Jul 182013
 

Untitled

Hace unos meses ya, trasteando con la Leica M por el mercado de La Boquería en Barcelona. Aunque sobre todo en verano está atestado de turistas y es fácil olvidar que se trata de un mercado y no de una atracción de Port Aventura -no llega al Mercado de San Miguel en Madrid, pero va camino de ello- es uno de los lugares más recurrentes para ir a sacar fotos cuando toca probar una cámara.

Tras años haciéndolo, hace unos días un vigilante de seguridad me indicó que hacía falta un permiso para poder hacer fotos allí. Algo que dicho mientras se está rodeado de decenas de personas fotografiando con sus cámaras y móviles suena a chiste y obliga a mirar hacia todos lados por si se trata de una de esas bromas de cámara oculta.

Continue reading »