Jan 072010
 

Aunque como era de esperar ni la Leica M9 ni la X1 estaban bajo el árbol, al menos aprovechando la típica escapada navideña he podido trastear con la segunda de ellas durante unos días.

Tras una semana de convivencia, paseando a Miss Leica por tierras bilbainas, la separación fue dura -por si se lo habían preguntado alguna vez, no, en QUESABESDE.COM no nos quedamos con las cámaras que probamos-, así que como sentido homenaje ahí va una fotillo nocturna del Guggenheim, con su luna y todo.

¿Qué tal la X1? Un auténtico capricho fotográfico sobre el que en breve publicaremos un artículo y una completa galería de muestras.