Jan 252016
 

IMG_4850

Que Japón es algo así como un universo paralelo repleto de cosas que a nosotros nos parecen entre exóticas y extrañas no es ninguna noticia. Así que encontrarse con una cámara instantánea con forma de Hello Kitty es posiblemente lo menos raro que te puede pasar en un día normal paseando por Tokio.

De hecho es un modelo que Fujifilm también comercializa por aquí y que puede encontrarse en muchos escaparates del país, así que no vale escandalizarse al ver esta versión rosa y con orejas entre auténticas joyas históricas en las oficinas centrales de  la compañía en Tokio.

Por allí estuvimos de visita la semana pasada, probando la nueva X-Pro2. Una cámara que hasta ahora ha cosechado bastantes buenas críticas y alguna que otra bofetada por su precio de unos 1800 euros. ¿Cara? La verdad es que después de ver cómo se fabrica yo no me atrevería a decir tal cosa, por mucho que piquen esos casi 2000 euros por el cuerpo.

En todo caso, las quejas sobre el precio no son una exclusiva de este modelo. Pesados o exigentes, la verdad es que nos gusta protestar. Que si es cara, que si el JPEG es un churro, que si a 100.000 ISO me molesta el ruido cromático en las sombras, que si se me cae el espejo…

Vale que algunas veces las compañías pecan de chapuceras y que hay precios que escandalizarían incluso a los de la Gürtel, pero hay que reconocer que, en líneas generales, el aficionado a la fotografía es un cliente bastante poco recomendable. No hablo de esa enfermiza relación amor-odio que algunos establecen con la marca, sino del vil metal. Somos, por así decirlo,  poco rentables y bastante cansinos.

Continue reading »

Sep 032014
 

HelloKitty-fotografa¿Hay algo más placentero que volver de vacaciones para recordar las andanzas veraniegas y repasar la hemeroteca para descubrir todo lo que ha pasado en nuestra ausencia? Sí, sin duda. Empezando por seguir de vacaciones lo más lejos posible. Pero el rescate a los bancos y las cuentas en Suiza de los patriotas de aquí y de allá no se pagan solas, amigos. Así que menos remolonear y al tajo.

Porque mientras vosotros estabais por ahí dándoos a la buena vida en Marina d’Or o cualquier otro paraíso, la actualidad no se ha detenido. Y es que además de ver a grandes celebridades echarse cubos de agua helada por encima –si no se han enterado, es que han estado realmente lejos-, éste ha sido el verano en el que hemos descubierto que Hello Kitty no es una gata (en serio, lo ha dicho su creadora) y que tu cámara ya no es una cámara.

Parece una cámara. Suena como una cámara y has pagado por ella como si fuera una cámara. Pero en realidad ahora se ha convertido en un aparato diseñado desde el primer al último tornillo para hacerse selfies. Más concretamente para que las blogueras de moda y horteras en general puedan retratar su outfit –los trapitos que llevan puestos, para entendernos- de la forma más sencilla.

No exagero. Ni he fumado lo mismo que la creadora de esa gatita que resulta que era una chica (Kitty White) aunque hasta ahora todo el mundo había dado por hecho que era una gata por detalles tan tontos como el bigote y las orejas de gata.

Continue reading »