Jul 302010
 

Hace un año Kodak anunció el cese de la producción de la mítica película positiva  Kodachrome.  Pero ahora ha llegado el momento de la despedida definitiva, cuando el último carrete ha sido revelado en Parsons, Estados Unidos.

El fotógrafo Steve McCurry ha sido el encargado de realizar los últimos 36 disparos con esta película. En National Geographic incluso están preparando un reportaje para contar la historia de este último rollo en manos de uno de los fotógrafos más conocidos del panorama internacional.

Aunque la nostalgía química de muchos de nosotros no vaya mucho más allá del T-Max 3200 (qué grano, oiga) al leer esta noticia no he podido evitar acordarme de Los Puentes de Madison, de Robert Kincaid -el personaje interpretado por Clint Eastwood- y de los rollos de Kodachrome guardados en una nevera en su destartalada furgoneta.

En fin, una excusa perfecta para recuperar un artículo publicado en QUESABESDE hace ya más de cuatro años, cuando Nikon anunció el fin de sus réflex de película.

“Posiblemente haya quienes no habrán reparado o no le habrán concedido la mínima importancia a este detalle. Pero quiero pensar que somos muchos los que no concebimos ciertas historias -certezas de esas que sólo pasan una vez en la vida, parafraseando al autor- o a Robert Kincaid, fotógrafo de National Geographic, retratando los puentes cubiertos del condado de Madison sin una Nikon F colgada al cuello.”