Jul 202016
 

Canon-promocion

Igual ya has visto la publicidad. Incluso, teniendo en cuenta cómo está el patio, es posible que te lo hayan colado sin decir que era publicidad. De hecho, ¿cómo sabes que esto no es un post patrocinado de esos? En Barcelona hace demasiado calor como para quedarse en casa en verano y aquí cada uno se financia las vacaciones y los viajes como puede…

Pero no, efectivamente, esto no es publicidad. Bueno, el vídeo sí, pero aquí hemos venido para reírnos un rato de él no para hablar de lo estupendas que son las Canon o de la promoción de verano que han montado. ¡Mierda, al final está sonando como un artículo pagado!

El caso es para convencer al personal de que lo suyo es llevarse de vacaciones una cámara en condiciones y no un móvil como un vulgar instagramer o un caza pokémons de esos, los creativos de Canon han tirado por la vía del humor. Nadie sabe muy bien por qué pero lo de combinar risas e industria fotográfica nunca ha funcionado demasiado bien.

Igual es que somos todos demasiado sosos o que, simplemente, los chistes son de esos que acaban con un incómodo silencio en el que nadie se ríe y hay miradas cruzadas entre el creativo y el cliente. ¿Cuánto dices que nos ha costado esto? En fin, lo típico.

Pero pese a los evidentes peligros Canon ha tirado por la vía del humor y en una ingeniosa trama cinematográfica viene a contarnos que el móvil es eso, un teléfono. Y que igual te suena en medio de la foto de tu vida y te arruina la toma. O te come un tigre y encima les jodes las vacaciones a tus compañeros de viaje. Egoísta de mierda.

Continue reading »

Apr 112016
 

Huawei-Leica

Un acontecimiento histórico como el aterrizaje de Leica en el mundo de la fotografía móvil requiere uno de esos artículos en modo gurú. Ponerse intenso, soltar un par de sentencias categóricas e incluso atreverse a adivinar lo que va a ocurrir para, después, comerse con patatas todo lo dicho si no se cumplen los pronósticos.

Pero puesto que todo el mundo está hablando del Huawei P9 y de su cámara Leica va tocando poner un poco de orden entre tanta histeria colectiva. Vayamos por partes: la cámara del teléfono tiene una pinta estupenda y hay ganas de probarlo para ver cuánto hay de realidad y cuánto de marketing en un trasto que promete -ojo- reinventar la fotografía móvil.

Esta misma semana podremos jugar con él en condiciones, pero para ir abriendo boca merece la pena recordar unas cuantas cosas sobre este matrimonio que suena más a negocio que a amor verdadero. Empezando por algo que cualquiera que conozca un poco cómo funciona este mundillo sabrá de sobra: no, Leica no ha diseñado la cámara del Huawei P9, ni ha fabricado las ópticas ni le ha dado su toque mágico.

Leica ha dejado que pongan su nombre, habrá dado el visto bueno a un par de esquemas del objetivo y poco más. Y por ello habrá cobrado, cabe suponer, una cantidad suficientemente indecente como para permitir que su legendario nombre aparezca en un teléfono móvil. Así de fácil.

Pero Huawei dice que el P9 ofrece filtros de colores propios de Leica. Claro, lo mismo que Leica asegura que las Panasonic que vende bajo su marca tienen un ajuste de color propio. ¿Y lo del sensor blanco y negro? La idea ni es nueva ni es mala, pero intentar pensar que ahora todo el mundo va a hacer fotos en blanco y negro con un móvil es igual pasarnos de frenada.

Ahí radica parte del problema de este matrimonio: que estamos hablando de un smartphone. Y a estas alturas deberíamos saber ya que las mejores prestaciones o los mejores logos no se traducen en mejores fotos. La cámara del iPhone durante muchos años no ha sido técnicamente la mejor pero ha ofrecido -en cierto modo sigue haciéndolo- la mejor relación entre sencillez y calidad del mercado. Por eso sigue siendo un referente sin RAW, sin controles manuales y sin necesidad de tirar de Zeiss o Leica para engordar el curriculum.

Continue reading »

Mar 042016
 

lg_g5_fotografia_8

Pasada la resaca del Mobile World Congress y mientras comienza el cansino debate sobre si se irá o no de Barcelona, hemos reunido en un vídeo las novedades más interesantes desde el punto de vista fotográfico. ¿Fotografía en una feria de móviles? Sí, amigos. Los teléfonos no es que sueñen con ser nuestras cámaras, es que saben que ya han ganado esa batalla.


 

Jul 312015
 

p8780622-1

Hay smartphones que nacen con una clara vocación fotográfica y cuyas prestaciones relacionadas con la imagen copan los titulares. Pero hay veces en que terminales con un perfil fotográfico más discreto acaban granjeándose cierta fama entre los que están decididos a usar el teléfono como su cámara principal.

Es el caso del LG G4, que más allá de sus completas especificaciones fotográficas llega dispuesto a demostrar que, esta vez sí, la práctica está a la altura de la teoría. Y es que después de muchas decepciones al probar smartphones que prometen calidad fotográfica y se quedan por el camino, no es raro que a este G4 nos acerquemos con muchas expectativas pero también con mucha cautela.

Seguir leyendo en Quesabesde

Jun 082015
 

Samsung Salaxy S6 publi

La cámara del último teléfono estrella de Samsung no está nada mal. Es más, está muy bien comparada con la que usan la mayoría de terminales y, tal y como pudimos comprobar, iguala o supera a la de su archienemigo, el Iphone 6.

¿Y qué es lo que ha hecho la compañía coreana para presumir de cámara en su nuevo Galaxy? Pues un churro de anuncio. Ya, está feo decirlo así  de claro entre otras cosas Samsung es un de los mayores anunciantes del mundo -¿ahora entiendes por qué tanta gente les hace la pelota?- pero es que es bastante absurdo.

Un tipo que por lo visto se ha hecho una celebridad en eso de hacerse fotos dando mucho vértigo desde los edificios más altos del mundo es el protagonista. Lo típico, que coges el ascensor, luego subes a la azotea, luego trepas a la antena y te sacas un selfie que lo peta en Instagram. Hasta ahí todo bien. Salvo que, claro, es la típica historia para la que uno lleva 18 cámaras GoPro encima y, ya si eso, el móvil.

Exactamente eso es lo que ocurre en este extraño anuncio en el que las cámaras de acción parecen ser las protagonistas, por mucho megapixel, 4K, cámara frontal para selfies y demás que le eches al S6. Pero el anuncio es del S6 o de las GoPro y el dron que graba los planos aéreos más espectaculares, se preguntaba todo el mundo cuando se lanzó hace ya unas semanas.

Pero por lo visto el problema es que no hemos entendido el concepto de los genios publicitarios de turno. Porque aquí de lo que se trataba era de ver lo bien que graba vídeos en 360 grados el S6. La típica prestación que, como aquello del 3D seguramente usarás muchísimo y por la que te comprarás un terminal como este. Por cierto, sólo puede verse en Chrome. 

Continue reading »

Jul 302014
 

Camara-frontalHa llegado el momento de admitirlo de una vez: los smartphones han matado a las compactas. Sí, como la canción aquella de la radio y la video star, pero más de nuestro tiempo. Después de años -décadas- rumiando esa posibilidad, finalmente los dichosos telefonillos han ganado la batalla y cada vez son menos los que se molestan en sacar a pasear una cámara teniendo en el bolsillo un móvil que hace fotos suficientemente decentes para lo que necesitan: dejarlas allí olvidadas o dar la lata con ellas en la redes sociales.

Pero mientras las compañías de fotografía reculan y piensan cómo hacer frente a este gran cambio y a las pérdidas que supone que ya nadie quiere una de esas compactas de 100 euros que antes presentaban por docenas cada mes y se vendían como churros, la cosa no queda ahí. Es lo que pasa cuando el mercado tecnológico mete sus pezuñas en el tranquilo mundo de la fotografía: tras la primera víctima ahora la pregunta es cuál será la siguiente.

Y tal vez la tengamos ahí delante. Nunca mejor dicho. El otro día la noticia pasó bastante desapercibida, pero dentro de la última inversión multimillonaria de Sony para aumentar su producción de sensores digitales para teléfonos se citaba expresamente la demanda de cámaras frontales de mayor calidad.

¿Cámaras frontales de calidad? ¿Pero alguien la usa? Pues sí, amigos. Con la moda de los selfies-antes-conocidos-como-autorretratos amenazando con quedarse para siempre con nosotros, cada vez son más los móviles que le dedican cierta atención a esta segunda cámara. Más resolución, sensores más grandes con una óptica más decente…

Continue reading »

Feb 242014
 

Sharp-SH04Estos días se va ha hablar mucho de móviles. En Barcelona se celebra el Mobile World Congress -la feria más importante del sector- y entre las novedades que se presentarán es bastante probable que la fotografía y la cámara de los teléfonos juegue un papel fundamental. En realidad es una tendencia que llevamos años viendo y que no hace sino consolidarse generación tras generación.

¿Pero cuándo empezó todo esto? Teniendo en cuenta que los primeros pasos de la fotografía digital se remontan a 1975 y que la primera cámara digital se comercializó a finales de los años 80 es cierto que la fotografía móvil es algo bastante más reciente.

De hecho hay que esperar hasta el año 2.000 para ver en los escaparates -y sólo en Japón- el primer teléfono móvil con una cámara integrada. Se trata del Sharp J-SH04, con un CMOS de nada más y nada menos que 110.000 píxeles de resolución. El terminal tenía también pantalla en color (una viguería para la época) aunque igual lo más interesante es descubrir que pesaba sólo 74 gramos. Sí, antes los móviles eran así.

En Europa hubo que esperar dos años más para poder tener entre las manos el Sharp GX10 que, distribuido por Vodafone y con un éxito considerable en el mercado, figura como el primer móvil con cámara en llegar a este mercado. Ese mismo año en Estados Unidos el Sanyo SCP-5300 se convirtió con sus 0,3 megapíxeles en el primero al otro lado del Atlántico.

Aunque esta es la versión de la historia más aceptada –TIME lo incluye entre los 100 gadgets más importantes de todos los tiempo- en Corea del Sur no están del todo de acuerdo. Y es que en junio de ese mismo año 2000 Samsung lanzaba el SCH-V200, con cámara de 350.000 pídeles (0,35 MP, para entendernos) y capaz de realizar hasta 20 fotos. Pero, por lo visto, tenía trampa porque la cámara funcionaba de forma independiente del teléfono y había que conectarla a un ordenador para poder ver las fotos.

Continue reading »

Jun 262013
 

Muy interesante este pequeño reportaje emitido hace unos días por la BBC y localizado por FStoppers. ¿Están acabando las cámaras de los móviles con los recuerdos? O mejor dicho ¿nuestra manía de fotografiarlo todo nos permite disfrutar del instante o estamos más empeñados en retratarlo que en vivirlo?

Preguntas tan complejas como actuales que aquí se abordan desde diferentes perspectivas y opiniones a partir de una hecho puntual pero bastante ilustrativo: la visita de la reina a los estudios de la cadena rodeada de cientos de móviles y cámaras intentando retratar el momento.  ¿Pero en realidad qué recordará la gente si están pendientes de la foto?, se pregunta en voz alta el presentador.

El Museo Van Gogh de Amsterdam ahora permite hacer fotos -comenta uno de los entrevistados- con lo cual en realidad mucha gente no mira al cuadro, sino a la pantalla de su móvil mientras lo fotografía. El hecho de retratar los cuadros -defiende el director de la National Portrair Gallery- hace que los visitantes se acerquen e interesen más por las obras. ¿Con qué versión nos quedamos?

Un concierto,  un viaje, una comida… ¿somos capaces de imaginárnoslo sin fotos o si no hay imágenes es como si no hubiera ocurrido? Tal vez sea cierto eso que algunos dicen, si no está en Instagram (y o tuiteas) no cuenta.

Apr 262013
 

Para unos es una especialidad fotográfica. Para otros, fotografía a secas, sin necesidad de aditivos. Algunos consideran que es una simple diversión, pero cada vez son más los que le buscan salidas profesionales. Sea como sea, el movimiento en torno a la fotografía con teléfonos móviles va más allá de esas imágenes de Instagram repletas de gatos y “cupcakes”. Un universo muy activo que este fin de semana se ha dado cita en Barcelona en D-IVE, el primer festival de fotografía móvil del país.

¿D-IVE? De “digital live”, nos explica Jordi Ventura. Nos sentamos con él unos minutos a última hora del sábado mientras las actividades del festival enfilan la recta final de su primera jornada. Al menos en el recién inaugurado edificio Disseny Hub de Barcelona. Dentro de unas horas, la fiesta -nunca mejor dicho- se traslada a El Molino, el mítico teatro de la ciudad condal, y el domingo hay programadas varias rutas fotográficas por toda la ciudad.

La idea -recuerda Ventura- surgió el año pasado. Existen comunidades virtuales muy potentes y consolidadas alrededor de la llamada fotografía móvil, pero ninguna cita presencial de esta envergadura. Es uno de los pilares sobre los que ha surgido D-IVE, un evento con ganas de reunir a los aficionados a esta fotografía con algunos de los grandes especialistas en la materia.

También aquí hay una especie de “star system”. Carol de Britos, otra de las patas de este festival, es parte de él, aunque todo el mundo la conoce en la red como “sushi de tortilla”. De hecho, aquí el nombre es casi lo de menos si no coincide con el usado en Instagram o EyeEm, las dos redes fotográficas más populares entre los asistentes a D-IVE.

Cinco meses de trabajo separan aquella idea de las actividades que llenan la agenda de este sábado. Una decena de personas se han ocupado de la producción, lidiando con un presupuesto que, como ocurre siempre en estos tiempos de crisis, acaba siendo más ajustado de lo deseable pese a la larga lista de empresas colaboradoras y la notable presencia mediática que ha conseguido D-IVE.

 Seguir leyendo en QUESABESDE

Apr 082013
 

MobilePhoto

Teniendo en cuenta que por aquí nos gusta más la polémica que a Toni Cantó una tiza, no es de extrañar que el trío fotografía-cámaras-teléfonos móviles sea uno de nuestros temas preferidos. Y es que, a pesar de ser un asunto que ya lleva un tiempo planeando sobre el sector, promete seguir dándonos de qué hablar durante una buena temporada.

Por mucho que estemos de acuerdo en que lo importante es la imagen y quién la hace -ver, pensar, encuadrar, disparar, editar…- y que el trasto con el que está realizada es un dato más, sería absurdo negar que la llamada fotografía móvil está de moda.

Ejemplos no faltan. El diario The New York Times colocaba hace unos días en su portada una foto hecha con Instagram. ¿Tiene alguna importancia que la instantánea en cuestión haya sido tomada con un móvil o con un Phase One de 80 megapíxeles? Visto el revuelo generado, está claro que sí.

No es un caso puntual. Hace nada descubríamos a través de El Asombrario la revista Shooter: una publicación muy aparente que presume de ser “la primera revista del mundo dedicada a la fotografía móvil”. Y ya vimos también que se puede plantear una sesión de moda usando sólo teléfonos móviles.

En todos los casos parece que las fotografías tienen que compartir en cierto modo protagonismo con la tecnología usada para tomarlas. Es curioso como el planteamiento original (con un móvil también se pueden sacar fotos, el aparato es lo de menos…) se ha ido diluyendo hasta convertir el teléfono en parte activa de la ecuación fotográfica.

Continue reading »