May 042015
 

google-logo

Saben aquello de que Google es el nuevo adalid de la libertad frente a la tiranía de los medios que defienden el absurdo canon AEDE. Pues ya no. Resulta que Google, la que hasta hace dos días era una empresa valiente y liberal capaz de hacerle un corte de mangas a todos esos dinosaurios y dejar en evidencia al gobierno de España -para eso tampoco hace falta mucho, la verdad- ahora se ha convertido en uno de los malos. Vaya, que Google es ya oficialmente un hijoputa traidor, por usar la terminología precisa.

Semejante revelación y cambio de criterio entre la opinión crítica del mundo dospuntoceril no se debe por supuesto a que esta multinacional pague impuestos fuera de España o que sea en gran parte responsable de esos titulares de mierda que pueblan nuestra preciosa red… y después pasó algo increíble. La traición ha sido mucho peor: se ha hecho amigo de todos esos periódicos que se supone estaban al otro lado de la trinchera.

Una amistad de las buenas, además. De esas que se miden en cifras: un fondo 150 millones de euros durante los próximos 3 años destinados a “dar soporte a un ecosistema de noticias sostenible y promover la innovación”. Los beneficiarios de esta generosa aportación serán los principales rotativos de Europa, incluidos muchos favorables al dichoso canon AEDE.

Así que la gran noticia, la terrible novedad que ha echado por tierra esa alianza contra el imperio del mal ha sido que Google se ha comportado como lo que es: una empresa. Concretamente una a la que se le avecinan unos cuantos problemas legales con Europa por abuso de posición dominante de su buscador y que, por lo visto, prefiere no tener a la prensa encabronada para cuando llegue el momento.

Esos medios dinosaurios que según algunos ya no pintan nada ni marcan la agenda, parece que siguen siendo importantes para Google. Al menos lo suficientemente como para donarles todo ese dinero y dejar en la estacada a los que se consideraban sus amigos.

Según explica Julio Alonso -fundador de WebblogsSL- en su blog : “Al final Google le está dando recursos y dinero a los medios tradicionales que tanto le han combatido para que dejen de hacerlo y para que puedan competir mejor contra los medios digitales que sí hemos defendido a Google, en particular en la Coalición Pro Internet. Entenderéis lo de la cara de idiota que se me ha quedado”

Continue reading »

Mar 142010
 

Ellos son así. A los chicos de Google les pasa lo que a los incansables gurus de la cosa dospuntoceril, las redes sociales  y demás: viven en su propia burbuja dando por hecho que ése es el mundo real.

Si combinamos esa percepción con una buena dosis de la misma enfermedad endogámica en versión estadounidense (¿Europa?… me suena) el resultado es que la vicepresidente de Google, Nicole Wong, se presenta ante una comisión del Congreso de los Estados Unidos e incluye a España en una lista de países malos-malísimos (de esos que censuran Internet) junto a Iran y China, entre otros.

Los dramáticos sucesos que condujeron a la omnipresente compañía a esa conclusión es que hace un tiempo un juez ordeno el cierre de un par de blogs alojados en Blogger que promovían el boicot a productos catalanes con tanto entusiasmo que, por lo visto, incurrieron en un delito de injurias. ¿Cabe deducir que si estos patriotas boicoteadores hubieran elegido WordPress en lugar de Blogger a Google dejaría de preocuparle el asunto?

Continue reading »

Jul 202009
 
© Reuters

© Reuters

Todo el mundo habla de guerra abierta, lucha ercanizada, rivalidad… pero así de sonrientes se mostraban recientemente el presidente de Google (Eric Schmidt) y el fundador de Microsoft (Bill Gates) en un reciente encuentro entre los mandamases tecnológicos del planeta en Sun Valley, Estados Unidos.

Puede que sea todo una mera pose y si estos dos caballeros se dieran la vuelta veríamos sus espaldas repletas de puñales ahora que Google amenaza el imperio Microsoft con su propio sistema operativo y los de Redmond quieren jugar a los buscadores con Bing.

Sin embargo, más allá de la foto y los cuidados modales que impiden a estos dos muchachos pelearse en el barro -para eso ya tengo a Ballmer, pensará el amigo Gates- da la sensación de que como ocurre lo mismo que en otros sectores: las guerras, las dicusiones sin fin y las disputas sobre quien la tiene más larga son cosa de los usuarios, no de los líderes supremos o de quienes pagan la hipoteca trabajando y defendiendo tal o cual empresa.

Oye, que nosotros nos saludamos y nos llevamos bien, me comentaba el portavoz de una marca fotográfica hace unos años en una feria, señalando con el dedo el stand de sus supuestos irrconciliables enemigos y refiriéndose a su homólogo en la competencia.

Continue reading »