May 302013
 

Untitled

Esta foto -desde la cafetería de la Tate Modern en Londres- se ha hecho ya infinidad de veces. ¿Tiene sentido esforzarse en tomar una foto adicional? ¿Aportará algo la que nosotros hagamos a lo que ya existe? ¿Vale la pena incrementar la contaminación gráfica reinante?, se preguntaría Joan Fontcuberta en pleno alegato postfotográfico.

El caso es que aquel domingo por la mañana, Sony RX100 en mano -me he vuelto un vago que va ligero de equipaje- ni se me pasó por la cabeza no hacer esa foto. ¿Un recuerdo? ¿Tal vez un simple “pues yo también”? ¿Quizás un tic de fotógrafo dinosaurio a punto de extinguirse, por seguir con la palabrería fontcubertiana?

El caso es que ahí está. Clic. Una foto más.