Sep 302009
 

zapatero

No sean modestos. Aquí todos tenemos una opinión sobre la dichosa foto de las hijas de Zapatero. No hace falta ser tertuliano, director de un medio de comunicación o guru de pacotilla para posicionarse en uno u otro bando. El país dividido, las dos Españas, hermanos contra hermanos… ¿Se debía o no publicar la instantánea en la que aparece la familia Zapatero al completo posando con Obama y señora?

El encarnizado debate que ha movilizado a todo el país durante los último días, como era de esperar, ha tardado doce segundos en dejar en la cuneta los argumentos periodísticos para lanzarse a deguello al tema político y, por el mismo precio, con su moralina y todo. ¿Acaso creen que se hubiera liado todo este barullo si las susodichas hijas hubieran aparecido con una indumentaria más angelical?

Pero no desviemos el tema a cuestiones estéticas. ¿Hizo lo correcto El Mundo y otros dando la foto publicada por la Casa Blanca o lo adecuado fue la actitud de la mayoría de periódicos y agencias del país que la guardaron en el archivo y se limitaron a descojonarse en privado?

Replanteemos la pregunta: ¿se pueden publicar fotos de menores de edad sin el rostro difuminado?, ¿pixelado o no aportaba algo la imagen desde un punto de vista informativo? No, ¿verdad?. En ese caso la respuesta está clara.

No se trata de que haya -como dicen que hay- un pacto tácito entre la Moncloa y los medios para que las pequeñas Zapatero no aparezcan en la prensa. El tema es más sencillo: no son noticia y usarlas para atacar a su padre no puede tener ninguna justificación periodística. ¡Como si no hubiera argumentos mucho mejores para lanzarse a su yugular a diario!

Y hablar de censura como lo hacía el otro día El Mundo en referencia a la decisión de EFE de no publicar la foto es sencillamente absurdo. Censura -amiguitos- es lo que se hace en este país con la inmensa mayoría de fotos y noticias relacionadas con la familia real. O autocensura, mejor dicho.

Continue reading »