Nov 022015
 
David Burnett by Michael Maggers

© Michael Magers

¿En qué cámara pensamos siempre que hablamos de reporteros clásicos? Exacto, en la mítica Speed Graphic. El sombrero, el cigarro y los malos vicios son accesorios opcionales del fotoperiodista, pero la imagen del Weegee de turno iluminando crímenes en blanco y negro a golpe de flash siempre está ahí.

Pero incluso en estos tiempos tan digitales, hay quienes siguen reivindicando esta cámara. Al menos uno: David Burnett que, de hecho, a día de hoy pasar por ser el único fotoperiodista que mantiene este modelo como parte de su equipo habitual. Es uno de los reporteros en activo más reconocidos del mundo, pero por si su nombre nos pilla un poco despistados basta recordar sus fotografías del golpe de Estado de Pinochet en Chile.

En Roads & Kingdoms publicaban hace ya mucho publicaron un artículo sobre su particular equipo de trabajo y su viaje a Chile coincidiendo con el 40 aniversario en 2013 del golpe contra el gobierno democrático de Salvador Allende. Burnett estuvo en su momento en el tristemente conocido Estadio Nacional, en la Moneda, en el funeral de Neruda y cuatro décadas después volvió por allí.

Curiosamente, entonces no usaba una Speed Graphic sino que la decisión se remonta a hace sólo 10 años tras pasar -explican en este interesante reportaje- por todo tipo de modelos de película y digitales. No obstante en alguna de las imágenes se le puede ver con varias cámaras encima (una réflex, una compacta y una Leica), así que esta cámara clásica es parte del equipo pero no la única con la que dispara.

Continue reading »

Sep 122011
 

Además del décimo aniversario de los atentados contra las torres del World Trade Center de Nueva York, ayer 11 de septiembre también se cumplían 38 años de la muerte de Salvador Allende durante el golpe de estado de Pinochet y el bombardeo del Palacio de la Moneda en Santiago.

Se trata de una de esos (negros) capítulos de la historia asociados a una fotografía: esa en la que Allende sale del palacio armado con el kalashnikov que le había regalado Fidel Castro y con el que, según los últimos informes forenses, poco después se suicidaría para no caer en manos de los golpistas.

Una imagen que posiblemente figurará en cualquier lista de las fotos más conocidas de la historia y que recibió el premio World Press Photo a la mejor imagen de prensa de aquel 1973.

Pero, ¿quien es el autor de esta última instantánea del presidente chileno? Aunque puede parece una pregunta fácil de responder, en realidad no lo es tanto. Al parecer, ni siquiera está del todo claro que corresponda a aquel fatídico 11 de septiembre.

La versión más extendida atribuye la toma a Orlando Lagos, fotógrafo oficial de Allende y encargado de retratar con su Leica las últimas horas de vida del Presidente durante el golpe de estado. De hecho, el citado premio WPP figura a su nombre.

Pero tampoco esta historia esta exenta de polémica. Por lo visto, el propio Lagos tuvo que sacar escondidos los negativos del Palacio que, poco después llegaron a la redacción del New York Times mediante un intermediario. Se habla de una cifra de unos 12.000 dólares (una fortuna para la época) que acabó esfumándose por el camino.

El rotativo norteamericano se comprometió además a mantener el anonimato del fotógrafo hasta su muerte para evitar represalias en Chile. Lagos falleció en 2009, pero parece que en The New York Times nadie se ha acordado de actualizar la atribución de esta conocidísima fotografía.

La cosa no queda ahí, porque otras teorías no solo cuestionan la autoría de Orlando Lagos, sino que sitúan la instantánea en un intento de golpe de estado previo. Concretamente el 29 de junio de 1973 durante el llamado “tanquetazo”.

Continue reading »