Mar 072016
 

Leica

Cuando ya te has dado de morros contra el iceberg, acabar de hundirte con cierta dignidad es algo bastante complicado. Y eso en el sector de la fotografía lo sabemos muy bien. Y no sólo de marcas, que entre los medios también tenemos clamorosos ejemplos. ¿Hace falta señalar? Pues eso.

Kodak lleva ya demasiados años agonizando mientras se hacen todo tipo de tropelías con su nombre y su marca. Algunas -esa cámara Super 8 que prometieron en el CES- tienen su gracia. Otras, como las cámaras digitales que siguen vendiendo con su logotipo sin que nadie les haga ni puñetero caso, dan bastante pena.

Tres cuartos de los mismo pasó con Agfa. Por no hablar de Polaroid y el caos alrededor del uso de su marca. Hay tantos productos con el nombre y su logo que es posible que pronto lo veamos en unos preservativos. Sí, como Mr. Wonderful. Polaroid es chuli y tal.

Los grandes mitos tampoco escapan de una vejez complicada. Es verdad que Hasselblad y Leica no se están hundiendo, pero sus movimientos un tanto a la deriva no permiten ser muy optimistas sobre el final que les espera. O, mejor dicho, sobre cómo será ese adiós.

Continue reading »