Mar 152012
 
Últimamente a los cursis les ha dado por llamarlo street photography pero en realidad es lo de toda la vida: coger la cámara y salir a la calle con la esperanza de cruzarse con una buena foto. En este caso concreto con la Olympus E-M5 y por la orilla de la ría de Bilbao.
Si no hay suerte o el fotógrafo no está a la altura siempre cabe confiar en la fortuna de toparse con una postal como esta.