Jun 262013
 

Muy interesante este pequeño reportaje emitido hace unos días por la BBC y localizado por FStoppers. ¿Están acabando las cámaras de los móviles con los recuerdos? O mejor dicho ¿nuestra manía de fotografiarlo todo nos permite disfrutar del instante o estamos más empeñados en retratarlo que en vivirlo?

Preguntas tan complejas como actuales que aquí se abordan desde diferentes perspectivas y opiniones a partir de una hecho puntual pero bastante ilustrativo: la visita de la reina a los estudios de la cadena rodeada de cientos de móviles y cámaras intentando retratar el momento.  ¿Pero en realidad qué recordará la gente si están pendientes de la foto?, se pregunta en voz alta el presentador.

El Museo Van Gogh de Amsterdam ahora permite hacer fotos -comenta uno de los entrevistados- con lo cual en realidad mucha gente no mira al cuadro, sino a la pantalla de su móvil mientras lo fotografía. El hecho de retratar los cuadros -defiende el director de la National Portrair Gallery- hace que los visitantes se acerquen e interesen más por las obras. ¿Con qué versión nos quedamos?

Un concierto,  un viaje, una comida… ¿somos capaces de imaginárnoslo sin fotos o si no hay imágenes es como si no hubiera ocurrido? Tal vez sea cierto eso que algunos dicen, si no está en Instagram (y o tuiteas) no cuenta.