Nov 232009
 

Las cosas como son. Puede que la E-P2 de Olympus no haya sido lo que algunos esperábamos, pero hay que reconocer que el enfoque comercial que la firma está dando a sus nuevas Pen Digitales en algunos mercados es sencillamente genial.

O si no échenle un vistazo al anuncio que se está emitiendo en el Reino Unido. Frente a las prestaciones y los fríos números -una batalla en la que Olympus no las tiene todas consigo- las Pen vienen a simbolizar la fotografía con mayúsculas, la de los recuerdos, la que llega a los sentimientos. Algo que si lo digo yo da un poco de risa pero que si te lo cuenta Kevin Spacey suena mucho mejor.

Dont be a tourist. (“No seas un turista”). No es un lema para arrasar en los escaparates, pero sí para llegar a ese tipo de público al que van dirigidas estas cámaras y distanciarse del resto.

Por cierto, el anuncio está dirigido por Duncan Jones, el hijo de David Bowie. Hace unos meses, durante el festival de Sitges y la presentación de su película Moon, se comentó mucho -en los ambientes fotográficos, claro, a la gente normal estas cosas le importan un bledo- que el bueno de Duncan aparecía todo el rato con una Olympus E-P1 entre las manos totalmente entusiasmado. Aquí tienen la explicación.