Mar 312010
 

Seguro que todos nos hemos quedado alguna vez con ganas de decir algo parecido al ver una instantánea. “Tu foto a-pes-ta”, bien deletreado para que se note que se dice desde el respeto, el cariño y con ánimo constructivo.

Pues bien, puede que algún día sea posible dedicar tan simpático comentario a una imagen, pero en sentido literal. ¿Fotografías con olor?, ¿cámaras capaces de captar los aromas?

Suena realmente surrealista pero parece que Nikon anda tonteando con el tema. Un reciente estudio encargado por la compañía en el Reino Unido abordaba la relación entre los olores y la memoria, indicando que las  las Coolpix -las compactas de Nikon- aún no pueden oler, pero sí ayudar a evocar esos recuerdos y aromas. “Aún”, tal cual.

En 1001noisycameras han indagado un poco más en el asunto y han descubierto que recientemente el presidente de la CIPA -la asociación que reuna a los principales fabricantes nipones de cámaras- citaba la capacidad de capturar olores como una de las tendencias para los próximos años dentro de este sector.

Ya veremos si todo queda en uno de esos estudios absurdos que no llegan a nada -salvo a las noticias de Antena 3, claro-  o si es un globo sonda con algo de fundamento.

Por si acaso no hagamos demasiados chistes que seguro que lo del reconocimiento facial también sonaba a ciencia ficción hace una década.

Actualización: se ve que en Kodak se han tomado el tema con humor y su inocentada del April Fool´s Day ha optado por esto de la aromaterapia fotográfica.

Dec 192009
 

¿Una cámara capaz de enviar y recibir correos electrónicos? Oh, vaya, qué sorpresa, jamás hubiéramos imaginado que el futuro de las compactas podría tomar este rumbo.

Al menos eso es lo que parece a tenor del entusiasmo con el que se ha recibido una patente de Nikon en la que se describe un sistema de mail integrado en la pantalla de una futurible Coolpix.

Aunque pueda sonarnos extraño esto de revisar la cuenta de correo a través de la cámara, lo cierto es que no es ni raro ni nuevo. De entrada, más que correo cabría pensar en un sistema de envío y recepción de imágenes.

Algo que, más o menos, ya ofrecen algunas cámaras con conexión Wi-Fi, como la Samsung ST1000 -¿se acuerdan de la historia de la orangutana fotógrafa?- o la Sony Cyber-shot G3, aunque ésta última no se ha atrevido a cruzar el Atlántico.

De hecho, rebuscando en la hemeroteca, es posible encontrar una bonita historia de 2005 en la que Kodak nos mostraba la Easy-Share One, la primera compacta con conexión inalámbrica que -agarrénse- ya permitía mandar correos electrónicos. Aquello sí que nos dejó boquiabiertos.

Continue reading »