Sep 302010
 

La instantánea más conocida de Alberto Korda -y posiblemente una de las imágenes más reproducidas del planeta- convertida en mural en la fachada del edificio del Ministerio del Interior de Cuba, en la Plaza de la Revolución de La Habana.

La historia de esta fotografía y de su autor -que nunca cobró derechos de autor- es de sobra conocida, pero por si alguien quiere refrescar la memoria, aquí un brevísimo resumen.