Apr 222013
 

Ortega“Los Ortega premian el periodismo que saca a la luz al invisible” titulaba hace un par de días El País para hablar de la última edición de los Premios Ortega y Gasset que el diario concede desde 1984.

Escuchar hablar de periodismo y El País en la misma frase es, desde hace ya mucho tiempo, una chiste sin demasiada gracia. A no ser que estemos hablando de ese periodismo sin periodistas que propugnan los chichos de Cebrián. o de ese periodismo a cambio de prestigio en lugar de una nómina del Huffington Post, primo hermano de El País.

Así que no es de extrañar que a estas alturas de la película -y de los ERE- que El País conceda unos premios de periodismo es tan lógico como si alguien crease un certamen solidario en honor a la fallecida Margaret Thatcher para ayudar a los más desfavorecidos.

Y es que basta repasar la lista de premiados -más que merecidos, eso sí- con las uñas un poco afiladas para que el alarde de cinismo produzca un ataque de vergüenza ajena o de la mala leche, lo que más a mano se tenga. Veamos.

Premio en la categoría de Periodismo Gráfico para una foto de Emilio Morenatti -un tanto polémica por ofrecer una versión violenta de la huelga general de marzo de 2012- que ya recibió hace unos meses un World Press Photo. Morenatti, galardonado y reconocido fotoperiodista español que -como la inmensa mayoría- tiene que ganarse la vida trabajando para agencias internacionales. En los diarios de aquí -empezando por El País, referente de la profesión hace años- no hay dinero para fotógrafos. Sólo para hablar de ellos cuando mueren o reciben un premio.

Continue reading »