cia. tengan línea directa con Tokio, mucho me temo que sea cual sea el modelo elegido para estrenarse mañana ante el roscón de reyes, está a punto de ser reemplazado. Posiblemente, eso sí, por alguna otra cámara de prestaciones casi idénticas, pero con un nombre nuevo y alguna tontería que justifique el titular.

De todos modos, viendo lo que prepara Casio -tan impacientes son que por lo visto han colgado una banderola gigantesca en el CES antes de anunciar ninguna novedad-no sufra demasiado por su ya casi obsoleta comapcta. Cualquier modelo por muy moderno y nuevo que sea va a parecer una anticualla al lado de esa extrañísima TRYX.

Dec 112010
 

La historia no es en absoluto nueva. Hace ya meses que muchos se preguntan qué hará Canon respecto a las cámaras sin espejo. De hecho, ahora que ya sabemos que Nikon y Pentax darán el salto a principios de 2011, sólo queda por conocer la hoja de ruta de Canon.

La pregunta no es, evidentemente, si apostará por este segmento. La pregunta es cuanto tardará en hacerlo.

Allá por el mes de septiembre la gente de EOSHD puso sobre la mesa los primeros datos de un supuesto sistema EIS de Canon, sin espejo y con un sensor de 22 MP y tamaño similar al empleado por las cámaras Micro Cuatro Tercios. Nada menos.

Aunque ha pasado bastante tiempo desde aquello y la historia parece que ha perdido fuerza, por algún extraño motivo esta misma semana en CNET rescataban el tema. ¿Se les había quedado olvidado en la nevera hasta ahora o saben algo que los demás desconocemos?

Con el CES a la vuelta de la esquina, nunca se sabe. No suele ser una cita para grandes anuncios fotográficos -aunque Olympus parece dispuesta a saltarse la norma- pero sí para nuevos inventos y propuestas de futuro.

¿Una predicción de esas con las que luego uno queda en evidencia? Ahí va: por ahora nada de EVIL por parte de Canon. Lo primero que veremos será la renovación de la EOS 1000D -que ya va tocando- tal vez en forma de esa especie de réflex en miniatura que prometieron hace tiempo.