Aug 062009
 

De paseo nocturno por Chinchón, ligero de equipaje con una Olympus E-P1 y un 17 mm f2.8.

Son curiosas las reacciones que suscita esta cámara cuando la gente la ve por primera vez. Ahí va uno de esos fiables e incontestables estudios de mercado, gentileza de la casa.

Como es fácil de imaginar, lo de que tenga o no espejo, que sea Micro Cuatro Tercios o Catorce Octavos al 95% de la población mundial le trae sin cuidado.  Lo que sí suele interesar un poco más es el hecho de que pese a ser tan pequeña las ópticas sean intercambiables.

El diseño en general gusta mucho y, sobre todo, a nadie deja indiferente. Bonita, curiosa, “parece una Leica” son los calificativos más habituales… aunque por lo que he visto atrae más a quienes ya le tienen cierta afición a esto de la foto que a los que pasaban por allí.

Una pista más de que ese plan de Olympus de hacerse con un nicho de mercado popular y masivo igual no sale según lo previsto.

Continue reading »